Anar a la versió catalana
¿Quieres ver las citas del NT
en su texto griego?
Si no lo ves,
doble click...click2 (1K)
Internet Explorer no muestra bien el texto griego.
Utilizad otros exploradores: Mozilla Firefox, GoogleChrome...
Versió per a imprimir
Ya publicado
Almuerzos, comidas y cenas de Jesús

en los cuatro evangelios

¿Comía con los fariseos? ¿Comió con Zaqueo?

Mc Mt Lc Jn

2, 1-11
En Caná, participa (¿como invitado?, ¿como novio?) en una comida de boda

2, 14-17 9, 9-13 5, 27-32
En casa de Leví, hijo de Alfeo, el recaudador de impuestos, participando muchos publicanos y pecadores, juntamente con los discípulos En casa de Mateo, el recaudador de impuestos, participando muchos publicanos y pecadores, juntamente con los discípulos En casa de Leví, un publicano, recaudador de impuestos, que le ofrece un gran banquete, participando muhos publicanos y otra gente

7, 36-50
Invitado a comer en casa de uno de los fariseos, llamado Simón
Una mujer pecadora le unge los pies

6, 32-44 14, 14-21 9, 10-17 6, 1-15
En despoblado, junto al lago: comida multitudinaria En despoblado, junto al lago: comida multitudinaria En despoblado, cerca de Betsaida: comida multitudinaria Al otro lado del lago de Galilea, en una montaña, cerca de la fiesta de la Pascua: comida multitudinaria

8, 1-9 15, 32-38
En despoblado: comida multitudinaria En despoblado: comida multitudinaria

10, 38-42
En un pueblo, de camino: en casa de una mujer, de nombre Marta
Su hermana se llamaba María

11, 37-54
Invitado a almorzar en casa de un fariseo
Diatriba contra fariseos y letrados

14, 1-6
Un sábado, en casa de uno de los principales de los fariseos
Curación de un hidrópico

19, 1-10
En Jericó, en casa de Zaqueo, jefe de los publicanos y hombre rico

14, 3-9 26, 6-13 12, 1-11
En Betania: en casa de Simón, el leproso En Betania: en casa de Simón, el leproso En Betania, seis días antes de la Pascua, en casa de Lázaro le ofrecen una cena
Una mujer le unge la cabeza
Algunos lo critican
Una mujer le unge la cabeza
Los discípulos lo critican
Maria, la hermana de Lázaro, le unge los pies
Judas lo critica

14, 12ss 26, 17ss 22, 7ss 13, 1ss
En Jerusalén: cena pascual En Jerusalén: cena pascual En Jerusalén: cena pascual En Jerusalén: antes de la fiesta de la Pascua

24, 30-31
En Emaús: fracción del pan

24, 36-43
En Jerusalén: come pescado

21, 1-14
Junto al lago de Tiberíades: almuerzo con pan y pescado

¿Comía Jesús con los fariseos?

El cuadro anterior nos muestra que únicamente el evangelio de Lucas nos habla de almuerzos/comidas de Jesús con fariseos.

¿Qué interés podía tener el autor de Lucas/Hechos para contar estas comidas con fariseos?

Un texto de Gerd Theissen puede ayudarnos a contestar esta pregunta:

Josefo y Lucas
Lucas y Josefo

La imagen de Jesús que aparece en las dos obras de Lucas (particularmente en los resúmenes) y en el Testimonio Flaviano [de Flavio Josefo] guardan una relación que no puede ser meramente casual.

Gerd Theissen

Por ejemplo: Josefo, en Antigüedades (XVIII,63) se refiere a Jesús como "un hombre sabio" (sofo.j avnh,r).
La expresión "hombre" se utiliza sólo cinco veces en el Nuevo Testamento: cuatro de ellas en las obras de Lucas (Lc 24,19; Hch 2,22; 11,24; 17,31) y de estas cuatro, dos se encuentran en los resúmenes lucanos sobre la vida de Jesús.

