IN MEMORIAM TENIENTE GENERAL RICARDO DE RADA Y PERAL. PRIMER GENERAL JEFE DE LA ACORAZADA BRUNETE.

Por JOSÉ MARTÍN BROCOS FERNÁNDEZ

Profesor Universidad San Pablo-CEU (Madrid. España)

RESUMEN

Militar africanista, es decir militar con acendrado espíritu patriótico, valor audaz y estoico ante el sufrimiento. Medalla Militar Individual. Ascenso a Comandante y Teniente Coronel por méritos de guerra. Mandó la sexta Bandera de la Legión y después la primera, siendo el primer Jefe que desembarcó en Alhucemas. Participó desde el primer momento y activamente, preparando militarmente Milicias de la Falange y Tercios de Requetés, en la conspiración que daría lugar el Alzamiento Nacional del 18 de julio que siempre concibió como verdadera Cruzada contra el comunismo y la masonería. Combatió duramente en el Frente de Madrid, en especial en Somosierra, en Navafría y en otras acciones desarrolladas en esa parte del Sistema Central; en la Batalla del Jarama, al mando de la Primera Brigada de la División Reforzada; y en el Sector de Cáceres, la Batalla del Ebro y el Frente de Castellón, al mando de la 152 División Marroquí. En la Paz, nombrado Primer General Jefe de la División Acorazada, y posteriormente Capitán General de Andalucía

ARTÍCULO

1. Vocación militar y años en África.

D. Ricardo Rada y Peral nació en Málaga, el 9 de febrero de 1885. Hijo legítimo de Doña Natalia del Peral Obispo y de Don Ricardo de Rada; descendiente del General Rada, héroe en la 3ª Guerra Carlista, que murió junto con el también General Ollo en el asedio que sometieron las tropas liberales a Bilbao[1], y reconocido por su valor temerario y el amor que le tenían sus tropas, que le llamaban afectuosamente “Radica”.

Con fecha 30 de agosto de 1906 fue filiado como Alumno en la Academia de Infantería con plaza en Toledo. Por haber terminado reglamentariamente sus estudios con fecha 10 de julio de 1909 fue promovido a 2º Teniente de Infantería, quedando de guarnición en Badajoz. El 10 de julio de 1911 fue ascendido al empleo de 1er Teniente de Infantería. Con fecha 2 de agosto del mismo año contrajo matrimonio canónico en Granada con María de la Presentación Martínez Martínez.

En junio de 1913 es destinado a la Zona del Protectorado Español en Marruecos, embarcando el 29 de junio en Algeciras en el vapor “Vicente Ferrer”, arribando el mismo día en Ceuta. Permanece en territorio yeblí y participó en las Campañas de Yebala[2]. Marchó con su Compañía a la posición de Negrón, quedando en ella destacado y prestado servicios de campaña. El 22 de julio sostuvo fuego con el enemigo que hostilizó la posición, repitiendo la agresión la madrugada del día 23[3]. Continúa en servicios de campaña hasta septiembre del mismo año en que pasó enfermo al hospital de Ceuta, incorporándose una vez recuperado a la Plaza de Ceuta, donde finó el año, quedando en ella de guarnición y servicio de emboscada en la línea exterior. El 3 de enero de 1914 pasó al Rincón de Medik, territorio de Larache, a prestar el servicio de campaña y el 4 fue destacado y de igual servicio a Malalien. El día 7 del mismo mes y por orden del Jefe de la posición salió con 20 hombres para apoyar la retirada de las fuerzas que se encontraban protegiendo los trabajos que se efectuaban en la Granja de Ruiz Albert, a 10 Km. de Tetuán, siendo hostilizado por el enemigo durante su marcha y hasta su repliegue a la posición, que efectuó el mismo día. El 10 de abril marchó destacado con su Compañía al Campamento Río Martin, donde permaneció prestando servicio de seguridad. El 21 de junio con su Compañía salió destacado a la loma de Arapiles; el 28 al retirar las parejas de servicio avanzado fue atacado por moros enemigos, repeliendo la agresión, y el día 30 al efectuar la descubierta fue también hostilizado, así como al retirarse del servicio avanzado a la posición. El 22 de julio asistió a la operación efectuada al O. de Malalien sosteniendo fuego con el enemigo. El 1º de septiembre con su Compañía fue a cubrir el destacamento de Loma Amarilla, donde sostuvo nutrido fuego con el enemigo que atacó la posición obligándole a retirarse. El 15 de septiembre fue destacado al Campamento de Malalien prestando servicios propios del destacamento. Por R.O. de 25 de septiembre es destinado al Regimiento de Infantería del Infante nº 5, embarcando el 14 de octubre rumbo a Algeciras, incorporándose días más tarde al Cuerpo en la Plaza de Zaragoza. Por R.O.C. de 15 de marzo de 1915 se le concede una Cruz de 1ª Clase del Mérito Militar con distintivo rojo por los méritos contraídos en la Zona de Tetuán. Con efectividad de 15 de febrero de 1916 es ascendido al empleo de Capitán de Infantería por antigüedad. Por R.O.C, de 28 de julio del mismo año es destinado al Batallón 2ª Reserva de Almería nº 39. Por R.O. de 26 de abril de 1917, se le concede la Medalla Militar de Marruecos con el pasador “Tetuán”.

De guarnición en Almería hasta el desastre de Annual, en que su unidad es enviada a Melilla a reforzar la guarnición, participando en la campaña africana, donde es ascendido de empleo por méritos de guerra sucesivamente a Comandante y a Teniente Coronel. Por disposición del mando con fecha 6 de agosto de 1921 marcha a Melilla para ponerse al mando de la 4ª Compañía del Batallón Expedicionario del Regimiento, incorporándose a la posición del Zoco el Had. El 15 del mismo mes formando parte del Batallón al mando del Teniente Coronel Eduardo Barrera salió a proteger el Grupo de Regulares Indígenas nº 3 sosteniendo tiroteo con el enemigo. El día 23 marchó a proteger un convoy a Tizza siendo tiroteado con mucha intensidad su Compañía por el enemigo con el que sostuvo nutrido fuego. El día 31 al mando de su Compañía y en unión asimismo del Batallón mandado también por el referido Jefe, salió a reforzar los Batallones de Sevilla y Extremadura, teniendo que lanzarse con gran arrojo con dos Secciones a la bayoneta, y contraatacando “a cuchillo”[4] para desalojar al enemigo de unas casas desde donde se impedía el paso del convoy a Casabona, figurando en dicha acción como distinguido en el parte dado por el Jefe.

Salieron tropas de Extremadura y Sevilla, y el enemigo se batía desde lejos para no delatar su presencia en las trincheras estratégicamente elegidas cerca del lugar donde cayó el camión. Cuando tuvieron a nuestras tropas donde a ellos les convenía, se corrieron por el camino abierto y rodearon a los del Sevilla, que fueron los que más padecieron aquel día. La Corona salió en auxilio, únicas fuerzas que quedaban combatientes en el zoco el Had, y si hubieran flaqueado aquel día entran los moros en el zoco, pues se presentó en mayor número que otras veces.

La compañía del Capitán Ricardo Rada tapó el boquete por donde los moros se corrían a envolver las tropas. Esto ocurría el 31 de agosto. El 2 de septiembre cuando la Corona abandonó el zoco para guarnecer otro lugar, todas las tropas formaron en su honor y se leyó una orden tan encomiástica que acaso sea la más elogiosa de cuantas se redactaron en Melilla.[5]

Prestando servicio de campaña y protección de convoyes, hasta el 11 de septiembre que en unión del Batallón marchó formando parte de la columna del General de Brigada Federico Berenguer a proteger un convoy a Tizza, recibiendo orden de ocupar las lomas del Martin para proteger la retirada del convoy después de un fuerte combate. El día 16 en unión del Batallón marchó al Hipódromo donde formando parte de la Columna mandada por el expresado General llegó a la 2ª Caseta asistiendo al combate y ocupación de las posiciones de Dar Hamed[6] y blokaos del mismo nombre. Al día siguiente cooperó a la toma de Nador, ocupando con su Compañía las Lomas de Sidi Ali. El 23 de igual mes cooperó a la toma del monte Arbos y Tahuima[7] tomando posiciones próximas a la 4ª Caseta que fue muy hostilizada por el enemigo. El día 28 salió con su Compañía para proteger una batería que con sus disparos impidió que el enemigo se apoderara de los blokaos “Barranco del Lobo”, que lo estaba cañoneando. El 2 de octubre, en el valle del Segangan, en extrema vanguardia de la Columna del General Berenguer cooperó a la toma del Sebt, 5ª Caseta, casas y trincheras que había sobre la vía y a la izquierda de la posición, entablando duro combate con el enemigo que estaba fuertemente atrincherado[8]. Con su Compañía, después de empeñadísimo combate rebasó las posiciones hasta el poblado que hay delante de la 5ª Caseta, figurando como distinguido en el parte del día. El día 5 en unión del Batallón marchó para tomar Atlaten y el poblado de Xorfas[9]. El día 10 cooperó a la toma del Gurugú, y el 14 en unión de su Batallón emprendió la marcha a la Alcazaba de Zeluán[10], teniendo que sostener ligero tiroteo con el enemigo que en grandes grupos impedía el avance. El día 7 de noviembre, con el Batallón al mando del Teniente Coronel Miguel Campins salió para la ocupación de la meseta de Iguerman, en vanguardia y extrema vanguardia de la citada Columna sosteniendo violento fuego con el enemigo y cubriendo después la retirada de toda la Columna. El 11 al mando del citado Jefe y formando parte de la Columna salió con el Batallón a situarse en la meseta de Iguerman protegiendo el avance de la Columna Berenguer que ocupó Yazamen y Tifasor[11], y la retirada de la Columna Sanjurjo, sosteniendo violento fuego con el enemigo. El día 21 del mismo mes de noviembre, con el Batallón al mando del Tte. Coronel Miguel Campins[12] salió a la ocupación de Ras Medua, cubriendo después la retirada de todas las fuerzas[13]. El día 30 formando parte de la Columna tomó Yazamen y Belusia, cooperando también a la toma de Tauriat-Hamed[14]. El 3 de diciembre salió formando parte de la Columna al mando del General Berenguer, por el camino del Zoco el Jemis de Beni-Bu-Ifrur, para quemar, raziar y destruir los poblados enemigos en él existentes, operación que fue realizada pernoctando en Zeluán, y quedando en servicios de campaña, hasta el día 20 del mismo mes que cooperó en la operación de la toma de Tauriat-Zag y Tauriat-Buchit, y el día 22 a la toma de Ras-Tikermin[15].

