Introducción al Maquetismo y ModelismoIntroducción al Maquetismo

= Inicio > Catálogo > Guías de colores > Los vehículos militares alemanes (1933-1945). Los camuflajes invernales


Catálogo


GUÍAS DE COLORES

Los vehículos militares alemanes (1933-1945)

Nota: Los perfiles que se muestran no están reproducidos en la misma escala

LOS CAMUFLAJES INVERNALES (1943-1945)

Ya se ha comentado en el artículo Los primeros años en el frente del Este, el H.M. número 1128, de fecha 18 de noviembre de 1941, ordenaba la utilización de una pintura blanca lavable (RAL 9010) para el camuflaje invernal. Era una pintura soluble en agua que debía aplicarse a todos los vehículos y equipos que operasen en zonas nevadas, para luego, a la llegada de la primavera, ser lavada quedando de nuevo al descubierto el color original. Pero en el primer invierno (1941-1942) la escasez de esta pintura blanca invernal obligó a las tripulaciones a intentar camuflar sus vehículos de las maneras más variadas.

Camuflaje blanco sobre el color base amarillo oscuro

En los sucesivos inviernos la situación fue mejorando, de modo que aunque en el de 1942 a 1943 todavía se ven algunas soluciones de emergencia, en general la disponibilidad de pintura blanca (RAL 9001, o RAL 9002, o RAL 9010) era muy superior. Prácticamente todos los vehículos recibieron una sólida capa de color blanco cuando fue necesario, en ocasiones aplicada en la propia fábrica.

En el frente del Este, el barro se siguió utilizando como cobertura para un camuflaje inmediato durante los años 1944 y 1945, al igual que durante los primeros años de la guerra.

Por el contrario, en el frente Oeste los camuflajes invernales fueron raramente utilizados.

Camuflaje invernal desgastado por el uso

En lo referente a los esquemas específicos para zonas nevadas que se obtenían aplicando la pintura blanca soluble en agua, aquellos se difuminaban y terminaban desapareciendo alrededor de las escotillas, puertas y todas las zonas sometidas a rozamiento o más expuestas a la acción combinada de los elementos atmosféricos. El sol, la lluvia y las heladas podían resquebrajar las mejores capas de pintura. Además de todo ello, la acción combinada del barro, el polvo, el aceite y el combustible que se derramaban accidentalmente contribuían en conjunto a crear una especie de camuflaje indeterminado.


Índice de artículosAnteriorIr al principio

Inicio | Lo + básico | Técnicas básicas | Montaje | Pintura y acabado | Mejora y detallado | Figuras | Dioramas | Catálogo | Glosario | Enlaces | Contacto | Mapa


Nuestra intención es solo ayudar a los aficionados a avanzar en este apasionante mundo. Si alguien no desea que su material esté aquí, por favor que nos lo comunique.