IBERSDetall d'una pàtera del Castellet de Banyoles (Tivissa)A L'EBRE
CENTRE D'ESTUDIS DE LA RIBERA D'EBRE





LA PRIMERA FASE DEL POBLAMIENTO PROTOHISTÓRICO EN EL ÁREA SUR DE LA DESEMBOCADURA DEL EBRO. EL POBLADO FORTIFICADO DE SANT JAUME- MAS D'EN SERRA (ALCANAR), CAMPAÑAS 1997-1998 .

Francisco GRACIA ALONSO , David GARCIA RUBERT
Departamento de Prehistoria, Historia Antigua y Arqueología
Universidad de Barcelona.
 

Poblado de Sant Jaume/Mas d'en SerraRESUM

 El poblat fortificat de Sant Jaume-Mas d'en Serra (Alcanar,Montsià), constitueix un punt clau per a l'estudi de les estructures de poblament dels grups socials de l'àrea de l'Ebre al període de transició entre el Bronze Final i la Primera Edat del Ferro (Ibèric I), així com de les característiques del comerç semita a la zona. Les intervencions realitzades els anys 1997 i 1998 han permès la identificació de part del sistema defensiu format per un mur perimetral recolçat en una torre quadrangular, i dues unitats d'habitació (UH1 y UH2), la primera de les quals ha estat interpretada com un magatzem.  Els conjunts d'ítems a torn, tant fenicis com produccions ibèriques de l'àrea del sudest derivades, permeten afirmar l'existència d'un únic nivell d'ocupació datat a la segona meitat avançada del segle VII aC.

RESUMÉ

 L'oppidum de Sant Jaume-Mas d'en Serra (Alcanar,Montsià) c’est un point-clef pour l'étude des structures d'occupation du territoire des communautés de l'embouchure du fleuve Ebro depuis la transition entre le Bronze Final et la Première Age du Fer (Ibérique I), et des caractéristiques du commerce phénicienne. Dans les travaux des années 1997 et 1998 ont étés identifiées une partie du système défensif formé par un rempart et une tour quadrangulaire, et deux structures d'habitat, donc un magasin. Les matériaux tournées, ainsi phéniciennes comme ibériques archaïques du sud-ouest de la péninsule Ibérique, proportionne une chronologie de la deuxième moitié du VII siècle av. J.C. pour le seul niveau d'habitat identifié.
 

PALABRAS CLAVES

Sant Jaume, Bronce Final, Primera Edad del Hierro, Ibérico I, Fortificación, Almacén, Comercio fenicio.
 
 
 

Introducción

 El estudio del período de transición entre el Bronce Final y la Primera Edad del Hierro en el área del curso inferior y desembocadura del río Ebro ha experimentado un notable avance a lo largo de la última década. Los resultados obtenidos en las intervenciones en los yacimientos de Aldovesta (Benifallet), Barranc de Sant Antoni (Ginestar), Barranc de Gàfols (Ginestar), La Ferradura (Ulldecona) y La Moleta del Remei (Alcanar), así como en las prospecciones sistemáticas desarrolladas en las comarcas de Ribera d'Ebre, Baix Ebre y Montsià, han permitido replantear los procesos de estructuración y consolidación de los sistemas de poblamiento en la fase de formación de la Cultura Ibérica en la zona, así como aquilatar la importancia que en el mismo tiene el impacto de la actividad económica de las colonias semitas del área del círculo del estrecho y de las factorías fenicias de Ibiza (Gracia et al. 1994-1996), (Gracia el al. 1998 e.p.), (Gracia et al. 1996-1999 e.p.), (Asensio et al. 1994-1996a), (Asensio et al. 1994-1996b), (Ramón, 1994-1996), que asimismo se constata en otras áreas más meridionales (Martí,Mata, 1992) (Fig. 1).

 El análisis de la documentación publicada permite establecer hasta el momento presente los siguientes parámetros generales de la problemática del período:

 * El comercio fenicio en la zona se desarrolla a partir de la segunda mitad del siglo VII aC y perdura hasta finales del primer cuatro del siglo VI aC (Aubet, 1993). Las tipologías materiales indican la distribución (por uno o múltiples agentes comerciales) de ítems procedentes del área del sudeste peninsular, Ibiza y las colonias y factorías púnicas del Mediterráneo central, siendo posible distinguir dos fases en la distribución de los materiales indicados: una arcaica correspondiente al siglo VII aC denominada facies Aldovesta y otra reciente correspondiente al siglo VI aC caracterizada como facies Gàfols (Asensio et al. 1994-1996b), (Belarte et al. 1991), (Belarte et al. 1994a), (Belarte et al. 1994b).

 * El comercio fenicio en la zona es mayoritario y prácticamente exclusivo puesto que los materiales de procedencia focea no se localizan en ella hasta mediados del siglo VI aC, y las producciones etruscas, si bien se han documentado en los niveles inferiores del poblado de La Moleta del Remei y, posiblemente, en Sant Jaume-Mas d'en Serra, son minoritarios (Gracia, 1990-1991) y, aunque en sentido estricto podrían atribuirse a un comercio tirrénico directo en función de los procesos que tienen lugar de forma coetánea en los yacimientos del sudeste de Francia, es mucho más lógico atribuirlos a una redistribución fenicia, especialmente si tenemos en consideración la coexistencia de ambos tipos de productos en el Mediterráneo central según indican los trabajos de M.Gras, o la asociación de materiales tirrénicos en los yacimientos ebusitanos y de la costa sudoriental peninsular (Costa et al. 1991). Junto a los materiales fenicios se distribuyen probablemente las primeras producciones a torno ibéricas procedentes de los talleres meridionales peninsulares, materiales que deben ser considerados junto a los anteriores como los modelos de los que derivan las series de cerámica a torno propias de la zona (Gracia et al. 1994-1996)

 * El desarrollo de los sistemas de poblamiento basados en la articulación de territorios dependientes de núcleos de población enclavados en puntos de control estratégico se articula durante la primera mitad avanzada del siglo VII aC (Gracia et al. 1996-1999), influyendo el contacto colonial-comercial sobre una estructura en pleno desarrollo que dispone de los excedentes de producción necesarios para asegurar la fluidez del tráfico comercial (Gracia et al. 1994-1996); poblados como el Puig Roig del Roget (El Masroig) (Genera,Brull 1994-1996) o La Ferradura (Ulldecona)(Maluquer de Motes 1983) son ejemplos significativos, como también lo son los sepulcros tumulares del Coll del Moro (Gandesa) (Rafel, 1994)

 * La tipología constructiva de los poblados muestra durante la segunda mitad del siglo VII aC el desarrollo de la planificación de los sistemas de comunicación viaria en el trazado de los mismos, ya sea mediante calles centrales como en el caso de La Ferradura (Ulldecona) o Puig Roig del Roget (El Masroig), o con sistemas más desarrollados como calles de circunvalación, como en La Moleta del Remei (Alcanar) (Gracia el al. 1994-1996) y retículas ortogonales como en Barrac de Gáfols (Ginestar), éste último a principios del siglo VI aC. La arquitectura de las unidades de habitación presenta asimismo notables innovaciones durante esta fase, tanto en el tipo de planta (rectangular de un único ámbito o multicompartimentada) como en los materiales empleados para su construcción (fundamentaciones de piedra y parte superior de los muros realizados con adobe o tapial, aunque en yacimientos como La Ferradura o Sant Jaume-Mas d’en Serra la altura de los muros construidos sólo en piedra alcanza los 130 y 180 cm. conservados respectivamente, siendo un elemento de debate el hecho de si las nuevas técnicas edilicias son anteriores al contacto comercial semita o bien responden al resultado de la difusión de las técnicas y patrones indicados como resultado de este proceso (Belarte 1994).

