Anar a la versió catalana
Estas reflexiones me surgieron después de haber asistido el año pasado a la Vigilia Pascual en la parroquia vecina de La Canonja, población "medio pueblo-medio barrio". No creo equivocarme mucho si afirmo que la mayoría de los asistentes formaría parte de los votantes de "derechas"...
Ya tenía pensado publicarlas antes de la operación "ordenada" por el Sr. Javier Solana.
LA PASCUA
es algo terrible...

 
La Pascua es algo terrible: “Haec nox est in qua…” Esta es la noche, en la cual...  Y es la misma santa madre iglesia la que año tras año nos lo quiere recordar. 

Haec nox est…”. Esta es la noche en la cual dos hombres (para el Faraón y los suyos serían dos terroristas o dos asesinos “a sueldo”, pero los hebreos los recordarían siempre como dos “ángeles”), posiblemente llegados de fuera del país, mataron a todos los primogénitos de las familías del país. Ahora, sin vergüenza alguna, lo recordamos: “Ya que no había casa en que no hubiera un muertoEx 12, 30.  

¿Qué son, pues, estas modas modernas de tener que pedir perdón por haber matado unos cuantos “rojos”?
La afirmación “posiblemente llegados de fuera del país” se apoya en el hecho de que no conocían las casas de las familias de la comunidad hebrea. De ahí la necesidad de “marcarlas”Ex 12, 13. Mira también Ex 12, 22-23. (Esta consigna se ha repetido estos días en Kossovo). Esta “acción terrorista” no fue la primera:
  • antes ya habían contaminado los depósitos de agua potable de la población civil Ex 7, 14-25
  • envenenado los piensos de las cooperativas agrarias egipcias Ex 9, 1-7
  • algún intento no del todo logrado de “guerra bacteriológica”Ex 9, 8-12
  • habían hecho saltar las torres de alta tensión Ex 10, 21-29
  • ...
La “proclamación pascual” es ésta: no hay liberación sin acciones violentas. La Biblia lo repite: “con mano fuerte”Ex 13, 3. 9. 14. 16. La dulce María, la profetisa, la hermana de Moisés, lo cantaba: “Hizo saltar por los aires jeeps y guardias civilesEx 15, 2. 21

Es posible que hoy día, a muchos cristianos, nos gusten más otros caminos de liberación: por ejemplo, los de un Ghandi o los de Martin Luther King, pero hemnos de ser suficientemente honrados y no quererlos mezclar. Honrados para saber escoger en contra de la tradición bíblica, honrados para llegar a admitir que Jesús –por lo poco que podemos llegar a captar- no se separó del todo de esta tradición bíblica. 

Es posible que fuera suficientemente inteligente para llegar a pensar que la “lucha armada” contra los romanos era necesaria, pero no suficiente; que era necesaria una lucha en contra de la propia aristocracia judía; que era necesario un proceso de concienciación del pueblo… Su error fue pensar que “en tres o cuatro días” (y sin tele) podía “concienciar el pueblo” (¿el mismo error del Che en Bolivia?). Aquí los exégetas serios, entre los cuales me incluyo, hablan de la “crisis galiláica”, de la cual salió psicológicamente “tocado” (aquí habríamos de estudiar la posible responsabilidad de unos cuantos de sus más próximos seguidores en animarlo demasiado), y ya sólo tenía la idea fija de “subir a Jerusalén”, ya sea para forzar la situación, ya fuera esperando una intervención divina. 

Estas consideraciones me salen por haber ido, como todo buen cristiano, a los oficios litúrgicos de esta Semana Santa y haber escuchado con devoción las lecturas que la Iglesia (la cual debe pensar que sus fieles cuando “van a misa” tienen en la cabeza otras cosas que escuchar atentamente lo que se lee) proclama estos días. 

Es verdad que hay cristianos que siguen fieles a esta tradición bíblica. Este es el caso del sacerdote español (de las tierras de Aragón, si no me equivoco) muerto no hace mucho en Colombia (uno más de los “curas-guerrilleros" de larga tradición en nuestro país). En su pueblo le hicieron un gran funeral: por la tele se veían muchos curas y mucha gente. No creo equivocarme mucho si digo que la mayor parte de estos curas y de esta gente son de los que piensan que el obispo Setién es un mal obispo y que los de ETA y de Herri Batasuna son unos “asesinos”. 

Me refiero a Manuel Pérez Martínez, "El cura Pérez", Comandante del E.L.N. (Ejército de Liberación Nacional), nacido en Alfamén el 4 de mayo del 43 y muerto el 14 de febrero del 98. Recordemos que otros dos sacerdotes aragoneses de las tierras de Aragón (José Antonio Jiménez y Domingo Laín) ya habían entregado sus vidas por el pueblo colombiano en el E.L.N., siguiendo el ejemplo de Camilo Torres.

La Pascua es algo terrible: es el paso del Señor. No sé si tu eres de los sacerdotes que en sus sermones pascuales hablan de la “alegría pascual”, de la alegría del paso del Señor. Ya sé –y lo defiendo- que los sermones no son para ir repitiendo la Biblia. Y así alabo a aquellos sacerdotes que, sin miedo,  se atreven en público a contradecir el texto bíblico. Este repite –y más de una vez- que la “alegría pascual” de los hebreos estuvo motivada por el hecho de que el Señor “pasó de largo” Ex 12, 13. 23, “pasó de largo delante de las casas de los israelitasEx 12, 27. Aquellos cristianos que siguen pensando que la Biblia es todavía fuente de su plegaria personal estos días deberían ir repitiendo: “Señor, pasa de largo de mi casa”. 

San Pablo estaba preocupado por lo que podría pensar un “no iniciado o un no creyente” que entrara, ya fuera por casualidad o como invitado, a una de las reuniones de la comunidad1Cor 14, 23. Si un sociólogo, extraño a nuestra historia cristiana, siguiera la liturgia de toda la Semana Santa, desde el Domingo de Ramos, al final se preguntaría con total extrañeza, cómo ataban el grupo humano de parroquianos y la ideología socio-política que destilaba todo lo que allí había visto (en mi parroquia de Bonavista siguen lavando los pies) y escuchado. 
Ahora mismo, pasada ya una semana, mientras te escribo, voy escuchando la misa de Montserrat. El Evangelio habla de un grupo lleno de miedo de que “llamen de madrugada”. La mayoría de nuestros habituales parroquianos no sabrían cómo cantar “Que volen aquesta gent que truca de matinada?” (“¿Qué quiere esta gente que llama de madrugada?”

Acabo ya mis reflexiones pascuales. 
 
 
 

¿No sería mejor que los que dicen un NO rotundo a toda violencia intentaran buscar otras lecturas? Por ejemplo, el famoso sueño de Martin Luther King.

Josune Arregui, una monja carmelita vedruna, nos animaría...

 

 
Reflexiones 
ya aparecidas 
sobre el mismo tema:

 
Gracias por la visita
Miquel Sunyol
sscu@tinet.cat
Abril 1999
Última actualización: abril 2012

Para decir algo
Página principal de la web

Otros temas


Temas teológicos          Temas bíblicos        Temas eclesiales          Cosas de jesuitas
Catequesis navideña (2000)      Catequesis eucarística (2006)    Catequesis sobre el Padrenuestro (2012)
Catequesis sobre el error del Dios encarnado (2014-2015)      Los amigos de Jesús ¿pobres o ricos? (2014)
Spong, el obispo episcopaliano (2000)     Teología Indígena (2001)      Fernando Hoyos (2000-2016)     Con el pretexto de una encuesta (1998)