CONFERENCIA DE PRENSA DE FELIPE PÉREZ ROQUE EN LA CUMBRE DE PANAMA

SODEPAZ 241100

CONFERENCIA DE PRENSA DEL CANCILLER DE LA REPÚBLICA DE CUBA, FELIPE PÉREZ ROQUE, OFRECIDA EL 17 DE NOVIEMBRE DEL 2000 EN EL CENTRO DE CONVENCIONES "ATLAPA" DE LA CIUDAD DE PANAMÁ.

Buenas noches a todos.

Les doy las gracias a todos por haber venido. Sé que la hora es impropia. Me parece, sin embargo, que el interés mostrado por los medios de comunicación y por la opinión pública merecen que demos esta oportunidad para tratar de esclarecer las dudas y de dar la información y los puntos de vista de Cuba.

Les propongo que yo primero haga una declaración, y después puedo responder las preguntas que se considere. ¿De acuerdo?

Periodista.- ¿No tiene esa declaración escrita?

Felipe Pérez.- De lo que voy a decir no, pero voy a distribuir al final el texto exacto de las palabras que pronunció ayer el viceministro de Relaciones Exteriores de Cuba Pedro Núñez Mosquera, que me representó en la reunión de Cancilleres, y la propuesta de texto sobre una declaración de los Jefes de Estado y de Gobierno de Iberoamérica acerca del terrorismo, que la delegación cubana propuso en la reunión de ayer. Es decir, esos dos textos -las palabras del viceministro de Cuba y la resolución que Cuba presentó, la propuesta que hizo- los entregaremos al final.

Comprendo que ha habido un gran interés y diferentes declaraciones e incluso especulaciones sobre las discusiones que tuvieron lugar ayer acerca del proyecto de resolución que se está debatiendo para presentar a los Jefes de Estado, sobre el terrorismo.

Tengo aquí algunas declaraciones realizadas por el Ministro de Relaciones Exteriores de España, señor Piqué, por el señor Miguel Ángel Cortés, que representó a España en la reunión de ayer, para dar una idea de los comentarios y las declaraciones que he leído -no las he leído todas, lógicamente. El señor Cortés, por ejemplo, declaró a un medio de prensa español: "Nos parece inadmisible e inaceptable la posición de Cuba al pretender que en la resolución se hable de la violencia de ambas partes."

¿"Violencia de ambas partes" se podría interpretar como que el Estado español era también el violento?" -le preguntan.

Responde el señor Cortés: "Eso es lo que interpretamos todos los que estábamos en la reunión, y es lo que motivó una intervención expresa en nombre de la representación española."

"¿Supondrá esto deterioro en las relaciones con Cuba?" -se le pregunta.

El señor Cortés responde: "Vamos a esperar a la reunión de mañana de los Jefes de Estado. La actitud que tuvo ayer el representante cubano es incomprensiblemente poco amistosa."

El señor Piqué declaró, según este despacho de prensa: "Lamentamos profundamente esa posición de Cuba y valoramos especialmente la de los 20 países que mostraron, sin ningún tipo de fisura y sin ningún tipo de reserva, su solidaridad con España, su condena total a ETA, su defensa de la democracia y de los derechos humanos. Confío y espero que Cuba modifique su actitud."

En otro momento se le pregunta al Canciller de España: "¿No es contradictorio que les hayan negado asilo en la Embajada de Cuba en Madrid a dos etarras y que ahora asuman esta actitud (los cubanos)?" El canciller Piqué responde: "Por eso es muy difícil comprender su actitud, y espero que pueda ser modificada en un sentido de coherencia." Cuando le preguntan al canciller Piqué: "¿Cree usted que Cuba es una víctima del terrorismo como quiere que conste en la declaración?", dice: "Mire usted, la posición de España con respecto a Cuba, que es bien conocida, que es exactamente la misma que la de la Unión Europea, una posición que lo que busca es ayudar al pueblo cubano, mejorar sus condiciones de vida." No se llega a responder si hay o no terrorismo contra Cuba y si Cuba es víctima del terrorismo. En fin, ha habido una gran cantidad de despachos de prensa, ha habido un interés, y por eso nos ha parecido conveniente convocarlos a ustedes, para explicar de manera directa, clara y franca, nuestra posición sobre el problema. Voy primero a aclarar un grupo de cuestiones al margen de esta discusión y del texto del proyecto de declaración sobre el terrorismo.

Punto 1: ¿cuál es la posición de Cuba sobre el tema vasco y sobre si debe ser o no independiente el país vasco?