 La interacción indígena-colonial durante el período de formación del Ibérico I dispone actualmente del mayor volúmen de datos para ser estudiada en la región del Ebro, pese a los recientes trabajos en los yacimientos del área próxima a Emporion (como Sant Martí d'Empúries e Illa d'en Reixac) y la documentación cada vez más frecuente de ítems fenicios a lo largo de la costa del principado, como es el caso, entre otros, de los poblados de El Catllar (Tarragona) o Sant Miquel de Olèrdola (Olèrdola), por lo que la identificación y estudio de un nuevo asentamiento costero ha permitido incidir y ampliar la información que de este período se disponía en el área del Montsià.

 El poblado de Sant Jaume-Mas d'en Serra fue señalado por vez primera por D.Ramón Esteban a mediados de la década de los setenta, quien nos proporcionó amablemente las indicaciones sobre su situación, así como el acceso a los materiales por él recogidos en esa fecha. A instancia de los firmantes de este trabajo fue incluido por los Servicios Territoriales de Arqueología de la Generalitat de Catalunya en Tortosa dentro del Plan General de Obras y Servicios del Municipio de Alcanar, siendo necesaria la intervención preventiva en el mismo ante cualquier remoción de tierras que pudiera afectar al poblado.
 

Situación del yacimiento

 El poblado fortificado de Sant Jaume-Mas d'en Serra se encuentra en el término municipal de Alcanar (Tarragona), localizado en la hoja de la cartografía militar 1:50.000 nº 547 (Alcanar), posición DTB 31TBE898943. Sus coordenadas cartográficas corresponden a una latitud de 0º, 48, 31 , y a una longitud de 40º, 34',50'', siendo su altitud absoluta de 224 m s.n.m, mientras que la relativa es de 119 m en relación al terreno circundante, distando de la costa 1250 m. El punto en el que se ubica el yacimiento carece de denominación específica pese a figurar en la cartografía 1:25.000 y 1:50.000 del SGE con el término de "El Rajolar", topónimo propio del área de Tortosa y no exclusivo de este enclave puesto que en los municipios de Alcanar y Ulldecona se conocen otros lugares con el mismo nombre, que hace referencia a los puntos empleados tradicionalmente para la fabricación de adobes o ladrillos. El yacimiento comprende una parte de las partidas territoriales conocidas como "Balsa de San Jaime" y "Mas d'en Serra", sobre un promontorio de perfil cónico terminado en una plataforma amesetada de difícil acceso y contorno oval de 80 x 40 m de longitud en sus ejes máximos, que proporciona una superficie teórica de extensión del poblado de 3200 m2, similar a las calculadas para las fases iniciales de los poblados del Puig de la Nao (Benicarló) y Puig de la Misericordia (Vinaroz), 4500 m2 y 2925 m2 respectivamente, muy superiores a los de otras estaciones próximas como la Ferradura (Ulldecona) cuya extensión se fija en 400 m2, pero netamente inferior a la extensión del poblado de La Moleta del Remei en su primera fase, fijada en 5184 m2 (Gracia, Munilla 1993).

 La posición geográfica del poblado se inscribe en las últimas estribaciones de la Sierra del Montsià, protegido al norte por las cotas 304 y 338. Controla en esta vertiente la vía de paso hacia la depresión de Ulldecona formada por los barrancos de Mas de Libori, Les Cases, Hondo y Roca Roja, zonas de tránsito o salida al mar naturales del poblado de La Ferradura (Ulldecona), con el que se encuentra en relación pese a no disponer de contacto visual por la pantalla orográfica formada por las cotas 321 y 330 de la Sierra del Montsià, y del que dista en línea recta 2600 m.

 Las vertientes este y sur del promontorio controlan la llanura costera comprendida entre el Port dels Alfacs-Punta de la Banya y las estribaciones marítimas de la Sierra de Irta-Peñíscola; y, muy especialmente, los paleofondeaderos naturales del sur de la costa del Montsià en el tramo comprendido entre la Punta de Benifallim, Sant Jaume y les Calafes que representan  los teóricos embarcaderos protohistóricos situados al sur de la desembocadura del Ebro. En esta zona, el poblado de Sant Jaume tiene contacto visual con los coetáneos de La Cogula (Ulldecona), La Moleta del Remei (Alcanar), Puig de la Nao (Benicarló) y Puig de la Misericordia (Vinaroz) (Oliver 1994), (Oliver,Gusi 1995).

 Actualmente, el promontorio en el que se ubica el poblado no se encuentra sujeto a labores agrarias, no existiendo tampoco indicadores de anteriores trabajos agrícolas, siendo especialmente significativo en este sentido el hecho de que la parte superior de la colina no fue nunca aterrazada con bancales de piedra seca para la plantación de olivar, como sí sucede por el contrario en la mayor parte de las estribaciones montañosas costeras del término municipal de Alcanar (como es el caso, por ejemplo de La Moleta del Remei terreno en el que los olivos fueron plantados durante el período de la Primera República, tal y como indican las monedas cocumentadas en los hoyos de plantación y relata P.Matamoros en su crónica sobre el pueblo de Alcanar) (Matamoros 1922). La zona más elevada del promontorio de Sant Jaume presenta una vegetación muy densa constituída por flora de matorral mediterráneo, entre la que destaca el margallón (Chamaerops humilis) y el tojo (Ulus europaeus). En la falda de la estribación, el desarrollo de los planteles de cítricos ha substituído en los últimos años a las explotaciones de cereal y olivar, sin que estos trabajos hayan proporcionado información sobre la existencia de otras estaciones arqueológicas durante las amplias remociones de tierra efectuadas.
 
 

Unidades de habitación (s. VII a. de C.)Resultados de las intervenciones de 1997-1998

 Durante las campañas 1/1997 y 2/1998 (Gracia, Munilla 1997), (Gracia,García 1998) se ha planteado la realización de un sondeo en el teórico ángulo sudoeste del poblado aprovechando la existencia de dos catas realizadas de forma irregular durante la década de los setenta, zona de la que proceden los materiales citados anteriormente. El objetivo de la limpieza de este área radicaba en la posibilidad de comprobar la interrelación entre materiales y yacimiento, así como obtener una visión precisa de la secuencia estratigráfica dado que el reconocimiento inicial de la zona mostraba la existencia de un corte estratigráfico intacto y técnicamente factible de ser interpretado.