Según propuesta del mando por R.O. comunicada el 24 de febrero de 1922 se le concede el pasador “Melilla” como adicional a la Medalla Militar que posee. Cumplimenta con S.M. D. Alfonso[16]. En licencia por enfermo hasta el 8 de abril que se incorpora, quedando de servicio de campaña, hasta el 11 de abril que coopera a la toma de Timayast y Dar Hach Buzian (Alcazaba Roja)[17]. En la Orden General de 14 de junio de 1922 comunicada por la Comandancia General de Melilla en 10 de julio le cita como distinguido en las operaciones realizadas en el período comprendido entre el 23 de julio a fin de enero de 1922; y según Orden General de 6 de Agosto de la Comandancia General de Melilla se dice que en orden general del Alto Comisariado de fecha 24 de julio, se ordena la apertura de juicio contradictorio para esclarecer los méritos que haya podido contraer para ser propuesto al ascenso al empleo inmediato. Por R.O.C. de 14 de agosto le es concedida la Medalla Militar Colectiva a su Regimiento por el brillante comportamiento del Batallón Expedicionario del mismo en las operaciones realizadas en Melilla a raíz de los sucesos de julio de 1921[18], pudiendo usar el distintivo de dicha condecoración este oficial.

Por R.O.C. de 4 de agosto de 1923 es ascendido al empleo de Comandante de Infantería por méritos de guerra contraídos en la campaña de Melilla. Recibe nombramiento de Delegado Gubernativo de Vera (Almería). Por R.O. de 26 de febrero de 1924 se le destina al Tercio Extranjero incorporándose al mismo en Ceuta el 1º de marzo, a la 6ª Bandera[19] el 13 de igual mes en el Campamento García Uría, haciéndose cargo por sucesión reglamentaria de la Jefatura del destacamento de la Legión y grupo de posiciones mantenidas en el Sector. Con sus fuerzas cooperó a la toma del macizo del Laum entre las posiciones de Solano y Chentafa, siendo felicitado por el inquebrantable espíritu y disciplina demostrada por su unidad en el curso de la operación. El 30 de junio trabó un rudísimo combate con las numerosas concentraciones enemigas atrincheradas en las cuencas de los ríos Lau e Ibuhassien, regresando al Campamento después de 10 horas de intenso fuego. El 2 de julio con su Bandera en extrema vanguardia de la Columna del Coronel Benito Martín coadyuvó a la protección de un convoy a Tazza sosteniendo combate con el enemigo y regresando en extrema retaguardia al Campamento de García Uría, siendo atacado este Campamento durante la noche por el enemigo. El día 4 en la misma forma practicó un reconocimiento ofensivo sobre Tazza sosteniendo recio combate con numeroso enemigo; el 5 efectuó una demostración de fuerza sobre Solano y Tazza sosteniendo rudísimo combate con el enemigo al intentar éste cortar el paso del 4º Tabor de Regulares de Tetuán que venía a incorporarse a la Columna. El 12 en vanguardia de la citada Columna cooperó a la protección del avance sobre Uad-Lau sosteniendo fuego con el enemigo[20]. El 3 de agosto al mando de su Bandera y en vanguardia de la Columna del Tte. Coronel José Permuy marchó hasta los márgenes del río Lau para efectuar un reconocimiento de fuerzas sosteniendo combate con el enemigo. El día 8 con la repetida Columna del Coronel Permuy sostiene largo combate con el enemigo de los poblados de Tagasut, regresando al Campamento que también fue hostilizado. El 17 del mismo mes de agosto al mando de su Bandera marchó hacia Tauriat trabando rudísimo y sangriento combate con el enemigo moro. El 24 cooperó al castigo de la Kabila de Taguesut, sosteniendo intenso fuego, y el día 30 en igual operación de castigo entabló rudísimo combate con el enemigo llegando a la citada Kabila e incendiando algunas chozas en medio de un intenso fuego. El 6 de septiembre con su Bandera protegió el desmantelamiento y evacuación del Campamento de Taguesut, grupo de posiciones y puestos intermedios del río Talambo, conteniendo de modo brillante al enemigo que en un número inmensamente superior al de las fuerzas de la Bandera, trataba de impedirlo rechazándolo mediante un violento contraataque y posteriormente replegándose bajo un nutrido fuego hasta el río Kala donde se incorporó a la Columna llegando a Xauen. El 12 del mismo mes, en vanguardia de las fuerzas mandadas por el Tte. Coronel Permuy salió en protección de un convoy para las posiciones de Kala-bajo[21] y Garroffa, sosteniendo violento fuego con numeroso enemigo que se oponía a su avance resultando herido menos grave por arma de fuego en el tercio interior del brazo izquierdo, continuando no obstante mandando su Bandera, hasta que por haber sido gravemente herido en un ataque al arma blanca el Tte. Coronel Permuy, se hizo cargo del mando de las fuerzas del mismo, continuando el combate y efectuando el repliegue en extrema retaguardia hasta llegar a Xauen, quedando allí hospitalizado. En Orden del Tercio es citado como distinguido en las operaciones del 17 de agosto y 6 de septiembre pasados, declarando el Tte Coronel Permuy, después de relatar los hechos de las Compañías del Tercio de cuyas fuerzas dijo que solo su nombre evoca admiración, que estaban mandadas por este Comandante, “distinguiéndose siempre en cuantos momentos fue empleado, por su valor frío, rayano en el estoicismo, honrándose de haberlo tenido bajo su mando”. En licencia por herido en Almería[22], el 12 de noviembre fue dado de alta clínica, incorporándose al Cuerpo en Ceuta y marchando a Zoco-el-Arbaa donde se hizo inmediatamente cargo de la 6ª Bandera. El 10 de diciembre de 1924 con la Columna mandada por el General Alberto Castro Girona evacuó el Campamento saliendo para el Fondadillo y librando violento combate contra numeroso enemigo que trataba de envolver nuestras fuerzas, resultando en esta acción gravemente herido de arma de fuego en el pie derecho, no obstante conservó el mando de la Bandera. Hospitalizado en el Hospital Militar de Tetuán finó el año en esta situación.

Por R.O.C. de 2 de marzo de 1925 recibió el Cuerpo de su destino la denominación de El Tercio. En la Orden General del Ejército de Operaciones del día 9 de abril de 1925 fue citado como distinguido en la operación del 30 de junio de 1924 en Ibuharem al mando de la 6ª Bandera. Continuó en la curación de su herida hasta el 11 de abril que fue dado de alta de la misma curado y útil para el servicio, efectuando su incorporación al Tercio en Ceuta el 1º de Mayo y el 10 a su Bandera en R`gaia. De servicios de campaña hasta el 16 de junio que mandando la 7ª Bandera, Sección de morteros de la 6ª Bandera, fuerzas de la Mehal-la y Sección de Caballería de Regulares que constituían en conjunto la vanguardia de la columna del General Leopoldo Saro Marín, marchó hasta Cuesta Colorada, donde sostuvo fuego con el enemigo. Por R.O. del 26 del mismo mes se le concedió la Medalla de Sufrimientos por la Patria, por la herida del 10 de diciembre pasado. El 2 de agosto con su Bandera en columna al mando del Coronel Francisco Franco, marchó al macizo de Zem-Zem que se ocupó y fortificó. El 5 de septiembre con su Bandera embarcó en el vapor “Jaime II” con la columna del General Leopoldo Saro, y tras varias demostraciones ofensivas y simulacros de desembarco, el día 8 efectuó el desembarco en la playa de Cebadilla (Alhucemas)[23] bajo intenso fuego de cañón, ametralladoras y fusilería del enemigo, siendo el primer Jefe que desembarcó al mando de una Columna en Alhucemas, coronando en breves momentos las crestas que dominan la playa poniendo el fuga al enemigo moro que dejó abandonado un cañón, ametralladoras, municiones, y varios muertos y prisioneros, siendo el guión de su Bandera la primera enseña española que ondeó en las cumbres. Coronados los objetivos se dedicó a la fortificación y consolidación del frente, siendo continuamente hostilizado por fuego enemigo. El 23 de septiembre marchó como sostén de las Harkas de los Comandantes Villalva y Muñoz Grandes hacia el monte Malmusi, protegidos por el fuego de la artillería y de la Escuadra. Interrumpido el fuego de los harqueños por el violento fuego enemigo, y perfectamente atrincherado éste, avanzó sola su Bandera y al arma blanca ocupó todos los objetivos, desalojando al enemigo de sus líneas y trincheras, ocasionándole numerosas bajas entre muertos, heridos y prisioneros[24]. El día 30 marchó como sostén de la 7ª Bandera y Harka del Comandante Muñoz Grandes, ocupando Monte Palomas. Al mando de la citada Harka y de la 6ª Bandera asaltó mediante un ataque a la bayoneta la casa fortificada al Sur de dicho monte, desde la que el enemigo mantenía un violentísimo fuego de artillería, desalojándole y persiguiéndole en su huída[25]. Es citado como distinguido en la Orden General de la Columna del día 1º de octubre. Ingresa enfermo en el hospital de la Cruz Roja, obteniendo licencia por enfermo para Melilla y Almería. Se le conceden dos aspas rojas de herido, sobre la Medalla Militar de Marruecos que posee. El 27 de noviembre efectuó su incorporación al tercio en Ceuta y el 30 a su Bandera en Monte Palomas, haciéndose cargo el 23 de diciembre del mando del destacamento del Tercio y del Sector de Monte Palomas.

