EL PARAGUAS ROJO

 

arriban a este puerto cansados trasatlánticos

y hendidos en la proa desertan ante el vino

y abócanse a los vasos recios hombres

con barbas pusilánimes

 

son viejos marineros que acódanse a la barra

confiados como mástiles

y beben vino a sorbos al son de una guitarra

 

sois bravos marineros murmuran las rameras

buscando ser amadas

oh rojas jarreteras!

y caen rojos guantes ya ebrios sobre el suelo

y glúteos que se abren

agólpanse en un sexo

 

las copas en las mesas conservan sus latidos

de copas postergadas

al son de una guitarra y en fin los marineros

de un barco de otros puertos

exploran nuevas aguas al son de una guitarra

 

sois bravos marineros

la noche ya se acaba!

                                                  

 

 (Barcelona, 1987)