 Partiendo de dos catas teóricas de 8 x 6 m y 5 x 3 m ha podido constatarse la existencia de dos unidades de habitación, UH1 y UH2, de planta trapezoidal-cuadrangular (4,9 x 5,2 m; 25,48 m2) la primera y rectangular la segunda (3 x 5,3 m; 15,9 m2 ), adosadas en ambos casos a la muralla/muro perimetral oeste del poblado (UC1)(Fig. 2 y fig. 3), cuyas características edilícias comunes son:

 * El sistema arquitectónico empleado utilizaba básicamente la piedra (bloques de tamaño medio con arista máxima de 40 cm desbastados pero no escuadrados) ligados con arcilla y, en ocasiones, con cuñas líticas para la construcción tanto de los fundamentos como de la estructura superior de los muros y los elementos de acondicionamiento del espacio interior de las unidades de habitación (muros divisorios, bancos corridos y escaleras), como muestra la altura de 2,15 m conservados en la pared norte de UH1 (UC2). Las paredes construidas con esta técnica estaban recubiertas con un revestimiento de arcilla de 2 cm de grosor y cal, no decorado, empleándose también la cal para revocar el pavimento de UH1 (UE10). El revoque de las paredes se realizaba de forma ccoetánea al acondicionamiento por el  mismo sistema del nivel de uso de la  unidad de habitación, puesto que presenta una continuidad entre el revoque de las paredes y el del suelo o las banquetas, empleando una solución de media caña para cubrir los ángulos de encaje entre los planos de la construcción. El módulo de anchura de las paredes perimetrales de las unidades de habitación  (UC2,UC7,UC5) es regular, fijándose en 50 cm.

 * La secuencia  estratigráfica de los niveles documentados en UH1  (UE 10, UE,9, UE4, UE2)  permite afirmar la existencia de dos pisos en esta construcción. El  superior,  que ocuparía tan sólo la zona norte de la UH, cumpliría con toda seguridad las funciones de altillo o entarimado, apoyandose sobre el muro medianero con UH2 (UC2) por un lado, mediante el encaje de las vigas en las paredes laterales (UC7) y en el muro perimetral (UC1) por otro, y finalmente sobre una estructura o pilastra (UC4) situada en el centro de la habitación. Esta pilastra, de forma cuadrangular y 50 cm de arista máxima, se realizó en piedra calcarea local, y se apoya directamente sobre el pavimento de la vivienda (UE10). El piso superior de  UH1 estaba realizado mediante el empleo de placas de arcilla modulares de forma rectangular con los laterales vistos ligeramente peraltados; la parte izquierda del segundo piso estaba compuesta por una pared de mampostería (UC3) formada por piedras de pequeño tamaño muy bien trabadas aprovechando las caras planas de las mismas, esta pared disponía de una abertura rectangular central que permitiría la comunicación entre el recinto superior y el conjunto de la sala.

 * Adosados a la parte inferior del muro medianero con UH2 (UC2) y a la pared oeste constituida por un sector del muro de cierre del poblado (UC1), documentamos en esta primera unidad de habitación (UH1) la existencia de un muro corrido o banqueta (UC8) de 60 cm de anchura. Estas estructuras fueron construidas a partir del recorte en ángulo recto de la roca madre, y posteriormente se cubrieron con el mismo revoque de arcilla y cal que las paredes y  el pavimento. En el caso de la parte de la banqueta situada en la pared de fondo de la estructura (UC1) se constató como un tercio de su longitud había sido completado mediante lajas verticales hincadas, delimitando un espacio interior coincidente con la anchura de la misma, que a su vez fue rellenado con tierra y piedras de pequeño tamaño, siguiendo un esquema similar al empleado para la construcción de la banqueta adosada a la pared trasera de la UH67 del poblado de La Moleta del Remei en su primera fase constructiva.  La banqueta se destinó al estibado de vasos cerámicos y otros tipos de ítems, habiendose documentado junto al ángulo NO de la misma dos molinos barquiformes arrastrados desde su parte superior hasta el pavimento como consecuencia del hundimiento de la techumbre (Fig, 15, a-b). En el ángulo SO de UH1 la banqueta presenta un perfil curvado al adaptarse al muro perimetral  (UC1) que en este punto efectúa un giro en función del  trazado de las curvas de nivel de la plataforma sobre la que se asienta el poblado.

 * El nivel de derrumbre (UE2) del edificio UH1 está formado por el material constitutivo de la cubierta. El sistema de cubricición ha podido estudarse perfectamentemente debido al excelente estado de conservación de sus restos. Sobre el envigado que formaba el costillar o soporte del techo se disponían diversas capas de cañizo y materia vegetal superpuestas, agrupadas en haces y unidas por cuerdas de materia vegetal, como indica el elevado número de improntas documentado; una vez  dispuesta la cubierta vegetal, se extendía una capa de arcilla de 5 cm de espesor para impermeabilizar la superficie.  Sobre el nivel formado por la materia vegetal y el barro se dispuso una capa de placas de arcilla modulares  con los rebordes exteriores ligeramente peraltados, similares a los documentados en las unidades de habitación del poblado de Barranc de Gàfols. El tipo y la forma de los materiales empleados para la construcción de las cubiertas permite afirmar que las mismas presentaban un plano nivelado, no inclinado.

 * El acceso al interior del recinto UH1 se realizaba mediante una escalera (UC9) situada en el ángulo NE de la construcción, en la intersección de UC2 y UC7. La posición de la escalera indica que la zona de tránsito del poblado se encontraba a un nivel superior al de la superficie de uso correspondiente al pavimento (UE10) de UH1, y que la misma se ubicaba al este de las estructuras constructivas UH1 y UH2, por lo que las puertas de ambas edificaciones estaban orientadas hacia la salida del sol, aprovechando, en consecuencia, el aporte lumínico del astro para la iluminación interior de las mismas. La diferencia de cota existente entre la calle y el pavimento de la construcción permite afirmar el aprovechamiento de las características naturales proporcionadas por la orografía del terreno para disponer de un volumen constructivo elevado sin  que fuese necesario elevar excesivamente la altura del edificio sobre el ras del terreno, parámetro que, lógicamente, debía estar en consonancia con la altura máxima teórica del muro perimetral o  muralla del poblado.  La escalera (UC9)  consta de cuatro escalones de anchura diferente, siendo mayor el de la base.

