Anar a la versió catalana
¿Quieres ver las citas bíblicas
en su texto hebreo y griego?
Si no las ves,
doble click...click2 (1K)
Internet Explorer no muestra bien el texto griego.
Utilizad otros exploradores: Mozilla Firefox, GoogleChrome...
Sólo texto
Explorador recomendado: Mozilla Firefox Consejos de lectura Y unos consejos del siglo XIV... Si es tu primera visita...
CARTA A ORIOL JUNQUERAS

Compartiendo diálogo
con un escrito suyo navideño

Leer el artículo
de Oriol Junqueras

Benvolgut Oriol:

Hace unos días me llegó tu escrito "navideño" y lo aprovecho para enviarte, compartiendo en diálogo tus reflexiones, un saludo cordial. Te agradezco tu escrito ya qe me da la opotrtunidad de añadir un capítulo a mi Catequesis Navideña (del año 2000), en la cual no decía nada sobre los pastores.

1

Estos últimos días he tomado una decisión: dejaré dicho, por escrito, que en mi "funeral" ni canten ni reciten el salmo 23: "El Señor es mi pastor".
Ya voy dejando detrás los 78 años, y llevo muchos años leyendo y releyendo cosas de la biblia, pero no ha sido, hasta hace unos pocos días, que me he dado cuenta que qien se dirigía al "Señor" como"mi pastor" era el rey.

Este salmo 23 no es la plegaria de uno de los "humildes de la tierra" ni de los "pobres del país", sino del "rey", que se apropia así de la divinidad, cerrando el paso a un acceso directo de la gente a Dios. Es un salmo de la liturgia de la coronación del rey: "me has ungido la cabeza con perfumes" (versículo 5)

Quizás añadiré en el testamento que, si se empeñan en recitar algún salmo, (ya hace tempo que voy diciendo que no hay ningún salmo que se pueda salvar), que elijan el 80: "Pastor de Israel, escucha". Este sí que sería plegaria del pueblo, pero, si lo quieren cantar en mi funeral, deberían de suprimir el versículo 13: "¿Por qué has abierto brecha en su cerca para que la vendimie cualquier viandante?" El pueblo ("la viña que sacaste de Egipto") también pone barreras a todos los otros. Este salmo no está dentro del "pluralismo religioso". Y deberían suprimir más versículos, por ejemplo, el 9: "para transplantarla expulsaste a los nativos").

2

Los "muchos pastores" del libro de Jeremías (Jr 12, 10-11) no son los pastores "considerados como unos marginados sociales, que vivían casi de la delincuencia", sino los dirigentes del pueblo. Sirva este texto para no alargarme.

Jr 23, 2 Esto dice el Señor, Dios de Israel, a los pastores que pastorean a mi pueblo: Vosotros dispersasteis mis ovejas, las expulsasteis, no hiciste cuenta de ellas. Pues yo tomaré cuentas de vuestras malas acciones -oráculo del Señor-.

No te diré que Lucas no conocía el Talmud (pues este en su tiempo todavía no existía), ya que me podrías decir que yo, cuando me ha interesado (por ejemplo, para saber si Jesús fue considerado como un manzer, un hijo bastardo), también lo he citado.

Ya hace años una señora protestante, de la Iglesia Reformada de Francia, con quien mantuve correspondencia por Internet, me animaba a ir al Talmud, aunque ella ya sabía que no estaba, ni mucho menos, escrito en el tiempo de Jesús, pero gran parte de su contenido preexistía en forma de "ley oral" desde hacía más de mil años.

Podemos describir el Talmud como una antigua enciclopedia de la espiritualidad y el saber, extendiéndose a temas de ética, de historia, de leyes, de biología, de mística… Ha sido escrito a partir de finales del siglo II, pero la mayor parte de su contenido existía ya bajo la forma de ley oral desde hacía más de mil años. El Talmud escrito representa más de 50 volúmenes de comentarios bíblicos, escritos en hebreo y en arameo y clasificados por temas.

¿Quiénes son, pues, los "pastores" del evangelio de Lucas?

  1. ¿Unos marginados? En este caso, la descripción que nos hace el evangelio de Lucas podría ser considerada como "sorprendente y revolucionaria".
  2. ¿Los "dirigentes" del pueblo"? "En las cercanías había unos pastores (los dirigentes destituidos) que pasaban la noche a la intemperie (en tiempos de oscuridad y de ocupación), velando el rebaño por turno"

Quizás este relato de Lucas lo hemos de interpretar, no a la luz del Talmud o de las consideraciones -nunca negligibles aunque sean de 1969- de un Joachim Jeremias en su libro jerusalem zur zeit jesu (traducido al castellano en 1977, jerusalén en tiempos de jesús)), sino a la luz de los profetas. Lucas vislumbra ya los nuevos tiempos anunciados:

Jr 3, 15 Allí os daré pastores a mi gusto
que os apacienten con saber y acierto
Jr 23, 4 Les daré pastores que las pastoreen:
no temerán, ni se espantarán, ni se perderán.
Oráculo del Señor.