La posición de Cuba sobre el tema es que Cuba se abstiene de opinar sobre el asunto. Cuba considera que no le compete opinar sobre el tema vasco. Considera que es un asunto interno de España, de los españoles, y que deben ser los españoles, según sus intereses, convicciones y métodos democráticos los que le den solución al asunto. La posición nuestra es que Cuba no está ni a favor ni en contra; simplemente considera que no tiene autoridad ni derecho a opinar, y cree que no los tiene ningún país que no sea España ni ningún otro pueblo que no sean los españoles y sus autoridades. Eso es lo primero. Es decir, que consideramos el tema vasco un asunto interno de España y del ordenamiento del Estado español, y de las decisiones que tomen los españoles sobre el asunto. Eso es lo primero.

En segundo lugar, ¿cuál es la posición de Cuba sobre ETA y los métodos que emplea esta agrupación?

Se ha dicho que Cuba es un aliado, que Cuba constituye un santuario, que Cuba apoya los métodos de ETA; le han atribuido esas declaraciones al representante de Cuba ayer en la reunión, y vengo esta noche a negar de manera enfática y categórica estas aseveraciones. Distribuiré el texto con la transcripción, y niego, con todas las razones que tengo para hacerlo, el que Cuba sea un santuario para ETA, que desde Cuba esta agrupación haya actuado contra objetivos civiles o militares en España. Niego eso.

Quiero dejarlo claramente expreso, y espero que a través de ustedes -si se informa de manera responsable y seria sobre este asunto- el pueblo español pueda conocer esto que estoy declarando. Quiero dejar establecido que Cuba se opuso históricamente, se ha opuesto y se opone hoy al terrorismo, a todo tipo de terrorismo, incluido el terrorismo de Estado que se ha aplicado contra Cuba en el pasado.

No aprobamos el empleo de métodos terroristas para lograr los fines propuestos cualesquiera que estos sean; métodos que provocan víctimas entre la población civil inocente de los conflictos. Derrotamos - nuestro pueblo- un ejército de 80 mil hombres, que era el ejército de la tiranía batistiana, que era armado, apoyado y entrenado por el gobierno de los Estados Unidos, y no lo hicimos usando métodos terroristas, y no usamos nunca el terrorismo. y puedo venir aquí, mirándoles a los ojos a cada uno de ustedes, y retar a que se diga un solo ejemplo en el que Cuba haya usado métodos terroristas, el asesinato extrajudicial para lograr justicia. Por tanto quiero dejar establecido aquí que Cuba no es un aliado de ETA, ni Cuba aprueba ni apoya los métodos que emplea esta agrupación, o que haya empleado en el pasado, y estamos en contra de cualquier tipo de acción que provoque víctimas entre la población civil. Ustedes podrán ver después si el representante cubano pronunció ayer una sola palabra que pudiera interpretarse como apoyo a estos métodos.

He traído aquí la transcripción de las palabras que pronunció el Viceministro cubano, y que vengo esta noche a sostener y reiterar como la posición de nuestro país, que dice:

"Cuba desea expresar que siempre se ha opuesto y se opondrá a cualquier tipo de acción terrorista, que provoca víctimas entre civiles inocentes. Ello siempre ha formado parte de la filosofía de la Revolución Cubana, incluso desde la época de la lucha armada por la liberación del país. "En el caso específico de la situación que ahora se nos plantea" -refiriéndose al debate sobre la situación en España-, dijo:

"Cuba considera que se trata de un asunto que atañe exclusivamente a la jurisdicción interna de España, y siempre ha abogado por la búsqueda de una solución negociada. Lamentamos que hasta el momento este objetivo no haya podido cumplirse y que la situación haya llegado a un punto casi irracional..."

Sostengo que ha llegado a un punto casi irracional, y no desautorizo al viceministro de Relaciones Exteriores, Núñez Mosquera; sostengo que ha habido actos violentos que no tienen ninguna razón y que han provocado la muerte de civiles inocentes -lo sostengo, y creo que es el sentir de la mayor parte de la población española- "con el ejercicio de la violencia, por ambas partes, en el pasado y actualmente."

Sostengo que ha habido violencia por ambas partes, ¿o qué fueron los GAL? ¿Los GAL no fueron el empleo de métodos ilegales para lograr los fines, método francamente terrorista rechazado por la opinión pública española y sancionado por la ley vigente en España? Y aclaro, si es que hubo confusión de que Cuba haya acusado al gobierno español de estar utilizando métodos terroristas actualmente: niego eso, no está en las declaraciones del representante cubano, las cuales he leído y que sostengo aquí ante ustedes y ante la opinión pública española. Dijo el Viceministro cubano:

"Años atrás, el gobierno español solicitó la ayuda de Cuba para que acogiera en su territorio a varias personas vinculadas con la organización que ahora nos ocupa", lo que aceptamos -a solicitud del gobierno español- "tomando en consideración que ello podría significar una contribución al logro de la solución negociada que Cuba favorece.

