Veure versió en català

 

UTREYA. SUSEYA.*

 

 

Poema latino (s. XIII), “La Preciosa” de Roncesvalles:

 

Puerta abierta a todos

enfermos y sanos,

no sólo a católicos

sino a paganos,

judíos, herejes,

ociosos y vagos,

es decir, en breve,

buenos y profanos.

 

 

 

El Camino de Santiago tiene un significado especial para todo aquel que lo recorre, independientemente de las motivaciones que puedan incitar a hacerlo, ya sean religiosas, culturales, deportivas o de reflexión, el Camino siempre deja huella, te enseña, te descubre algo.

 

Son días en los cuales se realiza un esfuerzo físico continuado (superando posibles ampollas, esguinces, cansancio) y de convivencia constante con tus compañeros de viaje.

 

Todo queda superado después de un descanso y una buena ducha en el albergue, lógicamente no te puedes ir sin  visitar aquel lugar. Al igual que tú, el resto de los peregrinos que a lo largo de la etapa has ido encontrando también están de visita, son momentos para saludar y compartir experiencias. Son en estos momentos cuando el Camino ejerce su magia, todos los peregrinos arrastran una historia, una vida que quedara ligada a ti en mayor o menor medida.

 

 

Es el segundo tramo que realizamos del Camino de Santiago, al no disponer de muchos días de vacaciones, decidimos dividirlo, el primer tramo lo realizamos en el año 1999 (Año Jacobeo, 207 Km), y este segundo el pasado mes de Abril (187 Km).

 

Esta vez somos menos peregrinos, pero llevamos con nosotros a aquellos que por razones personales de última hora no han podido venir.

 

Somos  los peregrinos.

 

·                    Paco Fernández.

·                    Ángel Fernández.

·                    José Miguel García.

·                    Angus  Robles.

 

 

 

 

 

DESCRIPCIÓN DEL TRAMO RONCESVALLES - Sto. DOMINGO DE LA CALZADA.

 

.

27/04/01. Valls – Pamplona

 

Salimos desde la estación de tren en Valls  camino de Pamplona, una vez allí cogeremos un autobús que nos llevará hasta Roncesvalles. Llegamos a Pamplona al mediodía, el autobús no sale hasta las seis de la tarde, por tanto, nos disponemos a comer y  visitar la ciudad. En la plaza del Castillo se produce nuestro primer encuentro con el Camino:

 

           -Eh!. Vosotros peregrinos.

 

Es la voz de Luisita, una anciana que le gusta establecer conversación con todos los peregrinos que pasan por la plaza; maestra jubilada y muy moderna para su época, nos cuenta su azarosa vida y viene a despedirnos al autobús, nos desea “ BUEN CAMINO”.

Una vez en Roncesvalles, recogemos la credencial en la cual nos sellarán por los albergues que pasemos,  nos invitan a asistir a la misa del peregrino. La colegiata está llena, la misa se celebra en varios idiomas y al final se enumeran los diferentes países de donde proceden los peregrinos: Brasil, Lituania, Australia,.....Nos dan la bendición en latín, son momentos muy emocionantes.

 

 

28/04/01. Roncesvalles - Trinidad de Arre (38 Km).

 

Dejamos Roncesvalles entre bosques de hayas, es un tramo de ensueño, hace frío, pero en la cabeza resuenan los pasos de los primeros peregrinos allá por el siglo X, es uno de los pocos tramos históricos que quedan.

Atrás van quedando los pequeños pueblos del pirineo navarro, es agradable caminar entre bosques, prados y arroyuelos. Llegamos a la Larrasoaña al mediodía, aquí comeremos y descansaremos  un poco. Me dirijo al albergue para sellar la credencial, el hospitalero y alcalde del pueblo Santiago Zubiri, es todo un personaje, durante media hora me explica cosas del Camino, me enseña los diarios donde los caminantes le hacen dedicatorias e incluso dibujos en acuarela, no me deja marchar hasta que le escribo algo.

El peregrino Paco se resiente de un esguince mal curado y tiene una ampolla en el pie, seguimos hacia Arre, hace mucho calor.

Una vez en el albergue conocemos a varios peregrinos con los cuales entablamos conversación, a partir de ahora nos iremos viendo.

 

 

29/04/01. Trinidad de Arre - Puente la Reina (28 Km).

 

Atravesamos Pamplona rodeando las murallas y el casco viejo envueltos en la capelina. Hoy hemos de subir el Alto del Perdon, comentan que la bajada es terrible debido a los cantos rodados sueltos que tiene, le llaman el Mataburras. Lo superamos sin problemas.

Paco camina lentamente, tiene muchas molestias pero una voluntad férrea.

 

Llegamos a Puente la Reina, aquí se unen el Camino Francés y el Aragonés, aunque realmente es en Obanos un pueblo cercano, pero en Puente la Reina se encontraba el Hospital de peregrinos más cercano y acabó llevándose la fama.

 

Recorremos el pueblo admirando sus casas blasonadas y visitamos la iglesia del Crucifijo, con su original Cristo en forma de Y griega y su famoso puente sobre el río Arga, mandado construir por la reina doña Mayor, esposa de Sancho Garcés III, rey de Navarra.

 

 

 

30/04/01. Puente la Reina - Lizarra  (22 Km).

 

Ha llovido toda la noche y los caminos están embarrados pero el ánimo es bueno.

