Descripción de las palomas

Paloma, nombre común de cada uno de los miembros de una familia de aves, de distribución prácticamente mundial, y muy abundantes en regiones cálidas.

Las palomas tienen la cabeza pequeña, el cuello corto, el cuerpo robusto con patas cortas y plumaje liso y brillante; tienen también una protuberancia carnosa o cerúlea, llamada cera, en la base del pico. Viven en los árboles o sobre el suelo y se alimentan de semillas, fruta, bellotas y otras nueces e insectos. Las palomas tienen un vuelo rápido y son conocidas por el sonido de su arrullo. Construyen nidos sueltos y poco tramados, casi planos, con ramitas, corteza, paja y hierbajos; la hembra pone uno o dos huevos de color blanco o tostado.

Las palomas prosperan en gran número en muchas ciudades y, al contrario que otras aves, beben hundiendo el pico y absorbiendo agua a través de los orificios nasales. Son las únicas aves, además de los flamencos, que producen una secreción lechosa en el buche con la que alimentan a los polluelos los primeros días. La paloma feral es una de las distintas razas de paloma bravía, Columba livia. Aunque el ave de la imagen viajó posada en un barco mercante desde Liverpool, Inglaterra, a Caracas, Venezuela, otros miembros de la especie migran miles de kilómetros y alcanzan hasta 70 km/h de velocidad.