Lc 24,19 Lo de Jesús de Nazaret, que resultó ser un profeta poderoso (avnh.r profh,thj dunato.j) en obras y palabras
ante Dios y ante todo el pueblo.
Act 2,22 Os hablo de Jesús el Nazareno, el hombre que Dios acreditó (a;ndra avpodedeigme,non avpo. tou/ qeou/ ) ante vosotros, realizando por su medio los milagros, signos y prodigios que conocéis.

Una dependencia literaria directa de Josefo respecto de Lucas, o viceversa, resulta, en mi opinión, improbable. Lo único que se puede dar por seguro es que presuponen un entorno en el cual era posible el contacto.

La dependencia literaria directa es la tesis de M. Krenkel (1894), que ha sido remozada recientemente por S. Mason (1992). B.H. Streeter presuponía una influencia indirecta de Josefo sobre Lucas (1924): según él, Lucas no tuvo acceso a las obras de Josefo mediante una lectura personal de ellas, sino mediante la escucha de su lectura pública antes de su publicación.

Pienso, sin embargo, que basta con tener presente la idea de un entorno común a través del cual ambos compartieron algunas tradiciones e información sobre la historia judía en el siglo I.

Una pregunta:
¿Se puede entender el relato de los discípulos de Emaús sin decir nada de Josefo? ¿Por qué "Emaús"?

Se puede entonces entender otro rasgo más: en su Vita, Josefo se declara perteneciente al fariseísmo, aunque no se le puede considerar entregado en cuerpo y alma a él. En muchas ocasiones hace observaciones críticas sobre tal movimiento. Si se declara perteneciente a él en forma de apología personal escrita, es porque vive en un entorno en el cual, a diferencia del entorno del movimiento rabínico, esto le beneficiaba y en el cual no cabía (o todavía no cabía) desvincularse del fariseísmo. En las dos obras lucanas encontramos una ambigüedad parecida: por un lado, una polémica contra los fariseos; por otro, sin embargo, una apología del cristianismo como variación del fariseísmo. Según Hch 15,5, entre los cristianos hay fariseos. Pablo mismo es presentado como un fariseo (Hch 23,6ss). Tal vez Lucas viviera también en un entorno donde resultaba beneficioso tener conexiones con el fariseísmo.

Act 15,5 Pero algunos  de la  facción de  los  fariseos   (tinej tw/n avpo. th/j ai`re,sewj tw/n Farisai,wn ) que  se  habían convertido a la fe intervinieron diciendo que había que circuncidarlos y mandarles que guardaran la Ley de Moisés.
Act 23,6 Hermanos,   yo soy   fariseo e hijo de  fariseos (evgw. Farisai/o,j eivmi( ui`o.j Farisai,wn), y la esperanza en la resurrección de los muertos es el motivo por ell cual ahora me juzgan.

En resumidas cuentas, podemos concluir que el evangelista Lucas probablemente tenía contactos en aquellas altas esferas de Roma en las que también Josefo tenía relaciones. Ambos autores muestran una mentalidad parecida. Es posible que el evangelista Lucas escribiera en Roma, el lugar donde fueron creadas las obras de Josefo. De algún modo, también él pertenece a los escritores de historia judía que, durante la época del segundo templo, estuvieron en cierto sentido de moda (los libros de los Macabeos, Nicolás de Damasco, Josefo, Justo de Tiberias y también el autor de ad Theophilum).

El modo de pensar de Lucas, dado a distinguir, es característico de un mundo con cierto grado de educación. En cualquier caso, está lejos de ser un "teólogo que apoya al Estado". Transmite a su comunidad una interpretación "realista" de su entorno. Deja claro que existen oportunidades y también peligros. Los cristianos tienen razones para aceptar esta sociedad, pero Lucas señala claramente los límites para la adaptación: si Lucas no hubiera empleado aquella frase surgida de la tradición socrática, de que hay que obedecer a Dios antes que a los hombres, la historia del cristianismo tal vez habría discurrido de manera mucho más reaccionara de lo que, por desgracia, ha sido.

