Página inicial

Versió en català

Octubre 1997: Fagus sylvatica L.

Árbol previsto para noviembre: Quercus suber. Si tienes algun dato interesante de esta especie o de alguna ya publicada, envia un e-mail y procuraremos publicarlo (si quieres que añada tu e-mail indicalo en el mensaje).
ralturo@tinet.fut.es
Etimología

Fagus sylvatica L.

El nombre deriva del latín Fagus o del griego Phegos, que quiere decir "comestible", refiriéndose al fruto que se conoce en catalán como faja, en castellano como hayuco, hagüey (Rioja) o faveta (Aragón), en el País Vasco se conoce como pago-ezkurr (bellota de haya) o bagailla.

En Cataluña se le llama faig, fai o hay (Vall d'Aran - en aranés). En castellano hablamos del haya, faya (Asturias), fago (Huesca), bacua (Navarra) y paga, pago o payo en el País Vasco. En francés lo encontramos como Hêtre y en inglés como beech o European beech.

Descripción

Árbol de gran porte, corteza lisa color ceniza, de hasta 30 - 35 m, pudiendo alcanzar incluso los 40 m. El porte varia con la calidad de la estación y según crezca aislado o en espesura. En el primer caso presenta ramas horizontales a media altura y en bosques densos aparecen en cotas superiores i en forma más ascendente.

El tronco, con el tiempo, se convierte en recto, esbelto, limpio, pasando la corteza de un tono verdoso al característico color ceniza. La copa es amplia ovalada o hemisférica y aparece a partir de la primera mitad del árbol con hojas abundantes que dan una sombra densa. Presentan habitualmente ramas zigzageantes, dando un aspecto muy característico, con hojas aisladas o también braquiblastos con manojos de hojas.

La hoja es caduca, verde clara adquiriendo un amarillo rojizo al llegar el otoño, permaneciendo verdes unos 5 o 6 meses. Limbo aovado, entero, sinuoso-ondulado, a veces ligeramente dentado, un poco peludo en la cara inferior y con una hilera de pelos sedosos en el margen.

El sistema radical es potente con una raíz principal recta, poco profunda y con raíces secundarias muy potentes. Cuando de ja de crecer en altura el haya empieza a desarrollar numerosas raíces secundarias superficiales.

Florece en abril y mayo con flor masculina globosa, de largo pedúnculo y femenina formando grupos en el extremo del brote. El fruto, de forma trígona, son los hayucos y aparecen en grupos de dos o tres dentro de una especie de cúpula erizada pero no pinchuda que se abre en cuatro valvas. Aparecen cuando el árbol tiene ya 20 o 25 años en setiembre-octubre diseminando lentamente, si bien no es fértil hasta que alcanza los 40 en árboles aislados o a los 55 en bosques cerrados.

Requerimientos estacionales

Vive en terrenos fértiles y frescos en diferentes substratos, así lo encontramos en arcillas, granitos, gneis, margas, esquistos..., aunque es mas frecuente en calizas. No tolera Ph inferiores a 4,5 encontrándose los mejores bosques en suelos pardos. Hemos visto hayas en solanas rocosas y secas, pero no se encuentra en substratos con exceso de humedad.

Prefiere áreas con precipitaciones superiores a los 600 mm, y en muchas zonas recibe más de 1000 mm. En general tiene mas de 200 mm en verano y requiere un ambiente húmedo en la época de actividad vegetativa en la cual tiene un metabolismo intenso, con una transpiración elevada. Resiste bien las heladas en invierno (hasta -25º), pero es sensible a les heladas tardías de las que se recupera con dificultad. Encontramos hayas por encima de los 1.000 m llegando a los 2.000 m y tiene su óptimo entre 1.000 m y 1.500 m, si bien podemos encontrarlo a 500 m. Vive mejor en las laderas, cimas o llanos que en los fondos y valles cerrados en los que le afectan las heladas tardías, prefiriendo normalmente la vertiente norte excepto en las cotas mas elevadas.

Especie de sombra, forma bosques densos que dejan pasar únicamente el 5 % de la luz. En los bosques mixtos prefiere las áreas mas umbrosas para posteriormente intentar desarrollarse bajo la cubierta de la especie acompañante. Regenera bien de semilla y también de raíz en las primeras edades, adquiriendo la máxima altura a los 125 años para vivir hasta los 300.

Orígenes y distribución

Los hayedos son los bosques mas recientemente extendidos por Europa y la Península Ibérica. Hace 9000 años únicamente había bosques importantes en los Cárpatos, si bien quedaban reductos en zonas mas protegidas que en la Península se concentran principalmente Cantabria y Pirineos. A partir entonces tuvo una rápida expansión llegando a nuestros montes hace 3000 años. El análisis genético probablemente podría diferenciar caracteres entre los hayedos que provienen de los Cárpatos y los que se expandieron a partir de los reductos que quedaban, si bien la diferenciación taxonómica puede ser complicada por las posibles hibridaciones que se puedan dar.

