Introducción al Maquetismo y ModelismoIntroducción al Maquetismo

= Inicio > Catálogo > Guías de colores > Los vehículos militares alemanes (1933-1945). Los primeros años en el frente del Este


Catálogo


GUÍAS DE COLORES

Los vehículos militares alemanes (1933-1945)

Nota: Los perfiles que se muestran no están reproducidos en la misma escala

LOS PRIMEROS AÑOS EN EL FRENTE DEL ESTE

En lo referente a la campaña de Rusia, los altos mandos alemanes no habían considerado la posibilidad de pasar cuatro inviernos combatiendo entre el barro y la nieve. Muy al contrario, cuando comenzó la invasión de la Unión Soviética en junio de 1941 creían que iban a poder tomar Moscú antes de la llegada del invierno.

Panzer III en el frente del Este en 1941

No sólo no fue así, sino que aquél año la nieve llegó puntual a su cita, cogiendo al ejercito alemán en campo abierto con sus vehículos pintados en gris oscuro y sin ninguna medida para enfrentarse a esta situación.

El H.M. número 1128, de fecha 18 de noviembre de 1941, que ordenaba la utilización de una pintura blanca lavable (RAL 9010) para el camuflaje invernal, llegó demasiado tarde. Era una pintura soluble en agua que debía aplicarse a todos los vehículos y equipos que operasen en zonas nevadas, para luego, a la llegada de la primavera, ser lavada quedando de nuevo al descubierto el color gris oscuro.

A causa de retrasos en la producción y distribución muchas unidades no recibieron la suficiente cantidad de pasta de pintura blanca lavable. Por ello, y siendo evidente la necesidad de confundirse con un entorno predominantemente blanco, muchas unidades tuvieron que cubrir sus vehículos con una capa de «colamina» extendida con más o menos esmero según las circunstancias.

La escasez de esta pintura blanca invernal obligó a las tripulaciones a intentar camuflar sus vehículos de las maneras más variadas.

Panzer 38(t) camuflado para el invierno de 1941-1942

La solución más fácil consistía en acumular nieve sobre los vehículos, pero el movimiento y el calor que emanaba de los motores la eliminaba rápidamente.

Fue frecuente también disponer sábanas blancas sobre los vehículos. Se utilizaron pinturas encontradas sobre el terreno, generalmente cal de encalar paredes, cuya duración era bastante limitada. Incluso existen fotos de vehículos alemanes total o parcialmente blanqueados con tiza.

En ocasiones, cuando algún suministro de pintura blanca lavable llegaba a las unidades pero su cantidad no era suficiente para todos los carros se optaba por repartirla no cubriendo completamente el vehículo, sino solo a franjas, en una especie de camuflaje, o pintando únicamente la parte delantera del casco y la torre, las más visibles en un ataque. Algunos vehículos no fueron objeto del más mínimo intento de camuflaje invernal.

Imitando el camuflaje invernal.
Las pinturas utilizadas para el invierno, sobre todo las que se podían eliminar fácilmente con agua, provocaban que los agentes atmosféricos las desgastaran más o menos rápidamente, dejando pronto al descubierto el color base original. Este efecto es de gran atractivo para los aficionados, ya que permite hacer variaciones de tono muy llamativas en lo que de otra manera sería un vehículo completamente blanco y, por lo tanto, muy monótono.

Al llegar la primavera del año 1942, a medida que iba desapareciendo la nieve se fue volviendo al gris oscuro; pero a juzgar por las fotos de la época, a partir de entonces se rompió la uniformidad, ya que la experiencia que había acumulado el ejército alemán en el frente del Este había llevado a sus mandos a darse cuenta de que el color gris oscuro, por sí solo, no era útil para disimular la presencia de los vehículos en grandes extensiones de campo abierto.

Cañón autopropulsado alemán

Así, algunos vehículos parecen haber sido pintados con bandas o manchas, en forma de nubes, en color verde oscuro, aunque también es posible que se usara algún tono de marrón oscuro.

Podría tratarse de pintura cedida por los italianos o capturada a los soviéticos, pero seguramente eran los colores de preguerra Grün Nr. 28 (RAL 6007 Grün), o Feldgrau Nr. 3 (RAL 6006 Feldgrau), o de cualquier otro color de la época de preguerra.

Otros colores...
Hay fotos en color de los años 1941-1942 de vehículos pintados con colores grisáceos de tonos más claros, que podrían ser de los utilizados por la Luftwaffe, como el RAL 7002 Marinegrau (gris mar), RAL 7003 Grau (gris) o RAL 7009 Hellgrau (gris claro, más oscuro que los dos anteriores, y utilizado para la imprimación de componentes mecánicos).

Durante esa primavera y el verano siguiente se generalizó el uso del follaje y de fardos de hierba y heno, para romper la silueta de los vehículos y fundirlos con un entorno constituido por vastas planicies descubiertas que, normalmente, sólo proporcionaban una vegetación baja en la que se podía conseguir poca o nula cobertura.

Vehículo blindado alemán camuflado con barro

Con bastante frecuencia se puede apreciar en las fotos el uso de barro esparcido con mayor o menor cuidado sobre los vehículos. Esta práctica tenía el inconveniente de necesitar renovar la capa de barro muy a menudo pero, a juzgar por la frecuencia con que aparece en la documentación gráfica, debía de ser muy efectiva.

Durante el verano, en el sur de Rusia, el terreno y el clima producían una coloración general del paisaje muy parecida a la del norte de África. Por ello muchas unidades destinadas en aquella zona adoptaron colores claros, probablemente iguales a aquellos que se estaban utilizando en aquel entonces en África (RAL 8000 Grünbraun y RAL 8020 Gelbbraun), combinados con el gris oscuro o con algún tipo de verde, quizás el gris verde de fabricación propia (RAL 7008 Graugrün).

Además, y debido a las enormes pérdidas que se producían en el frente ruso, equipo que se había pintado en colores concebidos para el norte de África fue enviado al frente del Este como repuesto, añadiendo más confusión al sistema de colores, ya que por aquel entonces el material que se enviaba a África llevaba los colores específicos para esa zona de operaciones.

Tiger I en el invierno de 1942-1943

Durante el segundo invierno en Rusia se repitió la escasez de suministros que, en aquel frente, sería ya crónica durante el resto de la guerra. La pintura blanca lavable no fue una excepción. Muchas unidades no la recibieron y otras recibieron cantidades insuficientes. La «colamina» volvió a utilizarse como sustituto a pesar de su menor duración. Además, como es fácilmente comprensible, había otro tipo de suministros que eran más importantes. Por ello, un invierno más, las tripulaciones de carros de combate y vehículos de todo tipo se las tendrían que arreglar con lo que encontrasen en su camino hasta la llegada de la primavera.

Pero un cambio radical en los esquemas y colores de camuflaje se produciría durante el año 1943.


Índice de artículosAnteriorIr al principio

Inicio | Lo + básico | Técnicas básicas | Montaje | Pintura y acabado | Mejora y detallado | Figuras | Dioramas | Catálogo | Glosario | Enlaces | Contacto | Mapa


Nuestra intención es solo ayudar a los aficionados a avanzar en este apasionante mundo. Si alguien no desea que su material esté aquí, por favor que nos lo comunique.