Página inicial

Versió en català

Agosto-Septiembre 1998:Pinus pinea L

Árbol previsto para octubre: Nerium oleander. Si tienes algun dato interesante de esta especie o de alguna ya publicada, envia un e-mail y procuraremos publicarlo (si quieres que añada tu e-mail indicalo en el mensaje).
ralturo@tinet.fut.es
Etimología

Pinus pinea L.

Sinónimos: Pinus sativa C. Bauch, P. domestica Mathiol, P. umbraculifera Tournef.

El nombre deriva del celta "Pen" (cabeza) y los romanos llamaban "pinus" a esta especie, por lo que puede ser la raíz de la denominación genérica de todos los pinos.

En las distintas lenguas encontramos diferente etimología, así:

Castellano: Pino piñonero, pino albar, pino real, pino de la tierra, pino doncel, pino manso, pino de comer, pino de piñón.

Catalán: Pi pinyer, pi bo, pi de llei, pi de pinyons, pi parasol, pi pinyoner, pi ver, pi campaner.

Gallego: Piñeiro manso.

Euskera: Belorita.

Alemán: Pinie italienische Steinkiefer, Schirmkiefer, pinie.

Inglés: Stone pine, italian stone pine, umbrella pine, parasol pine.

Francés: Pin pinier, pin parasol, pin franc, pin pignon, pin bon, pin d'Italie, pin de pierre.

Italiano: Pino domestico, pino da pinoli, pino italico, pigna pinoler, pignolo, pinocchio, pignu manzu, pignare.

Portugués: Pinheiro manso.

Descripción

Pino de talla media, entre 25 i 30 m, que en los mejores pies supera esta altura. El porte es característico por su copa densa, ensanchada y aplanada en forma de parasol. El tronco es recto y puede ser bastante cilíndirco cuando se le poda adecuadamente. La corteza, considerablemente gruesa, es estre parda y rojiza con grandes escamas grises.

El sistema radical es muy potente, con una raíz principal y unas secundarias bién distribuidas y adaptadas para extraer el agua de las capas mas profundas.

Las ramas laterales tienden a engrosarse tanto como la guia principal, danfo lugar a la característica forma aparasolada característica de la especie.

Las hojas, de color verde intenso, son aciculas gruesas de 10 a 15 mm de longitud y agrupadas de 2 en 2. Se mantienen dos o tres años en el árbol y suponen aproximadamente el 5 % de la biomassa total del árbol (sin contar los frutos).

Florece entre marzo y mayo, necesitando la piña tres años para madurar. Los piñones caen en otoño del tercer año o en la primavera siguiente. Las piñas son gruesas, de forma aovada y dan unos piñones comestibles provistos de una cáscara dura que les permite mantener su fertilidad varios años.

Requerimientos estacionales y distribución

El piñonero prefiere terrenos arenosos, profundos y frescos, en terrenos planos o ondulados de baja montaña. Así aparece en zonas de depósitos del Cuaternario i en dunas.

Si bién se da mejor en terrenos silíceas, soporta bien terrenos con cierta cantidad de carbonatos (esta citado en terrenos con pH entre 4 y 9, lo que nos indica un alto grado de adaptabilidad) aunque huyede terrenos muy arcillosos, margosos o con yesos. Soporta bien la salinidad del mar y se acerca a el, pero no coloniza zonas salinas.

Prefiere vivir donde la precipitación supera los 400 mm aunque también lo encontramos en zonas con valores cerca de los 250 mm. Normalmente recibe entre 400 y 800 mm/año de los cuales entre 100 y 150 pertenecen al periodo veraniego (precisa al menos 50 mm en este periodo).

Resite la acción de los vientos, incluso cuando provienen del mar y estan cargados de sales. En estos casos reducen su porte y presenta ramas muertas en las partes más expuestas que dan protección al resta del árbol.

En su area de distribución encontramos des de máximas superiores a los 40º hasta mínimas inferiores a los -15º, aunque casi siempre las temperaturas del mes mas frio superan los 0º. Por su caracter termófilo lo encontramos normalmente des del nivel del mar hasta los 1.000 m.

Este pino tiene un temperamento robusto, de luz, viviendo en zonas de luminosidad intensa y adaptándose bién a vivir aislado. Para su desarrollo óptimo requiere estar espaciado para que así no entren en competencia sus sistemas radicales y es en estas condiciones en las que encontramos los mejores bosques productores de piñas al desarrollar ampliamente su copa.

