Dr. Ántoni

 

¡¡ venga !!

la señora Yerma

de la cama dos

se muere

 

Volando él llegó

hubo un paro eléctrico

el suministro de oxigeno se cortó

tardando más de lo previsto

 

Él era de corta mediana edad

por eso tenía experiencia

rápido se dió cuenta de la gravedad

le insufló aire hasta revivirla

 

Siendo ella mucho menor que él

allí estaba a punto de morir

por tema pulmonar

a causa del Tabaco

 

Aún siendo ella consciente

iba  perder un pulmón

el ansia de Nicotina

loca la volvía

 

El Doctorcillo como ella le decía

le tenía encono a la vida

tenía el sabor a Hiel todo el tiempo en los labios

porque nunca pensó su Ninfa le traicionaría

 

Ella rubia

de morena tez

vistoso cuerpo

de extrema agradabilidad

 

Ántoni aún fuera de turno

la costumbre tenía

de periódicamente acompañarla

para que de su futuro positiva fuera

 

Yerma de padres divorciados

eso muchos sinsabores en su alma creó

buena parte de eso

fue lo que fumar la hizo a temprana edad

 

No era pobretona

pero el dinero no lo es todo

los colegios caros

no son inyectores de cariño tampoco

 

Su corazón amargado

su vida pendiente de un fino hilo

tras aquel heroico salvamenteo del Doctorcillo

ese hilo se fue día a día robusteciendo

 

Ya ella confianza le tomó

lo trataba casi como al papi

que hubiese necesitado de niña

él se dio cuenta y le siguió el “ juego “

 

Tanto relato de dolor y tristezas

de una niña y luego mozuela

a él de bálsamo le sirvió

hasta pensar casado nunca estuvo

 

Por esa correlación misteriosa de la vida

que nunca todo se sabe

él comenzó a sentirse juvenil casi y...

ella el Pulmón salvó

 

El Dr. Ántoni

a Yerma en brazos cogió

entraron en un modesto y coqueto pisito y...

a nacer volvieron los dos muy juntitos.