Vocación de Colibrí

 

Tenía ella

dentro

cual avecilla linda

preciosa y templada faena

 

De flor en flor

alimentándose

al mismo tiempo

gametizando

 

De sensibilísima manera

inseminaría

con néctares

de vida

 

Es la natural vocación

con la que nacimos

en la necesidad

de todo lo dulcísimo disfrutar

 

Flores de todos los colores

formas y tamaños variadísimos

se adaptan delicadamente

al aportable visitante

 

Deseablemente compatible

en este caso para mal del lindo Colibrí

la mayor parte de las flores

ciegas están

 

Ha sido tremebundo

para el colibrí siempre disponible en el jardín del Edén

no halla podido disfrutar de los cariñosos pólenes

de tan exuberantes flores

 

El alunarado pajarito

demasiado efímera vida habrá tenido

al otro barrio llegará

dejando viuda a las flores más olorosas