Es una especie bién adaptada a los incendios forestales al disponer de una corteza gruesa y una copa alejada del suelo. Esto le permite que aunque el fuego pase por debajo suyo a menudo sobreviva, siendo quizás el pino más resistente del mediterraneo.

Lo encontramos des del oeste de Portugal hasta el Mar Negro, el Cáucaso y Siria, pasando por zonas del norte de África y por el sur de Europa. En la península se da bien en la meseta castellana (Valladolid, Segovia, Zamora y Ávila), en el sudoeste peninsular, en la cordillera central, en la cordillera costera catalana, en el sudeste de la Mancha, en Albacete, en Cuenca...

Estructura y composición de la vegetación

Aunque podamos encontrar al pino piñonero tanto en terrenos ácidos com en básicos, lo mas normal es que el terreno sea ácido con un sustrato arenoso o franco arenoso. Si bién no podemos decir que en su área de distribución sea la especie climácica estrictamente hablando, en ciertas ubicaciones como terrenos arenosos de costa, si tiene este papel al no poderlo desplazar otras especies. Estos terrenos son muy permeables por lo que precisa de una precipitación mínima o la presencia de una capa freática relativamente próxima, por lo que en muchas zonas de la costa mediterranea no encontramos esta especie.

En líneas generales podemos diferenciar cuatro tipos principales de pinares de piñonero:

  1. Pinares de costa en terrenos de orígen granítico : Son terrenos bastante rocosos que permiten solo bosques claros en un suelo poco evolucionado de sustrato franco- arenoso. Se dan en zonas del litoral y en terrenos abruptos donde por la acción del hombre o del fuego aparecen bosques mixtos de frondosas y coníferas. En estos bosques podemos encontrar además del piñonero el pino carrasco (Pinus halepensis), el pino marítimo (P. pinaster), la encina (Quercus ilex), el alcornoque (Q. suber), el roble pubescente (Q. humilis), el quejigo (Q. canariensis)... En el sotobosque y segun cada formación y zona, encontramos especies como el brezo blanco (Erica arborea), el brezo de escobas (E. scoparia), la labiérnaga (Phillyrea angustifolia), el madroño (Arbutus unedo), la cambrona (Calycotome spinosa), la estepa negra o jaguarzo (Cistus monspeliensis), el jaguarzo morisco (Cistus salviifolius)...
  2. Pinares continentales en terrenos de orígen granítico: En substratos similares a los anteriores pero en zonas mas continentales y con relieves que normalmente son llanos o ondulados, también encontramos al piñonero. También lo encontramos en terrenos mas abruptos de media y alta montaña en su distribución norteafricana. Son bosques claros con enebro albar (Juniperus oxycedrus), cantueso (Lavandula stoechas), jaguarzo morisco (Cistus salviifolius) ... En este grupo se incluyen los pinares de piñonero del Líbano que llegan a los 1.500 m y suponen la cota superior de la especie.
  3. Pinares en terrenos arenosos de costa: En depósitos arenosos de la costa y con funciones de protección y fijación de las arenas arrastradas por los vientos encontramos también al piñonero. Esta característica le ha llevado a ser utilizado en fijación de dunas. Aquí lo acompañan el pino carrasco (Pinus halepensis), el lentisco (Pistacia lentiscus), la brecina (Calluna vulgaris), el cantueso (Lavandula stoechas), el jaguarzo blanco (Halimium halimifolium), el borrón (Ammophila arenaria)... En estas zonas la regeneración natural es mas difícil cerca de mar y és mejor en las zonas mas protegidas en las que podemos llegar a encontrar a su abrigo otras espécies arbóreas como la encina (Quercus ilex).
  4. Pinares en terrenos arenosos de interior: En diversos lugares de la meseta castellana encontramos también dunas en las que nos aparece este pino. Lo acompañaran aquí el pino marítimo (P. pinaster), la retama (Retama sphaerocarpa), la jara (Cistus ladanifer), el cantueso (Lavandula stoechas)...
Silvicultura

La silvicultura puede orientarse hacia la producción de madera, a funciones protectoras o a obtener piñones. Los marcos de plantación variarán en cada caso y van desde 2 x 2 m o 3 x 3 m aplicados para plantaciones protectoras o productoras de madera a los 4 x 4 m o superiores en las plantaciones para obtener piñon. Como ocurre normalmente en las reforestaciones, son recomendables efectuar reposición de marras y otros trabajos de mantenimiento los primeros años.

