NO PUEDO SER INDIFERENTE

 

Ante el dolor ajeno

que mi alma rompe

cual espejo de agua pisoteado

 

Esta mañana

matrimonio muy mayor

dejado en la calle por los hijos

 

Ya es jodido – perdón por lo poco fino –

que se les deje en un asilo

pero como a perros sarnosos no tienen perdón

 

Yo antes que esa situación

agradecería me suicidaran

así todo dormiríamos tranquilos

 

Aviso pa navegantes

ante ese tema  llegao de inmediato

se evita eso ante notario con un usufructo

 

Significa

nadie puede vender bienes e inmuebles de ningún tipo

ni quienes los crean hasta después de muertos

 

Tampoco quiero yo

si por mí mismo moverme no puedo

me paseen como a un peluche sobre rueda

 

Ni que me laven cada día

ni que sábanas 

igualmente me las pongan al unísono diario

 

El día que indiferente sea yo

seguramente

nadie me tendrá que suicidar.