Introducción al Maquetismo/ModelismoIntroducción al Maquetismo

= Inicio > Dioramas > Construir un paisaje (II): Estructura y modelado


Dioramas


CONSTRUIR UN PAISAJE (II)

ESTRUCTURA Y MODELADO

Construir un diorama pasa por dos etapas básicas: en la primera se crea la estructura y se modelan los volúmenes, y en la segunda se trabajan los colores y acabados.

Base y estructura

Base y estructura de un dioramaEl primer paso para realizar un diorama es dotarlo de una base sobre la que se creará la escena. Esta base suele realizarse en madera maciza o contrachapada, ya que es un material resistente, estable y ligero.

Para recortar la base se utiliza una segueta o sierra de pelo, que permite hacer cortes irregulares y curvos.

A continuación hay que componer los diferentes volúmenes sobre los que se creará la escena. Si se trata de pequeñas irregularidades y texturas de una superficie plana, bastará con utilizar masillas y pastas de modelar. Pero si lo que se desea es crear un paisaje escarpado y con grandes desniveles, es preferible utilizar un material de relleno estable, ya que las grandes cantidades de masilla tienden a agrietarse y tardan mucho en secar.

Hay materiales como corcho, resina, porexpán, fibra de vidrio... que sirven como soportes para modelar volúmenes.

En este ejemplo se utiliza el corcho, ya que es fácil de cortar, estable y ligero. Para recortar las piezas con las que se rellenarán los niveles del diorama, se utiliza la segueta.

Piedras artificialesDiversidad...
Además del corcho, se suelen utilizar otros materiales para reproducir diferentes texturas o acabados, como por ejemplo, para imitar rocas pizarrosas o estratificadas se puede usar corteza de pino, que una vez enmasillada y pintada se integrará por completo en el paisaje.

El serrín del corte se guardará, ya que puede usarse para crear texturas.

Cuando se hayan recortado las piezas de la estructura, se pegan sobre la base con adhesivo de contacto.

Pegar la estructura

Imprimación y masilla

Una vez pegadas las piezas de la estructura se pasará a recubrirlas con pasta o masilla antes de modelar las superficies.

Para esta operación se pueden utilizar diferentes materiales, como resinas, pasta de papel (papel maché) o escayola, pero la opción más práctica son las masillas celulósicas de secado lento, muy modelables y limpias.

Impregnado de cola blanca

Para mejorar la adherencia de la masilla debe impregnarse las superficies a enmasillar con cola blanca.

Una vez aplicada la cola con un pincel y cuando aún esté húmeda, se irá cubriendo la superficie con pegotes de masilla, presionando con los dedos para que quede compacta y bien adherida.

Enmasillado

Modelado, texturas e incrustaciones

Una vez compactada la masilla, se inicia el proceso de modelado para reproducir las texturas y relieves de la superficie que se desea imitar.

Se pueden utilizar diferentes herramientas, pero son especialmente útiles los palillos de modelar.

Modelar con palillos

Cuando se hayan creado los volúmenes, se deberá imitar, con ayuda de palillos, punzones y pinceles, el acabado agrietado, pulido o rugoso de las distintas superficies.

Este proceso se llama «texturización», y deberá hacerse cuando la masilla se encuentre todavía húmeda.

Tras modelar las superficies, se pueden incorporar elementos naturales como arena o piedras, que se incrustan en la masilla húmeda después de impregnarla con cola blanca para mejorar su adherencia.

Añadir elementos naturales

Cuando estén cubiertas y trabajadas las capas inferiores, se pegarán las piezas de corcho de los niveles superiores, antes de recubrirlas de masilla y continuar el modelado con ayuda de los palillos.


Índice de artículosAnteriorIr al principio

Inicio | Lo + básico | Técnicas básicas | Montaje | Pintura y acabado | Mejora y detallado | Figuras | Dioramas | Catálogo | Glosario | Enlaces | Contacto | Mapa


Nuestra intención es solo ayudar a los aficionados a avanzar en este apasionante mundo. Si alguien no desea que su material esté aquí, por favor que nos lo comunique.