En Monte Palomas, hasta el 17 de febrero de 1926 que con la Bandera de su mando embarcó para Ceuta, saliendo inmediatamente para Ain Yir. Por R.O. de 20 de febrero de 1926 se le concedió el ascenso al empleo de Teniente Coronel de Infantería por méritos de guerra[26]. Por R.O. de 26 del propio mes fue destinado de nuevo al Tercio, confiriéndosele el mando de la 1ª Legión. El 1º de marzo marchó hacia Kudia Tahar (Tetuán), haciéndose cargo, por ausencia de Jefe, del mando de la 5º, 6ª, 7ª y 8ª Bandera y quedó formando parte de la Columna que al mando del Coronel D. José Millán Astray operaba en el macizo de Beni Hosmar, vivaqueando en Kudia Tahar, siendo continuamente hostilizado por el enemigo con fuego de mortero, ametralladoras y fusilería, y la noche del día 2 violentamente atacado con fuego de mortero por el enemigo que ocasionó numerosas bajas de personal y ganado. El día 4 cesó en el mando de las citadas Banderas, incorporándose en Melilla al mando de la 1ª Legión.

Melilla 23, 11 mañana. (…) Una representación de la colonia almeriense visitó a su paisano, teniente coronel del Tercio, D. Ricardo Rada, comunicándole que en breve le ofrecerían un bastón de mando durante el banquete que se celebrará en su honor.[27]

A mediados de marzo el pueblo de Fiñana (Almería) tributa “al teniente coronel del Tercio D. Ricardo Rada entusiasta recibimiento”[28], recibiendo en el Casino de Fiñana un homenaje

en el que se pronunciaron discursos enalteciendo la figura de Rada, quien dedicó un recuerdo a Millán Astray y al general Franco.

Se entregó al teniente coronel Rada un artístico álbum, suscrito con numerosas firmas.

El alcalde telegrafió al Rey y al presidente del Consejo comunicándoles el homenaje tributado al Sr. Rada.[29]

Por R.O. de 15 de abril se le concedió la Medalla de Sufrimientos por la Patria con motivo de haber sido herido por el enemigo en la acción de 12 de septiembre de 1924. El día 8 de mayo pasó a formar parte de la Columna que mandaba el Coronel D. Emilio Mola, y mandando la vanguardia de la citada columna, en dirección a la Kabila de Beni-Urriaguel[30], avanzó venciendo la resistencia del enemigo, ocupando los poblados de Tafrast y Ytkumen, tomando al enemigo numeroso armamento y prisioneros. El 16 avanzó sobre el Morabito y poblado de Tasogratz y el 17 ocupó el poblado de Tamasin, venciendo la resistencia enemiga. El 27, también en vanguardia, ocupó Monte Maaden y el 29 el Monte Harka, teniendo que tomar al asalto varios poblados por la tenaz resistencia ofrecida por el enemigo. El día 30 ocupó con la 1ª y 2ª Banderas unas alturas dominantes del Guix, y el 31 asistió a la ocupación de Iguerman. En junio cooperó a la ocupación del Monte Guidon, al avance sobre Yebel Karrich. El 6 de agosto, agregado a la Columna mandada por el Coronel Fernando Martínez Monje, asistió a la ocupación del Zoco el Arbaa de Beni Hassan[31]. Por R.O. de 10 de agosto se le concedió la Cruz de 2ª Clase del Mérito Militar con distintivo rojo por su distinguido comportamiento y los méritos contraídos en el 9º período de operaciones.

En el campamento de Targuist al mando de la 1ª Legión y de servicios de campaña, el 14 de abril de 1927, al mando de una Columna formada por su 8ª Bandera, 2º Tabor de Regulares de Tetuán, una Sección de Zapadores y fuerzas auxiliares salió efectuando un reconocimiento, bajo un fuertísimo temporal de agua y nieve, consiguiendo comunicar con la Columna del Teniente Coronel Solans que se hallaba aislada por el temporal, acosada por el enemigo y en circunstancias sumamente críticas por carecer de víveres y municiones y no poder evacuar sus numerosas bajas, socorriendo asimismo todos los puestos y posiciones intermedias. El día 15 al mando de la 1ª y 8ª Bandera y formando parte de la Columna del Coronel Emilio Mola salió a restablecer el contacto con la Columna Solans, socorriéndole de víveres y municiones, evacuando sus bajas y protegiendo el regreso de la Columna de socorro, lo que consiguió después de vencer la dura resistencia enemiga. El 16 mandando las mismas Banderas sostuvo durísimo combate, repitiéndose éste el 18 del mismo mes, poniendo en fuga al enemigo, que abandonó armamento y muertos en el campo[32]. El 29 de abril, mandando el grueso de la Columna del Coronel Mola ocupó con combate el poblado de Tagsut[33], y el 1º de mayo en iguales circunstancias el de Takuch. El 7 de mayo ocupó con combate el Zoco el Arbaa de Tazugart. El día 22 del mismo mes al mando de una Columna integrada por la Harka de Melilla, un Tabor de Regulares de Ceuta y otro de Melilla, la 8ª Bandera, una Batería y fuerzas auxiliares, en avance combinado con la columna del Teniente Coronel Capaz operó sobre Ankod[34], sosteniendo fuerte combate con numerosas concentraciones enemigas que situadas en las alturas dominantes del río Aulai trataban de impedir su paso, consiguiéndolo tras intenso cañoneo y bombardeo de aviación, ocupando todos los objetivos después de 12 horas de combate en que se hizo al enemigo numerosos muertos. Los días 15 y 16 de junio sostuvo combate con el enemigo al Noroeste de Ankod que opuso fuerte resistencia. Acompañando al Coronel Mola, marchando con una Compañía de Regulares y otra de su Legión, el 4 de julio avanzó sobre Loma Amarilla. A finales de agosto el Pleno del Alto Tribunal del Consejo Supremo de Guerra y Marina examina su expediente[35]. Por R.O. de 1º de octubre se le concedió la Cruz de 2ª Clase de María Cristina por su comportamiento y los méritos contraídos en las operaciones realizadas en Marruecos desde el 1º de octubre de 1925 al 30 de septiembre de 1926. Por R.O. del Ministerio de Marina de 19 de diciembre de 1927, inserta en el Diario oficial de la Guerra nº 290, se le concedió la Cruz de 2ª Clase del Mérito Naval con distintivo rojo por los servicios prestados y méritos contraídos cooperando con las Fuerzas Navales del Norte de África.

2. Años de Paz en el Protectorado. Advenimiento de la Segunda Republica y conspiración del 18 de julio.

En el acuertelamiento de Tauima (Melilla), en constante inspección de las Banderas a su mando. Por R.O. del 13 de junio de 1928 se le concedió el uso de cuatro barras rojas en el distintivo del Tercio que posee. En la Orden General de las Fuerzas Militares de Marruecos del 18 del propio mes se dispuso la apertura de información para esclarecer si en su empleo de Comandante se hizo acreedor a ser recompensado con la Medalla Militar Individual, especialmente por el combate librado el 12 de septiembre de 1924 para socorrer la posición de Kala-bajo.

Tetuán 16, 4 tarde. Se ha ordenado la apertura de expediente para conceder la medalla militar al teniente coronel del Tercio D. Ricardo Rada, por su actuación como comandante de dicho Cuerpo, especialmente en los combates habidos cuando el cerco a la ciudad de Xauen, en 1924.[36]

Comienza 1929 en constante inspección de las fuerzas del Tercio de su mando. Por R.O. de 2 de enero le fue remitido a este oficial las insignias y el diploma correspondiente a Caballero de la Legión de Honor de Francia. Continúa en visitas de inspección y revistando las Banderas de su Legión. Por R.O. de 21 de junio se le concedió la Cruz de 2ª Clase de la Orden de María Cristina por los distinguidos servicios que prestó y méritos que contrajo en nuestra Zona de Protectorado en Marruecos desde el 1º de octubre de 1926 al 12 de octubre de 1927. En la Orden General de las Fuerzas Militares de Marruecos de 22 de octubre se le concedió la Medalla Militar[37] por su actuación en el combate librado el día 12 de septiembre de 1924, para abastecer Kala-bajo (Sector Xauen), en el que demostró al mando de sus fuerzas “su ya acreditada pericia y valor sereno, tanto en el avance como en la dirección de la retirada completa de las fuerzas, no obstante haber sido gravemente herido”[38]. Por R.O.C. de 6 de noviembre de 1929 le fue confirmada la concesión de la anterior Medalla Militar.

Melilla 3, 11 mañana. La oficialidad del Tercio, presidida por el coronel Liniers, ha ofrecido una comida al teniente coronel don Ricardo Rada, a quien le fueron entregadas las insignias de la Medalla Militar, que han sido costeadas por la oficialidad del Tercio. Se cruzaron, al final, afectuosas y patrióticas palabras.[39]

Durante los años 1930 y 1931 en Tauima, ejerciendo el mando de la 1ª Legión del Tercio. Por O.C. de 27 de abril de 1931 se le concede una barra más sobre el distintivo del Tercio que posee, el cual usará con una barra de oro. En junio del mismo año por aplicación de la denominada “Ley Azaña” causa baja en el Ejército, concediéndosele el pase a situación de retirado con residencia en Almería.