Este anuncio profético se convertira en el evangelio de Lucas en:

Lc 2, 10s Os traigo una buena noticia, una gran alegría, que lo será para todo el pueblo:
hoy, en la ciudad de David, os ha nacido un salvador: el Mesías, el Señor.

La palabra "salvador" la podríamos traducir también por "liberador", que podría estar más en consonancia con lo que el evangelio de Lucas dice un poco antes:

Lc 1, 68 Porque ha venido él a liberar a su pueblo,
suscitándonos una fuerza salvadora en la casa de David, su siervo.
Él lo había predicho desde antiguo por boca de sus santos profetas:
que nos salvaría de nuestros enemigos y de la mano de todos los que nos odian
manteniéndose leal a nuestros padres y teniendo presente su santa alianza,
la promesa que hizo a nuestro padre Abrahán de concedernos que,
libres de temor, arrancados de las manos de los enemigos, le demos culto
con santidad y rectitud en su presencia, todos nuestros días.

Elegir entre la opción a) (unos marginados) o la opción b) (los dirigentes del pueblo) se nos puede hacer un poco difícil, ya que, dentro del evangelio de Lucas, no encontramos otras referencias a los pastores: no vuelve a salir la palabra "pastor" o "pastores".

3

"El Dios de Lucas es el Dios de la misericordia". Me gusta tu precisión: "el Dios de Lucas". Ya sé que no me has copiado (tú y yo hemos copiado de otros) cuando decía: "El evangelio de Lucas puede ser considerado como el evangelio de la misericordia y perdón de Dios".

Y yo añadía: "Pero la condición de posibilidad de que Dios pueda perdonar es, en primer lugar, que haya pecadores. Y Lucas es un maestro en el arte de "fabricar pecadores". Y ponía algunos ejemplos:

Los crucificados con Jesús.

La palabra griega (lh|sth,j( ou/) utilizada por Marcos y Mateo la encontramos muy a menudo en la obra del historiador judío pro-romano Flavio Josefa, con la cual se refiere a todos los miembros de la resistencia antirromana. Este judio pro-romano que nunca renegó de su religión, no puede dejar de reconocer la profunda motivación religiosa de todos estos lhstai,: la única y plena soberanía de Dios sobre su tierra y su pueblo, en defensa de la cual estaban dispuestos a matar y a morir.

Lucas, por su lado, conociendo muy probablemente la obra de Flavio Josefa, no sigue a Marcos al designar a los dos crucificados con Jeús: para él son kakou/rgoi, mal-hechores.

Desnudos en sus cruces, mueren, por obra de Lucas, desnudados también de toda motivación religiosa: de "presos políticos" han pasado a ser "presos comunes". (Esto está escrito en abril del 2008, hace diez años).

El Dios de misericordia y de perdón de Lucas ya tiene su "pecador", pero todavía no puede ejercer sus funciones de perdonar: falta todavía una condición de posibilidad, la autoinculpación del pecador. Y Lucas también la "fabrica":

Lc 23, 41 Y nosotros la sufrimos justamente
porque recibimos lo que merecen nuestros actos.

La mujer de la unción

Lucas convierte la mujer profetisa de Marcos (14, 3-11) que, ungiendo mesiánicamente la cabeza de Jesús, cumple una misión profética en una pecadora (Lc 7, 37). Así el Dios de Lucas puede ejercer una vez más su oficio de perdonar.

Ampliar el tema

María Magdalena

Hemos de agradecer al evangelista Lucas que, a regañadientes, nos haya conservado esta noticia sobre "las mujeres que seguían a Jesús desde Galilea, la primera de lascualeses, en su evangelio como en los otros evangelios, María, "la llamada Magdalena". Y digo "a regañadientes" porque se siente obligado a relacionarlas con "los espíritus malignos" (avpo. pneuma,twn ponhrw/n) y, en el caso concreto de María Magdalena con "los siete demonios" (daimo,nia e`pta.).

Es cierto que en el evangelio de Lucas se mantienen bien diferenciadas las tres mujeres: la pecadora de Lc 7, 37; María, la hermana de Marta, de Lc 10, 39, y María Magdalena de Lc 8,2 i 24,10. Pero, con "los siete demonios", abría unos caminos que conducirían a la basílica de San Clemente de Roma, donde el viernes posterior a la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz (14 de septiembre), muy posiblemente del año 591, el Papa Gregorio el Magno, en su homilía XXXIII sobre el evangelio de Lucas, identificaba, en una misma mujer, la pecadora de Lucas, la María de Betania de Jn 12, 3 y a la María Magdalena de Lc 8, 2. Y en su sermón del jueves de la semana de Pascua, sobre Jn 20, 11-18 (aparición de Jesús a María Magdalena), pronunciado en la basílica de San Juan de Letrán, volvía a identificarla con la que "había sido una pecadora pública".

