Página inicial

Versió en català

Julio 1998: Quercus humilis Miller

Árbol previsto para agosto: Pinus pinea. Si tienes algun dato interesante de esta especie o de alguna ya publicada, envia un e-mail y procuraremos publicarlo (si quieres que añada tu e-mail indicalo en el mensaje).
ralturo@tinet.fut.es
Etimología

Quercus humilis Miller

Sinónimos: Q. pubescens, Q. lanuginosa, Q. robur v. lanuginosa, Q. sessiliflora v. pubescens

La expresión "humilis" proviene del latín y significa pequeño, humilde. Las expresiones "pubescens" y "lanuginosa" aluden a que la cara inferior de las hojas es bastante peluda.

Castellano: roble, roble pubescente, roble común, roble albar.

Catalán: roure , roure martinenc.

Euskera: aritza

Italiano: quercia lanuginosa, rovere peloso, roverella.

Francés: chêne pubescent.

Inglés: white oak, pubescent oak.

Alemán: weichhaarige eiche, flaumeiche.

Descripción

Árbol de unos 10 o 15 m que puede a llegar a superar los 20 m (tal como pasa en los árboles de la imagen). El tronco, si bien puede ser recto, con frecuencia es irregular, con la corteza pardo cenicienta, que ennegrece con los años y presentando grietas longitudinales. Las ramas son sinuosas y las ramillas del año son peludas.

Hojas simples, alternas y marcescentes, subpersistentes, pudiendo quedar secas en el árbol hasta la primavera. El envés es totalmente peludo en la primavera y en zonas en verano. El limbo es grueso pero no está endurecido como el de la coscoja o el de la encina, con de 5 a 9 cm de largo (a veces hasta 12 cm) y de 3 a 6 cm de ancho.

El sistema radical es potente, con muchas raíces secundarias que se extienden longitudinalmente.

Las flores masculinas son más numerosas en el extremo y cuelgan en grupos de abril a mayo, normalmente en las ramillas del año. La flor femenina es solitaria o casi, se encuentra sobre un pedúnculo peludo y genera unas bellotas agrupadas en un solo pedúnculo con una cúpula peluda de escamas triangulares. Fructifica en otoño del mismo año.

Requerimientos estacionales y distribución

Es indiferente en cuanto al origen del suelo y tolera mejor los calizos que otros robles, principalmente en terrenos fríos y húmedos. Es poco exigente en cuanto a la fertilidad, profundidad i humedad pero no gusta de suelos muy ácidos, prefiriendo los básicos o neutros. Acepta terrenos con presencia de yeso.

Se da en terrenos secos y pedregosos pero el clima tiene que ser suave, normalmente con precipitaciones por encima de los 600 mm/año (soporta hasta 400 mm/año), con al menos 150 mm en verano. Le afectan las heladas fuertes y las sequías prolongadas y se encuentra en zonas con temperaturas medias de las mínimas mensuales superiores a -3º i medias de las máximas mensuales de hasta 24º. Las principales masas están entre los 400 y los 1.500 m aunque puede superar los dos límites.

Es una especie de luz y de temperamento robusto requiriendo los pies jóvenes cierta cantidad de luz. Se reproduce de semilla o de rebrote aunque no rebrota tanto como otros quercus.

Lo encontramos al sur de Europa, Asia menor y el Cáucaso, también en Crimea, Córcega, Cerdeña, Sicilia, llegando a Europa central. en la península lo encontramos principalmente en el Pirineo, Cataluña y Alto Ebro.

Estructura y composición de la vegetación

El roble pubescente tiene gran tendencia a hibridarse con otras quercíneas, principalmente con el rebollo (Quercus faginea) y quejigo (Quercus canariensis), con el que según diversos autores genera el híbrido conocido como Quercus cerrioides. También se citan híbridos con Q. robur, Q. petraea, y Q. ilex.

Por sus características (principalmente por su exigencia de luz para los brotes y pies jóvenes), podemos intuir que los bosques maduros serán claros, pero es difícil encontrar bosques no alterados por el hombre, que los ha cortado normalmente para obtener leña o los a mantenido muy claros para disponer de pastos.

