PRINCIPAL  ·  Resumen histórico de Tarragona  ·  El Hospital de Santa Tecla de Tarragona

Monumentos de los alrededores de Tarragona

     

LUGARES HISTÓRICOS DE TARRAGONA

 

EL PASEO ARQUEOLÓGICO

 

    En este recinto que rodea parte del núcleo histórico se puede visitar la muralla romana, que no únicamente es el monumento más antiguo de la ciudad sino que es considera la muralla romana más antigua de Hispania. Fue construida a partir de finales del siglo III a.C., y en un primer momento la muralla tenia unos 6 metros de altura y estaba construida con grandes bloques de piedra. Las tres torres conservadas en el paseo también pertenecen a esta primera etapa. Probablemente a mediados del siglo II d.C. la muralla se amplió, su altura aumentó hasta 12 metros, con zócalo  de grandes piedras irregulares sobre las que se alzaba el resto de la muralla. La visita al paseo se completa con las fortificaciones posteriores, datadas entre los siglos XIV i XIX.

 

EL PORTAL DE SANT ANTONI Y CRUZ DE TÉRMINO

 

    Puerta de entrada al recinto Amurallado por el lado de levante, practicada a la antigua muralla romana. La cruz, que indicaba le inicio de la ciudad, es del siglo XVIII.

 

EL PRETORIO

 

    Torre romana con alteraciones medievales y que originariamente era uno de los ángulos de la plaza del forum de la provincia. Contenía en su interior una gran escalera que tenia la función de comunicar los diferentes pisos de la gran plaza porticada. La cronología de la construcción de este forum se sitúa aproximadamente a partir del año 70, momento en el que los ciudadanos de les ciudades de la Hispania Citerior recibirán de Roma el derecho latino. Este hecho influyó de manera determinante en la construcción del forum provincial, donde se reunían anualmente los representantes de las ciudades de toda la Hispania Citerior.

 

EL FORUM PROVINCIAL

 

   El forum provincial estaba formado por dos grandes plazas: una dedicada al culto imperial y la otra dedicada a la administración. Las dimensiones de esta última eran tan considerables que la convertían en la plaza pública más grande del mundo romano, de hecho, sus vestigios se esparcen por una buena parte del núcleo histórico.

 

EL CIRCO ROMANO

 

    Edificio destinado principalmente a las carreras de carros (vigas i cuadrigas), fue construido a finales del siglo I d.C. en época del emperador Domiciano y formaba parte del conjunto de edificios vinculados con el consejo de la provincia que ocupaban la Parte Alta de Tarragona. Del circo se encuentran musealizados para la visita de la zona de la curva y parte de las gradas en la plaza Sedassos y en la calle Trinquet vell, pero muchas de sus estructuras se mantienen en el interior de comercios y casas de la zona. Esta particularidad hace que se considere el circo de Tarraco como uno de los más bien conservados de Europa Occidental.

 

EL BARRIO JUDÍO

 

    Dos pequeñas calles y una placeta recuerden lo que fue el lugar de residencia de los judíos de Tarragona, el Call medieval. Es uno de los rincones con gusto de la Parte Alta.

 

LA PLAZA DEL FORUM

 

    En esta plaza se conservan estructuras, en el  ángulo nordeste, del gran conjunto arquitectónico que fue el Forum Provincial de Tarraco (318 por 175 m.), desde el cual se gobernaban los territorios de la extensísima Provincia Tarraconense.

 

LOS PORCHES GÓTICOS

 

    En el mismo centro de la Parte Alta, los porches góticos de la calle de la Merceria son un interesante ejemplo de arquitectura civil gótica.

 

LA CATEDRAL

 

    Empezada a construir al final del siglo XII, fue consagrada el año 1331 y se terminó en su mayor parte a mediados del siglo XIV, Su estructura es de estilo románico, cosa que le confiere su característica robusta, una vez avanzada la obra se adaptó al gótico, finalizándose con este estilo, de manera que ambos estilos conforman su arquitectura y decoración. De la fachada, que quedó sin acabar, destaca la Virgen del Mainell del portal mayor. En el interior destacan los retablos del Altar Mayor (s, XV) y de la capilla de los Sastres (s. XIV), así como el sepulcro de Joan d'Aragó, patriarca de Alejandría.