 * El cierre perimetral del asentamiento (UC1) està constituido por dos muros simples adosados, de 50 cm. de modulo cada uno, construidos en base a un aparejo de doble hilada de piedras de tamaño medio, sin relleno central, ligadas con arcilla y fijadas con pequeñas cuñas. Se adosan a este muro doble las paredes medianeras de UH1 (UC2) y UH2 (UC5). Por último, cabe añadir la construcción de una torre maciza de planta quadrangular en el sector nordeste del perímetro, situada en relación a los accesos a la plataforma donde se asienta al poblado y, posiblemente, protegiendo la puerta principal de este. El sistema de construcción de doble muro, y la constatación de que no existe trabazón alguno entre uno y otro, plantea una problemàtica entorno a la posibilidad o no de una sucesión en los trabajos constructivos de los mismos, según la cual el perímetro murario habría pasado en un momento determinado de ser un simple muro de cierre a constituirse en muralla gracias a un nuevo muro adosado y a la construcción de una torre, o bién habría sido conceptualizado desde un principio con las características plenamente defensivas que presenta en la actualidad.

 * La construcción del nivel de suelo de  UH1 (UE10) se realiza  apartir del rabaje de la roca (UE8) a la que se superpone un nivel de relleno compuesto de tierra y piedras de pequeño tamaño destinado a colmatar los desniveles de las curvas de nivel en ésta zona. El pavimento está formado por una capa de tierra batida y apisonada, no quemada, de 10 cm de espesor sobre la que se extendía el  revoque o encalado para formar la soladura.  Es altamente significativo para la interpretación global de este recinto el hecho de que no se haya documentado en toda la superficie de UH1 ninguna estructura de combustión, ni asimismo elementos que permitan afirmar la práctica de rituales de carácter comunitario (como p.e. enterramientos perinatales), siendo al mismo tiempo muy escaso el número de macrorestos faunísticos, por lo que es difícil interpretar a la UH1 como una vienda o espacio comunitario. Las especiales características de las tipologías materiales de este recinto, especialmente el conjunto de pondera almacenado en segundo piso y concentrado en el nivel de derrumbe (UE3) del sector N. del recinto, permiten afirmar que  UH1 tendría una función de depósito o almacén de productos y útiles de uso temporal como los telares.
 

Pesas de telar ( ponderas s. VII a. de C.)Tipología material y secuencia cronológica

 La tipología material de UH1, UH2 ha proporcionado hasta el momento tan sólo los ítems rodados correspondientes a su nivel superficial (UE11), se divide claramente en dos bloques  perfectamente diferenciados: las producciones de cerámica a torno fenicias o derivadas de prototipos fenicios, y las producciones de cerámica a mano locales; en ambos casos el global de las tipologías es similar, con ligeras variantes, al conocido en otros asentamientos próximos (Gracia et al. 1994-1996, 374-380). Los materiales a torno suponen el 17,86% mientras que las producciones a mano suman el 82,14%. Comparativamente el porcentage de cerámica importada de Sant Jaume está próximo al de la Fase 1 de La Moleta del Remei (15,56%) y La Ferradura, siendo netamente superior a las cifras de Barranc de Gáfols (2%) y la Fase II del Puig de la Nau de Benicarló (1,16%), pero muy alejada del 57% del yacimiento de Aldovesta. Puesto que este último se ha caracterizado como una estación de comercio y no como un lugar de hábitat, la conclusión más importante que se desprende de estas cifras es la disminución del volumen de material fenicio en los niveles de ocupación datados a lo largo del primer cuarto del siglo VI a.C., hecho que concuerda con la disminución de la importancia del tráfico mercantil de las factorías semitas del área del Círculo del Estrecho en esta cronología.

 La  panoplia de materiales fenicios corresponde a producciones englobables, por forma y características macrovisuales de la pasta, en los ítems originarios de los talleres de las factorías y colonias fenicias del área del Círculo del Estrecho o asentamientos ibéricos próximos pero fuertemente influenciados por lo que respecta a la fabricación, tipos y decoraciones, de los primeros materiales a torno. Los grupos formales están integrados por grandes contenedores de transporte y ánforas, vasos trípodes, platos, y vasos de tamaño medio. Al primer grupo pertenecen las ánforas del tipo VR-1 (Ramón T. 10.1.2.1.) (Ramón 1995) (Fig. 6,b) y los pithoi  del tipo González 14 a de la clasificación de Peña Negra (González, 1986); al segundo, los vasos trípodes correspondientes al tipo Schubart XVIII; González C1; Ros VIII H1/H2, documentados asimismo en otros yacimientos próximos como La Moleta del Remei (Gracia et al. 1994-1996), (Gracia et al. 1996-1999) (Fig. 5, a), Els Barrancs (Peníscola) o El Palau (Alcalá de Chivert) (Oliver,1991,1096), o Peña Negra (Crevillente) (González,1986,284); al tercero, los platos de imitación de los perfiles de engalba roja; similares a los tipos enunciados por H.Schubart y G.Maas-Lindeman en Trayamar (Maas-Lindeman 1985) y englobados dentro del tipo I.1.A.1 de la sistematización de Belén y Pereira (Belén-Pereira,1985,309-310) considerados como una producción paralela, realizada en los mismos alfares, que los platos con engalba roja (fig.5,d); los contenedores equivalentes a la forma  VIII.2 a de Schubart; y los vasos biansados de asas geminadas clasificados como formas I de Schubart, PN II  E11 de González, IV J2 de Ros, y II 2 b 2 1 de Belén-Pereira quienes fechan dentro en los siglos VIII-VII aC el inicio de la producción, aunque los vasos del nordeste peninsular los incluyen en el siglo VI aC (Belén,Pereira,1985, 319-320) (Fig. 4, b).

 Estos últimos constituyen el cuarto grupo y suponen un perfil derivado de los contenedores fenicios documentados en la península en yacimientos como Cerro del Villar, Peña Negra e Ibiza y muy distribuídos en los yacimientos del sudoeste de la península (Belén,1986,269-270), aunque en función de sus dimensiones se encuentra próximo al tipo de vasos Cruz del Negro (Aubet, 1976-1978) (Fig. 4,a), con los que se relaciona por el cuello cilíndrico que caracteriza a esta producción; el cuerpo, la parte interior del cuello y el fondo exterior de esta pieza estan decorados con motivos geométricos pintados de color rojo vinoso, con un esquema decorativo que presenta una alternancia de cuatro franjas horizontales situadas respectivamente bajo el arranque de las asas, en la inflexión de la carena y la parte inferior de la misma y el borde de la base; las zonas de registro asi delimitadas incluyen respectivamente nueve, cinco y dos líneas horizontales; el fondo exterior presenta una decoración de seis círculos concéntricos de anchura regular.

 La cronología de los tipos formales indicados es uniforme, puesto que los contenedores Schubart VIII.2a se fechan entre el 750-625 aC, los trípodes Schubart XVIII (González C.1; Ros VIII H1/H2) entre el 665-625 aC, los vasos biansados Schubart I (González PNII E11) entre el 750-625 aC, y los platos de imitación de las formas de engalba roja Schubart IX (González PN.IID.3) entre el 850-575 aC (fecha que en los yacimiento peninsulares debe reducirse a cronologías de los siglos VIII y VII aC), dataciones que en su conjunto enlazan perfectamente con la cronología atribuida a las ánforas del tipo VR-1 (Ramón T.10.1.2.1), siendo perfectamente factible una fecha situada a partir de finales del tercer cuarto del siglo VII aC para la formación del conjunto de Sant Jaume/Mas d'en Serra.