Afiliado a Falange Española, acudía con frecuencia a la tertulia de “La Ballena Alegre”, en Madrid, junto con otros militares como “Rodríguez Tarduchy, Claudio Rivera, Luis López Pando”[40] y otros muchos militares que después se vincularían a Falange. En 1933 es designado como Jefe de Milicias organizando militarmente éstas con las que sostuvo continuado choque con las Milicias Socialistas y Comunistas principalmente en Madrid. El 7 de octubre de 1934 aparece en Madrid, al lado de José Antonio Primo de Rivera, Julio Ruiz de Alda y Raimundo Fernández-Cuesta[41], en la misma cabecera de la manifestación convocada por Falange Española de las JONS, tras la rendición de Companys, que había proclamado la secesión de Cataluña. El 29 del mismo mes vuelve aparecer públicamente acompañando a José Antonio en los funerales por los caídos de la Falange en la iglesia de Santa Bárbara, en Madrid[42]. En igual situación hasta principios de 1935[43] en que, afiliado a la Comunión Tradicionalista, en 1º de mayo del citado año, sustituyendo al Coronel Varela[44], fue nombrado Inspector General de Requetés[45], organizando militarmente 30.000 voluntarios, encuadrados con sus Oficiales y clases.

En febrero de 1936 se presenta como candidato a las elecciones por Almería, filiado políticamente a los tradicionalistas[46].

3. La guerra de Liberación Nacional. Combate por España.

Según hoja de servicios, “al iniciarse el Glorioso Movimiento Nacional Salvador de España y de acuerdo con el Excmo. Sr. General Don Emilio Mola Vidal, concentró en Pamplona entre la noche del día 18 y 19 de julio 10.000 Requetés Navarros”, prestos a luchar por Dios y por España, en la certeza que van a librar una Cruzada contra el comunismo y la masonería.[47] A las órdenes de Mola, el día 19 sale como 2º Jefe de la Columna de Navarra[48] que mandaba el Coronel Francisco García Escámez[49]. El día 20 contribuyó a reprimir un intento revolucionario en Logroño, saliendo el 22 con dicha columna sosteniendo combates con los rojos que se habían hecho dueños de la ciudad de Alfaro, tomando ésta y continuando después con su Columna a Soria, donde “el propio Rada apea la repugnante efigie de Azaña”[50], para el día 23 salir a socorrer Guadalajara, siendo bombardeados por la aviación roja, llegando hasta Jadraque, donde por fugitivos se enteró de la toma de Guadalajara por los marxistas, marchando entonces, por órdenes del General Mola, a Aranda de Duero donde el día 24 tomó el mando de la columna de Navarra, saliendo el mismo día con fuerzas de su Columna[51] ocupando después de duro combate en las primeras horas del día 25 las alturas que dominaban por la derecha el Puerto de Somosierra[52]. Los días 26, 27 y 28 de julio sostuvo, al mando de su Columna formada por “los batallones de Sicilia y América (éste incompleto), un grupo ligero de dos baterías de Logroño y una Sección de Ingenieros”[53], combates con el enemigo, hasta la ocupación del pueblo de Braojos, en la Sierra Norte de Madrid, y la estación de Villavieja y alturas que dominan este pueblo[54]. En el fragor del combate, el espíritu de verdadera Cruzada y de protección del Altísimo siempre está presente:

2 de agosto de 1936. En los montes de Buitrago los requetés navarros, mandados por el Teniente Coronel D. Ricardo Rada oyen Misa, que la dice el capellán D. Fermín Erice[55]. En el momento de la elevación aparece un avión rojo que bombardeó el campo pero nadie se movió de su sitio. El capellán continuó imperturbable en su puesto, que era aquel, junto al altar diciendo Misa, y todos los que la oían siguieron en el suyo, aunque el avión diera otra pasada pero sin que las bombas hicieran daño a nadie a pesar de que el aviador parecía buscar el blanco que ofrecía el sacerdote. A continuación, jefe, oficiales y soldados comulgaron con la mayor devoción.

- ¿Por qué no habéis corrido cuando el avión descargó sus bombas?- preguntó Rada después de Misa.

- ¿Por qué?- respondió un requeté-; pues porque todos nosotros estábamos seguros de la protección del Altísimo. ¿No ha visto usted cómo nos ha protegido?[56]

A finales de agosto[57] marchó con su Columna a Navafría sosteniendo continuos y duros combates con las tropas rojas, tomándoles varias posiciones[58], destacando las operaciones de día 16 de septiembre, en el Sector de Navafría, en que “la Columna mandada por el Coronel Rada obtuvo una positiva victoria, destrozó varias secciones de milicianos y se estableció en posiciones que permitían una tranquila estabilización y una organización fortísima de resistencia”[59]. Por Orden del mando es habilitado para el empleo de Coronel. El 17 de septiembre tras durísimo combate ocupó el Puerto de Lozoya[60] tomando al enemigo valioso material de guerra pesado, incluidas gran cantidad de bombas de mano, dejando los rojos sobre el campo más de 200 cadáveres. Toma el mando de la Columna[61] que opera sobre Navalperal y los días 8 y 9 de octubre después de fortísimo combate toma varias cotas y Navalperal cogiendo al enemigo gran cantidad de material de guerra. El 10 ocupó Hoyo de Pinares y el 11 Cebreros, rechazando un duro contraataque enemigo. El 12 ocupa el desfiladero de Valdemaqueda, en el límite de Madrid con Ávila. Del 13 al 17 su Columna, partiendo de Hoyo de Pinares, y la Columna de Santa Pau, que saldrá de Cebreros, sostienen duros y sangrientos combates logrando liberar Robledo de Chavela[62]. Del 15 al 23 de octubre entabla con su Columna fortísimo combate con los rojos para la ocupación final de los montes de Atalaya y Santa Catalina. El 22 después de un duro combate tomó Navas del Marqués[63], y tras fuertes combates frente a las tropas formadas mayoritariamente por Brigadas Internacionales[64], los días 25, 26 y 27 libera Peguerinos, en la encrucijada de las provincias de Ávila, Madrid y Segovia, cogiendo gran cantidad de armamento. Por Orden del General Saliquet, el 5 de noviembre después de fuertes combate tomó Fresnedillas[65], el 7 Colmenar del Arroyo, el 8 Navalagamella y el 13 Quijorna, uniéndose en Brunete con la Columna del General Varela; y llegando con parte de su Columna a Cuatro Vientos. Por Orden del citado General Varela, tomó el mando de todas las Columnas que componían el Sector Oriental de Madrid –desde la carretera de Extremadura, Los Carabalcheles, Barrio Usera, Villaverde, Leganés, Getafe y el Cerro de los Ángeles-, estableciendo un puesto de mando en Leganés y sosteniendo diariamente duros combates a lo largo del referido frente.

Iniciado el año 1937, desde el puesto de mando en Getafe, la mañana del 20 de enero, tras un intenso y fortísimo combate, con la Mehal-la de Larache y un Tabor de Regulares de Sidi Ifni reconquistó el Cerro de los Ángeles[66], ocupado por las hordas marxistas, debido a una traición de la noche anterior[67]. Toma el mando de la 1ª Brigada[68] de la División Reforzada de Madrid, al mando del General Orgaz Yoldi[69]. Opera en combinación con otras Brigadas sobre el Jarama[70], la batalla del Jarama, tomando con las tropas a su mando Cabeza Fuerte[71] en Pinto, el 5 de febrero, y La Marañosa, el 6 de febrero[72], el 8 vértice Coberteras, siendo duramente contraatacado el 9 por las tropas de Líster, y el 10, tras avance iniciado el día 7 sobre el espolón, ocupa Vaciamadrid, cortando la carretera de Valencia a Madrid[73]. El 11 de febrero repele un durísimo contraataque de la XV Brigada Internacional en el espolón de Vaciamadrid[74]. Sitúa su Brigada en el Sector de La Marañosa, rechazando diariamente fuertes contraataques de los rojos, insistiendo el enemigo repetidamente del 16 al 20 de febrero, que atacó con numerosas fuerzas, una Brigada entera al mando de “El Campesino” totalizando unos 4000 hombres, siete tanques y gran potencia artillera, las posiciones defendidas por la 7ª Bandera de la Legión, en la que entonces estaba también encuadrado el Tercio de Requetés de El Alcázar; 3 tanques fueron inutilizados y el enemigo sufrió gran número de bajas, retirándose sin lograr sus objetivos. El 11 de marzo se hizo cargo de la 4ª Brigada que cubría el Sector del Pingarrón. El día 13 después de fuerte combate ocupa con fuerzas de su mando la loma del Arbolito y diversas trincheras enemigas. Resiste en su Sector casi a diario, sin perder posiciones, durísimos ataques de varias Brigadas Internacionales, siendo especialmente duro el 5 de abril, que atacaron con 20 tanques rusos, siendo rechazados e inutilizados 8 tanques. Por Orden del General Saliquet tomó el mando de la 2ª Brigada de la 4ª División del Cuerpo de Ejército de Madrid, fijando el puesto de mando en La Marañosa. Por Orden de 27 de abril, por resolución de S.E. el Generalísimo y de acuerdo con lo informado con la Junta Superior del Ejército, se reintegra a la situación efectividad. Por O.C. del 6 de mayo asciende al empleo de Coronel. Tras el Decreto de Unificación de FET y delas JONS, 19 de abril de 1937, el 14 de mayo recibe nombramiento de Subjefe de la Milicia Nacional[75], haciendo entrega del mando de la Brigada, y marcha a Salamanca y Ávila donde establece su residencia. A finales de junio es destinado a disposición del General Jefe Superior de las Fuerzas Militares de Marruecos, concediéndosele el mando de la División Marroquí 152 marchando a Tetuán donde se hizo cargo de la misma. El 9 de julio salió en avión para Cáceres, donde se hizo cargo de las tropas del frente de dicha provincia. El 15 de julio es nombrado Gobernador Militar de Cáceres, conservando la jefatura de la 152 División Marroquí[76]. El 12 de julio con sus tropas del Sector de Cáceres, recuperó la Sierra de Suárez del Sector de Villar de Rena, en Badajoz, que había sido tomado por el enemigo la noche anterior, cogiéndose muchos muertos, armamentos y material. Por O.C. de 22 de julio es habilitado para el empleo de General de Brigada[77], continuando en el mismo mando y situación hasta fin de año.

