Tus dos besos

 

Tenues y efímeros

no se que fueron en realidad

los míos eran

de pétalos sorprendidos

 

En tus mejillas

que hambrientas las vi a tu pesar

como Rosa crecida

de mis pétalos necesitadas

 

De mis jeroglíficos

algo te regalé

con la raíz  muy clara

que tú miedo a regarla tendrás

 

Yo te los santifico

porque un bálsamo fueron

al ratificar

mí errada sobre ti

 

No quiero creer me los dieses

porque en el Limonero

humanos hubiese

si no como “ conocidos “ simplemente

 

Tus dos besos superior a todo

fueran naturales o no

ese primer bonito recuerdo

solo es eso para mí

 

De una natural pretensión

sin doblez

la naturaleza humana y espiritual

en mí virgen estaban

 

Ahora tú y el tiempo

la palabra tenéis

yo seguiré como siempre

vestido de blanco