PEQUEÑA BIOGRAFÍA DEL ENERGÚMENO

Tú, el ignorante fatalmente culto,

El que nada conoce y nada sabe,

El tonto al cubo, el sopita de ave,

El único atorrante, casi bulto.

 

Media nariz para una testa cana.

Orejas de elefante y enrulado.

Por anticipo, leso más quemado

No se ha visto en todita la semana.

 

Pides perdón a los cultos de veras.

A los doctores de la verdad pura.

A los que creen haber visto a Dios.

 

No le pidáis uvas a las peras.

Nuestra vida es una gran travesura.

Decimos hola y decimos adiós.