Pablo?, San (predicación) (65)  
Obispos desconocidos (65-259)  
Fructuoso, San (259)  
Sede vacante? (259?-313?)  
Obispos desconocidos (314?-366?)  
Himerio (366?-390?)  
Himerio o Hilario (390?-400?)  
Hilario (400?-409?)I Concilio Toledo (9/400). 
Próspero? (409?)LLeva las relíquias de San Fructuoso a Camogli. 
Paterminus? (410?)  
Paterminus (410?-417?)  
Ticiano o Titciano (417-420)Carta de Consenci a San Agustín. 
Obispos desconocidos (420?-464?)  
Ascanio (465)Dos cartas al papa Hilario (465). 
Emiliano (465?-469?)  
Juan (469-520)Concilios provinciales : Tarragona (516) y Girona (517). 
Sergio (520-555)Concilios provinciales : Barcelona (540) y Lleida (546). 
Agnel (556)  
Desconocido (556-560)  
Tranquiliano (560-580)Monje del monasterio de San Martín de Asán. 
Eufemio? (580?-589?)  
Artemio (589-599?)III Concilio de Toledo. Concilio provincial Zaragoza. 
Asiático (599-610?)Concilio provincial Barcelona (599). 
Eusebio (610-632)Subscrive el Decretum Gundemari (610). Concilio provincial a Egara (Tarrasa)(614). 
Audax (633-634?)IV Concilio de Toledo. 
Selva? (635?-637?)V Concilio de Toledo (636). 
Protasio (637-647?)Concilios VI (638) y VII (646) de Toledo. 
Fáluax (647-668)  
Cipriano (683?-691?)Concilios XIII (683), XIV (684) y XV (688) de Toledo. 
Vera (691?-711?)Concilios XVI (693) y XVII (694) de Toledo. Concilio provincial Zaragoza (691). 
Próspero, San (711-713)Huyó a Itália trás la invasión árabe.
Dominación islámica (718?-1090)  
Cesario (958-981), intrusoAbad del monasterio de Santa Cecília de Montserrat. 
Aymerio (927-970)Obispo de Narbona desde el año 927. 
Ató (971)Obispo de Vic. Viatja a Roma con el conde Borrell II y el monje Gerbert de Orlhac, el futuro papa Silvestre II. 
Aymerico (971-977)Arzobispo de Narbona que se opuso a Cesario. 
Hermengol (977-1019)Arzobispo de Narbona. 
   
Guifredo de Cerdaña (1019-1079)Hijo de Guifredo II, conde de Cerdaña. Fue destituido por los concílios de Roma (1078 y 1079) por simonía. 
Pedro Berenguer de Narbona (1079)Arzobispo electo de Narbona, destituido (1079) y excomulgado por legado pontifício el año 1080. 
Dalmau (1079-1090)Candidato del papa contra el arzobispo Pedro Berenguer de Narbona. 
Sede vacante (1099-1118)  
Berenguer Sunifredo de Llusá (1090-1099)Urbano en una bula datada en 1091, confirmó al prelado en la posesión de la Sede de Tarragona. 
Olegario, San (1117-1137)Concedió en feudo la ciudad de Tarragona y su Campo al caballero normando Roberto de Aguiló.
Gregorio (1139-1146)Suscribió como arzobispo electo las actas de las cortes que el conde Ramon Berenguer IV celebró en Girona. 
Bernardo Tort (1146-1163)En 1148 acompaño al conde de Barcelona en la conquista de Tortosa.
Hugo de Cervelló (1163-1171)Fundó San Miguel de Escornalbou, un convento de canónigos regulares de San Agustín (1165).