 

LA CASA CASTELLARNAU

 

    Residencia de nobles familias tarraconenses, documentada desde los comienzos del siglo XV. La primitiva estructura y distribución góticas son alteradas por remodelaciones en el siglo XVIII. Es propiedad municipal y está abierta al público en cualidad de museo.

 

LA PLAZA DEL PALLOL

 

    Sobre restos romanos del Forum Provincial, se levantan construcciones góticas. Esta mezcla de épocas y estilos confieren un interés especial al conjunto.

 

EL PORTAL DEL ROSER I MURALLAS

 

    El Portal del Roser da acceso a la ciudad por el costado oeste. Está flanqueada por la entrada al Paseo Arqueológico y por una de las seis puertas cíclopes practicadas en el zócalo megalítico de la muralla romana.

 

LA PLAZA DE LA FONT

 

    Conjunto arquitectónico del siglo XIX, emplazado sobre el Circo Roma. Está embellecida por el palacio neoclásico  en el cual se ubica ewl Ayuntamiento. Es lugar de celebración de actos oficiales y populares. Anteriormente se llamaba Plaza de la Constitució. Su denominación actual se inicia, a nivel popular, a comienzos del siglo XVIII.

 

LA ANTIGUA CASA CONSISTORIAL

 

    Se levanta en la calle Major, cercana a los porches de la calle de la Merceria. Con remodelaciones modernas (siglos XVII y XVIII), subsisten les estructures medievales. El Ayuntamiento la ha restaurado y ha instalado en sus bajos una oficina municipal de información turística.

 

EL ANFITEATRO ROMANO

 

    Edificio donde se realizaban los espectáculos sanguinarios, luchas de gladiadores y cacerías de animales principalmente. Fue construido a inicios del siglo II d.C. y reformado en el 218. El año 259 fue el escenario del martirio del obispo de Tarraco, Fructuoso y sus diáconos Augurio y Eulogio. La excepcionalidad del anfiteatro consiste en que sobre el edificio romano se construyó una basílica en el siglo VI dedicada a los mártires, a la cual se superpuso una iglesia románica del siglo XII, dedicada a la Virgen del Miracle.

 

EL BALCÓN DEL MEDITERRANEO

 

    Situado a 35 metros sobre el nivel del mar, constituye la atalaya más bonita de la ciudad y es el mirador característico de Tarragona. Su longitud supera los 200 metros. Popularmente se le conoce como el Passeig de les Palmeres. En su confluencia con la Rambla Nova se levanta el monumento a Roger de Llúría.

 

LA RAMBLA NOVA

 

    Es el paseo más céntrico e importante de la ciudad, inaugurado el año 1854. Con motivo de la conmemoración de su primer centenario, se instaló una fuente ornamentada con grupos escultóricos que simbolizan los cuatro continentes. Un bonito grupo escultórico en bronce que recuerda a los héroes de 1811.

 

EL FORUM LOCAL

 

    Llamado también Fòrum baix o Fòrum petit por contraposición al Fòrum Provincial. Era el centro de la administración y la vida política de la ciudad romana. En este recinto se puede visitar la basílica del Forum, casas particulares y una calle empedrada.

 

EL TEATRO ROMANO

 

    Fue construido en época de Augusto y se encuentra muy próximo al Forum de la ciudad con el que formaría un gran conjunto monumental. A uno de sus lados había un gran nimfeu que constaba de una gruta artificial, un estaque y basamentos con grandes capas de piedra. Fue monumentalizado en el siglo II d.C. y después de un incendio en el siglo III dejó de estar en funcionamiento. El de Tarragona es el único teatro romano conocido en Cataluña.

 

EL BARRIO DEL SERRALLO

 

    Es el barrío de pescadores de Tarragona. Es de un gran tipismo e interesante. Su visita  es particularmente atractiva hasta a media tarda, cuando los pescadores vuelven con sus barcas y se hace la subasta del pescado.

 

LA NECRÓPOLIS PALEOCRISTIANA

 

    La antigua zona del suburbio de Tarraco, al lado del río Francolí, se convirtió en una necrópolis tardoromana que tuvo su máximo crecimiento en la época paleocristiana. Aquí fueron enterrados los mártires de Tarraco: Fructuoso, Augurio y Eulogio. Su tumba motivó la construcción de una importante basílica paleocristiana, que transformó el suburbio en el centro religioso de la Tarraco del siglo V. La necrópolis paleocristiana del Francoli esta considera una de las más bien conservadas de su género en Europa.