La exitosa expansión del haya hasta su distribución actual en los últimos 9000 años, no solamente hay que buscarla en un óptimo climático después de la última fluctuación interglaciar. La eficiencia del metabolismo del haya cuando dispone de un ambiente lo bastante húmedo para compensar su elevada transpiración, le permite conseguir una gran productividad de biomasa a pesar de su corto periodo vegetativo, incluso si no dispone de suelos ricos. Por su carácter de sombra puede desarrollarse bajo otras especies que después no podrán vivir bajo su sombra compitiendo así con ventaja y dominando finalmente la situación.

Estructura y composición de la vegetación

La estructura de los hayedos normalmente es sencilla con un estrato arbóreo denso y normalmente monoespecífico y un estrato herbáceo que puede ser mas o menos denso según las condiciones del hayedo. Para ilustrar esta situación podemos decir que en el Montseny la producción en biomasa de algunos hayedos es de 10,3 t/ha/año de los cuales 10,2 corresponden al haya.

1. Estrato arbóreo: Con el haya únicamente encontramos especies de tamaño inferior y de hoja persistente como el acebo (Ilex aquifolium) o el tejo (Taxus baccata). Otras especies que podemos encontrar, si bien no en gran número son el avellano (Corylus avellana), los serbales (Sorbus sp.), el cerezo (Prunus avium)... Los bosques mixtos con pino o abeto pueden proceder de fases expansivas del haya a bosques monoespecíficos en el primero o de bosques mixtos en equilibrio en el segundo caso.

2. Estrato arbustivo: Prácticamente no aparece en los típicos hayedos, pudiendo destacar el arándano (Vaccinum myrtillus), la lauréola (Daphne laureola), algunas lechetreznas (Euphorbia sp.). En algunas formaciones específica, el matorral puede ser mas importante como en el caso de los hayedos con boj.

3. Estrato herbáceo: Es limitado bajo el haya, pero se desarrolla bastante en los claros. Son frecuentes las coberturas pobres, del orden del 30-40%, aumentando estas en los hayedos pobres, normalmente en terrenos rocosos.

Las formaciones mas comunes que podemos encontrar son:

Hayedo con escila del Pirineo: Es el hayedo típico que ocupa lugares excepcionalmente frescos, en zonas llanas o poco pendientes, en los que tenemos suelos fértiles y en altitudes óptimas (entre 1000 y 1500 m). En estas estaciones, de carácter eurosiberiano, el estrato arbóreo es denso y permite un sotobosque siempre inferior al 20 % de la biomasa total, formado por escila del Pirineo (Scilla lilio-hycinthus), viola (Viola sylvestris), cárex (Carex sylvatica), aspérula (Asperula odorata), la mélica (Melica uniflora), anémones (Anemone nemorosa i A. ranunculoides)...

Hayedo con eléboro verde: En terrenos mas pobres y pedregosos, con altitudes inferiores, el sotobosque si bien es similar en cuanto a especies, todavía es mas escaso en cuanto a cantidad, pudiendo haber ausencia de plantas herbáceas. En estas condiciones pueden dominar el eléboro verde ( Helleborus viridis) y la anémona de bosque (Anemone nemorosa). También se da esta formación en terrenos neutros o ligeramente ácidos, en los que la presencia del arándano (Vaccinium myrtillus) indica este carácter ácido.

Hayedo con descampsia: Si el suelo es silícico el hayedo es mas pobre y tiene como acompañantes especies que viven en este substrato. Son los hayedos con descampsia (Deschampsia flexuosa), en los que también encontramos festuca ovina (Festuca ovina) y arándano (Vaccinium myrtillus). Estos hayedos pueden llegar a formar bosques mixtos con el abeto (Abies alba).

Hayedo con boj: En substratos calcáreos poco húmedos aparecen especies de carácter submediterraneo donde el boj (Buxus sempervirens) puede desplazar a especies atlàntiques mas comunes en los hayedos. Aún encontramos eléboro verde (Helleborus viridis) pero es mas frecuente el elévoro fétido (Helleborus foetidus) de carácter submediterraneo. Otras especies son la hepática (Hepatica nobilis), el avellano (Corylus avellana), la laureola (Daphne laureola)...

Hayedo con hiedra: En algunos fondales húmedos y resguardados la hiedra (Hedera helix) sustituya al boj llegando a cubrir todo el suelo. Podemos encontrar también la primavera (Primula vulgaris) o el geranio nodoso (Geranium nodosum).

Hayedo con primavera: En los Puertos de Beceite en los fondales por debajo de los hayedos con boj es la primavera (Primula vulgaris) la que adquiere protagonismo. Encontramos también sanícula (Sanicula europaea) y la lúzula de bosque (Luzula sylvatica).

Abetares con hayas: Podemos encontrar esta formación en terrenos calizos, como variante del hayedo con escila del Pirineo, en terrenos con Ph próximos al neutro correspondientes al hayedo con eléboro verde o en zonas de el hayedo con descampsia, compartiendo el haya el estrato arbóreo con el abeto (Abies alba) dando lugar esta comunidad. Son sistemas muy complejos de alta productividad y gran valor ecológico, en los que el abeto sanea los terrenos mas húmedos bombeando con sus potentes raíces y recogiendo luego el haya la humedad ambiental aprovechando una precipitación horizontal muy importante en los periodos mas secos. El haya, de carácter mas colonizador, permite la entrada a su sombra del abeto actuando como etapa serial.