Desayunamos en Cirauqui (traducido nido de víboras), este pequeño pueblo posee restos de una antigua calzada romana. Nos detenemos a observar las ruinas de un acueducto de dos arcos sobre el río Salado, cuenta la tradición que aquí los lugareños no avisaban a los visitantes de la salubridad de las aguas, así, una vez las monturas bebían y se morían, estos se alimentaban de sus carnes.

Pasando por Villatuerta nos llama la atención el sacristán de la iglesia del patrón del Camino, San Veremundo. Nos explica la reciente reconstrucción de la vidrieras y la limpieza de iglesia tras la cual aparecieron  unas importantes pinturas.

Entramos en Lizarra (Estella), la tercera ciudad más importante de Navarra, conserva bellas casas heráldicas, palacios y conventos.

Hemos ampliado y profundizado con el circulo de peregrinos que diariamente vamos encontrando, pasamos muy buenos ratos contando historias.

 

 

1/05/01. Lizarra - Torres del Río (29 Km).

 

Hoy nos han despertado campanillas y cantos, eran gentes del pueblo que han venido a darnos la bendición . Tras desayunar salimos muy contentos hacía Irache, nos han dicho que estas bodegas invitan al peregrino a agua y vino, se puede beber tanto como se quiera pero no llevarse. Terrible decepción, están cerradas.

Desde aquí podemos apreciar como las montañas de Roncesvalles y las de la sierra de La Demanda están nevadas. ¡ De buena nos hemos librado!.

Bellos bosques de encinas y pinos rodean  el monasterio de Irache, continuamos hacía Los Arcos a través de campos inmensos sembrados de cereales que nos obsequian con un intenso color verde.

En Los Arcos tiene lugar una dolorosa despedida pues unos buenos peregrinos deciden quedarse aquí, nosotros continuamos bajo un sol endemoniado hacía Torres del Río, posee una hermosa iglesia templaria del Santo Sepulcro, el sello de la iglesia bien lo avala.

 

 

 

2/05/01. Torres del Río - Logroño (20 Km).

 

Salimos camino de Viana bajo una lluvia fina. Poco antes de llegar a Logroño conocemos a Felisa, una anciana que lleva años en el Camino  contando “pirigrinos” y ofreciendo higos, agua y amor. Cruzando el Ebro entramos en la capital de La Rioja, el albergue está situado en la Rua Vieja cerca de la iglesia de Santa María la Redonda.

Se van ha producir cambios en la organización del recorrido, los peregrinos Paco, Ángel y José Miguel han decidido quedarse en Logroño y volver a casa, la razón es que Paco ha aguantado todo lo que ha podido sin quejarse pero faltan aún muchos  kilómetros y hemos venido a disfrutar.

 

 

3/05/01. Logroño - Nájera  (29 Km).

 

Me despido de mis compañeros de viaje pero se añade un nuevo peregrino, Enrique. Llegó anoche desde Valls, él ya hizo todo el Camino en 1997 y me acompañará hasta Sto. Domingo (tiene añoranza).

Salimos de la ciudad por el parque de La Grajera hacía Navarrete, único pueblo que atravesaremos en esta etapa, fue declarado en 1970 conjunto Histórico-Artístico y fundado en el siglo XIII.

Hace frío y las nubes cada vez se vuelven más amenazadoras. Es agradable caminar, son largas rectas entre campos de cereales y vides.

Entramos en Nájera por el puente que cruza el río Najerilla mandado construir por Juan de Ortega con las capelinas puestas.

Visitamos  el Monasterio de Santa María la Real de estilo gótico (s. XV). Por la noche conozco a un peregrino que está haciendo el Camino en yegua pues le falta un pie, comenta que es la tercera vez que lo hace con este tipo de transporte y que incluso ha publicado un libro.

 

 

 

4/05/01. Nájera – Sto. Domingo de la Calzada (21 Km).

 

Abandonamos Nájera con un frío intenso (llevo puestas todas las prendas de abrigo que tengo en la mochila) y el ambiente es lluvioso. El paisaje continua igual de maravilloso. Atrás dejamos Azofra.

Hoy camino al lado de Álvaro, un peregrino colombiano. Es muy interesante conocer las razones que empujan a gentes venidas de tan lejos a hacer el Camino.

Cada vez está más cerca el final, sin darme cuenta voy más despacio, como queriendo hacer los Kilómetros más largos, atrás quedó el frío, la lluvia, el cansancio....sólo recuerdo el paisaje, los monumentos, y sobre todo a los peregrinos conocidos a lo largo de esta semana.

 

Entro en Sto. Domingo y la alegría que me invade es terrible, he realizado mi sueño, pero cuanta tristeza a la vez. Visitamos la catedral del Santo Sepulcro donde está enterrado el santo, nos dirigimos a ver al gallo y la gallina y conocer la leyenda que los envuelve. De pronto oímos cantar al gallo, la tradición dice “que sí oyes cantar al gallo tendrás buena suerte en el Camino”.

Una vez en el albergue me despido de todos mis amigos peregrinos: brasileños, alemanes, ingleses, lituanos, madrileños, santanderinos,... y les deseo “Buen Camino”.

 

Volviendo para casa empiezo ya a planificar el próximo tramo del Camino. ¿Qué tiene el Camino que engancha?. Nadie me da la respuesta. Son  las cosas del Camino.

 

* Arriba. Más adelante.

 

 

 

Angus Robles

 


Tornar

 

Pàgina principal