DELIMITACIONES
 

Mi verso limita al norte
con un giro interrogante
que cruzó mi juventud.
 
Al sur
con una constante
de sudor bajo la cruz
impuesta a mi auto exilio,
esquivando ariscas olas
a veces de solitud.
 
Al este,
limita con una vertiente
de madurez e inquietud,
como la roca colgante,
pendiente de un fuerte alud,
bailando sobre una pista
sin música, apenas luz
para ver quien merodea
o se esconde en el oeste
tras mi rima de aptitud.
 
Mi verso se delimita
por la fuerza y vibraciones
que, sobre mí... ejerces tú.