Guillermo de Torroja (1172-1174)Obispo de Barcelona, el 1172 firma como a arzobispo de Tarragona.
Berenguer de Vilademuls (1174-1194)Acompaño al rey en el sitio de Cuenca (1177), al lado de un numeroso grupo de soldados naturals de Tarragona y de su Campo.
Ramón de Castelltersol (1194-1198)Inició la construcción del Claustro de la Catedral.
Ramón de Rocabertí (1199-1215)Era muy amigo del rey Pedro II, de quien obtuvo diversas prerrogativas para la iglésia de Tarragona.
Espargo de la Barca (1215-1233)Ayudó a Jaime I en la conquista de Mallorca con la aportación de hombres y dinero.
Guillermo de Montgrí (1234-1237)Obtuvo de Jaime I la infeudación de las islas de Ibiza y Formentera, con la condición que las conquistara con sus propios medios.
Pedro de Albalate (1237-1251)Fue a la conquista de Valencia y consiguió que fuese declarada dependiente de la de Tarragona.
Benedicto de Rocabertí (1251-1268)Jaime I le había citado en Lleida para tractar sobre la primacia, pero el prelado no se presentó alegando que estaba ocupado en la pacificación.
Bernardo de Olivella (1272-1287)Árbitro para establecer si los nobles de Cataluña con fueros tenían que seguir el monarca en las guerras contra los árabes.
Rodrigo Tello (1288-1308)En el presbiterio y en el lugar ocupado por el coro mandó levantar una tumba para el beato Cipriano, arzobispo de Tarragona.
Guillermo de Rocabertí (1309-1315)Celebró diversos concilios con el objetivo de legislar sobre la cuestión de los templarios.
Jimeno de Luna (1316-1327)Durant su mandato tuvo lugar una embajada delante del rey de Arménia para intentar la adquisición de las relíquias de Santa Tecla.


Juan de Aragón (1328-1334)A los ventiocho años fue nombrado arzobispo de Tarragona y patriarca de Alejandría. Hizo la entrada solemne a la ciudad el 28 de octubre de 1328.
Arnaldo Cescomes (1335-1346)En 1337 mantenía correspondencia con el papa y con el cardenal Juan de Convenis relativa a la expulsión de los musulmanes de España.
Sanchez López de Ayerbe (1347-1357)En el sínodo del año 1355 se acordó que se canviara la forma de computar los dias: que se abandonés el año de la encarnación y las calendas.
Pedro de Clasquerí (1358-1380)Construyó el paño de muralla que unía San Francisco con Santa Clara, así como la capilla de los Sastres de la Catedral.
Iñigo de Vallterra (1380-1407)Celebró una concòrdia con el rey Juan sobre las prerrogativas de la metropolitana de Tarragona.
Pedro de Sagarriga y de Paz (1407-1418)Dió soporte y sirvió con gran fidelidad al papa Luna y asistió al concilio de Perpiña donde fue declarado el veritable papa.
Dalmau de Mur y de Cervelló (1419-1431)Enriqueció la ornamentación de la Catedral con el actual retablo del altar major, del que puso la primera piedra el 9 de abril de 1429.
Gonzalo Fernández de Hijar (1431-1434)Dictó dos constituciones en el concilio general de San Fructuoso el 1433.
Domingo Ramo (1434-1445)Intentó arreglar y acabar las murallas de Tarragona y proyectó la construcción del acueducto del Loreto.
Pedro de Urrea (1445-1489)Calixto III lo nombró general de siete galeras que armó para luchar contra los turcos, y más tarde fue designado capitán general de la Iglésia.
Gonzalo Fernández de Heredia (1490-1511)Hizo donación a la Catedral de los tapices que forman la colección de Arrás.
Lorenzo Pérez (1502-1542)  



