Anar a la versió catalana
¿Quieres ver las citas bíblicas
en su texto hebreo y griego?
Si no las ves,
doble click...click2 (1K)
Internet Explorer no muestra bien el texto griego.
Utilizad otros exploradores: Mozilla Firefox, GoogleChrome...
Sólo texto
Explorador recomendado: Mozilla Firefox Consejos de lectura Y unos consejos del siglo XIV... Si es tu primera visita...
  1. ¿Cómo conocí a Leonardo Boff?
  2. La mujer sin nombre (Tema actual)
Próximos capítulos:
  1. ¿Cómo se llegó a la identificación?
  2. Y la mujer de Lc 7, 36ss ¿era una prostituta?
  3. María Magdalena en el santoral y en la liturgia
  4. María Magdalena, ¿la "canónica" versus la "gnóstica"?
      
ENSEÑAR AL QUE NO SABE...

La primera de las siete "espirituales"
obras de misericordia

no_sabe (271K)
ENSEÑAR A LEONARDO BOFF...

Y todos serán enseñados por Dios
Jn 6, 45

             
Se deja tocar y ungir los pies
por una conocida prostituta, Magdalena.

(Lc 7,36-50).
Las mujeres en la vida de Jesús
y su compañera Miriam de Magdala

Su artículo semanal del 02.03.2018
Si lo queréis leer...

La mujer sin nombre

La suposición que sigo es la siguiente: la escena de Lc 7, 36-50 viene derivada, por obra del inteligente evangelista (a quien, siguiendo la costumbre, llamaremos Lucas), de la narración de la unción de Betania, la cual sería la escena inicial (y programática) del hipotético documento de la psaión / resurrección. Recordad lo que quizás ya habéis leído estos últimos días

Este hipotético documento de la pasión / resurrección, que sería seguido por Juan y Marcos y, a través de este último llegaría a Mateo (que lo seguiría casi a la letra) y a Lucas (quien "reinventaría" la escena en otro lugar)

Raymond E. Brown admite la posibilidad de este hipotético documento, la fuente común a Marcos y Juan:

No puede ser mera coincidencia el hecho de que tanto Juan como Marcos utilicen la expresión singular "perfume de nardo puro"; pero ¿copia uno de otro o utilizan ambos una fuente común? Las pequeñas diferencias que se advierten en los detalles en que más se parecen los dos sugieren que se trata de lo segundo. Pero si Juan y Marcos nos transmiten una fuente común a ambos, también es verdad que Marcos reproduce esa fuente en una forma más original.

El evangelio según Juan
Pàg. 710

...tenía como escena inicial la cena en Betania, durante la cual una mujer unge la cabeza de Jesús: esta escena inicial insinua ya la escena final (la muerte de Jesús) y da sentido a toda la narración.

En esta cena en Betania, en casa de Simón el Leproso, "mientras estaba reclinado en la mesa, llegó una mujer", una mujer sin nombre pero con una misión claramente profética: ungir la cabeza de Jesús, unción mesiánica, unción real.

Si quieres ver
el texto griego

Mc 14, 8 Ella ha hecho lo que podía,
porque se ha anticipado a ungir mi cuerpo para la sepultura.
o] e;scen evpoi,hsen\
proe,laben muri,sai to. sw/ma, mou eivj to.n evntafiasmo,nÅ

Quien ha "montado" esta escena inicial conoce a fondo las Escrituras. Cuando escribe

Mc 14, 3 a ...estando reclinado a la mesa
vino una mujer que tenía un frasco de alabastro con perfume de nardo
puro de gran precio.
Y quebrando el frasco de alabastro,
lo derramó sobre la cabeza de Jesús.
a katakeime,nou auvtou/
h=lqen gunh. e;cousa avla,bastron mu,rou na,rdou
pistikh/j polutelou/j(
suntri,yasa th.n avla,bastron
kate,ceen auvtou/ th/j kefalh/jÅ

Nos quiere recordar la unción de Saul (el primer rey de Israel) por Samuel, un auténtico profeta del Señor (1Sa 3, 20)

1Sa 10, 1 Entonces Samuel tomó un frasco de aceite,
lo derramó sobre la cabeza de Saúl
y le besó diciéndole:
El Señor te unge como el soberano de su heredad.