Las formaciones o asociaciones mas comunes que encontramos son:

  1. Robledales de roble pubescente con boj: Es la formación mas común (Buxo-Quercetum pubescentis) y se da preferentemente en terrenos calcáreos, mas bien en solana, donde encontramos masas abiertas ricas en boj (Buxus sempervirens), majuelo (Crataegus monogyna), barbadejo (Viburnum lantana), endrino (Prunus spinosa), avellano (Corylus avellana), cornejo (Cornus sanguinea), genista (Cytisus sessilifolius), aligustre (Ligustrum vulgare)... En el estrato herbáceo podemos destacar la hiedra (Hedera nobilis) y la viola (Viola sp.). En las zonas bajas se puede mezclar con especies mediterráneas como la encina (Quercus ilex), el durillo (Viburnum tinus), la labiérnaga (Phillyrea angustifolia)...
  2. Bosques mixtos de pino silvestre y roble pubescente: En las cotas superiores de la formación anterior el roble pubescente se mezcla con el pino silvestre (Buxo-Quercetum pubescentis subas. hylocomio-pinetosum sylvestris y festuco-pinetosum). Pueden acompañarle además del boj el enebro (Juniperus communis), la aliaga (Genista scorpius), el espliego (Lavandula angustifolia), la gayuba (arctostaphyllos uva-ursi)...
  3. Bosques de roble pubescente y haya: En parajes de cierta altitud y humedad se inicia el tránsito a los hayedos (Fagus sylvatica) y encontramos la asociación Buxo-Quercetum pubescentis subas. fagetosum. Pueden acompañarles el boj (Buxus sempervirens), el acirón (Acer opalus), el guillomo (Amelanchier ovalis), el avellano (Corylus avellana) , la hierba del hígado (Hepatica nobilis)...
  4. Robledales de roble pubescente con helecho: En suelos silíceos el boj desaparece para ser sustituido por especies silicícolas como el helecho (Pteridium aquilinum), el brezo común (Calluna vulgaris), la hiniesta (Cytisus scoparius), la escorodonia (Teucrium scorodonia). Esta asociación se conoce como Pteridio-Quercetum pubescentis.
  5. Robledales mixtos de roble pubescente y roble albar (Quercus petraea): Ya hemos dicho que el roble pubescente se hibrida y se mezcla con otras quercíneas. En zonas silícicas de montaña se mezcla con el roble albar (asociación Quercu-Aceretum opali). Les acompañan en este caso especies como el tilo (Tilia phatyphyllos), el acirón (Acer opalus), el mostajo (Sorbus aria)...
  6. Robledales de roble pubescente y quejigo (Quercus canariensis): En suelos silícicos y en las zonas más húmedas de la distribución mediterránea encontramos esta asociación (Sorbo-Quercetum canariensis) que se baja hasta los 100 m de altitud. Pueden aparecer acompañándoles, el alcornoque (Quercus suber) y el mostajo (Sorbus torminalis), junto a especies eurosiberianas como la madreselva y Melica uniflora.
Silvicultura

Este roble se destina normalmente a para leñas con rendimientos de hasta 2 t/ha/año. Con frecuencia se encuentra en zonas del pirineo y prepirineo, en zonas con aprovechamiento de pastos, un sistema de pseudodehesas con densidades de arbolado superiores al 20 % y que ofrecen sombra en verano y bellota en otoño. En estos casos la producción de leñas es muy inferior y no llega a 1 t/ha/any. Una distribución típica puede ser:

Diámetro 5-10 10-15 15-20 20-25 25-30 >30
Pies/ha 480 280 125 50 20 10

Si la finalidad es forestal podemos hacer tratamientos por:

