LA DRAGONERA


Distintos momentos del hundimiento




La verdadera estrella del Parque Subacuático es el mercante Dragonera. Sus imponentes 65 metros de eslora constituyen sin duda el aliciente más original para los visitantes del Parque.
Fue hundido en aguas del Parque durante el verano de 1994, con la intención de que funcionase como biótopo artificial .La zona del castillo de popa se encuentra a -14 metros, mientras que la profundidad máxima se alcanza en la bodega: -24 metros. Permite por lo tanto una gran variedad de inmersiones (la superficie de la bodega se encuentra a 16 metros, apta para cualquier titulación).
Para proporcionar a los submarinistas una inmersión lo más segura posible, antes de su hundimiento se retiraron las puertas y todos aquellos elementos que pudieran suponer cualquier tipo de riesgo evitable.Gracias a la prohibición total de pesca en la zona y a la realización de actividades específicas de regeneración biológica, hoy en día se puede comprobar cómo las especies más variadas han encontrado acomodo en las diferentes estancias de la Dragonera; El congrio recorrerlas supone una experiencia diferente para la que, no obstante, es recomendable asesorarse por los responsables del Parque y evitar hacerlo en grupos numerosos. Las combinaciones de itinerarios sólo dependen de nuestros gustos, manteniendo siempre las necesarias medidas de seguridad para el buceo en pecios.
Desde el SES os comentamos tres de los posibles recorridos:

1.- Para submarinistas noveles: un recorrido por el exterior del barco, comenzando por las bodegas (-23 m. ;de popa a proa -donde podremos ver uno de los belenes hundidos por el SES), regreso por la parte superior de las bodegas (-16 m.) hasta llegar al castillo de popa; pasar a través de uno de los pasillos laterales hasta la popa; ascender un poco y, a babor, ver otro de los belenes; Unos de los Belenes. Foto: P. Pradillo entrar en la caseta de gobierno (-14 m.) y salir por la otra puerta; a estribor se encuentran los cabos que nos conducen hasta el Sebastián y Lola o hasta el ancla ( ya en las rocas ).

2.- Para submarinistas con experiencia: se puede combinar el recorrido anterior con una visita al exterior del casco (hasta -25 m.) y, sobre todo, con una excursión al interior de la Dragonera: desde la caseta de gobierno El Puente de mando. Foto: J.M. Prim se accede, a través de la obertura de la antigua escalera, a la segunda planta; recomendamos seguir hacia popa, donde encontraremos, en un recorrido en "U": aseo de oficiales, cuarto del contramaestre y cocinero, duchas/wc/aseo, cocina, cámara de oficiales/cuarto del armador y salida por babor de la Dragonera. Esta planta tiene 6 salidas: dos a babor, dos a estribor, la entrada desde la caseta de gobierno y la escalera que desciende hacia la planta inferior, lo que la hace apta para una visita segura.

3.- Para submarinistas muy experimentados: desde la segunda planta se puede acceder a la tercera a través de una escalera muy visible; si bajamos por ella ( ¡ hay que tener cuidado pues es muy fácil remover el fondo y cegar a los compañeros que nos siguen; por ello hay que extremar las medidas de seguridad ! ) alcanzaremos la planta de los cuartos de maquinistas, engrasadores y marineros. Esta planta sólo tiene dos salidas: la escalera por la que bajamos y una pequeña puerta que comunica con la sala de motores: para llegar aquí deberemos llegar abajo de la escalera que nos traía desde la planta segunda; giraremos hacia la derecha y seguiremos el pasillo paralelo a la escalera; al fondo, giraremos hacia la derecha y allí está el acceso a la sala de los motores, que está comunicada (a la izquierda según salimos de la puerta) con la bodega, desde donde accederemos al exterior; la puerta a la sala de los motores es una puerta estrecha que deberemos cruzar con atención. Esta inmersión exige una gran concentración y, sobre todo, una buena coordinación de grupo (es recomendable no hacerla en grupos numerosos para evitar levantar el fondo).
En popa. Foto: J.M. Prim
Durante el invierno de 1999, submarinistas del SES depositaron 10 tinajas en diferentes lugares de la Dragonera; suponen, junto con las estructuras depositadas en la bodega, un intento de aumentar el número de refugios en los que los habitantes del mercante pueden hallar acomodo y, de paso, nos ofrecen una visita más variada.

Por supuesto, cualquier combinación es posible, y, si no ves claro cuál elegir, no dudes en comentarlo a los responsables del Parque, que te darán su opinión acerca de las inmersiones más aconsejables.


Nudibranquio. Foto: A. Pujades. Club Ponent Sub Langosta. Foto: A. Pujades. Club Ponent Sub Gamba. Foto: A. Pujades. Club Ponent Sub


Si deseas conocer un poco mejor el Dragonera, hemos preparado unas fotografías que te ayudarán a situarte cuando nos visites. También pueden ayudarte a planificar la inmersión. Si quieres adentrarte en nuestro " álbum " pulsa sobre la cámara.


Fotografías



Página principal del Parque             Página principal del SES