Por tratarse de un árbol con tendencia natural a copas anchas y bosques claros, cuando buscamos obtener piñon, nos permite trabajar con densidades bajas, en cambio, en bosques protectores como en fijación de dunas, no podemos permitirnos coberturas inferiores a los 2/3.

En este caso y suponiendo una plantación ya establecida de unos 1.600 pies/ha y un turno final de hasta 150 años podemos aplicar una serie tal como:

Edat (anys) 3 15 30 50 70
Densitat (peus/ha) 1.600 800 400 204 100

En estas plantaciones se pueden practicar otros trabajos aparte de los clareos y claras, asi podemos abonar, laborear, desbrozar..., pero el trabajo de mejora mas común es la poda con la que se busca aumentar la producción de piña y facilitar la recogida.

En bosques productores y protectores los turnos pueden variar entre los 80 y los 120 años de edad con producciones de entre 1 y 2 m3/ha/año, aunque en condiciones óptimas se han conseguido alcanzar 7 m3/ha/año.

En bosques con función maderera las densidades se mantienen en valores superiores dejando para la corta final unos 250 pies/ha. En caso de querer regenerar la masa de forma natural se suelen dejar unos 100 árboles padre, que quedaran en el bosque entre 6 y 12 años, cortándose entonces para así quitar competencia y dar más luz al regenerado. Si en este caso hacemos podas, buscaremos mejorar la calidad de la madera y facilitar al árbol su protección en caso de incedio.

Para su cubicación el Inventario Forestal Nacional utiliza fórmulas del tipo:

v = a + b x d2 x h

siendo d el diámetre con corteza en centímetros yh la altura total en metros.

Para la provincia de Gerona la formula queda:

v=14,67 + 0,03558 x d2 x h
Patología

Como principales plaguas tenemos principalmente:

Propiedades y usos

El aprovechamiento más común y económicamente interesante es el fruto si bién la producción no es constante presentando una apreciable veceria con un año bueno cada 3 ó 4 y años malos con producciones del orden de una quinta parte. En general podemos contabilizar que 3 piñas pesan un kilo y que las producciones medias oscilan entre 250 y 400 kg/ha/año. Las piñas vacias tienen uso como combustible y nos quedan unos 15-20 kg de piñon con cáscara por cada 100 kg de piña. De estos piñones sólo un 20% es comestible, con lo que la producción varia entre 7,5 y 16 kg/ha/año.

La madera es resinosa, clara, de albura entre blaca y amarillenta y duramen rojizo, normalmente nudosa, mas pesada que la de otras coníferas de su mismo hábitat. Resiste bién a flexión y se ha utilizado para traviesas de tren o para construcción.

Raramente se utiliza como combustible o para hacer carbón, no así las piñas ya vacias que si reciben, una vez tratadas, este uso.

La corteza se ha utilizado para curtir cuero con cierta eficacia por ser una de las cortezas con mas taninos de todos los pinos.

En épocas con mucha demanda se habia resinado pero su productividad está lejos de la del pino marítimo (Pinus pinaster).

Como en todos los pinos se puede utilizar la trementina y por tanto el aguarrás y la colofonia. Antiguamente se usaba en medicina contra el reuma y otros dolores, pero su mejor uso es contra los resfriados bronquiales y para mitigar la tos. Con esta finalidad es mejor utilizar las yemas o las piñas para extraer un jarabe. También se extraen eséncias aromáticas para obtener sales de baño.

Otros usos son los protectores (especialmente en fijación de dunas), paisagísticos, aprovechamiento de setas, caza. Hay que resaltar que son bosques buenos productores de níscalo (Lactarius delicius) y que en bosques mezclados, como cuando lo hace con el alcornoque, da un resultado micológicamente rico.

Miscelánea

En Crespià (Girona) dicen que "dins del pinyó, s'hi veu la mà de Nostre Senyor" (dentro del piñon, se ve la mano de Nuestro Señor", en catalán Senyor se pronuncia "Señó" con lo que se consigue la rima).

Para indicar que alguien lo quiere todo hecho se dice en castellano "eso quiere la mona, piñoncitos mondados". En catalán para decir lo mismo se dice que "vol els pinyons pelats" (quiere los piñones pelados).

La época de caida de la piña también se recoge en el refranero popular, así en el pueblo catalán de Dosrius dicen que "per Sant Martí, la pinya cau del pi" (por San Martín, la piña cae del pino).

Para los celtas el pino era el árbol que simbolizaba la selectividad.