 La fecha de amortización del yacimiento marcada por las cerámicas fenicias puede relacionarse con las tipologías materiales de otros asentamientos del área del nordeste peninsular. De este modo, los contenedores derivados o próximos al tipo Cruz del Negro cuentan con una pieza asimilable en la tumba 9 de la necrópolis de Anglès (Girona) (Pons,Pautreau, 1993), (Aubet, 1993,40) siendo significativo que en la tumba 8 de la misma necrópolis se documenta la asociación entre un colgante de botón cónico similar a los identificados en las necrópolis de Mianes (Santa Bárbara) y Mas de Mussol (La Palma,Tortosa) (Rafel,1997), (Munilla, 1988) con vasos a mano decorados con acanalados suaves del mismo tipo de los que constituyen el nivel de ocupación correspondiente al tránsito entre los siglos VII y VI aC identificados en las UH 7 y UH 67 del poblado de La Moleta del Remei (Gracia et al. 1994-1996).

 En el último caso citado el conjunto de las importaciones fenicias está formado por los mismos tipos documentados en Sant Jaume-Mas d'en Serra: ánfora VR-1/Ramón T.10.1.2.1, pithoi 13a-13 de González, trípodes Schubart XVIII, y vasos de imitación de la forma Cruz del Negro, a los que se añaden las ánforas púnicas del Mediterráneo central correspondientes al tipo Ramón T.2.1.2.1. La importancia del comercio fenicio en el área del curso inferior del Ebro durante esta fase puede aquilatarse por la distribución de materiales correspondientes a este proceso amortizados en los yacimientos de la zona. Las ánforas del tipo VR-1 (Ramón T.10.1.2.1), el ítem más característico de este tráfico se han identificado en los poblados del Coll del Moro (Gandesa), Coll del Moro (Serra d'Almors), Coll Alt (Tivissa) y Puig Roig del Roget (El Masroig), mientras que las asociaciones entre el tipo de ánfora citados y pithoi se han identificado en los poblados de La Ferradura (Ulldecona), La Xalamera y Barranc de Gàfols (Ginestar) (Gracia,Munilla 1993),(Gracia et al. 1994-1996), (Mascort et al. 1988), (Mascort et al. 1991). La identificación en otras zonas de la costa del nordeste peninsular, tanto en intervenciones recientes como en la revisión de fondos museográficos, de los mismos tipos cerámicos indica que el tráfico de mercancías desde el sudeste peninsular e Ibiza hacia esta zona era el resultado de una práctica estructurada y frecuente (Ramón 1994-1996).

 El conjunto cerámico mayoritario es el formado por las producciones locales no torneadas, integrado por dos grupos en función de la técnica de fabricación: piezas con desgrasante vegetal y piezas con desgrasante mineral. Al primero corresponden dos tipos formales: contenedores de gran tamaño, perfil globular, cuello corto y labio recto, no presentan decoración pero sí cuentan con emplastes o grumos de arcilla de gran tamaño bre la superficie exterior para facilitar la prensión y transporte de los mismos (Fig. 7,a y fig. 12, a-e); y bandejas de fondo plano, poca profundidad  y labio recto (Fig. 12, a-e), similares a las documentadas en los poblados de Barranc de Sant Antoni (Asensio et alii 1994-1996, 239-245) y Barranc de Gàfols (Belarte et alii, 1994, 231-245). El segundo grupo está formado básicamente por  contenedores de perfil en S y borde exvasado con decoración aplicada de cordones con impresiones digitales (Fig. 9, a-g) sobre el arranque del cuello, correspondientes a la forma 211C  de la clasificación Dedet-Py (Dedet,Py, 1975,38) (Fig. 7,b y fig. 8, a-d), y a la forma E 2a de la tipología Nickels-Marchand-Schwaller, similar a diversas series de vasos de la necrópolis Gran Bassin I fechadas en la segunda mitad del siglo VII aC ; vasos globulares de borde recto o reentrante con asas de cinta, mamelones alargados perforados o mamelones circulares (Fig. 11, a-d); y cuencos de perfil bajo, base plana o ligeramente umbilicada y carentes de decoración, aunque en ocasiones disponen de mamelones de prensión.

 El tratamiento de la superficie exterior de los vasos no torneados es alisado en su práctica totalidad a excepción de dos fragmentos con acabado exterior bruñido correspondientes probablemente a dos bordes de urna del tipo Pons 18 (Pons,1984, 197-198), que cuenta con ejemplos en el área de la necrópolis de la Muralla NE de Empúries (Pons, 1984, fig.51,1); este tipo de urnas presenta pies altos en vez de bases, de los que existen dos ejemplos en el poblado (SJ 98/923 y SJ 98/921). Las urnas con pie alto y cuerpo globular forman parte asimismo de la tipología de las producciones del nivel inferior de la UH7 de La Moleta del Remei (Gracia el alii, 1994-1996,fig 7,2) (Fig. 10, d-e).

 Pese a que los perfiles de las producciones no torneadas son equivalentes a los registrados anteriormente en otros poblados de la zona, debe destacarse el reducido número y variedad de las decoraciones exteriores de los vasos, que se reducen a los cordones aplicados con motivos impresos ya indicados, no habiendose documentado hasta el momento otro tipo de técnicas o motivos decorativos, como los acanalados suaves si registrados, por ejemplo, en La Ferradura y La Moleta del Remei, técnica común a las fases de transición entre el Bronce Final y la Primera Edad del Hierro.

 En el sector norte de UH1 se ha documentado un conjunto de casi un centenar de pondera de los que setenta y nueve conservan el perfil completo. El estudio tipológico de los mismos indica la existencia de cuatro tipos formales: pondera ovoides, troncopiramidales, prismáticos y cilíndrico/obús, cuyas características morfométricas se relacionan en la tabla 1. Estos pondera constituyen el conjunto de pesas de telar más amplio documentado hasta la fecha en el nordeste peninsular y, junto con el del poblado de La Ferradura (Ulldecona) (García,Gracia,1998) los de cronología más antigua: la regularidad de los tipos muestra la aplicación de un patrón muy definido en cuanto a dimensiones, acabado y peso de los ítems, hecho que presupone la aplicación tanto de un módulo durante el proceso de fabricación como un cálculo de la fuerza de tensión que cada pondus ha de realizar sobre los haces de hebras en el telar. Los pondera no estan cocidos sino secados al sol, y la fragmentación de un número elevado de los msimos es el resultado de la cremación debida a la combustión parcial de la techumbre de la unidad de habitación; pese a que ningún ejemplar presenta decoración, los ejemplares mejor conservados muestran una capa de yeso sobre su superficie (Fig. 13, a-d).