Gerd Theisssen
La redacción de los evangelios y la política eclesial
Un enfoque socio-retórico

Pag. 113-116 (resumen)

Volver al texto

¿Comió Jesús con Zaqueo?

El cuadro anterior también nos indica que es únicamente Lucas quien nos cuenta la comida de Jesús en casa de Zaqueo, jefe de los reacudadores y rico.

Lc 19,2 Había un hombre llamado Zaqueo, jefe de recaudadores.
Era un hombre rico
kai. ivdou. avnh.r ovno,mati kalou,menoj Zakcai/oj kai. auvto.j h=n avrcitelw,nhj
kai. auvto.j plou,sioj

La primera comida de Jesús con publicanos -narrada por los tres sinópticos- sigue a una escena de "seguimiento", y es Lucas quien subraya el "dejarlo todo" (condición del seguimiento).

Mc 2,14 Se levantó y lo siguió
kai. avnasta.j hvkolou,qhsen auvtw/
Mt 9,9 Se levantó y lo siguió
kai. avnasta.j hvkolou,qhsen auvtw/
Lc 5,28 Y, dejándolo todo, se levantó y lo siguió
kai. katalipw.n pa,nta avnasta.j hvkolou,qei auvtw/
Recordad:
Internet Explorer no muestra bien el texto griego.
Utilizad otros exploradores: Mozilla Firefox, GoogleChrome...

La narración de Zaqueo no es una escena de "seguimiento". Alguien, después de su lectura, podría preguntarse: ¿Cuántos -banqueros, constructores, políticos...- no aceptarían de buen grado las "condiciones" de Zaqueo para evitar su ingreso en prisión?

¿Por qué Lucas añade esta comida en casa de Zaqueo, un rico?

Otro párrafo de Gerd Theisen nos puede ayudar:

Lucas representa un tipo de cristianismo que se extiende hasta las esferas más altas de la sociedad y que quiere penetrar en ellas

Gerd Theissen, afirmando esto, no olvida que las dos obras lucanas (Evangelio, Hechos) "contienen más tradiciones pauperistas -enseñanzas críticas sobre los bienes" que todos los demás libros del Nuevo Testamento, con excepción de la carta de Santiago.

Las comunidades cristianas primitivas eran socialmente heterogéneas. Estaban formadas por una muestra representativaa del conjunto de la población, con la excepción de la elite política que desempeñaba su actividad en las ciudades y por todo el imperio. Las dos obras lucanas contienen signos de tal agrupación. En su dedicatoria se dirigen a un miembro de la clase elevada. En el libro de Hechos, Lucas presenta "a las mujeres devotas y distinguidas y a los principales de la ciudad" como adversarios del sermón cristiano (13,50); pero luego indica cómo el cristianismo encontró resonancia particularmente en ellos (17,4.12). Incluso para él resulta esto notable, lo cual significa que no era corriente.

Pienso que Lucas concibe un cristianismo en el cual la mayoría son gente corriente, pero donde una minoría pertenece a un grupo marginal dentro de la clase más elevada. La unificación de capas diversas entrañaba una gran dificultad para él y para sus comunidades

Gerd Theisssen
La redacción de los evangelios y la política eclesial
Un enfoque socio-retórico

Pag. 120-123 (resumen)

Las comunidades debían tener sitio para los "zaqueos": para algunos era condición para que las comunidades pudieran subsistir. Se puede releer bajo esta óptica el final de la escena del joven rico. El texto de Marcos refiere una doble reacción de los discípulos: en primer lugar, asombro (evqambou/nto); en segundo lugar, ante la firme decisión de no aceptar a los ricos, espanto (evxeplh,ssonto).

La pregunta de los discípulos:

Mc 10,26 Entonces, ¿quién puede subsistir?
Kai. ti,j du,natai swqh/naiÈ

es la pregunta de la comunidad. La comunidad no está preocupada por "la salvación eterna de los ricos", sino por la manera de cómo podrán subsistir sin el apoyo económico de los posibles miembros ricos. De la misma manera que hoy un sindicato se podría preguntar cómo seguirían funcionando sin las subvenciones del gobierno.