En relación con estas personas Cuba ha cumplido estrictamente el compromiso asumido de no permitirles la realización de acciones políticas o actividades de otro tipo desde su territorio."

Por otra parte, considero inexacto e injusto expresar que Cuba no está dispuesta a plantear su solidaridad con el pueblo español. Vengo esta noche también a decirles -y nos expresamos desde lo más profundo de nuestra historia común con España, de nuestra cultura compartida con el pueblo español, desde la sangre española que corre mezclada por nuestras venas y desde todo tipo de vínculos afectivos, económicos, de intereses comunes, familiares- que no hemos dejado un solo segundo de expresar nuestra más profunda solidaridad con el pueblo español, nuestro deseo profundo de que el pueblo español pueda superar este momento de dolor, de que España encuentre por fin el camino de la convivencia en paz de todos los españoles. Vengo y lo sostengo esta noche aquí, y creo que hemos dado pruebas amplias en estos años de querer ayudar a resolver un problema que afecta al pueblo español. Esa fue la motivación para que aceptáramos la solicitud de un gobierno español a recibir a un grupo de personas vinculadas a ETA en Cuba. Ellos fueron a Cuba a solicitud de un gobierno español y allí han cumplido, escrupulosamente, porque nos hemos ocupado de exigir las regulaciones de no utilizar el territorio para realizar ningún tipo de actividad política o violenta contra el Estado español.

Vengo a dejar claro eso esta noche, y creo que habiendo dicho cuál es nuestra posición sobre el problema interno español del país vasco, habiendo dicho que ese asunto, sus connotaciones, sus aristas políticas es un asunto absolutamente español, y que, por tanto, nos parece que un evento internacional, ni la comunidad iberoamericana, ni nadie, ningún otro país tiene derecho a hablar de eso, como exigimos que de los asuntos internos de Cuba nos ocupemos solo los cubanos y no aceptamos el derecho de otro país a inmiscuirse en nuestros asuntos internos, porque consideramos que es un principio claro establecido en la Carta de las Naciones Unidas. Y como creemos eso, tenemos esa posición. Habiendo explicado eso, habiendo explicado nuestra posición y nuestra evaluación sobre los métodos empleados por ETA, y habiendo dejado clara nuestra posición solidaria hacia el pueblo español, que está por encima de las coyunturas políticas, que está por encima del partido que esté en el poder en España, solidaridad con el pueblo español que está por encima de las luchas internas por el poder político en España, que es ajena a manipulaciones o a intereses de una u otra fuerza, porque tiene un basamento histórico profundo, y habiendo dejado claro cuáles son nuestras motivaciones y nuestro respeto por los asuntos internos de España, y nuestro deseo de bienestar y paz para el pueblo español, voy a dejar claro ahora entonces qué ha pasado y por qué cosa la delegación cubana ayer se abstuvo de apoyar el texto presentado por la delegación de El Salvador.

El representante de Cuba dijo ayer en esa reunión:

"Cuba considera que la forma más justa en que esta Décima Cumbre Iberoamericana pudiera abordar el tema del terrorismo, es examinándolo en su ámbito más general.

"Si bien no dejamos de comprender la preocupación que se refleja en el proyecto presentado por los países centroamericanos, lo consideramos selectivo, parcial e incompleto." Y sostengo eso esta noche. ¿Y por qué? Por esto que se dijo ayer, y que yo repito hoy:

"Otros países de Iberoamérica estamos sufriendo desde hace muchos años los embates del terrorismo más desenfrenado. Cuba lo sufre desde hace más de cuatro décadas como ningún otro país en este cónclave..." Creo que la denuncia realizada hace unas horas por el Presidente Fidel Castro sobre un plan para asesinarlo, aún al precio de atentar contra la Cumbre y asesinar a otros estadistas presentes aquí, para el cual se encontraba ya dentro de Panamá un comando, explosivos y armamento apropiado para realizar ese plan, no deja lugar a dudas de que cuando decimos algo tenemos pruebas con qué sostenerlo. Para no hablar de los 3 500 cubanos que han muerto víctimas del terrorismo organizado desde el exterior, desde el territorio de Estados Unidos, por grupos que fueron en su momento entrenados y financiados por la Agencia Central de Inteligencia, que han actuado hasta hoy, y que hace dos años provocaron la muerte y las heridas a turistas inocentes en La Habana poniendo bombas en los hoteles de la capital cubana, creo que es prueba, efectivamente, de que hemos sido y somos hoy víctimas del terrorismo.

¿Y cuál es nuestra posición? Nuestra posición es que una "Declaración de los Jefes de Estado y de Gobierno de los países Iberoamericanos sobre el terrorismo", debería abordar el terrorismo en Iberoamérica, y no vemos razones para que se concentre en el ejemplo único de España; doloroso, lo comprendemos bien; prioridad para la política exterior española, lo comprendemos también; pero, a nuestro juicio, no suficiente para convertir una "Declaración de los Jefes de Estado y de Gobierno de Iberoamérica sobre el terrorismo en Iberoamérica", en un tratamiento exclusivo del tema interno de España, independientemente de que comprendemos la razón que asiste a las autoridades españolas y al pueblo.