 El conjunto de pondera se encontraba agrupado en el altillo o segundo piso de la estancia, correspondiendo en función de su número a un número amplio de telares por lo que es posible indicar que el trabajo del tejido sería comunitario y estacional tras el esquilado de las ovejas, y que la variedad en los tipos de pondera podría corresponder, en función de su peso y la tensión que realizan, al trabajo con diferentes tipos de tramas de tejido.

 El material metálico es muy escaso pero altamente significativo en función de la cronología del conjunto. El la UE3 se documentó un fragmento de placa de bronce con dos perforaciones circulares (Fig. 13, f) y un vástago de hierro de 80 mm de longitud y 14 mm de grosor (Fig. 14, j), materiales que por su posición estratigráfica se asocian al conjunto de pondera citado. Del nivel de ocupación (UE9) de UH1 proceden un fragmento de posible lingote de bronce formado por refundición de ítems amortizados (Fig. 14, e), una aguja de sección circular 8Fig. 14, c), y una anilla de sección romboidal asimismo de bronce (Fig. 14, a); no obstante, el conjunto de piezas metálicas de este nivel está realizado en hierro, integrado por un fragmento de lámina curvada de 75 mm de longitud (Fig, 14, h), un fragmento de lámina o placa rectangular de 62 mm de longitud con una perforación circular de 2 mm de diámetro (Fig. 14, i), un vástago de 80 mm de longitud (Fig, 14, j) y, especialmente, un hacha o azuela de hierro de forma rectangular de 96 mm de longitud, 43 mm de anchura máxima, 15 mm de grosor y 40 mm de longitud en el corte (Fig. 14, a).  La cronología de segunda mitad avanzada del siglo VII aC que se puede asignar a estos ítems significa una nueva asociación entre material fenicio y los primeros objetos de hierro del nordeste peninsular, como continuación de un patrón o proceso ampliamente enunciado desde mediados de la década de los ochenta, y que cuenta con ejemplos muy significativos en los problados de La Ferradura y La Moleta del Remei en esta misma cronología, siguiendo una pauta ya indicada en el enclave de Aldovesta para mediados del siglo VII aC (Mascort et al. 1991) y, en otras zonas, en el hábitat de Parallí (Empúries) (Pons, 1984) y en la fase Vilars 0 del poblado de Els Vilars (Arbeca), datada entre los siglos VIII y VII aC (Alonso et alii 1994-1996, 319-400), (Garcés et alii 1993, 41-60). Otro elemento destacable es una cuenta de collar circular realizada en hueso pulido (Fig. 14, d).
 

Trípode fenicio (s. VII a. de C.)Conclusiones

 Como se ha indicado, el estudio de las tipologías materiales correspondientes a las campañas 1/1997 y 2/1998, permite establecer una cronología precisa para el único nivel de ocupación documentado hasta la fecha en el poblado, cifrada  entre la segunda mitad avanzada del siglo VII aC y el primer cuarto del siglo VI aC, dependiendo, no obstante, de los condicionantes que se asignen a los conceptos distribución y amortización de los ítems alóctonos en la zona.  Las características de la facies documentada en el poblado fortificado de Sant Jaume-Mas d'en Serra  debe permitir enlazar la secuencia crono-ocupacional y tipológica comprendida entre la facies Aldovesta y la facies Barranc de Gáfols, por cuanto las producciones semitas que caracterizan al primer yacimiento son mucho más reducidas tipológicamente que las aquí representadas, aunque puede enlazarse la presencia en ambos de algunos tipos, como las ánforas VR-1 (Ramón T. 10.1.2.1), lo cual significa que el estadio de formación del conjunto de Sant Jaume corresponde a un período inminentemente posterior al del enclave de Aldovesta al ampliarse el espectro de las tipologías materiales fenicias a tipos formales no incluibles dentro de la categoría de elementos de transporte.

 Por el contrario, la facies Gàfols se caracteriza por la producción (posiblemente local)(Belarte et al. 1994) de ítems de cerámica a torno derivados de las tipologías materiales fenicias propias de la segunda mitad avanzada del siglo VII aC; este tipo de vasos de imitación (formas fenicias realizadas con pastas caracterizables macrovisualmente como locales) no se han documentado hasta la fecha en Sant Jaume de forma concreta, siendo mayoritarios los vasos a torno importados, por lo que el peso de la influencia e imitación de producciones se encontaría en un estadio más incipiente que el que representa la facies y cronología de Barranc de Gàfols.

 Las tipologías materiales del poblado de Sant Jaume-Mas d'en Serra son significativamente equiparables a las correspondientes al primer nivel de ocupación de los poblados de La Moleta del Remei y La Ferradura, por lo que los tres asentamientos así como otros próximos (La Cogula, Puig de la Nao, Puig de la Misericordia) desarrollarían de forma coetánea una misma fase de ocupación, hecho que implica un elevado grado de densidad de poblamiento en la zona. De este hecho se desprende que el proceso de asentamiento de las comunidades en el área del curso inferior y la desembocadura del Ebro tiene lugar con mucha rapidez llenando los vacíos poblacionales que se detectan en la misma durante los primeros siglos del primer milenio antes de Cristo.

 El tamaño de los asentamientos, así como los cálculos teóricos que pueden deducirse de los mismos (Gracia,Munilla, 1993), (Gracia et al. 1996), indican que el sistema de poblamiento ha depasado el estadio de las agrupaciones familiares reducidas para organizarse en sistemas clánico-tribales evolucionados desde las relaciones de parentesco extensas. Parece claro, no obstante, que las áreas de captación de los poblados de la segunda mitad del siglo VII aC debieron constituir un entramado muy complejo por cuanto las zonas cultivables (o con recursos explotables) del territorio se encontraban bajo  el dominio visual de dos o más asentamientos; la propia posición encastillada de los mismos indica la necesidad física de la defensa, sustentada por la construcción de obras defensivas como la torre cuadrangular de Sant Jaume-Mas d'en Serra cuya orientación hacia los pasos naturales que conducen a la depresión de Ulldecona muestra el concepto de peligro potencial asumido por sus constructores en referencia a las comunidades del interior. El carácter de prestigio de la fortificación o muro perimetral (Gracia,1998) es un concepto que debe relacionarse con un estadio más desarrollado de las estructuras sociales.

 La existencia de un único nivel de ocupación según se desprende de la tipología material, reafirmado por el hecho de que en UH1 no existen repavimentaciones del nivel de uso de la construcción, permite afirmar una vigencia del asentamiento muy corta que puede cifrarse entre uno y dos cuartos de siglo. Del mismo modo, la inexistencia de un nivel de destrucción potente y la relatividad numérica del volumen de material permiten indicar un abandono voluntario y destrucción no violenta del asentamiento; el conjunto de pondera de UH1 no es un indicador de destrucción violenta por cuanto la facilidad de fabricación de este tipo de ítems hace más factible su reposición que el traslado.