O la de Jehú por uno de los hermanos profetas de Eliseo:

2Re 9, 3 Coge elfrasco de aceite
y derramáselo sobre la cabeza
diciéndole:
Así dice el Señor: Te unjo rey de Israel.

Si hiciéramos una lectura más amplia sobre Samuel y Saul, encontraríamos:

1Sa 9, 16 ...para que lo unjas como jefe de mi pueblo, Israel,
y libre a mi pueblo de la dominación filistea;
porque he visto la aflicción de mi pueblo,
sus gritos han llegado hasta mí.

Una unción con un programa, con una "hoja de ruta": "para que libre a mi pueblo".

Y si hiciéramos una lectura más amplia sobre Jehú encontraríamos:

2Re 9, 13 Inmediatamente cogió cada uno su manto
y lo echó a los pies de Jehú sobre los escalones.
Tocaron la trompa y aclamaron: ¡Jehú es rey!

Podéis recordar
Las unciones
Ver cuadro sinóptico


Las unciones según Raymond Brown


Unciones y mujeres

Un texto de Susan Haskins

Marcos (y Mateo "a su rueda") mantiene la fuerza profética de esta unción; el evangelio de Juan ("mi reino no es de este mundo") no se atreve a tanto: la mujer sin nombre es sustituida por María, a la cual todos los lectores ya conocen como la hermana de Lázaro, ungiendo, no la cabeza sino los pies de Jesús. Y Lucas, que ha comprendido muy bien la carga de dinamita que la mujer sin nombre llevaba en su "vaso de alabastro", reinventa la escena en otro lugar, conviritiendo una mujer profetisa en una mujer pecadora. No es la única vez que Lucas se dedica a "fabricar pecadores": sin pecadores, ¿cómo se podría manifestar la misericordia de Dios?

Podéis recordar

Lucas, fabricante de pecadores

Vayamos ya al tema que hoy toca.

Se deja tocar y ungir los pies por una conocida prostituta, Magdalena (Lc 7,36-50).

Me he leído (por el respeto que me merece Leonardo Boff) cuatro o cinco veces este texto del evangelio de Lucas y no he encontrado el nombre de la "conocida prostituta". Aprovechando el BibleWorks (una buena herramienta para el estudio de la biblia) he mirado unas cuantas versiones, la original griega también: en ninguna de ellas sale la palabra "Magdalena". Incluso he mirado las notas críticas, por si en alguna de ellas se hiciera mención de algún códice que hubiera añadido el nombre de esta mujer. Nada de nada.

No seré yo (¡Dios me libre! como diría san Pablo) quien niegue a Boff, o a cualquier cristiano, su libertad para poner un nombre a los personajes innominados que van apareciendo en los evangelios. Es lo que hizo el evangelio de Juan

Pregunta:
¿Por qué en los evangelios
los pobres no tienen nombre
(a excepción de Timeo, ciego y mendigo)
y los ricos sí que lo tienen?
Si queréis saber alguna cosa...

Muy loable es el intento de Leonardo Boff de dar un nombre (="dar papeles") a tantos indocumentados que se pasean por los diversos documentos evangélicos.

Es lo que hizo Francisco Franco, "Caudillo de España por la gracia de Dios", cuando a ruegos de Pedro Arrupe, entonces Provincial jesuita del Japón, "dio papeles" a unos cuantos jesuitas centro-europeos (húngaros en su mayoría) quien, por su pasado filo-nazi, habían ido a parar al Japón sin ningún papel. Arrupe ("de bien nacidos es el agradecimiento") solía visitar a Franco cuando viajaba a España.

Lo que muchos jesuitas no saben

También es verdad que Franco le debía un cierto agradecimiento, si había sido informado de quién había traducido del inglés al castellano la carta que los Provinciales jesuitas de los Estados Unidos le había dirigido el año 1938, dándole su apoyo (oraciones y dineros)

Lo que muchos jesuitas tampoco saben

Mi cuestión es sobre la oportunidad del nombre escogido (Magdalena) para designar a esta mujer, supuesta la larga tradición que sobre este nombre existe en el imaginario del pueblo cristiano.

