Somos y seremos gente catalana
tanto si se quiere como sino,
que no hay una tierra más ufana
bajo la capa del sol.

Dios pasó en primavera,
y todo cantaba a su paso.
Canta la tierra aún entera,
y canta que cantarás.

Canta el pájaro, el rio, la planta,
canten la luna y el sol.
Trabajando la mujer canta,
y canta al pie de la cama.

Y canta dentro de la tierra
el pasado jamás pasado,
y jornadas y noches, de sierra en sierra,
como todo canta en Montserrat.

Somos y seremos gente catalana
tanto si se quiere como sino,
que no hay tierra más ufana
bajo la capa del sol.