Enseñar al que no sabe
Enseñar a Leonardo Boff

Una catequesis sobre
María Magdalena

(en 6 capítulos)

La parábola del "hijo pródigo"

Después de estos ejemplos nos podemos preguntar si Lucas no utilizó la misma técnica de "fabricar pecadores" en la parábola normalmente titulada del "hijo pródigo" y si podemos sospechar que entre la descripción que Jesús hizo de este joven (en el caso de que Jesús hablara de este joven) y la que nos ha llegado en el evangelio de Lucas puede haber una gran diferencia

Pienso que Jesús no comenzó su parábola diciendo:

Lc 15,11 Un hombre tenía dos hijos;
el menor le dijo a su padre:
"Padre, dame la parte de la fortuna que me toca"

Sospecho que Jesús la comenzó de esta otra manera:

Lc 15,11 Un hombre tenía dos hijos.
Un día el padre dijo al menor:
"Toma estos dineros y marcha a la ciudad.
Lo que nos queda de tierra no da para dos familias"

Pienso que Jesús no nos describe un joven pecador perdonado… Jesús describe a sus oyentes, que son los que están directamente implicados en la parábola, la vida de un joven campesino que su padre y su hermano mayor (los oyentes de la parábola), intentando mantener bajo la continua presión económica un cierto bienestar familiar, han "arrojado" a un "país lejano"

Este es el Dios de la misericordia de Lucas, el que para perdonar necesita la autoinculpación del pecador: "Padre, he pecado contra el cielo y contra ti". El Dios de los otros evangelistas era más fácil a la hora de perdonar (cf. Mc 2, 5)

Ampliar el tema

4


Llego ahora al punto de tu escrito que más deseaba: Jesús en la sinagoga de Nazaret según el evangelio de Lucas (4, 16-30)

Sobre este tema ya tengo cosas escritas desde hace algún tiempo: el de "mantener las distancias" es del año 2006; el de las "deshonestidades" de un teólogo "honesto" es del 2014. Como me parece que no tienes acceso a internet, te los envío en papel. Por si tuvieras:

Mis dos interlocutores son dos exjesuitas, que siguen muy interesados en estos temas.

Me parece que no tengo que añadir más cosas...

*      *      *

Quizás debería añadir algo: una breve presentación mía.

El nombre y mi edad ya los conoces; también mi lugar de vivienda: la calle 24 de Tarragona. En Tarragona, las calles que tienen nombre de número son las del barrio de Bonavista, un barrio creado en los años 60 por la emigración procedente del sur de España y que ahora convive con una emigración procedente "más del sur".

En mi página web me presento así: "Un jesuita intenta compartir reflexiones de teología y espiritualidad desde un barrio obrero de Tarragona".

Los que leen mi web también saben que me jubilé, a la edad que tocaba (los 65), como celador del Hospital Joan XXIII, el del ICS. También pueden saber que durante algunos años tuve "horas sindicales".

Según lo que vayan leyendo no desconocerán que, una vez acabados los estudios de teología y ordenado sacerdote, hice de "misionero" durante tres años en el Chad.

Y, según que otras páginas miren, serán sabedores de que, en mi adolescencia, fui socio del Real Valladolid, aquellos cuatro años de bachillerato (de 2º a 5º) en que fui alumno interno del San José, el colegio de los jesuitas de Valladolid, en donde empecé a darme cuenta de la difícil relación entre España y Catalunya: lo que pasa ahora no son cosas de ahora.

No sé cómo desearte el Bon Nadal... Quizás deseándote que una vez más unos "pastores" reciban un anuncio angélico, que sea una "buena nueva para todo el pueblo".

3_joventut (983K)

Ampliar la foto

passarela1 (1554K)

Ampliar la foto

passarela2 (1570K)

Ampliar la foto

Gracias por la visita
Miquel Sunyol

sscu@tinet.cat
28 diciembre 2018
Para decir algo Página principal de la web

Temas teológicos          Temas bíblicos        Temas eclesiales          Cosas de jesuitas
Catequesis navideña (2000)      Catequesis eucarística (2006)    Catequesis sobre el Padrenuestro (2012)          Catequesis sobre el error del Dios encarnado (2014-2015)
Fragmentos de Alfredo Fierro      Los amigos de Jesús ¿pobres o ricos? (2014)
Spong, el obispo episcopaliano (2000)     Teología Indígena (2001)      Fernando Hoyos (2000-2016)     Con el pretexto de una encuesta (1998)