Alfonso de Aragón (1513-1514)Dos de los tapices de la História de José existentes en la colección de la Catedral fueron donados por este prelado.
Pedro Folch de Cardona (1515-1530)El 23 de junio del 1525 recibió en el puerto de Tarragona al rey de Francia, Francisco I, que iba preso a Madrid, después de su derrota en la batalla de Pavia.
Luis de Cardona y Enríquez (1531-1532)Se produjo el acontecimiento de la secularización del clerigo capitular, gracia obtenida por el canónigo Nicolau Bruguera.
Girolamo Doria (1533-1558)No visitó nunca la Sede y la gobernó a distancia de donde se derivaron graves perjüicios, muchos de ellos agravados por que los vicarios generales eran estrangeros.
Lorenzo Pérez (1502-1542)  
Miguel Ponte (1543)  
Fran Francesc Roure (1544-1558)  
Fernando de Loaces Pérez (1559-1567)En 1563 Felipe II celebró cortes en las cuales se trataba la reclamación que una parte de Tarragona hacía contra el arzobispo, alegando que este usurpaba al monarca el señorío de la ciudad.
Bartolomé Sebastián Valero de Arroitia (1567-1568)Durante el su gobierno, Pedro de Castellet, antiguo sagristán de Tarragona, y entonces obispo de Urgell, donó a nuestra Sede unas relíquias de San Fructuoso descubiertas en la capilla de San Odón de aquella Catedral.
Gaspar Cervantes de Gaeta (1568-1575)Creó el seminario Pontificio, considerado como el primero de España y más tarde (1577), se le agregó un estudio general universitario.
Juan Terès y Borrull (1575-1579)  
Antonio Agustín y Albanell (1576-1586)Proyectó construir un museu arqueológico y durant su mandato el castillo del Patriarca fue un foco de cultura, donde se reunió la gent más erudita de aquel tiempo.



Juan Terés y Borrull (1587-1603)Construcción de las capilles de San Juan Evangelista y de San Fructuoso, conocidas por capillas nuevas, obra del arquitecto Pedro Blai.
Juan de Vic y Manrique de Lara (1604-1611)Preocupado por la falta de agua potable a la ciudad, proyectó hacer llegar a Tarragona la que brotava de la fuente del Lorito, y lo consiguió, aunque por poco tiempo.
Juan Estelric (1610-1612)  
Juan de Montcada y de Gralla (1613-1622)En 1619 el rey le escribió una carta donde le pedía que utilizara con moderación el título de señor de la ciudad de Tarragona.
Juan Estelric (1612-1622)  
Juan de Hoces (1624-1626)Su prelacia duró justo dos años, pero en este corto espacio de tiempo dotóva las comensalias y beneficios de esta Sede.
Juan de Guzmán y Mendoza (1628-1633)En 1631 hospedó en su palacio al rey Felipe IV, que se dirigía a las cortes de Barcelona.
Antonio Pérez y Maxo (1634-1637)En 1636 celebró un concilio provincial, en el que decretó que los sermones dentro de la provincia eclesiástica se hicieran en catalán.
Francesc de Rojas-Borja y Artés (1653-1663)Encontró el palacio del Patriarca medio enrunado y las costumbres muy rejadas.
Juan Enmanuel de Espinosa (1664-1679)Va reparar i dotar moltes esglésies, entre elles la de la Mare de Déu del Claustre de la Catedral.
Josep Sanxis i Ferrandis (1680-1694)Publicó el Oficio de Santa Tecla. Se ocupó mucho de este iglésia, a la que, entre otros objectos, obsequió con un cáliz de oro.
Josep Llinars i Aznar (1695-1710)Se dedicó con gran celo a reparar los estragos de la guerra, en especial en los conventos de los dominicos y de los franciscanos, que habían quedado casi en ruinas a consecuencia de la explosión de unos polvorines.



