ROSA MARIA PIÑOL - 06/11/2005. BARCELONA. LA VANGUARDIA  
Tiñena fabula en 'El mercant' sobre la falta de garantías individuales. 
La octava novela de Jordi Tiñena narra la angustiosa peripecia de un hombre que se embarca en un buque que resulta ser un alucinante barco prisión. 

 "Este libro nació del escándalo que me provocó, y aún me provoca, la existencia de casos como el de Guantánamo", dice Jordi Tiñena (Barcelona, 1955) a propósito de su novela El mercant,que acaba de publicar la editorial Columna. Una historia inquietante y claustrofóbica a la que el autor ha dado un sentido metafórico. 
     El mercant - octava novela de este escritor y profesor de instituto tarraconense de adopción- narra la angustiosa peripecia de un hombre, norteamericano para más señas, que se embarca en un buque mercante con la idea de romper con su anterior etapa vital, llena de tensión e insatisfacciones, y se encuentra confinado en un alucinante barco prisión en medio del océano Pacífico.  
     "Mi intención era mostrar la facilidad con que se puede transgredir la seguridad de la que nos creemos sujetos - ha explicado Tiñena a este diario-. Especialmente en el mundo occidental, nos creemos ingenuamente parte de un Estado de derecho, protegidos por las instituciones. Pero es terroríficamente fácil que las leyes se transgredan. El que tiene el poder a veces ignora la legalidad, como en el caso de la guerra de Iraq, o se las ingenia para paralizar los procesos o alargarlos a conveniencia según sus fines. Hay muchas formas de burlar la ley. Mi argumento quiere ser un caso extremo y metafórico de esta realidad y propone una reflexión sobre el hecho de que aún queda mucho que profundizar en las garantías individuales".  
     En El mercant hay sólo una pequeña referencia a la actualidad (en la que se alude a las crecientes medidas de seguridad adoptadas después de los atentados contra las Torres Gemelas). Tanto el protagonista como el resto de los personajes no tienen nombre ni identidad, son meros números.  
"Deliberadamente, tampoco los he querido definir en sus rasgos físicos, para que toda la historia quedara en un ámbito borroso", señala el escritor, que confiesa que le sorprendió mucho leer hace unos meses en La Vanguardia un breve sobre la sospecha de la existencia de barcos prisión: "Pensé: ¡pero si eso es mi novela!".  
     Tiñena ha sabido convertir en una narración ágil esta historia de tintes kafkianos aderezada con elementos de acción. "Es un relato de círculos cerrados - explica-: el protagonista está físicamente encerrado, pero además está doblemente aislado porque su lengua no es la misma que la de los demás; por otra parte, el barco prisión está también perdido en medio del océano. Con respecto a la acción, he rehuido deliberadamente cualquier escena truculenta de tortura."  
     El autor decidió que su personaje fuera norteamericano "para situarlo en el punto del planeta teóricamente más democrático y avanzado, y mostrar cómo un ciudadano tan protegido y libre se puede ver sumido en una dramática situación". De hecho, el protagonista de El mercant acabará viendo en cierto modo subvertidos sus valores a causa del proceso de su encierro.  
     Jordi Tiñena es autor de novelas como Els vespres de don Magí Castellarnau (1995), Dies a la ciutat (1999) y L´ombra del coronel (2002). Articulista de La Vanguardia,ha publicado también adaptaciones de clásicos literarios catalanes como Tirant lo Blanc,Curial e Güelfa,L´Espill o Lo somni.  
________________________________________ 

TERESA VALLBONA - 18/11/2005. BARCELONA, AVUI 
Lluita en alta mar 
Jordi Tiñena retrata l'angoixant vida a la presó, sense límits entre el bé i el mal. 