En la misma situación, el 10 de febrero de 1938 se verificó la operación de recuperación de la Sierra Carbonera y posiciones intermedias entre Guadalupe y Navalvillar de Ibor por fuerzas de la División Marroquí, que terminadas permitieron la libre circulación de la carretera de Navalmoral a Guadalupe. El 18 de marzo y por orden del Cuartel General de S.E. el Generalísimo se traslada con las fuerzas de la División de su mando al frente de Aragón, y saliendo el día 31 del mismo mes[78] para el frente de Guadalajara. Con fecha 1º de abril se hace cargo del Sector Saelices (Cuenca)-Abanades (Guadalajara) correspondido por el río Tajuña inclusive hasta el río Gallo, en momento de intenso ataque enemigo apoyado por cerca de cincuenta tanques y gran despliegue artillero y que había en días anteriores logrado ocupar las posiciones de Millán, Calabazas, El Carrascal, La Nava, Cerro Milán y varias cotas, instalando su Puesto de Mando en Luzaga. Rechaza hasta el día 7 del mismo mes, intensos ataques enemigos a las posiciones de La Mocasilla, Arbolitos, Las Chozas y La Nava, contraatacando en varias ocasiones y siendo finalmente rechazados todos los ataques enemigos con gravísimo quebranto para éste, al que se le hicieron enorme número de bajas y perdiendo mucho armamento. El día 10 del mismo mes con las fuerzas a sus órdenes verifica una operación para recuperar las posiciones de Milán y La Nava, ejecutada brillantemente llegándose al cuerpo a cuerpo y causándole al enemigo numerosos muertos y pérdida de abundante material. El 16 de abril ocupó brillantemente las posiciones de La Molatilla (Cuenca) y Cota 1200, a pesar de la intensa y dura reacción enemiga y fuego de sus tanques, haciéndole gran número de muertos. Fue citado como distinguido en la Orden General del 30 de abril de la Agrupación de Divisiones de Guadalajara. El 1º de mayo se traslada con la División de su mando a la zona de Calatayud. Por Decreto de 14 de mayo se le concede el ascenso a General de Brigada con antigüedad de 7 del mismo mes. El 24 del citado mes sale con dirección a Tremp, Cataluña, quedando instalado ahí su Cuartel General y con la División releva en plano e intensísimo ataque a la División 63[79] quedando la suya en el Sector desplegada en línea[80], sufriendo fuertes bombardeos de la aviación enemiga, y sobre el mismo Puesto de Comando donde se encontraba. El 26 rechaza con gran heroísmo intensos y continuados ataques enemigos, apoyados con mucha artillería. El 27 y 28 tras intensa preparación artillera y protegida por tanques continúa la Infantería enemiga sus ataques constantemente rechazados haciéndoles retirarse desordenadamente con numerosísimas bajas y pérdidas considerables de armamento, siendo igualmente inutilizados varios tanques. El día 29 de mayo rechaza fuertes ataques contra el Sector de Mout de Conques, sufriendo el enemigo enorme desgaste en todos ellos. Continúa con la División desplegada en línea y resistiendo los ataques enemigos, cada vez más debilitados, hasta el 24 de agosto en que son relevadas las fuerzas de la División y se traslada al frente del Ebro[81]. Toma parte con las fuerzas de su División en las operaciones defensivas del Sector de Villalba de los Arcos, Vértice Gaeta[82] sobre las que el ejército rojo mandado por Tagüeña, el XV Cuerpo de Ejército, verificó intensos ataques con apoyo de grandes masas de artillería, aviación y gran número de armas automáticas, siendo todos ellos brillantemente rechazados por espacio de tres días. El día 5 de septiembre, con el Generalísimo Franco en primera línea de combate con su Plana Mayor dando órdenes de cómo tomar la cota 467, el General Rada con los Tercios de Requetés de “El Alcázar”[83], éste en extrema vanguardia, y “Cristo Rey”, ambos encuadrados en la 152 División Marroquí, toma parte en la ocupación de la cota 467, llegando las fuerzas nacionales al cuerpo a cuerpo contra las tropas de Tagüeña y tres Batallones de la Brigada Garibaldi, ocupando definitivamente la cota el día 7 con los mencionados Tercios de Requetés y el 9ª Tabor de Regulares[84], resistiendo heroicamente una vez ocupado el objetivo, desesperados contraataques enemigos dejando éste en el campo varios centenares de muertos, prisioneros y gran cantidad de material de guerra. El siguiente día se completó la operación ocupando posiciones enemigas hasta enlazar con las fuerzas propias de Camilo Alonso Vega al mando de la IV de Navarra por el flanco derecho, castigando duramente al ejército rojo y rechazando intensos contraataques apoyados siempre con gran número de artillería. El día 9 tomó con sus fuerzas, venciendo la dura resistencia enemiga, varias líneas de trincheras de la cota 544 y estribaciones de la 523, rechazando todos los fuertes contraataques contra las posiciones conquistadas. Continúa el enemigo contraatacando y hostilizando todas posiciones del Sector, siendo siempre duramente rechazado. El día 13 de noviembre con las fuerzas a su mando tomó parte en la persecución del enemigo que se retiraba hacia la orilla izquierda del Ebro, ocupando diversas cotas principalmente de la Sierra de Fatarrella[85], Vértice Serra, y concentrando después sus fuerzas de Infantería en la zona Pobla de Masaluca (Tarragona)-Batea (Tarragona), recogiéndose con anterioridad numeroso material de guerra abandonado por el enemigo. El día 17 de noviembre tomó el mando del Cuerpo de Ejército Marroquí, continuando con su Cuartel General en Batea hasta el día 26 del mismo mes que se trasladó con su División al frente de Castellón, instalando su Cuartel General en Rubielos de Mora (Teruel) y quedando su División desplegada en línea en los Sectores de Pavías (Castellón)-Caudiel (Castellón) hasta la carretera general de Sagunto. El 13 de diciembre trasladó su Cuartel General a Montanejos (Castellón). Durante este tiempo el enemigo ha hostilizado diariamente a las posiciones ocupadas por sus fuerzas.

En la misma situación hasta el 29 de marzo en cuya fecha ocuparon sus fuerzas los pueblos de Viver, Jérica, Matet, Gaibiel, Algimia de Almonacid, Geldo, Soneja, Vall de Almonacid, Almecija, Navajas, Segorbe, Castellnovo, alcanzando la línea Segorbe-Alturas-Alcublas, haciéndosele al enemigo más de 5.000 prisioneros y armamento pesado. El día 30 del mismo mes continúa el avance con las fuerzas de su mando ocupando los pueblos de Casinos, Villar del Arzobispo, Pedralva, Bugarra y Gestalgar en la margen izquierda del Turia, cuyo río fue atravesado cruzando Liria y cogiéndose al enemigo más de 10.000 prisioneros, deteniendo 115 Jefes del Ejército rojo, entre los que se encontraba el Jefe del XIII Cuerpo de Ejército con su E.M. y muchos Jefes de Brigadas, ocupándose un importante depósito de municiones en Villar del Arzobispo.

4. Generalato en la Paz.

En la paz, en abril de 1939 toma parte con las fuerzas de su División en el Desfile de la Victoria celebrado en Valencia, con asistencia de S.E. el Generalísimo. El día 15 de julio es encargado del despacho del Cuerpo de Ejército de Castilla, por ausencia del General Varela. En la situación anterior hasta el 29 de agosto en que por Decreto de la misma fecha cesa en el mando de la División Marroquí nº 152, y se le concede el de la División nº 13. Le es concedida por su Campaña en la Guerra de Liberación las siguientes condecoraciones: Medalla de Campaña, una Cruz Roja del Mérito Militar, y dos Cruces de Guerra. Por telegrama postal del mes de octubre, remitido por el General Jefe del Ejército de Guadarrama, es designado para desempeñar la misión de Inspector de Carros de Combate. El 28 de noviembre es recibido en audiencia por el Caudillo[86].

Por O.C. de 27 de enero de 1940 es designado Presidente de la Sociedad de Socorros Mutuos del Arma de Infantería[87]. El 1º de abril toma parte con las Unidades de su División y como Jefe de las Fuerzas Motorizadas, en el Desfile de la Victoria. Es designado para formar parte de la Misión Militar Española que marchó a Alemania con objeto de estudiar las enseñanzas de su Campaña, con cuya misión asistió a las visitas a los frentes de combates ocupados por los alemanes. El día 4 de marzo y en el edificio de la Capitanía General de la 1ª Región Militar le fue hecha la entrega de la Cruz del Mérito de la Orden del Águila Alemana, con estrellas y espadas (Placa y Encomienda), condecoración que le fue concedida por S.E. el Führer, Canciller del Reich, Adolf Hitler. Girando visitas de inspección a los Regimientos de su División y asistiendo a ejercicios de maniobras de las tropas a su mando, siendo presenciado el ejercicio final el 6 de noviembre por S.E. el Generalísimo Franco y por el Capitán General de la Región que le felicitaron por el magnífico grado de instrucción, disciplina y espíritu militar alcanzado por sus fuerzas.

