Volver a la página principal

Algunas cosas también del invierno

 

Breve reseña del verano del 2000:

Dinosaurios y, ?

José midiendo las icnitasPara algunos de nosotros estaba cantado que un día u otro, alguno más observador que los demás las encontraría. Ese día llegó, y José Ballester, muy observador las vio, hace tiempo, y muy prudente no dijo nada hasta que vino un amigo, Francisco Lucas, relacionado con este tipo de restos fósiles y le aseguró que sí, que lo eran. Lo dio a conocer a unos cuantos de la Asociación Garagüeta y al alcalde y se llamó al paleontólogo que lleva el estudio y control de las icnitas en Soria. Subió, las vio y reconoció que sí que lo eran que, aunque en si mismas, 2 ó 3 huellas , no representaban un gran descubrimiento mientras no se encontrasen más, las huellas eran de las mejores que había visto.

detalle de una de las huellasCorresponden a dinosaurios tridáctilos y tal vez tetradáctilos del periodo Tera, el más antiguo, de hace unos 140 millones de años (total nada, ;psssss!), correspondiente a un terápodo carnívoro y junto a ellas aparecen (se ha de estudiar bien) una sobreimpresión de un tetradáctilo.

 

… más cosas aún

Pues sí, sí...., más cosas aún. Parece que el último año del siglo y del milenio se quiere despedir con lo que seguro será un gran inicio de descubrimientos en próximos años.

No muy lejos de las primeras icnitas el mismo José Ballester descubrió lo que le pareció un hueso fósil, muy deteriorado. Nos lo dio a conocer y nos llevó a verlo. Aunque ninguno de los que lo vimos somos, ni con mucho, especialistas en fósiles, si que tuvimos la seguridad de que se trataba de un hueso fosilizado. Pudimos ver la zona porosa de lo que parecía un cóndilo, las zonas más claras, en fin, no sabíamos de qué animal podía tratarse pero, de lo que tuvimos seguridad, dentro de nuestros conocimientos sobre el tema, es que se trataba de un hueso fósil. Dedujimos que se trataría del hueso de un dinosaurio.

Delante de las icnitasLo pusimos en conocimiento del paleontólogo antes citado y unos días después vino con su madre (paleontóloga también) y su padre. Confirmaron lo que suponíamos. Era un hueso fósil pero seguramente pertenecía a un mamut o un mastodonte, se ha de estudiar, por lo cual es muchisimo más reciente que los dinosaurios. Cuando estos animales poblaron La Tierra, los dinosaurios hace muchos millones de años que habían dejado de existir. Prebablemente el yacimiento es importante, pero eso el tiempo y el estudio del mismo lo dirá.

Como sabéis, se ha publicado este verano, en Gallinero se han descubierto también unas 60 huellas de dinosaurios, las denominadas icnitas.

Parece increible que en estas tierras hoy frías, desabrigadas y poco húmedas, en otros periodos históricos del planeta tuvieran un clima húmedo, calido y una vegetación tropical o selvática. Pero así fue y los restos geológicos y fósiles así lo indican. Estos son como un libro en el que hay que saber leer.

Arévalo se incluye desde el 2000 en la larga lista de pueblos sorianos con icnitas y, ... algo más.

Extracto de la charla de Isabel Goig Soler (JJ.CC de 2002)

Según el catastro del Marqués de la Ensenada, que se encuentra en el Archivo Histórico Provincial, que inició hacia el año 1750 (vivió durante los reinados de Felipe V, Fernando VI y Carlos III) intentando imitar al que ya se había hecho en Cataluña, aparece Arévalo con el croquis del pueblo y se le cita como "villa" de realengo - como ahora se le cita como "lugar" no se sabe si lo de villa es un error o no- es decir al no existir noble no tenía que pagar impuestos nobiliarios como otros pueblos.

Se cultivaban: verza, lino, trigo, yerba, poca cebada, yeros y lentejas. Había un molino, propiedad de Juan Romo, no había colmenas. ni tiendas, ni taberna, "ni horno común". Vivían 58 vecinos "con inclusión de viudas que dos hacen una", vivían en 66 casas, incluidas la del Concejo, fragua y 6 arruinadas. Había 592 cabezas de ganado fino lanar que " pastan en las Andalucías" en invierno, 13 yeguas y potros (parece ser que había en el término mas ganado pero éste pastaba en tierras propiedad de casas nobles: conde de Gómara, marqués de Vadillo, familias Vinuesa y del Río.

Pascual Madoz para el periodo 1845/50 dice que hay escuela con 30 niños de ambos sexos y comenta que es tanta la afluencia de gente a la fiesta del Cristo de los Remedios que el predicador ha de salir fuera de la ermita y predicar desde un olmo inmediato a ella. Los habitantes acudían a Andalucía a trabajar a los molinos de aceite.

Comentó diversos remedios caseros que se pueden inscribir en lo que serían hierbas o plantas medicinales y en otras ocasiones supersticiones. Fue citando una serie de palabras del vocabulario que ya ha publicado y que son propias de la zona con su o sus definiciones. Se paró en el significado y la importancia de los trasnochos y aquí pidió colaboración a todo aquel que conozca algún dicho, cuento, narración, cantar, etc. que haga referencia a estas reuniones de mujeres

En todo momento habló y comentó cuestiones que hacían referencia tanto a Arévalo, como a Torre, a Ventosa y a Gallinero. Citó por ejemplo a aportación a la cultura española, tan importante de Julián Sanz del Río de Torre.(en la página de historia al final ya dábamos la noticia, podéis consultarla clicando en la zona caliente)

Habló de los juegos típicos de estos y de o

Volver al inicio