CRIMEN DE POETA


A solas
me gusta reposar
en la parte de atrás
de mi propiedad.

A solas
me gusta palpar
los rayos del sol,
gozar del calor,
pensar…
y escribir.

A solas…
Me gusta sentir
y con la mente medir
la silueta del capricho,
echar una mano a la pluma
y su tinta vaciar
sobre el pálido semblante
con quien me siento a soñar.
Aparte de matar
el tiempo,
escribiendo.