La preocupació per la situació actual del món, en què la legalitat es pot trencar sense que hi hagi conseqüències greus i l'Estat que creiem que vetlla per nosaltres es pot transformar en un mer decorat, és l'origen del plantejament de la novel·la El mercant (Columna), de Jordi Tiñena. "Volia plantejar la fragilitat de les nostres certeses", explica l'autor. El resultat és una història dura i angoixant, on un personatge gairebé anònim viu un llarg calvari a causa d'un error. 
Sean Pack embarca en un vaixell equivocat i es converteix en un ciutadà al marge de qualsevol sistema jurídic amb garantia, en un presoner sense dret a ser jutjat i sense acusació i defensa. "Si la novel·la té algun referent, aquest és la presó de Guantánamo. Com és possible que això existeixi?, es pregunta Tiñena. "Hi ha altres Guantánamos que no coneixem, mons paral·lels que ignorem i que condemnen ciutadans, amb raó o sense". 
     El lector coneix la realitat a través del personatge, per tant, la visió resta parcial i limitada. La personalitat de Sean és un dels elements centrals, tot i que la novel·la "fuig d'aquesta voluntat psicologista". No reflexiona sobre ell mateix sinó sobre què li està passant. "M'he plantejat la història d'un personatge en una situació extrema i imprevista davant la qual se sent impotent". Sean acaba assimilant aquesta crueltat que el portarà a practicar excessos per vetllar per la seva seguretat. La delicada frontera entre el bé i el mal deixa d'existir quan la supervivència està en joc. La subversió de valors regna en aquest món paral·lel al nostre on no existeixen categories ètiques ni morals. 
     La novel·la demostra que som víctimes de la nostra incredulitat. Què passaria si per un atzar et trobessis en un lloc que no et toca i del qual no poguessis sortir? "No és un llibre pessimista, però la realitat és horrorosa. L'actitud del lector per superar-la depèn d'ell mateix", afegeix Tiñena.  
________________________________________ 

JOSEP MARIA MARSAL. Diari de Tarragona. 24-10-2005 
Jordi Tiñena indaga en la condición humana en su novela `El mercant' 
Cuenta cómo «en esta sociedad nos pueden hacer perder en lugares oscuros” 
El escritor tarraconense Jordi Tiñena está a punto de presentar su nueva novela El mercant, publicada por la editorial Columna. Se trata de un texto en donde el autor indaga de nuevo en la condición humana y en cómo podemos llegar a perder nuestro grado de civilización si nos encontramos en una situación extrema. 

La historia que nos cuenta TIñena es la historia de Sean, un hombre que llega con muchas prisas al puerto de Long Beach porque ha de embarcar como pasajero en el buque de carga Shadow S. con destino a Valencia. Pero sin darse cuenta está a punto de entrar en un infierno imprevisible. 
En El mercant, Jordi Tiñena crea con maestría un ambiente extremadamente duro y agobiante en que el lector, si se pone en la piel del protagonista, viajará a un mundo de pesadilla que no le dejará indiferente. 
     «La idea de la novela es doble», comenta Jordi Tiñena. «En primer lugar he querido contar cómo dentro de esta sociedad nos pueden hacer perder en lugares oscuros, te pueden quitar todos tus derechos y no poder reclamar nada a nadie y, por otra parte cómo el ser humano puede llegar a actuar en situaciones extremas, cómo podemos llegar a perder el grado de civilización que tenemos todos». 
En esta nueva novela, el autor de L'ombra del coronel, cambia la ambientación histórica a que nos tenía acostumbrados en sus últimos textos para buscar una situación en el mundo de hoy en día, “pero en los temas que trato no hay tantos cambios, sigo buscando el comportamiento del hombre en las situaciones que plantean mis obras», comenta el escritor. 
     El gran trabajo que ha supuesto la escritura de El mercant ha estado signado por la contención. «Empecé a escribirlo hace unos tres años y la novela fue creciendo. Cuando tenía unas 300 páginas me di cuenta de que tenía que centrarme en el personaje principal del texto para darle más intensidad y ritmo a la novela Por ello fui eliminando toda historia lateral hasta llegar a las 160 páginas que tiene el libro». 
     En ese trabajo le ayudaron varios de sus lectores más fieles «que incluso me hicieron cambiar el inicio de la novela para que fuera más contundente, más directo. De esta forma creo que el lector se encontrará con lo esencial», dice Tiñena. 
     Otra de las características de la novela es que se encuentra escrita en primera persona: «Lo hice de forma consciente y obligada por el tema y la situación del personaje. Es él quien lleva todo el ritmo de la obra, por sus ojos el lector verá lo que le pasa. No hay nadie que lo pueda contar mejor que él y lo que queda en la novela por explicar no tiene explicación, porque no la conoce este personaje», agrega el escritor tarraconense que espera que en los próximos días la novela esté ya disponible en las librerías.