Empieza 1941 continuando en el desempeño de su cargo de Jefe de la División nº 13, Inspector de Carros de Combate y Presidencia de la Sociedad de Socorros Mutuos del Arma de Infantería. Por oficio de la IV Asamblea de la Cruz Roja Española de fecha 1º de enero, firmado por su Presidente, es nombrado Vocal de Honor de la Junta de Gobierno. En el mismo mes de enero recibe de la Alta Comisaría de España en Marruecos diploma de S.A. Imperial el Jalifa concediéndole el Grado de “Sumú” (Gran Cruz) de la Orden Mehdauia. Con fecha 19 de febrero le es entregado por el embajador de Portugal un diploma por el cual el Presidente de dicha Nación le confiere el Grado de Gran Cruz de la Orden Militar del Aviz. El 1º de abril de 1941 toma nuevamente parte en el desfile de la Victoria, que tuvo lugar en Madrid, ante S.E. el Generalísimo Francisco Franco, Caudillo de España.

Con fecha 29 de julio de 1942 es promovido al empleo de General de División, con antigüedad de 11 del citado mes. Con fecha 22 de octubre es nombrado Vocal suplente del Tribunal Especial de Represión de la Masonería y el Comunismo[88]. En este mismo mes, recibe diploma por el que S.M. el Rey de Italia le concede el Grado de Gran Oficial de la Orden de la Corona de Italia. El 8 de diciembre es nombrado por la Real Maestranza de Caballería de Granada, Caballero Maestrante de la misma. En el desempeño de los cargos anteriormente citados, con fecha 9 de mayo asistió en representación del Ministro del Ejército, al acto de dar sepultura en Madrid a los restos del Excmo. Sr. Gral. Cavalcanti[89]. Con fecha 5 de julio se la concede la Gran Cruz de San Hermenegildo[90].

4.1. Al mando de la División Acorazada. Capitán General de Andalucía.

Comienza 1943 en la situación y destino del año anterior. En cumplimiento de lo que dispone la O.C. de 24 de julio de 1941, se hace constar que este General posee “Valor distinguido”. Por Decreto de 30 de septiembre[91] se le concede la Gran Cruz de la Orden del Mérito Militar con distintivo blanco, y por otro de la misma fecha[92], tras cesar como Jefe de la División nº 13, es designado para el mando de la División Acorazada[93]. En diferentes ocasiones se hace cargo interinamente de la Capitanía General de la 1ª Región Militar.

Comienza 1944 en la misma situación y destino. Por Decreto del Ministerio de Marina de 5 de enero[94] se le concede la Gran Cruz del Mérito Naval con distintivo blanco. En abril de 1945 es recibido en audiencia por S. E. el Jefe del Estado[95]. Por Decreto de 30 de mayo de 1945, tras cesar en el mando de la División Acorazada[96], es nombrado General Jefe del Cuerpo de Ejército del Maestrazgo. En junio del mismo año es nuevamente recibido en audiencia por Su Excelencia el Generalísimo Francisco Franco[97], audiencia que se repite a principios de junio de 1946[98]. Pocos días después asiste al entierro de su madre.

En Fiñana ha fallecido la respetable señora doña Natalia Peral Obispo, viuda de Rada, dama de relevantes virtudes, en cuyo alto espíritu brillaron siempre las características más fundamentales y típicas de la mujer española, a la antigua usanza. Consagrada a la práctica del bien y a los cuidados del hogar –fragua de los sentimientos religiosos y patrióticos-, su vida santa transcurrió en un perenne servicio a Dios.

A sus hijos, muy especialmente al ilustre general D. Ricardo Rada, y demás familia, hacemos presente nuestro sentimiento por esta irreparable desgracia.[99]

En el desempeño de su cargo, por Decreto de 31 de octubre de 1946 es promovido al empleo de Teniente General y destinado para el mando de la 2ª Región Militar y Cuerpo de Ejército de Andalucía II[100], presentándose el 18 de noviembre en Sevilla, donde no sólo inculca a las tropas un acendrado espíritu castrense, sino que se preocupa del bienestar y de los problemas de sus conciudadanos, siempre en vanguardia. Así, tras las gravísimas inundaciones en barriadas sevillanas ocurridas a principios de marzo de 1947,

El capitán general, D. Ricardo Rada, acompañado del alcalde, recorrió los lugares de la inundación, visitando también los albergues improvisados por el Ayuntamiento, donde se han refugiado miles de familias de dichas barriadas, que oportunamente fueron evacuadas merced al celo previsor del alcalde de la ciudad. Allí instaladas de momento, el Ejército y el Municipio han tomado a su cargo la alimentación de estas familias, que han quedado en la mayor miseria, pues han perdido sus ropas y sus enseres.

Puede considerarse el hecho como una verdadera catástrofe, aunque no haya habido desgracias personales merced, como decimos, a la previsión de la Alcaldía. Cuando estas familias allí instaladas vuelvan a sus hogares será menester proveerlas de lo más necesario, y esto escapa a las posibilidades de la caridad oficial, por cuanto el capitán general, Sr. Rada, ha tomado la iniciativa de abrir una suscripción, que encabeza con 5.000 pesetas, habiéndole secundado el alcalde con la misma cantidad.[101]

Desempeñando el mando de la Capitanía General de la 2ª Región Militar y Cuerpo de Ejército de Andalucía II, por Decreto del Ministerio de Asuntos Exteriores de fecha 17 de junio de 1948 le fue concedida por S.E. el Jefe del Estado, Generalísimo Francisco Franco, la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil. Le es impuesta también por el Ministro de Marina de Perú la condecoración de la Orden Militar de Ayacucho en el Grado de Gran Oficial, otorgado por el Ministro de Guerra Peruano. Por S.M. el Rey Abdullah de Jordania, le es concedida la Medalla de la Independencia de primera clase de dicha nación.

4.2. Director del Museo del Ejército. Cristiana muerte. Perenne recuerdo.

En igual situación y destino hasta que por Decreto de 25 de abril de 1952 fue designado como Director del Museo del Ejército[102]. El 5 de noviembre de 1952 es recibido en audiencia por Su Excelencia el Jefe del Estado y Generalísimo de los Ejércitos, Francisco Franco[103]. Por Decreto de 10 de febrero de 1955[104] pasa a situación de reserva por haber cumplido la edad reglamentaria, continuando en dicha situación de Director del Museo del Ejército hasta su fallecimiento ocurrido en la Plaza de Madrid el 7 de junio de 1956.

Murió como vivió, como leal soldado español y católico, en gracia de Dios. En necrológica del ABC, podemos leer

Tras nueve meses de penosa enfermedad, soportada con ejemplar espíritu y resignación cristiana, falleció ayer tarde, en su domicilio de Madrid, el Teniente General D. RicardoRada y Peral, el cual fue sometido a una delicada intervención quirúrgica el día 8 de octubre último. En plena lucidez, momentos antes de producirse el fallecimiento, el ilustre soldado recibió los Santos Sacramentos, rodeado de todos sus deudos.[105]

D. Ricardo de Rada Peral nació en Málaga el 5 de febrero de 1885. Ingresó en la Academia de Infantería en 1906 y fue promovido a oficial tres años después, marchando a África, donde tomó parte en gran número de operaciones militares. Por méritos de guerra fue ascendido a los grados de comandante y teniente coronel. Mandó la sexta bandera de La Legión y después la primera. Fue el primer jefe que desembarcó en Alhucemas. Al proclamarse la República pasó a situación de retirado.

Participó activamente en la preparación del Movimiento, siendo el primer jefe nacional de Milicias de la Falange y después inspector nacional de Requetés. El general Mola le nombró segundo jefe de la columna mandada por el coronel García Escámez, con la que salió de Pamplona en dirección a las provincias de Soria y Logroño, donde operó victoriosamente. Después pasó al frente de Somosierra, cuyo puerto ocupó; distinguiéndose asimismo en otras acciones desarrolladas en esa parte del Sistema Central. Más tarde se le concedió el mando de una columna que actuó en los sectores de Navas del Marqués, Peguerinos y otros puntos, hasta que en noviembre del mismo año 1936, llegó con sus fuerzas a las puertas de Madrid. Participó en la operación del paso del río Jarama, mandando la primera brigada de la División reforzada, y en 1937 fue puesto al frente de la 152 División Marroquí, con la que operó en el sector de Cáceres. Al año siguiente participó también en la famosa batalla del Ebro, desde donde fue más tarde al frente de Castellón.

Terminada la guerra de liberación fue designado jefe de la XIII División, y más tarde, División Acorazada, pasando después a ocupar el puesto de comandante general de Melilla, y posteriormente el de jefe del Cuerpo de Ejército del Maestrazgo. En 1948 se le nombró Capitán General de Andalucía. Actualmente ocupaba la Dirección del Museo del Ejército.

El teniente general Rada se hallaba en posesión de las siguientes grandes cruces: del Mérito Militar, Naval, Civil, Mehdauia y del Aviz. Poseía también, entre otras condecoraciones, la Orden Militar de Ayacucho, del Perú, y la medalla de Jordania, placa y encomienda del Águila Alemana y era oficial de la Corona de Italia, caballero de la Legión de Honor francesa y maestrante de Granada.

Formando parte de una misión española asistió a la retirada de Dumkerque. Almería le distinguió con el título de hijo predilecto, y Navarra y Cáceres con el de hijo adoptivo.[106]

Su recuerdo permanece imperecedero en la memoria de los años.