Isidor Bertrán García (1712-1719)Felipe de Anjou, nieto de Luis XIV de Francia, por decreto de 15 diciembre del 1712, prescindiendo que el papa ya había transmitido el pálio a nuestro arzobispo, lo desposeyó y desterró.
Miquel Joan de Taverner i de Rubí (1720-1721)Tomó posesión del arzobispado tarragonense el 20 de marzo de 1721 y cuatro dias más tarde moría en Girona.
Manuel Samaniego Jaca (1721-1728)Mostró gran interés para poner remedio a los desperfectos que las guerras habían ocasionado a la Iglésia.
Pere Copóns i de Copóns (1729-1753)Ferviente devoto del Sagrado Corazón, propagó su culto por toda la archidiócesis y aprovó que los jesuitas canviesen el patrono de su templo al Sagrado Corazón de Jesús en vez de los Santos Reyes.
Jaume Cortada i Bru (1753-1762)A causa de su gran devoción por Santa Tecla inicia la construcción de su capilla. Colocó la primera pedra el 17 de agosto de 1760.
Joan Lario Lancis (1764-1777)Terminó la capilla de Santa Tecla, bendiciendo solemnemente el 21 de septiembre de 1775.
Joaquín Santiyán Valdivieso (1779-1783)Su obra principal fue la construcción de cuatro tramos de acueducto para la traida de agua de Hospitalet y la restauración del acueducto romano con un costo de 48.000 ducados.
Francesc Armanyà Font (1785-1803)Invirtió más de cien mil duros en la restauración del acueducto iniciadas por el prelado anterior, y tuvo la satisfacción de ver llegar el agua a la ciudad, el año 1798.
Romualdo Antonio Mon Velarde (1804-1816)A la vuelta, encontró el castillo del Patriarca, residencia de los prelados tarragonenses, derruido por órden del general napoleónico Bartoletti, por lo que emprendió la construcción del actual palacio arzobispal.




Antonio Bergosa y Jordán (1817-1818)El año 1817 Fernando VI lo propuso para la Sede tarragonina, tomó posesión el 2 de marzo de 1818 por medio de un procurador.
Santiago Creus Martí (1819-1825)Formó parte de la Regencia del Reino constituida en la sede de Urgel el 1822, y al fracasar el movimiento absolutista se tuvo que exiliar a Francia.
Antonio Fernando Echanove Zaldívar (1826-1854)A la muerte de Fernando VII, nuestro arzobispo fue víctima de toda clase de persecuciones, que culminaron el año 1835, con ocasión de la quema de conventos, con el asalto y saqueo de su palacio.
Josep Domènec Costa i Borràs (1857-1864)Construyó un altar en la capilla de la Anunciación, e hizo colocar rejas en las capillas de la Visitación y de San Francisco.
Francesc Fleix Solans (1864-1875)Donó a la Catedral el magnífico terno de la Purísima.
Constantí Bonet i Sanui (1875-1878)Erigió la parróquia de San Pedro Apóstol en el barrio marítimo del Serrallo, de la que costeó la construcción de la iglésia parroquial.
Benet Vilamitjana i Vila (1879-1888)Dejó unido su nombre a la obra del Seminario, que consiguió acabar venciendo las dificultades.
Tomàs Costa i Fornaguera (1889-1911)Su sepulcre en la capilla de Santa Tecla, en la Catedral.
Antolín López Peláez (1913-1918)El 27 de enero de 1915 inaugura el Museu Diocesano.
Francesc d'Assís Vidal i Barraquer (1919-1943) (1919-1943)El año 1921 fundó el Archivo Histórico Diocesano y adquirió unas relíquias de San Fructuoso.
Manuel Borràs Ferré (1934-1936)Fue martirizado en Lilla el 12 de agosto de 1936. 




Manuel Arce Ochotorena (1944-1948)La ciudad le dispensó una triunfal recepción, sin precedentes.
Benjamín de Arriba y Castro (1949-1970)Creó la Académia Colegio de San Pablo, institución social inició sus actividades el 15 de octubre de 1951.
Laureano Castán Lacoma (1954-1964)  
Josep Pont i Gol (1970-1983)Negocia un modus operandi con el presidente Tarradellas, en Saint Martin le Beau, sobre las relaciones entre la Generalidad y los obispos de Cataluña. 
Ramón Torrella Cascante (1983-1997)El 12 de abril de 1983 Juan Pablo II lo nombró arzobispo de Tarragona, responsabilidad que comporta la presidencia de la Conferencia Episcopal Tarraconense.
Lluís Martínez Sistach (1997-2004)El 20 de febrero de 1997 fue nombrado arzobispo metropolitano de Tarragona, y tomó posesión de esta sede metropolitana y primada el 13 de abril del mismo año.
Jaume Pujol Balcells (2004-actual)El 15 de junio de 2004 fue nombrado arzobispo metropolitano de Tarragona, y tomó posesión de esta sede metropolitana y primada el 19 de septiembre del mismo año.