¿Por qué hay que abordar sólo el tema de España y no el de otros países como Cuba y otros? Porque hay otros países iberoamericanos implicados, porque hay países iberoamericanos desde donde se organiza el terrorismo contra Cuba, donde se financia el terrorismo contra Cuba. Y son violaciones del derecho internacional y de los principios que hemos ido, Cumbre tras Cumbre, convirtiendo en acervo común de todos los países iberoamericanos.

Y esa fue la razón por la que Cuba presentó este texto, este proyecto, que considerábamos que se ajustaba más a los intereses no sólo de España -legítimos y apoyados por nosotros-, sino a los de todos los países presentes. Y el texto que Cuba presentó dice que "los Jefes de Estado y de Gobierno expresan su más enérgico rechazo al terrorismo en todas sus formas y manifestaciones, provenga de donde provenga y realícese contra quien se realice."

Me ha parecido entender que esa aseveración cubana, el señor Miguel Ángel Cortés, representante de España en la reunión de ayer, la interpretó como una acusación de Cuba a que el gobierno español utilizaba métodos terroristas hoy en su actuación, lo cual no está dicho ni en el texto cubano ni en las palabras del representante de Cuba. Y a la pregunta de si "violencia de ambas partes" se podría interpretar como que el Estado español era también el violento, respondió: "esto es lo que interpretamos todos los que estábamos en la reunión, y es lo que motivó una intervención expresa." Aclaro eso:

Cuando decimos: "provenga de donde provenga y realícese contra quien se realice", nos referimos no sólo a la situación interna de España, nos referimos también a que provenga del país que provenga, cuando se realice contra otro país, como es el caso de Cuba. Y cuando decimos "realícese contra quien se realice", nos referimos también a la situación de Cuba y de otros países iberoamericanos que han sido víctimas de actos terroristas. Y nos referimos al pueblo palestino, víctima del terrorismo de Estado, que es el delito mayor, por parte del gobierno israelí, que bombardea impunemente y ametralla con helicópteros y armas sofisticadas a la población civil palestina. Ayer se dio el dato espeluznante de que han muerto 70 niños palestinos en los últimos dos meses, víctimas de los bombardeos con helicópteros y los ataques contra armas pesadas.

Y a eso se refiere nuestro párrafo, y sostengo esta opinión aquí, y no considero que es errada, y creo que tengo razones para justificar una opinión de este tipo.

"Incluida -decía este párrafo- la financiación de actividades terroristas", porque todo el mundo sabe que la Fundación Nacional Cubano-Americana y otros grupos de la extrema derecha cubana, minoritaria pero poderosa, asentada en Miami, ha financiado actos terroristas contra Cuba; fueron los que le dieron el dinero al señor Luis Posada Carriles para que organizara los ataques con bombas que provocaron la muerte de un turista italiano inocente en La Habana, y las heridas a turistas de otras nacionalidades iberoamericanas. Y son los que le dieron el dinero para organizar el actual plan de asesinato del Presidente Fidel Castro.

El segundo párrafo propuesto por Cuba decía: Los Jefes de Estado "reafirman su solidaridad con todas las naciones iberoamericanas víctimas del terrorismo en sus esfuerzos por erradicar este flagelo." Y ello incluye a España; no la excluye. Y consideramos que nuestro texto cubría y cubre el interés español de solidarizarnos con España en la actual situación de violencia que desafortunadamente ha estado viviendo. En tercer lugar -decía nuestra propuesta-, "piden a los Estados iberoamericanos que tomen todas las medidas necesarias para que desde su territorio no se realicen, organicen o financien actividades terroristas contra otros Estados y se comprometen a procesar con toda severidad a todos aquellos que utilicen o intenten utilizar su territorio para de alguna forma realizar, organizar o financiar acciones terroristas." En cuarto lugar, "se comprometen a participar activamente en la negociación de un instrumento internacional contra el terrorismo en el marco de las Naciones Unidas" -que Cuba apoya-, sobre la base de las resoluciones que se han adoptado en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Este fue el texto que presentamos. Esto no es un texto contra España. Nos parece que es el texto apropiado al título "Declaración especial de los Estados iberoamericanos contra el terrorismo". Ese era el título que se acordó, y sobre eso era que se elaboró una propuesta para presentar a los Jefes de Estado, no sobre la situación interna de España. Y por tanto, Cuba consideraba que era este texto más apropiado que el que se presentó bajo este título, hablando exclusivamente de la situación en España