  1. Cortas a matarrasa cada 20-40 años para hacer una selección de brotes en los años siguientes y favoreciendo los pies de bellota. Este tratamiento no es muy habitual y no parece muy compatible ni con zonas de pendiente acusada ni con zonas donde se quiera pastorear.
  2. Cortas mas o menos intensas con turnos de rotación de 15 a 25 años y intensidades entre el 35 y el 60 % en función del turno de rotación y del estado del monte. en estas cortas hay que respetar los pies jóvenes con mejor conformación para las próximas cortas.
  3. Transformación de monte bajo a monte alto. Se puede hacer para buscar la producción de madera en zonas donde la decaída del consumo de leña hace que esta no tenga mucho futuro. Se hacen claras a los 5 o 10 años y de continua con aclareos selectivos periódicos dejando los pies de mejor conformación. Se puede complementar con la plantación en zonas de poca densidad.
  4. Tratamiento como monte alto. Se hacen aclareos selectivos periódicos a partir de una densidad inicial algo elevada para ir dejando más luz hacia el final del turno para permitir la regeneración natural. En caso de repoblaciones se puede empezar con densidades mas o menos elevadas de entre 1600 y 2000 pies/ha (aunque evitando dar excesiva sombra). Una relación de edades/densidades puede ser:
Edad (años) 50 75 100 150 200
Pies/ha 900-1400 600 300 170 120

En los primeros 40 años no se pueden obtener productos con valor comercial, pero entre los 40 y 70 años, se puede iniciar una preselección obteniendo pies de clase diametral 15, con un valor comercial. En todo el proceso hay que pensar en escoger los pies para la corta final que han de estar separados entre 8 y 9 metros. Estos pies pueden podarse hasta los 8 o 9 metros cuando la poda natural es insuficiente, para buscar unos pies sin nudos.

El crecimiento puede pasar de una media de 1,4 mm/año a cerca de 3 mm/año. Obtenemos así pies de 20 a 25 m de altura con entre 50 y 60 cm de diámetro a los 200 años.

Propiedades y usos

La fusta es similar a la del roble albar pero con mas defectos de forma y dimensiones inferiores, factores que una silvicultura adecuada puede corregir parcialmente pero sin llegar a dar calidades como las de aquella especie. Es una madera pesada, de albura estrecha, clara, amarillenta y de duramen amplio, pardo-oscuro, resistente a pudriciones. De grano fino y admitiendo pulimento, podría ser apreciada para ebanistería para muebles de calidad sino fuera porque normalmente es muy nudosa. Resistente a la humedad, tanto a los cambios como a la inmersión permanente. Las mejores piezas se utilizaban para vigas en construcción.

No es muy apta para desenrollo por su nudosidad, si bien corrigiendo silvícolamente el problema, podría llegar a dar un desenrollo apto para tableros de calidad

El carbón y las leñas son de buena calidad, y por la conformación que normalmente tiene esta especie, son el destino que tradicionalmente se le ha dado. El carbón está en regresión, así como el aprovechamiento de los taninos y las cortezas para curtir y por sus propiedades astringentes.

El aprovechamiento en bosques mas o menos abiertos para pastoreo, es todavía vigente en algunas zonas, dando un complemento de alimento para el ganado y proporcionando sombra en verano.

Una de las principales finalidades es la protectora, tal como pasa en terrenos con yeso o en los que se busca una función pasajística y de fomento de la biodiversidad al formar con frecuencia bosques mixtos.

Un nuevo tipo de aprovechamiento puede provenir de la micorrización con trufa, aspecto cada vez mas estudiado por el elevado precio que mantiene en el mercado.

Patología

Son árboles bastante resistentes a plagas y enfermedades, aunque pueden afectarles la heladas intensas debilitándolo. Pueden afectarle en las hojas Lymantria dispar o el oídio del roble. Los troncos viejos son atacados por cerambícidos.

Miscelánea

La corteza se utilizaba antes para curtir cuero.

De los robles en general y de este en especial se dice en el Ampordán (Girona) que es el árbol que mas atrae a los rayos.

Por su dureza se dice en algunas comarcas de Cataluña que "no se puede cortar de un solo golpe de hacha".

Como los robles en general, se asocia a la mitología y a los druidas (ver descripción de Q. petraea).