Veamos ahora, aunque hayan pasado más de treinta años, un texto de Fernando Belo:

Dos veces se subraya el asombro, el estupor, la incomprensión de los discípulos ante tal exigencia...

Es en el nivel de la transformación de las relaciones económicas entre los discípulos en el que salta la frase sobre el propio poder de Dios.

El discurso cristiano que tanto ha insistido sobre la "omnipotencia" de Dios, nunca ha demostrado que, si hay poder por parte de Dios, si hay momentos de historia en los que se puede reconocer algo de este poder, es cuando hay hombres que abandonan lo que tienen, sus solidaridades con las clases dominantes, y se empeñan en un proceso de transformación de las relaciones económicas de pobreza compartida y fecunda.

Que sean ricos o pobres al principio da igual; se trata de una ruptura con el "statu quo" que da frutos decisivos, producto de una práctica solidaria. A esto se llama conversión, todo lo demás son oros falsos

Es en estos instantes de subversión [empeñarse en un proceso de transformación de las relaciones económicas] cuando la cuestión de un Dios de vivos puede plantearse eventualmente. Evangélicamente no existe otra trascendencia

Fernando Belo
Una lectura política del evangelio
Pag. 94

Volver al texto

Próximo capítulo

La eucaristia en Juan
Comer mi cuerpo, beber mi sangre
¿Un ritual prehistórico?

Gracias por la visita
Miquel Sunyol

sscu@tinet.cat
5 febrero 2007
ültima actualización: 27 octubre 2012
Para decir algo Página principal de la web

Otros temas

El diálogo interreligioso          Catequesis navideña         Cosas de jesuitas
Con el pretexto de una encuesta         Spong el obispo episcopaliano         Teología Indígena

John Shelby Spong

John Shelby Spong, obispo de la iglesia episcopaliana de Newark (New Jersey), ya jubilado (1976-2000)

En el cuarto evangelio hay otros indicios que podemos explorar. Sólo en Juan se cuenta la historia de la fiesta de boda en Caná de Galilea (Jn 2, 1-11). Se trata de una historia extraña en muchos sentidos. Jesús aparece viviendo todavía en casa. Según dice el texto, él y su madre están presentes en la boda, junto con sus discípulos. Pero en este momento de la historia de Juan, los discípulos sólo son dos de los discípulos de Juan el Bautista, uno de los cuales fue Andrés, que fue y trajo a su hermano Pedro; y Felipe, que fue a su vez trajo a Natanael. Así pues, Jesús, sus cuatro asociados y su madre están presentes en esta boda celebrada en Galilea, cerca del pueblo de Nazaret.

Cuando hay dos generaciones (madre/hijo) presentes en una boda, casi siempre se trata de un asunto familiar. Nunca he asistido a una boda junto con mi madre excepto cuando se trató de la de un pariente.

Y la única vez en que mi madre y mis mejores amigos estuvieron presentes en una boda fue en la mía.

¿De quién era la boda?

La narración no lo dice, pero sí afirma que la madre de Jesús estaba bastante preocupada al ver que se agotaban las reservas de vino. ¿Por qué habría podido constituir eso una preocupación para la madre de Jesús? ¿Acaso los invitados a una boda se preocupan por esa clase de detalles? No, aunque ciertamente se preocuparía por ello la madre del novio, que sería la anfitriona en la ceremonia de recepción de los invitados.

En esta escena, el comportamiento de María sería totalmente inapropiado si no estuviera actuando precisamente en ese papel. ¿Se trata de un eco de la tradición del matrimonio de Jesús que no llegó a ser totalmente suprimido?





La presentación de este texto (como de otros) no supone mi acuerdo con lo que dice. Sólo supone por mi parte que debe ser conocido y discutido
Volver al texto