e-mail

1. ¿QUÉ SOCIEDAD QUEREMOS LAS Y LOS JOVENES POR LA IGUALDAD?

2. ¿QUÉ HACEMOS Y COMO LO HACEMOS?
3. MÁS INICIATIVA SOCIAL.
4. ¿PARA QUÉ (JPI) "JÓVENES POR LA IGUALDAD"?
4.1. ELEMENTOS DEFINITORIOS DE JPI
4.2. ORGANIZACIÓN

1. ¿QUÉ SOCIEDAD QUEREMOS LAS Y LOS JÓVENES POR LA IGUALDAD?

(Aprendiendo a convivir en libertad, conseguimos más igualdad).

De las y los jóvenes se ha hablado mucho, de su poca actuación en las organizaciones, de su minúsculo compromiso con los problemas de la sociedad actual, de que las y los jóvenes no nos preocupamos de nuestro entorno.

Desde JPI nos preguntamos si todas estas generalizaciones dan una imagen fidedigna de aquello que realmente pensamos la juventud. Quien crea que no nos preocupa que haya jóvenes cuya diversión sea ostigar y linchar a personas por la pigmentación de su piel o por su forma de vestir, que no nos preocupa que todavía exista gente que crea que la mujer es "diferente" al hombre y por ello le asigna un papel inferior en la sociedad, que no nos preocupa que existan personas que por su orientación sexual padezcan una marginación social y carezcan de determinados derechos y libertades, se equivoca.

Quien crea que las y los jóvenes no estamos preocupados por la pérdida de los valores democráticos, en nuestra sociedad, y que con ello corramos el peligro de avanzar hacia un sistema excluyente y homogeneo, se equivoca. Es falso que las y los jóvenes seamos insolidarios, materialistas, egoistas y pasotas. Lo cierto es que la juventud creemos en la libertad y la igualdad. Asumimos la solidaridad como un medio para conseguir una sociedad más justa, mejor. La experiencia demuestra que cuando un/a joven conoce a una persona que padece algun tipo de injusticia social, intenta ayudarla en la medida que le es posible. Su problema empieza a ser parte de nosotros mismos.

Parece difícil que las y los jóvenes nos impliquemos de lleno en una ONG la causa de ello se debe, normalmente, a que las problematicas que desde estas se trabajan o no afectan directamente a las y los jóvenes, o bien desconocen los problemas de las otras personas, individualizándolos. Colectivizando los problemas se hacen copartícipes de ellos, todas y todos los ciudadanos. Los valores de igualdad y de solidaridad vienen dados por la propia identificación con las problemáticas sociales, son motivados y se crecen con la experiencia y el trabajo.

Las y los jóvenes de hoy en día tenemos un escaso conocimiento histórico de la política contemporánea, así como de sus valores. La sociedad actual presenta una virtualidad en la que creemos vivir. Es por ello que las y los jóvenes españoles al desconocer el pasado inmediato de nuestra historia no nos damos cuenta del avance en el campo de la democracia y no tenemos un conocimiento real de la importancia de los valores sobre los que fundamenta nuestro sitema constitucional. Por ello desde JPI creemos necesaria la eduación en el ámbito de los derechos y las libertades, de la democracia en general. La juventud tenemos muy claro el tipo de sociedad que queremos, un modelo de convivencia democrático, estructurado con los valores de la igualdad, la libertad, la solidaridad y la justicia.

Las y los Jóvenes Por la Igualdad no creemos ni en blancos ni en negros, ni en homosexuales ni en heterosexuales, ni en gitanos ni en payos, ni en ricos ni en pobres, creemos en las personas. Los desvalores del Racismo, el Sexismo, la Homofobia, el clasismo no conducen a ningun lado. Los prejuicios solo sirven a una sociedad excluyente.

Las y los Jóvenes tenemos conciencia de una serie de ideas, algunos/as de un modo difuso, no bien enrraizadas, otros de un modo más claro. Algunas de estas ideas son: -Considerar a las personas como sujetos de derechos y libertades, indistintamente de su sexo, raza, origen social, orientación sexual, etc... -La existencia de una minoria que no comparte esta concepción de la persona. - La existencia de colectivos discriminados socialmente y carentes de esos derechos y libertades. -La voluntad de vivir en una sociedad libre, igualitaria y justa. -La voluntad de un Mundo en Paz. Muchas veces no somos capaces de asociar estas ideas a propuestas de solución o, a actitudes personales que conlleven un grado de compromiso.

Las y los jóvenes comprometidas/os activamente en una ONG, tenemos el obligación de demostrar que lo que pensamos nosotros y que nuestras actuaciones reto de ofrecer los mecanismos para llevar a la práctica esas ideas. Es imprescindibe conseguir que nuestros mensajes de igualdad y de solidaridad lleguen a todas/os las y los jóvenes como un factor positivo de realización personal.

JPI