OLAS

Olas de inspiración
inundan la playa del consentimiento,
ajeno a darse cuenta de que, la arena se moja
sin ninguna protección.

Olas de inspiración
acarician la orilla del pensamiento,
este, lo advierte, se deja y hace romper la espuma
ataviada a discreción.

Olas vienen
y se van,
a veces enfureciadas
por la brisa de mi esfuerzo,
otras tantas deprimidas
con las ganas de alcanzar
la rima de nuestras aguas
en busca de libertad;
ese acento de mi verso
cuando me senté a soñar.