De acuerdo con las formaciones mas comunes explicadas, podemos diferenciar las siguientes asociaciones:

Formacions Comunitat Ambient
Hayedo con escila del Pirineo Scillo-Fagetum Hayedo en suelos fértiles, calizos, en altitudes óptimas.
Hayedo con eléboro verde Helleboro-Fagetum Hayedos en terrenos mas secos y pedregosos, con Ph mas próximo al neutro incluso ligeramente ácidos.
Hayedo con descampsia Luzulo niveae-Fagetum Suelos siliceos mas pobres
Hayedo con boj Buxo-Fagetum Sustratos calcareos poco húmedos con influencias submediterraneas.
Hayedo con hiedra Geranio-Fagetum Fondales húmedos y abrigados por debajo de los hayedos con boj.
Hayedo con primavera Primulo-Fagetum fondales húmedos y abrigados por debajo de los hayedos con boj en los Puertos de Beceite.
Abetares con haya Scillo-Fagetum subas. abietetosum ó Helleboro- Fagetum subas. abietetosum ó Luzulo niveae-Fagetum subas. abietetosum Bosques mixtos donde las dos especies se encuentran en equilibrio complementandose en cualquiera de las asociaciones citadas.
Silvicultura

En algunas zonas el haya se trata como monte bajo, en turnos cortos entre 8 y 20 años para obtener madera para pasta de papel o leñas, si bien hacia los 70 años deja de brotar. Normalmente se aplican turnos de mas de 80 años llegando hasta los 160 años obteniendo buenos fustes. En este caso se pueden aplicar tratamientos de bosque irregular con aclareos periódicos. En Francia hay zonas en las que se hacen cortas de una ha a matarrasa por considerar que es el mejor método para obtener una buena regeneración natural.

Los hayedos presentan buena regeneración natural por lo que no se necesita normalmente reforestar en el tramo en regeneración si se trata por aclareo sucesivo uniforme, en caso contrario, la buena calidad del terreno permite una fácil reforestación con planta de una o dos sabias, si bien es prudente facilitarle sombra el primer año.

En terrenos buenos y aplicando unos tratamientos correctos se han conseguido valores de producción de hasta 12 m3/ha/año. En nuestros hayedos las producciones oscilan entre los 3 y los 5 m3 /ha/año.

Como plagas y enfermedades la mas conocida es el corazón rojo del haya que provoca el micelio de algunos hongos (Ungulina marginata, Ganoderma applanatum, Fomes connatus...) al penetrar por alguna herida, depreciando la madera. En trozas ya cortadas, los dos primeros hongos citados pueden provocar coloraciones rojas y pudriciones en el conocido "pasmo" del haya. En cuanto a los insectos Euproctis chrysorrhoea come hojas, brotes y flores y Orchestes fagi come las hojas.

Para su cubicación el Inventario Forestal Nacional utiliza fórmulas del tipo:

v = a + b x d2 x h

siendo d el diámetro con corteza en centímetros y h la altura total en metros.

Para la província de Girona tenemos:

v=51,46 + 0,02254 x d2 x h
Propiedades y usos

Madera blanco-amarillenta que al cortarla pasa a rojiza, sin albura y duramen diferenciados. Es una madera dura, de densidad mediana o alta, de grano fino, que desenrolla bien y da una chapa de calidad.

Se utiliza en carpintería en piezas rectas o curvadas (si bien requiere tratamiento para alargar su vida), para hacer traviesas para las vías de tren, para pasta de papel tratada a turnos cortos en países donde no disponen de madera de eucaliptos, para tornería, para leña...

Otros usos frecuentes son los ornamentales, el carboneo para obtener un carbón que se había utilizado en medicina, destilada para los mismos fines, ...

El hayuco tiene usos alimentarios aprovechados normalmente por la fauna del entorno, si bien hay citas como la de Cornelio Alejandro que relata como estando sitiados por el enemigo en el castillo de Chío, los habitantes del mismo se defendieron del hambre únicamente comiendo hayucos.

Sus setas

Existen diferentes setas aptas para el consumo en los hayedos, por nombrar unos cuantos anotaremos:

- Clitocybe odora (anisado): fácilmente distinguible de otros clitocybes por su olor a anís. Se come mezclado con otros por su gusto intenso.

- Marasmius alliaceus (marasmio aliáceo): se utiliza como condimento por su gusto a ajo.

- Oudemansiella radicata: no tiene gran valor culinario y aparece citada en la bibliografía como propia de los hayedos, si bien no la he identificado.

- Cortinarius praestans: especie poco frecuente, comestible de joven.

- Russula cyanoxantha (carbonera): buen comestible que aparece en los veranos lluviosos y en otoño en bosques tanto de frondosas como de coníferas. Lo hemos encontrado en castañedas y en hayedos.

- Phylloporus rhodoxanthus: seta comestible de poco valor y poco frecuente.

- Boletus pinicola (calabaza): seta de gran calidad del grupo de los boletus de carne blanca inmutable.