Al brillar un relámpago nacemos
y aún dura su fulgor cuando morimos;
tan corto es el vivir.

La Gloria y el Amor tras que corremos
sombras de un sueño son que perseguimos;
despertar es morir.