1959:

Hoy se cumple el tercer aniversario del fallecimiento de de Ricardo Rada Peral, teniente general y una de las figuras más ilustres de nuestro Ejército. Su limpia ejecutoria de soldado le colocó con sobrados méritos en los más altos puestos de responsabilidad y de mando, en los que siempre dejó evidente huella de su competencia, de sus excelentes dotes y de su abnegación al servicio de la Patria. Estas circunstancias hacen que su recuerdo perdure en sus amigos y compañeros de armas.[107]

1961:

Se cumple hoy el quinto aniversario de la muerte del ilustre teniente general don Ricardo Rada, nacido en Málaga el 8 de febrero de 1885 y muerto el 8 de junio de 1956.

Rada era uno de los más claros exponentes del Ejército de África. Como oficial y como jefe estuvo con sus hombres en las campañas de Marruecos de 1912, 1921 y 1924, hasta la pacificación del territorio. Siete años y medio perteneció al Tercio de Extranjeros, cuyo uniforme vestía siempre, desde que fue ascendido al generalato. Al advenimiento de la República pidió su retiro, cuando tenía dos ascensos por méritos de guerra, la Medalla Militar Individual y la Gran Cruz del Mérito Naval, como primer jefe que desembarcó en Alhucemas. Entonces, en los años de la República, Rada trabajó muy intensamente como iniciador de Falange, primer jefe nacional de sus Milicias y miembro del Consejo Ejecutivo de la Unión Militar Española. Al prepararse el Alzamiento Nacional, se hizo cargo de la organización militar del Requeté y encuadró junto con sus oficiales y clases, a más de 30.000 hombres. La noche del 18 de Julio concentró en Pamplona, a las órdenes del general Mola, a 10.000 requetés, que abanderó con los colores nacionales de España.

Durante guerra nacional fue segundo jefe de la Columna de Navarra, y con García Escámez, también fallecido, tomó el Puerto de Somosierra y el de Lozoya. Luego pasó al frente de Madrid, y como “militar retirado” guerreó con éxito desde Navas del Marqués al Pingarrón, liberando pueblos y cortando carreteras estratégicas.

Fue Rada uno de los hombres que hicieron la unificación, sin abandonar nunca el campo de batalla. Mandó la Primera División Marroquí; estuvo en el Frente de Guadalajara, en Tremp, en el Ebro, y participó, ya como Jefe del Cuerpo de Ejército Marroquí, en el avance sobre Valencia. En la paz, mandó la División 13, la Acorazada –que organizó-; fue comandante general de Melilla, capitán general de la Segunda Región y director del Museo del Ejército.

Esta es, muy resumida, la hoja de servicios del general Rada, uno de los generales más capacitados del Ejército español, probado en la paz y en la guerra y hombre justo, inteligente, caballeroso y bueno.[108]

1962:

Se cumple hoy en sexto aniversario de la muerte del ilustre teniente general, don Ricardo Rada.

Rada fue uno de los generales más capacitados del Ejército español, probado en la paz y en la guerra, y hombre justo, inteligente, caballeroso y bueno. Estuvo presente en las campañas de Marruecos de 1912, 1921 y 1924, hasta la pacificación del territorio. En los años de la República pidió en retiro del Ejército y trabajó intensamente como iniciador de la Falange. Se hizo cargo luego de la organización del Requeté y colaboró con éxito en los preparativos del Alzamiento Nacional. Durante la guerra de Liberación combatió en los frentes de batalla, donde resultó herido.

Fue comandante general de Melilla, capitán general de la II Región y director del Museo del Ejército.[109]

© José Martín Brocos Fernández

--------------------------------------------------------------------------------

[1] Cfr. José Sanz y Díaz, Generales carlistas, Vol. I, Madrid, Publicaciones Españolas, 1954, págs. 3 y 24.

[2] Para un estudio exhaustivo de las Campañas de Yebala (1913-1918), cfr. Estado Mayor Central del Ejército y Servicio Histórico Militar, Historia de las campañas de Marruecos, Tomo II (2), Madrid, Servicio Histórico Militar, 1951, págs. 647-884.

[3] Cfr. Estado Mayor Central del Ejército y Servicio Histórico Militar, Historia de las campañas de Marruecos, Tomo II (2), Madrid, Servicio Histórico Militar, 1951, pág. 707.

[4] Servicio Histórico Militar, Historia de las campañas de Marruecos, Tomo III, Madrid, Servicio Histórico Militar, 1981, pág. 485.

[5] Redacción, “Las operaciones en Marruecos. Las víctimas de las penalidades de la guerra”, en ABC 20 de marzo de 1922, pág. 7.

[6] Servicio Histórico Militar, Historia de las campañas de Marruecos, Tomo III, Madrid, Servicio Histórico Militar, 1981, pág. 494.

[7] Ibidem, pág. 498.

[8] Ibidem , págs 504-506.

[9] Ibidem, págs. 507-513.

[10] Ibidem, págs. 512-513.

[11] Ibidem, pág. 519.

[12] Años más tarde, Miguel Campins es uno de los generales que rápidamente manda el Gobierno de la República con objeto de hacer abortar la sublevación del 18 de julio. Miguel Campins enviado a Granada, hace “juego”, en este mismo sentido con la gestión de Batet enviado a Burgos, o Núñez de Prado también mandado aprisa a Zaragoza. El General Queipo de Llano tras juicio sumarísimo por alta traición fusila a Campins, y Mola a Núñez de Prado y a Batet, sin contemplaciones.

[13] Servicio Histórico Militar, Historia de las campañas de Marruecos, Tomo III, Madrid, Servicio Histórico Militar, 1981, pág. 520, y croquis nº 44 (entre págs 522-523).

[14] Ibidem, pág. 522.

[15] Ibidem, pág. 529.

[16] Redacción, “La familia Real y la Corte”, en ABC 24 de marzo de 1922, Edición de la mañana, pág. 17.

[17] Servicio Histórico Militar, Historia de las campañas de Marruecos, Tomo III, Madrid, Servicio Histórico Militar, 1981, pág. 549.

[18] Cfr. Servicio Histórico Militar, Galería Militar Contemporánea. Tomo VII. Medalla Militar. Quinta parte. Campañas españolas en África (1893-1935), Madrid, Servicio Histórico Militar, 1980 (en concreto, pág, 317: Méritos contraídos para la Medalla Militar Colectiva).

[19] “Almería 4, 7 noche. Por la Capitanía General de la región se ha ordenado urgentemente al delegado gubernativo de Vera, comandante de Infantería D. Ricardo Rada, que se incorpore inmediatamente a mandar la sexta bandera del Tercio con destino en Ceuta”. Redacción, “Un delegado gubernativo al Tercio”, en ABC 5 de marzo de 1924, Edición de la mañana, pág. 16.

[20] Servicio Histórico Militar, Historia de las campañas de Marruecos, Tomo IV, Madrid, Servicio Histórico Militar, 1981, pág. 11.

[21] Vid. infra nota 38.

[22] Por iniciativa del Comandante D. Ricardo Rada, los cosecheros de uvas, reunieron y enviaron una partida de numerosos barriles de uvas con destino a los heridos y enfermos de África. Cfr. Redacción, “Para los heridos de África”, en ABC 15 de octubre de 1924, Edición de la mañana, pág. 12; Redacción, “ABC en la Zona Occidental”, en ABC 30 de noviembre de 1924, pág. 15.

[23] Véase desembarco de Alhucemas en Servicio Histórico Militar, Historia de las campañas de Marruecos, Tomo IV, Madrid, Servicio Histórico Militar, 1981, págs. 37-71. Cfr. etiam una visión general en Joaquín Arrarás, Historia de la Cruzada Española, Vol. I, Años precursores, Madrid, Datafilms, 1984, pág. 137.

[24] Cfr. Servicio Histórico Militar, Historia de las campañas de Marruecos, Tomo IV, Madrid, Servicio Histórico Militar, 1981, págs. 72-81.

[25] Cfr. Operaciones sobre Monte Palomas y Buyibar, en Servicio Histórico Militar, Historia de las campañas de Marruecos, Tomo IV, Madrid, Servicio Histórico Militar, 1981, págs. 82-87.

[26] Cfr. Redacción, “Reales decretos de varios departamentos”, en ABC 21 de febrero de 1926, Edición de la mañana, pág. 20; “”en ABC 22 de febrero de 1926, Edición de tarde, pág. 12.

[27] Redacción, “Noticias del Sector de Melilla”, en ABC 24 de abril de 1926, Edición de la mañana, pág. 14.

[28] Redacción, “Entusiasta recibimiento”, en ABC 23 de marzo de 1926, Edición de la mañana, pág. 14. Véase anuncio del homenaje en Redacción, “Homenaje a un militar”, en ABC 18 de marzo de 1926, Edición de la mañana, pág. 11.

[29] Redacción, “Entusiasta recibimiento”, en ABC 23 de marzo de 1926, Edición de la mañana, pág. 14.

[30] Un exhaustivo estudio particular de esta zona del Rif occidental, necesario para seguir la evolución de la Campaña, lo encontramos en Comisión Histórica de las Campañas de Marruecos, Geografía de Marruecos, Protectorado y Posesiones de España en África, Tomo II, Madrid, Imprenta del Ministerio de Guerra, 1936, páginas 81-110.

[31] Servicio Histórico Militar, Historia de las campañas de Marruecos, Tomo IV, Madrid, Servicio Histórico Militar, 1981, pág. 146.

[32] Ibidem, págs. 155-156.

[33] Véase ocupación y castigo de la Cabila de Tagsut, en Servicio Histórico Militar, Historia de las campañas de Marruecos, Tomo IV, Madrid, Servicio Histórico Militar, 1981, pág. 157.

[34] Servicio Histórico Militar, Historia de las campañas de Marruecos, Tomo IV, Madrid, Servicio Histórico Militar, 1981, pág. 165.

[35] Cfr. Redacción, “En el Consejo de Marina y Guerra”, en ABC, 21 de agosto de 1927, pág. 27.

