INTEGRANTES

Carlos López Puccio

Carlos Lopez 9 de octubre de 1946. Casado, 2 hijos. Licenciado en dirección orquestal, director de coros, docente universitario.

Soy de entre mis compañeros, el único que no ha sufrido tantos desvíos universitarios en el sentido tradicional. En efecto, mientras todos ellos llegaron a la música con exclusividad, después de un largo proceso de compartirla con sus respectivas carreras, yo sufrí un desvío tradío y comencé a compartirla con la ingeniería dos años después de inicar mis estudios de Dirección Orquestal en la Universidad de La Plata. Finalmente y luego de larga lucha, regresé definitivamente a mi primer amor. Por esa feliz coinicidencia de músico y luthier, soy de aquellos a los que menos cuesta mantener sus ocupaciones fuera del conjunto que, obviamente, son musicales. Así es como alterno mi trabajo en el conjunto con la docencia y con la dirección de mi coro favorito: Estudio Coral de Buenos Aires. Creo que mi caso es aleccionador para aquellos que piensan que de la música seriamente hecha no se puede vivir. Tienen Razón.

Jorge Maronna

Jorge Maronna 1 de agosto de 1948. Casado, 2 hijos. Compositor y guitarrista

Se han escrito tantas cosas sobre mi vida, que parece difícil agregar algo nuevo a esa enorme cantidad de información que continúa apareciendo en periódicos, revistas del corazón y enciclopedias. Me limitaré entonces a corregir algunos pequeñísimos errores de esas publicaciones: No nací en Shangai (China) en 1895. Fue en Bahía Blanca (Argentina), algunos años después. No tuve veintisiete hijos sino dos, Pablo y Lucía. No recibí el Premio Nobel de Física en 1972. Tampoco fui bailarín del Ballet de la Opera de París. Mi formación es musical: compuse algunas obras de cámara y música para espectáculos teatrales. No fui uno de los hermanos Marx. Soy integrante de Les Luthiers desde su fundación.

Marcos Mundstock

Marcos Mundstock 25 de mayo de 1942. Locutor profesional. Redactor publicitario. Humorista (en diversas publicaciones)

Nací en Santa Fe, no así en Buenos Aires, adonde me trajeron a los seis años. Quise ser abogado, ingeniero, aviador, cow-boy, benefactor de la humanidad, tenor de ópera, Tarzán, amante latino, futbolista y otras cosas más. Después le hice la corte a Ingeniería, novié con la redacción publicitaria, estuve casado con la radio y tuve algunas escapadas con el Teatro. Vivo con Les Luthiers desde su prehistoria.

 

Carlos Núñez Cortés

Carlos Núñez 15 de octubre de 1942. Casado, dos hijos (Leonardo y Nathalie). Doctor en Química. concertista de piano, compositor y arreglista. Varias veces premiado por partituras para obras de teatro.

Tenía 19 años y cursaba mi segundo año de facultad, cuando una vez frente a un intrincado enunciado de análisis matemático (esos descubiertos por sabios enemigos), pensé que lo recordaría con más facilidad si le acoplaba una melodía cantabile. Así lo hice... y resultó! Claro que aquello sólo fue una pequeña trampita mnemotécnica. Pense entonces si no podía ponerle música a todo un problema matemático. A todo un teorema, digamos. Entonces fui a mi biblioteca, desempolvé el Repetto, Linskens y Fesquet, ubiqué el teorema de Thales y le puse música. Al día siguiente les canté mi teorema a un grupito de locos lindos del coro de Ingeniería. Me lo festejaron. Así entré en Les Luthiers.

Daniel Rabinovich

Daniel Rabinovich18 de noviembre de 1943. Casado, 2 hijos. Notario, guitarrista, percusionista y cantante

Tengo una esposa, susana, y dos hijos, Inés y Fernando. Me gustan (entre otras cosas) Bach, Verdi, Chico Buarque, Woody, la pizza, la nata con pan, el campo, el billar a tres bandas, el rugby, los autos, el Club Atlético Independiente, los perros Boxer y hacer fuego abajo de la carne cruda. fui notario en una época. No me gustó estudiar. Tampoco me gustan la carne picada ni, paradojas de la vida del artista, los aviones. Nací en Buenos aires, pero parte de mi infancia transcurrió en Mendoza y algunos de mis afectos estás desperdigados por el mundo: España, Colombia, New York, México, Carlos Casares, Punta de Este... Amo a Les Luthiers. Lo integro desde su creación al igual que I Musicisti; de vez en cuando (como hobby) toco con ellos. Puede decirse que soy un "bon-vivant". Y hasta puede que sea cierto.



"Sólo tienen un defecto. Pero no sé cuál es" (José Luis Coll)


Inicio Página principal