 La amortización del poblado de Sant Jaume-Mas d'en Serra coincide temporalmente con la cronología final indicada para los niveles de ocupación de La Ferradura y las fases iniciales del Puig de la Nao y el Puig de la Misericordia, poblados estos últimos que presentan un hiatus de ocupación hasta el Ibérico Pleno, mientras que el primero no volverá a ser ocupado. Por el contrario, el oppidum de La Moleta del Remei experimenta a partir de la transición de los siglos VII al VI aC un desarrollo urbanístico y demográfico que permitiría indicar la existencia de un proceso de concentración político y poblacional en el área mediante la absorción no violenta de estructuras sociales de tipo familiar extenso o clánico en el seno de sistemas políticos en los que el grado de parentesco tuviera un menor peso específico en el concepto de la organización del grupo.

 Las causas del proceso de concentración territorial son difusas y no pueden definirse más allá de la constatación fehaciente del hecho. Es evidente que la reorganización del dominio territorial y poblacional durante la primera mitad del siglo VI aC no significa la reinstalación de todas las comunidades de los antiguos sistemas de hábitat en un sólo núcleo, sino que el mismo reuniría a la élite de la nueva nobleza política-clánica en el núcleo central del territorio, mientras que la mayor parte de los habitantes quedarían ligados a las zonas de explotación agraria o industrial, el surgimiento durante el Ibérico Pleno de nuevos núcleos de control terrtitorial en la línea del río La Sènia indican claramente una reordenación del sistema teritorial y de fronteras en el área. Debe considerarse por su significación el hecho de que la concentración de poblamiento tiene lugar en el momento en que el flujo del tráfico comercial con las factorías fenicias del área del Círculo del Estrecho e Ibiza decae bruscamente como consecuencia de factores externos a las comunidades del área del curso inferior del Ebro, como la amortización de un elevado número de asentamientos fenicios por causas económicas derivadas esencialmente de la pujanza de las redes económicas púnicas en el Mediterráneo central y, tal y como se ha indicado en múltiples ocasiones, por el impacto que la ocupación de Tiro por Nabucodonosor II tiene sobre el comercio de larga distancia con el Mediterráneo oriental (Aubet,1994).
 
 
 

Bibliografía

Alonso et al. 1994-1996
N.Alonso, I.Garcés, E.Junyent, A.Lafuente, J.B.López, J.Mª.Miró, T.Ros, Mª.C.Rovira, "L'assentament dels Vilars (Arbeca, Les Garrigues): Territori, recursos i activitats productives", Actes de la Taula Rodona Models d'ocupació, transformació i explotació del territori entre el 1600 i el 500 a.n.e. a la Catalunya meridional i zones limítrofes de la depressió de l'Ebre (Sant Feliu de Codines, 1994), Gala, 3-5, 1994-1996, 319-340.

Asensio et al. 1994-1996a
D.Asensio,M.C.Belarte,C.Ferrer, J.Noguera, J.Sanmartí, J.Santacana, "El jaciment del Barranc de Sant Antoni. (Ginestar, Ribera d'Ebre)", Actes de la Taula Rodona Models d'ocupació, transformació i explotació del territori entre el 1600 i el 500 a.n.e. a la Catalunya meridional i zones limítrofes de la depressió de l'Ebre (Sant Feliu de Codines, 1994), Gala, 3-5, 1994-1996, 231-246.

Asensio et al. 1994-1996b
D.Asensio,M.C.Belarte,C.Ferrer, J.Noguera, J.Sanmartí, J.Santacana, "El poblament de les comarques del curs inferior de l'Ebre durant el Bronze Final i la Primera Edat del Ferro", Actes de la Taula Rodona Models d'ocupació, transformació i explotació del territori entre el 1600 i el 500 a.n.e. a la Catalunya meridional i zones limítrofes de la depressió de l'Ebre (Sant Feliu de Codines, 1994), Gala, 3-5, 1994-1996, 301-318.

Aubet 1976-1978
Mª.E.Aubet, "La cerámica a torno de la Cruz del Negro (Carmona,Sevilla)". Simposio Los orígenes del mundo ibérico (Barcelona, 1976), Ampurias, 38-40 (1976-1978), 267-287.

Aubet 1993
Mª.E.Aubet, "El comerç fenici i les comunitats del ferro a Catalunya", Actas del congreso El poblament ibèric a Catalunya (Mataró, 1993), Laietania,8, 1993, 23-40.

Aubet 1994
Mª.E.Aubet, Tiro y las colonias fenicias de occidente, Barcelona.

Belarte 1993
M.C.Belarte, "Arquitectura domèstica del Bronze Final i Primera Edat del Ferro a Catalunya:habitacions cronstruïdes amb materials duradors:estat de la qüestió", Pyrenae, 24, 1993, 115-140.
 

Belarte 1994
M.C.Belarte, Arquitectura doméstica a Catalunya durant la Protohistòria, Barcelona.

Belarte et al. 1991
M.C.Belarte, M.Mascort,J.Sanmartí, J.Santacana, "El yacimiento de Barranc de Gàfols (Ginestar,Ribera d'Ebre) . un modelo protohistórico de colinización agrícola", Boletín Arqueológico Tarraconense, 13, 1991, 55-67.

Belarte et al. 1994a
M.C.Belarte, M. Mascort, J.Sanmartí, J.Santacana, "L'assentament protohistòric del Barranc de Gàfols (Ginestar, Ribera d'Ebre)", Tribuna d'Arqueologia 1992-1993, 63-72.

Belarte et al. 1994b
M.C.Belarte, J.Sanmartí, J.Santacana, "El asentamiento protohistórico del Barranc de Gàfols (Ginestar, Ribera d'Ebre, Tarragona)", I Congreso de Arqueología Peninsular (Oporto, 1994), 231-247.

Belén, 1986
M.Belén,"Importaciones fenicias en Andalucía Occidental", Los fenicios en la Península Ibérica,263-275.

Belén,Pereira 1985
M.Belén,J.Pereira, "Cerámicas a torno con decoración pintada en Andalucía",Huelva Arqueológica, VII (1985),307-360.

Castellanos 1996
Mª.M.Castellanos, "Les importacions etrusques del segle V aC. al nord-est peninsular i el comerç mediterrani", Pyrenae, 27 (1996), 83-102.

Costa et al. 1991
B.Costa,J.H. Fernández, C.Gómez Bellard, "Ibiza fenicia: la primera fase de la colonización de la isla (siglos VII y VI aC)", Atti del II Congresso Internazionale di Studi Fenici e Punici,(Roma,1991), 759-795.

Dedet, Py 1975
B. Dedet, M. Py, Classification de la céramique non tournée protohistorique du Languedoc Méditerranéen, París.

