Karlota

 

¿De donde saliste?

que de venir no te vi

¿Por qué no me avisaste?

para los brazos abrirte

 

Así de golpe

revolcándote contigo me encontré

cual dos Cervatillos

en un verde bosque

 

Yo no sabía

tú me buscabas

yo no sabía

un espíritu libre me amaba

 

Me has caído

en la coronilla toda

cual fruto maduro

que todo me has Almibarado

 

Contigo me he deleitado

de completa manera

con espíritu abierto

en diálogo fraterno hasta llegar los dos a ser uno solo

 

En tú limpia Alma

he recolectado la mies

de los mejores ratos de Fantasía

de toda mí vida

 

De tú cuerpo no he pasado

aunque bello no és y bien formado tampoco

pero jamás en otros bellos cuerpos

había gozado tanto

 

Tú no eres una mujer

tú no eres el placer

tú eres la vida misma

que me inhalas y reconfortas cuando me miras

 

Todo lo anterior ha sido

porque sanando estábamos

los dos en la arena

muy calientitos

 

Pescaitos vinieron

de pié nos pusimos

tapados con el Lienzo Moreno

nuestra faena seguimos

 

Pero ¡ Oh ! Díos

cuando la eclosión

creó la blanca flor

me desperté.