12 años y 19 días de miedo

 

Fue un mal sueño

una explosión tremenda

que aún resuena en mí cerebro

día a día.

 

Salir de la ratonera

de debajo de la mesa

ver todo devastado

buscar si había muertos.

 

Había explotado

había reventado

lo que no tenía que ocurrir

si normas adecuada hubiésemos tenido.

 

Satisfacción enorme

ver entre trozos de planetas

meteoritos y demás

no había cadáveres destrozados.

 

Tener que salir al interior

como cosmonauta al espacio

sin las cosas adecuadas

bajando las escaleras al cráter dejado.

 

Buscar por el espacio

en el taller de reparación

a los viajeros

que llevaron a reparar.

 

Sabido

no fue de muerte nada fue

salvar el más grande escollo

de toda la vida

 

Luego juicio sumarísimo

al más inocente condenado

por el hecho

siendo culpable el inútil y el Gobierno

 

Menos mal que la solidaridad

a mí alrededor funcionó

donde los aspirantes a Gobernantes

no pudieron hacer méritos con mí sangre.

 

Por ello tras miles de días de agonía

a otra galaxia hemos llegado

aunque ya sea grande

seguro hay posibilidad de paliar la agonía vivida.