A mi entender, hubiera sido mejor que Boff pusiera otro nombre a esta mujer (por ejemplo, el de Gómer, en recuerdo de la prostituta (gunai/ka pornei,aj)) que el profeta Oseas desposó), para no seguir manteniendo en el pueblo cristiano la identificación, ya superada desde hace muchos años por la exégesis y por el santoral surgido del concilio (aquel Concilio Vaticano II de hace más de cinquenta años) de aquellas tres mujeres que aaparecen en los diversos documentos evangélicos.

Aunque este documento dice que eran las que "cuando él estaba en Galilea lo seguían y lo servían", no salen nunca por sus nombres en el resto de los evangelios, a excepción de Lc 8, 1-3, lista encabezada también por "María, la llamada Magdalena".

Lc 8, 1ss Después de esto fue caminando de pueblo en pueblo y de aldea en aldea
proclamando la buena noticia del Reino de Dios;
lo acaompañaban los Doce
y algunas mujeres
            que habían sido curadas de malos espíritus y enfermedades
María, la llamada Magdalena,
            de la que habían salido siete demonios,
Joana, la muller de Cuses, administrador d'Herodes,
Susana
y muchas otras,
            que los ayudaban con sus bienes
Kai. evge,neto evn tw/| kaqexh/j kai. auvto.j diw,deuen kata. po,lin kai. kw,mhn
khru,sswn kai. euvaggelizo,menoj th.n basilei,an tou/ qeou/
kai. oi` dw,deka su.n auvtw/|(
kai. gunai/ke,j tinej
            ai] h=san teqerapeume,nai avpo. pneuma,twn ponhrw/n kai. avsqeneiw/n(
Mari,a h` kaloume,nh Magdalhnh,(
            avfV h`j daimo,nia e`pta. evxelhlu,qei(
kai. VIwa,nna gunh. Couza/ evpitro,pou ~Hrw,|dou
kai. Sousa,nna
kai. e[terai pollai,(
            ai[tinej dihko,noun auvtoi/j evk tw/n u`parco,ntwn auvtai/jÅ

Fuera del nombre de María Magdalena, la ciudad de Magdala no es mencionada en el NT, ni en Josefo ni en ninguna otra fuente de la época. Fitzmyer sugiere que Magdala podría ser la ciudad galilea de Tariquea, situada por Josefo (GJ 2.13.2 $252) "no lejos de Tiberiades, en la ribera occidental del lago Genesaret". John P. Meier, Un judío marginal, II/II, pag 776, nota55.

Podéis ver
Las mujeres de Jesús


El grupo de mujeres

Un texto de Susan Haskins

Las posibles combinaciones entre Juan y Lucas hacen posible que esta pareja de hermanas pueda ser identificada con las dos hermanas de Lucas (Lc 10, 38-42)

Podéis ver


Dos pares de hermanas

Un texto de Susan Haskins

No hay -o no habria- que decir que María Magdalena no debe ser identificada con la "pecadora" de Lc 7, 36-50 ni con la María de Betania de que habla la tradición joánica (Jn 11-12). Esta es una interpretación habitual hoy día: de hecho, no ha constituido ninguna novedad en la exégesis católica a lo largo del siglo XX. John P. Meier, Un judío marginal, II/II, pag 776, nota57.

Próximo capítulo

¿Cómo se llegó a la identificación?

Gracias por la visita
Miquel Sunyol

sscu@tinet.cat
7 mayo 2018
Última actualización: agosto 2018
Para decir algo Página principal de la web

Temas teológicos          Temas bíblicos        Temas eclesiales          Cosas de jesuitas
Catequesis navideña (2000)      Catequesis eucarística (2006)    Catequesis sobre el Padrenuestro (2012)
Catequesis sobre el error del Dios encarnado (2014-2015)      Los amigos de Jesús ¿pobres o ricos? (2014)
Spong, el obispo episcopaliano (2000)     Teología Indígena (2001)      Fernando Hoyos (2000-2016)     Con el pretexto de una encuesta (1998)