En tu mano

 

Me tienes

dispuesta a clavarme el alfiler

tras hasta ilimitado extremo

con mi serrano cuerpo al tuyo haber complacido

 

Todo el lo he recorrido

con besos

susurros y...

caricias del mar oriundas

 

Sentía tu piel respirar

decir mil una vez

¡ no pares !

¡ no pares !

 

Yo cual Galgo

en loca carrera

por los húmedos y olorosos prados

de tu cuerpo divino

 

Xaray ya no recuerdo

cuanto tiempo transcurrió

de tan enorme batalla

que con tanto gusto perdí

 

Pero ahora que amnésico me dejastes

no recuerdo si pasó un año o tres horas

porque viva permanecerás en mí

hasta que la parka me la juegue