Garcés et al. 1993
I.Garcés, E.Junyent, A.Lafuente, J.B.López, "Els Vilars (Arbeca,Les Garrigues). Primera Edat del Ferro i época ibèrica a la plana occidental catalana", Actas del congreso El poblament ibèric a Catalunya (Mataró, 1993), Laietania,8, 1993, 41-60.

García,Gracia 1998
D.García,F.Gracia, "Un conjunto de pondera procedentes del yacimiento preibérico de La Ferradura (Ulldecona,Montsià, Tarragona)", Pyrenae, 29,

Genera, Brull 1994-1996
M.Genera, C.Brull, "L'establiment del Puig Roig del Roget (El Masroig): una mostra de disseny urbà al Bronze Final-Primera Edat del Ferro", Actes de la Taula Rodona Models d'ocupació, transformació i explotació del territori entre el 1600 i el 500 a.n.e. a la Catalunya meridional i zones limítrofes de la depressió de l'Ebre (Sant Feliu de Codines, 1994), Gala, 3-5, 1994-1996, 349-362.

González 1986
A.González, "Las importaciones y la presencia fenicias en la Sierra de Crevillente (Alicante)", Aula Orientalis, 4 (1986), 279-301.

Gracia 1990-1991
F.Gracia, "Materiales etruscos en el poblado ibérico de La Moleta del Remei (Alcanar,Montsià,Tarragona)", La presencia de material etrusco en la Península Ibérica (Barcelona, 1990), 177-186.

Gracia 1998
F.Gracia, "Arquitectura y poder en las estructuras de polamiento ibéricas. Esfuerzo de trabajo y corveas", Actas del Congreso internacional, Los Iberos. Príncipes de Occidente. Estructuras de poder en la sociedad Ibérica, (Barcelona,1998), 99-113.

Gracia,García 1998
F.Gracia,D.García, Sant Jaume Mas d'en Serra. Campanya 2/1998. Informe preliminar. Barcelona.

Gracia,Munilla 1993
F.Gracia,G.Munilla, "Estructuración cronoocupacional del poblamiento ibérico en las comarcas del Ebro", Actas del congreso El poblament ibèric a Catalunya (Mataró, 1993), Laietania,8, 1993,207-256.

Gracia,Munilla 1997
F.Gracia,G.Munilla, Sant Jaume Mas d'en Serra. Campanya 1/1997. Informe preliminar. Barcelona.

Gracia el al. 1994-1996
F.Gracia,G.Munilla,E.García, "El Período Ibérico I en la comarca del Montsià.Poblamiento y organización del territorio",Actes de la Taula Rodona Models d'ocupació, transformació i explotació del territori entre el 1600 i el 500 a.n.e. a la Catalunya meridional i zones limítrofes de la depressió de l'Ebre (Sant Feliu de Codines, 1994), Gala, 3-5, 1994-1996, 363-386

Gracia et al. 1996
F.Gracia,G.Munilla,E.García,R.Playà,S.Muriel, "Demografía y superficie de poblamiento en los asentamientos ibéricos del NE.peninsular", Homenaje al Profesor Manuel Fernández-Miranda, Complutum, Extra 6-II (1996), 177-191.
 

Gracia et al. 1996-1999 (e.p.)
F.Gracia,G.Munilla,E.García,A.Vicent, "La transición de los siglos VII-VI aC en el área de la desembocadura del Ebro", II Congreso Peninsular de Arqueología (Zamora, 1996), (en prensa).

Gracia et al. 1998-1999 (e.p.)
F.Gracia, D.García, G.Munilla, "Sant Jaume-Mas d'en Serra (Alcanar,Tarragona). Un asentamiento de trasición entre los siglos VII y VI aC en el área de la desembocadura del Ebro.Primeros resultados". Revista de Estudios Ibéricos (en prensa).

Maas-Lindeman 1985
G.Maas-Lindeman, "Vasos fenicios de los siglos VIII-VI", Aula Orientalis, III (1985), 227-239.

Maluquer de Motes 1983
J.Maluquer de Motes, El poblado paleoibérico de La Ferradura, Ulldecona (Tarragona),Barcelona.

Mascort et al. 1988
M.Mascort, J.Sanmartí, J.Santacana, "Noves aportacions sobre el poblament protohistòric a les comarques del curs inferior de l'Ebre. Els resultats de la campanya de prospecció desenvolupada l'any 1988", VIIIè Col.loqui internacional d'Arqueologia de Puigcerdà (Puigcerdà, 1988), 165-174.

Marcort et al. 1991
M.Mascort, J.sanmartí, J.Santacana, El jaciment protohistòric d'Aldovesta (Benifallet) i el comerç fenici arcaic a la Catalunya meridional, Tarragona.

Martí,Mata 1992
Mª.A.Martí Bonafé,C.Mata, "Cerámicas de tipo fenicio occidental en las comarcas de L'Alcoià y el Comtat (Alacant)", Saguntum, 25 (1992), 103-117.

Matamoros 1922
J.Matamoros, Historia de mi pueblo, Tortosa.

Munilla, 1988
G.Munilla, Los bronces paleoibéricos de uso personal en Occidente, Barcelona.

Oliver 1991
A.Oliver, "La presencia fenicia y púnica al sur de las bocas del Ebro", Atto del II Congresso Internazionale di Studi Fenici e Punici (Roma,1991),1091-1101.

Oliver 1994
A.Oliver, El poblado ibérico del Puig de la Misericòrdia de Vinaròs. Vinaròs.

Oliver,Gusi 1995
A.Oliver, F.Gusi, El Puig de la Nau. Un hábitat fortificado ibérico en el ámbito medterráneo peninsular. Castellón.

Pons 1984
E.Pons, L'Empordà de l'Edat del Bronze a l'Edat del Ferro. 1100-600 a.C. Girona,1984.

Pons, Pautreau 1993
E.Pons, J.P.Pautreau, "La nécropole d'Anglès, La Selva-Girona (Espagne) et les rélations atlantico-mediterranénnes", Colloque d'Agen (Agen, 1993),

Rafel 1994
N.Rafel, Necrópolis del Coll del Moro (Gandesa, Terra Alta). Campanyes del 1984 al 1987,Barcelona.

Rafel 1998
N.Rafel, "Colgantes de bronce paleoibéricos en el N.E. de la Península Ibérica. Algunas reflexiones sobre las relaciones mediterráneas", Pyrenae, 28 (1997),99-117.

Ramón 1994-1996
J.Ramón, "Las relaciones comerciales en época fenicia con las comunidades del Bronce Final y Hierro Antiguo de Catalunya", Actes de la Taula Rodona Models d'ocupació, transformació i explotació del territori entre el 1600 i el 500 a.n.e. a la Catalunya meridional i zones limítrofes de la depressió de l'Ebre (Sant Feliu de Codines, 1994), Gala, 3-5, 1994-1996,399-422.

Ramón 1995
J.Ramón, Las ánforas fenicio-púnicas del Mediterráneo central y occidental, Barcelona.


Copyright ©  CENTRE D'ESTUDIS DE LA RIBERA D'EBRE