Breve referencia del autor de esta página

volver a la página principal

Me llamo Rodrigo Vega y nací el 31/07/1964. Soy empresario dentro del sector de la informática, aunque a lo largo de bastantes años me he ganado la vida dedicándome a actividades de lo más variado que van desde la música hasta el trabajo en la industria pesada como montador, pasando por oficinista, ayudante de cocina, conductor de camiones y varias más.

Más de uno se preguntará cómo es posible que un tipo que vende ordenadores personales, se dedica a criticar a Microsoft en su página web. En realidad no todo es tan malo, el ms-office, por ejemplo es un buen paquete. Otra cosa son los engaños con el mal llamado sistema operativo Windows, basado un 90% en campañas de marketing.

A principios del 96 en esta misma página escribía: "Bill Gates y sus desechos cibernéticos (...). Ahí tenemos el Windows 95, un engendro de programa con el que se impulsa del modo más descarado el consumo innecesario de hardware. Hace unos días decía que la batalla la tengo perdida, y que pese a todo pensaba aguantar con el Windows 3.1 hasta el final. Ahora ha renacido la esperanza, tal vez no tenga que instalarme jamás el abominable W95, el S.O. Linux nos abre un nuevo camino de salvación". Las cosas no han cambiado mucho, en esencia siguen igual. Nunca llegué a tener el W95 en mi PC (sí lo instalé en otros) pero pasé por el 98 y me he quedado en el 98SE que es el más equilibrado en estos momentos (nov-2001).

Tenemos que ser conscientes que el principal objetivo de los sistemas Windows es el de crear la necesidad artificial de equipos cada vez más potentes. Salvo aplicaciones profesionales muy puntuales, la mayoría de la gente sólo necesita un buen paquete de ofimática y aplicaciones audiovisulaes de una calidad que ya hace años existen a muy buen precio. Es norma general caer en la trampa de adquirir lo último del mercado, olvidándose que es preferible buscar calidad en componentes de hardware aunque sean un poco más antiguos, y hacerlos funcionar con un sistema operativo verdadero y sin parches.

Es bueno mantener la perspectiva histórica. Hace 5 años en esta página decía: "Pretenden venderlo como la solución a los problemas del W31 y que puede funcionar con 386 4Mb RAM, (ellos entienden "funcionar" por conseguir arrancar el PC en menos de 120 segundos y que aguante sin colgarse otros dos minutos) pero que a la hora de la verdad empieza a correr en serio con un pentium 120 y no menos de 16 Mb RAM". En la fecha de hoy (nov-2001), se considera una buena máquina un Pentium a 1,7 Gh (o equivalente en otra marca) con 512 Mb de RAM y unos 60 Gb de Disco duro. Con un aparato así, resulta

mucho más razonable seguir con Win98SE y no dejarse engañar por aquél que diga que está obsoleto. El sistema volará, no debería tener problemas de compatibilidad de programas ni de componentes, en fin, que existe un desfase permanente -y alimentado por los fabricantes- entre programas y aparatos, estando estos últimos por debajo de los niveles requeridos para que el conjunto funcione con agilidad. No recomiendo bajo ningún concepto instalar Windows ME o XP hasta dentro de un par de años... y si es nunca, mucho mejor.

En su día dije del w95:
Se hizo deprisa y corriendo para acabarlo en un plazo determinado. Los resultados son evidentes.
La tecnología de 32 bits está a medias. Por eso funcionan mejor algunas aplicaciones a 16 que están mucho más depuradas.
Sigue necesitando del MS-DOS para funcionar. No es un SO nuevo ni independiente.
El famoso Plug & Play es una tomadura de pelo.
Su sistema de ayuda es una ofensa a la inteligencia humana y por supuesto no suele ayudar en nada.
Con la memoria que "okupa" en disco duro, se podría hacer correr decenas de copias de programas para W 3.x que funcionan de maravilla (ACDsee, Photoshop, Winzip, procesadores de texto sencillos, hojas de cálculo...)
El salto que representa desde W 3.x es insignificante si lo comparamos con el salto que representó en su día el ir desde MS-DOS a Windows. Tal vez se haya ganado algo en estabilidad, es decir que si un programa se cuelga, es menos probable que arrastre a los demás consigo.

Hoy digo de W98SE:
Está bastante depurado y da pocos problemas.
La tecnología de 32 bits está en un buen momento.
Sigue necesitando del MS-DOS para funcionar.
Plug & Play ha mejorado.
La ayuda es más completa y a veces orienta.
Un PC actual aguanta bien los recursos que ocupa.
El salto desde W95 es moderado pero se ha ganado en estabilidad. De todos modos ya nunca se ha vuelto a dar el salto cualitativo que en su día representó Windows 3.x. Seguimos teniendo entorno multitarea y multiusuario y nada realmente nuevo, como por ejemplo las multiples consolas que permite Linux desde hace años.
Y de ME y XP:
Falta depuración. MS-DOS sigue escondido, con las limitaciones que conlleva. Más colorines y los iconos más bonitos. Lento, pesado, el argumento de venta principal es la estabilidad, pero para lo que ofrece pienso que no compensa. En el caso de XP hay un tema que merece especial atención y que considero un auténtico atentado a la intimidad.

Revisión del 13/11/2001