La ofendida

 

Sí yo pecador

sí yo arrancar quise

la flor

sin de la jardinera el consentido

 

Una y de veces un ciento

en función

De los valores en ese instante

de que la vida solo era sexo y dinero

 

Cuando eso es lo que oyes

lo que cada día vez y...

es el “ ley motív “ de todos

para un mozalbete eso es el Evangelio

 

Así te agarras a la aparentemente más débil

pero fuertota de raíz la Rosa

que con ella no puedes

con las espinas de su no querer

 

La vida materialista del criadero y de los trabajos

con el machismo como blasón

te “ casi “ obligaba

a no respetar nada

 

Pasados años casi 50

ver que tras esos tiempos guapetona y fina se volvió la rosácea

es una alegría por ella

pero lamentablemente erró en el injerto de su otra mitat

 

Mucho ha tenido que sufrí

super concentrado el dolor del alma

que hasta en veneno se convirtió

que el armazón de su cuerpo se gelatinizó

 

Con este simple Rejunte de Letras

perdón te pido

más que agradecido porque cuando nos vimos

con amable sonrisa me recibiste

 

Pero sé no has sido cuidada

un mínimo conveniente

por lo cual estas postrada ya tantos años

querida genética antigua