Aragón
DESTACADO

«Teruel existe» inaugura un metro de la autovía

La autovía Teruel-Zaragoza ya tiene un metro más, el que colocó simbólicamente «Teruel existe», en un acto reivindicativo en tono de parodia.

Fotógrafo: María Ángeles Moreno/EFE
La inauguración del metro de autovía

M.ª ÁNGELES MORENO. Teruel
Unos 500 turolenses, convocados por la coordinadora ciudadana «Teruel existe», construyeron ayer un metro de autovía en el término municipal de Caudé para reivindicar mayor agilidad en la ejecución del Eje Norte-Sur entre Teruel y Zaragoza, del que en dos años y medio el Ministerio de Fomento ha adjudicado tan sólo 37 kilómetros que aún no están terminados.

Los actos, en tono burlesco, comenzaron por la mañana en la Glorieta de Teruel, donde el público asistió a la licitación y adjudicación de las obras del metro de autovía, el primero que se termina en la provincia. Momentos antes se produjo un «tira y afloja» entre el Ministerio de Fomento y la ciudadanía turolense, representada por un grupo de niños que tiraban de una cuerda, en la que ganó la Administración.

El fragmento de autovía, hecho en el mismo punto por el que pasará la carretera de Fomento, cuenta no sólo con el firme necesario, hecho de hormigón, sino también con su valla protectora, su terraplén reforestado, sus señales indicadoras y su tubería de drenaje. La obra ha sido «regalada» al Ministerio de Fomento.

«Remover conciencias»

Según explicó Manolo Gimeno, portavoz de «Teruel existe», la coordinadora pretendía con este acto «remover conciencias respecto a una infraestructura esencial para la provincia que, sin embargo, está parada». La misma fuente afirmó que si en dos meses no se licitan todos los tramos pendientes de la autovía, ésta no podrá estar lista en el año 2004, fecha prometida por el presidente del Gobierno, José Mª Aznar.

Los representantes de «Teruel existe» incidieron en que con la construcción de un metro de autovía se reclama no sólo el Eje Somport-Sagunto sino también el paso del AVE por Teruel, el desdoblamiento de la N-232 entre El Burgo y Alcañiz, la reanudación de las obras de esta misma carretera entre Ráfales y el límite con Castellón, la mejora de las infraestructuras sanitarias y todas aquellas demandas que dan sentido a la coordinadora ciudadana, creada hace ahora más de un año.

Por la representación desfilaron un trajeado ministro de Fomento acompañado de su subsecretario, tres empresarios de obras, varios peones camineros con la indumentaria precisa para construir carreteras y hasta ficticios guardaespaldas que se encargaron de «mantener el orden». Cortaron la cinta de la autovía un irreal ministro francés y una no menos imaginaria consejera del Gobierno valenciano acompañada de «autoridades» españolas.

En el lugar de la inauguración del metro de autovía un cartel indicaba que la obra realizada pertenece a la «Red Invisible de Autovías de Teruel» de la Autovía Mudéjar que une Francia con Levante y cuya financiación ha supuesto una inversión de «taitantos euros».

La parodia de ayer se suma así a la ya larga lista de actos reivindicativos que ha liderado la coordinadora ciudadana «Teruel existe» para reclamar mejores servicios e infraestructuras. La movilización más destacada tuvo lugar el pasado 1 de noviembre con una manifestación a la que asistieron 30.000 personas.