Página inicial

Versió en català

Abril 1998: Tamarix gallica L.

Árbol previsto para abril: Quercus petraea. Si tienes algun dato interesante de esta especie o de alguna ya publicada, envia un e-mail y procuraremos publicarlo (si quieres que añada tu e-mail indicalo en el mensaje).
ralturo@tinet.fut.es
Etimología

Tamarix gallica L. Los romanos relacionaban esta especie con el río Tamaris (actualmente Tambro), lugar en el que abundaba y a partir de este origen se ha conservado el nombre.

Castellano: taray, taraje o tarahe, atarfe o tarfe.

Catalán: tamariu, tamariua, tamarisc, gatell, tamarit, tamaró, tamarell, tamarill (Valencia), tamariu gal·lic.

Eusquera: millazka, millazki.

Portugués: tamargueira.

Italiano: tamarisco.

Francés: tamaris.

Inglés: tamarisk.

Alemán: tamariske.

Descripción

Árbol que puede tener porte arbustivo con alturas de 2 ó 3 m i que si es arbóreo alcanza los 10-12 m. El tronco es tortuoso, ramificado prácticamente desde la base, presentando una corteza entre pardo i color ceniza oscuro, agrietada con escamas largas y finas. Las ramas, de corteza similar, son largas y flexibles, algo caídas. Las ramillas, muy abundantes, son rectas y lisas.

Presenta hojas verde glauco muy pequeñas, simples, alternas, empizarradas y de forma casi escamosa.

El sistema radical se extiende mucho y puede profundizar buscando agua cuando esta no abunda, quedando entonces los árboles muy espaciados entre si. Cuando no hay problemas de agua pueden formar barreras continuas quedando en este caso el sistema radical disminuido.

Las flores son pequeñas, rosadas y muy numerosas, presentándose en forma de espigas delgadas de 2-4 cm de largo en las ramillas del año y coetáneamente al nacimiento de las hojas. Florece de mayo a junio para dar en otoño un fruto pequeño, de forma capsular, trígono.

Requerimientos estacionales y distribución

Es indiferente en cuanto al origen del suelo, pero prefiere terrenos sueltos y con cierta humedad. soporta suelos arcillosos, con salinidad, excesivamente nitrogenados y se da incluso en riberas moderadamente contaminadas. Vive desde el nivel del mar hasta los 1.000 m de altura resintiendo inviernos fríos.

Se reproduce fácilmente de semilla o de rebrote y en este caso el brote crece muy rápido los tres o cuatro primeros años.

Se puede definir el taray como una especie de carácter robusto, de luz, invasora en su hábitat, principalmente en presencia de sales, yesos o exceso de nitrógeno, factores que dificultan el arraigo de otras especies.

Encontramos taray en la mitad occidental del mediterráneo, llegando por el oeste hasta las Canarias y por el este hasta Dalmacia. En la península ibérica se da en toda la costa mediterránea y en las costas portuguesa y española excepto en la zona norte. También aparece en arenales y riberas en el sur, levante y en las cuencas del Ebro y el Tajo.

Estructura y composición de la vegetación

Las especies del género tamarix tienen gran importancia en las formaciones de ribera en paisajes áridos o semiáridos, principalmente cuando existe salinidad. El Tamarix gallica no es tan resistente a la salinidad como el Tamarix boveana o el Tamarix canariensis.

Normalmente se establece desde el centro hacia los límites de la ribera, mas espaciado en las zonas donde dispone de menos agua (en estas desarrollan mucho el sistema radical siendo muy competitivas) y mas densas en las zonas mas húmedas llegando a formar barreras continuas que dan mucha sombra y tienen un sotobosque poco diverso o inexistente.

El taray aparece acompañado de gramíneas como Elymus repens, Elymus hispidus, Brachipodium phoenicoides, la caña (Arundo donax), Erianthus ravennae.... Otras especies que podemos encontrar son la olivarda (Inula viscosa), el junco boal (Scirpus holoschoenus), el aster (Aster squamatus)...

Podemos encontrar el taray en tres formaciones principalmente:

  1. El tamarigar o bosquetes nitrohalófilos de rambla mediterránea: Es el dominio Tamaricetum canariensis (=gallicae) y se corresponde con la estructura de los bosques áridos y semiáridos mediterráneos ya definida.
  2. El adelfar: Es el dominio Rubo-Nerietum oleandri. En este caso la especie mas representativa es la adelfa (Nerium oleander) y el taray solamente forma parte de las especies acompañantes juntamente con la zarza (Rubus ulmifolius) y otras especies como la caña (Arundo donax), la retama loca (Osyris alba), el granado (Punica granatum), la olivarda (Inula viscosa)... Son zonas no tan halófilas como las anteriores y en las que la mayor humedad de las ramblas crea un microclima favorable a estas comunidades.
  3. Los gatillares: En zonas similares a las del adelfar pero mas septentrionales, esta comunidad es sustituida por un otra dominada por el gatillo casto o pimentero loco (Vitex agnus-castus) junto con otras especies como la vincapervinca mayor (Vinca major). Una formación similar se da en las Islas Baleares pero el gatillo casto va acompañado en este caso por el taray y por la campanilla de primavera (Leucojum aestivum ssp. pulchellum) especie endémica de esta zona. En este caso el dominio es el de Leucojo-Viticetum (gatillares con campanilla).
Silvicultura

Raramente es el taray objeto de aprovechamiento comercial que no sea el ornamental, por ello su silvicultura únicamente va encaminada a la protección del terreno.

Se ha utilizado principalmente en repoblaciones para:

Propiedades y usos

El uso mas interesante es el ya citado de especie protectora pero también tiene usos ornamentales y para construir vallas verdes en ajardinamientos, si bien con el defecto de no tener hoja en invierno. En este uso es fácil encontrarlo en parques y jardines de todo el litoral de su distribución natural y introducido en algunas otras zonas.

Por tratarse de una especie bastante piroresistente, su plantación en ramblas secas en verano tiene un efecto indirecto de prevención de incendios forestales y por esta característica se ha usado en Nuevo Méjico.

La madera es bastante buena como combustible y las ramas son flexibles por lo que se han usado para construir norias.

Por su crecimiento lento y por no tener grandes dimensiones no tiene otros usos aunque Font Quer cita que algunos países fabrican vasos de taray i que los que sufrían de obstrucciones del bazo y bebían con ellos acababan deshaciéndolas.

Es una planta astringente, rica en taninos y las ramillas y la corteza se aprovechan por esta propiedad.

Miscelánea

Dioscorides decía del taray que no daba fruto fértil y recogía la creencia de que si se diera de comer y beber siempre a un cerdo con recipientes de taray, al matarlo nos encontraríamos que no tienen bazo (esto venia por su propiedad de deshacer obstrucciones en este).

En Borrassà (Girona) existe un dicho que dice: El tamariu, no fa cendra ni caliu. (El taray, no da ceniza ni brasa)