[36] Redacción, “ABC en la Zona Occidental. Expediente para una medalla militar”, en ABC, 17 de junio de 1928, Edición de la mañana, pág. 28.

[37] Cfr. Redacción, “Reales decretos de varios departamentos”, en ABC 7 de noviembre de 1929, Edición de la mañana, págs. 17-18; “Varias recompensas de Campaña”, en ABC 9 de noviembre de 1929, Edición de la mañana, pág. 18.

[38] Cfr. Servicio Histórico Militar, Galería Militar Contemporánea. Tomo VII. Medalla Militar. Quinta parte. Campañas españolas en África (1893-1935), Madrid, Servicio Histórico Militar, 1980 (en concreto, pág, 52: Méritos contraídos para la Medalla Militar Individual).

[39] Redacción, “Entrega de insignias al teniente coronel Rada”, en ABC 4 de febrero de 1930, Edición de la mañana, pág. 28.

[40] Pilar Primo de Rivera, Recuerdos de una vida, Madrid, Dyrsa, 1983, pág. 55.

[41] Cfr. Joaquín Arrarás, Historia de la Cruzada Española, Vol. II, Años precursores, Madrid, Datafilms, 1984, pág. 133.

[42]R. García Serrano, La gran esperanza, Barcelona, Planeta, 1983, p. 17.

[43] Al Teniente Coronel Rada y Peral, segundo Jefe Nacional de Milicias de Falange, en sustitución de Arredondo, le sustituye a su vez Juan Antonio Ansaldo, Laureado de San Fernando, como encargado de la Jefatura de Milicias. Rada y Peral a partir de su nombramiento como Inspector Nacional de Requetés, estará más centrado en la formación militar del Requeté, continuando no obstante, contrariamente a lo que sostiene Argaya Roca -cfr. Miguel Argaya Roca, Historia de los falangistas en el franquismo, Madrid, Plataforma 2003, 2003, pág. 227- colaborando directa y activamente con el nuevo Jefe Nacional de Milicias, que quiere dar a la organización un carácter predominantemente de acción directa, formando equipo con otros jefes militares retirados que eran afiliados nuestros, tales como el coronel Rada, Arredondo, Ribera, Tarduchi, Emilio Alvar González, Tormoye, Zayas y otros más. Raimundo Fernández-Cuesta, Testimonio, Recuerdos y Reflexiones, Madrid, Dyrsa, 1985, pág. 39.

Cfr. etiam acerca del carácter militar e instrucción castrense de las escuadras falangistas, José Luis Jerez Riesco, El Madrid de la Falange, San Sebastián de los Reyes, Madrid, Actas, 2006, págs. 433-439.

[44] Joaquín Arrarás, Historia de la Segunda República Española, Madrid, Editora Nacional, 1965, pág. 494.

[45] Destacar que tanto el Carlismo como el propio Rada y Peral empezaron la conspiración mucho antes que el propio Mola. Cuando Mola se suma y se pone al frente, el Carlismo ya tenía dos Tenientes Coroneles conspirando: Rada y Peral y Alejandro Utrilla. Cfr. p.ej. Antonio Lizarza Iribarren, Memorias de la conspiración. Cómo se preparó en Navarra la Cruzada. 1931-1936, 2ª ed., Pamplona, Edit. Gómez, 1953, págs. 66 y 83; Joaquín Arrarás, Historia de la Segunda República Española, Madrid, Editora Nacional, 1965, pág. 494.

[46] “ALMERÍA elige 7: mayoría, 5; minoría, 2). D. Tomás Elorrieta y Artaza (Centro); D. Carlos Fernández Espinar (Centro), don Manuel García del Pino (radical), D. Fernando Feijoo Montes (radical), D. Rogelio Pérez Burgos (republicano conservador), don Lorenzo Gallardo Gallardo (C.E.D.A.), don Luis Jiménez C. Argüelles (C.E.D.A.), don Luis Belda Soriano Montoya (C.E.D.A.), D. Ricardo Rada Peral (tradicionalista), don Emilio Muñoz Párraga (republicano independiente), D. Augusto Barcia (Izquierda republicana), D. Juan Companys Jiménez (Izquierda republicana), D. Álvaro Pascual Leone (Unión Republicana), D. Gabriel Pradal Gómez (socialista), D. Francisco Vega Iglesia (radical independiente), S. Alberto de San Román (indefinido), D. Enrique Moret del Arroyo (indefinido)”. Redacción, “En vísperas de la contienda electoral. Ante las Juntas Provinciales del Censo se proclamaron ayer los candidatos que han de luchar en las elecciones del domingo próximo. Los candidatos proclamados en Madrid y provincias”, en ABC 10 de febrero de 1936, pág. 15. Según Acta del Escrutinio General en las Elecciones a Diputados a Cortes, Circunscripción Provincial Almería, con sello de entrada de la Junta Central del Censo, 28 Feb. 36,

Terminada la lectura y el recuento de votos de todas las Secciones de la provincia, por el Secretario se leyó en alta voz el resumen de los computados a cada candidato, por orden de mayor a menor; apareciendo que de los ciento noventa y seis mil ciento ocho electores comprendidos en el Censo electoral de la provincia, han tomado parte en la votación ciento veinte y cinco mil ciento ochenta y siete y han obtenido votos los siguientes candidatos: D. Augusto Barcia Trellez (Izquierda Republicana), 68.157; Gabriel Pradal Gómez (Socialistas), 64.699; Benigno Ferrer Domingo (Socialistas), 64.530; Juan Company Jiménez (Izquierda Republicana), 63.867; Álvaro Pascual Leone, 63.093; Luis Jiménez Congo-Argüelles (Cedistas), 57.771; Lorenzo Gallardo y Gallardo (Cedistas), 57.346 [estos siete son proclamados Diputados a Cortes electos por la Junta Provincial, obteniendo la credencial correspondiente]. No obtienen credencial de Diputados a Cortes: Luis Belda y Soriano de Montoya, 55.332; Emilio Muñoz Párraga, 52.546; Ricardo de Rada Peral, 49.623; Tomás Elorrieta y Artaza, 22.043; Rogelio Pérez Burgos, 3.831; Francisco Vega de la Iglesia y Manteca, 1.338; Carlos Fernández Espinar, 287; Manuel García del Pino, 99; Enrique Moret y del Arroyo, 56; Alberto de San Román, 2.

Como dato anecdótico, en el Acta de Escrutinio General, de la Circunscripción Provincial de Almería, verificada en 16 de febrero de 1936, figuran como votos nulos: José Antonio Primo de Rivera, 45 votos; Manuel Azaña, 2 votos; Juan de la Cierva, 1 voto; Ruiz de Alda, 1 voto; Julián Besteiro, 1 voto; Diego Martínez Barrio, 1 voto.

[47] Cfr. Joaquín Arrarás, Historia de la Cruzada Española, Vol. III, Alzamiento, Madrid, Datafilms, 1984, págs. 435.

[48] Cfr. Manuel Aznar Zubigaray, Historia militar de la guerra de España (1936-1939), Madrid, Ediciones Idea, 1940, pág. 113.

[49] Coronel condecorado en la Campaña de África con la Cruz Laureada de San Fernando Individual y dos ascensos de empleo por méritos de guerra, fue uno de los jefes que urdió con Mola la sublevación del 18 de julio. Mola le mandó a Madrid por Guadalajara y Alcalá de Henares. Pero al llegar a Guadalajara se encontró con la situación ya perdida en la misma Guadalajara, en Alcalá y en Madrid, y ante la disyuntiva de seguir hacia Madrid, coincidió con esto una orden de Mola de cambiar el plan y de que se dirigiera a Somosierra donde la situación se había hecho muy crítica por un foco de sedición del comandante Moya dentro de la Columna Gistau que debía de haber ocupado Somosierra. En el período de operaciones efectuado por su Columna del 17 al 22 de septiembre de 1936 en Somosierra, demostrando un gran valor y acendrado espíritu de combate, obtendría la citada Columna García Escamez la Medalla Militar Colectiva –cfr. Servicio Histórico Militar, Galería Militar Contemporánea. Tomo V. Medalla Militar 1933-1975. Cuarta Parte. Suboficiales, Tropa y Medallas Militares Colectivas, Madrid, Servicio Histórico Militar, Madrid, 1976, págs. 383-385-, y él la Medalla Militar Individual –cfr. Estado Mayor Central del Ejército y Servicio Histórico Militar, Galería Militar Contemporánea. Tomo II. Medalla Militar 1933-1969. Primera Parte. Generales y Coroneles, Madrid, Servicio Histórico Militar, 1970, págs. 39-40-. En la paz, será Capitán General de Canarias, sustituyendo en la Capitanía al también Tte. Gral. Ricardo Serrador Santés, y ostentando igualmente el Mando Unificado –Económico- del Archipiélago (1941-1946), continuando en esta etapa con el desarrollo socio-económico del Archipiélago: mejora y modernización de la agricultura canaria, creando p. ej. la cooperativa vitivinícola Malvasía; y siendo unos de los principales impulsores y artífices del desarrollo y auge turístico de la islas –creación de los hoteles de Santa Catalina en Las Palmas, Mencey en Santa Cruz de Tenerife, o Taoro en el Puerto de la Cruz-. Puede consultarse José Esteban Infantes Martín, Navarra y García Escámez. Apuntes para su historia, Vitoria, Editorial Social Católica, 1938 (Pamplona, Aramburu, 1938); y Juan J. Arencibia de Torres, General García-Escámez e Iniesta (1893-1951). Un sútil y encantador andaluz en Canarias, Santa Cruz de Tenerife, Juan J. Arencibia de Torres, 1999.

[50] Luis Fabián Blázquez, Riesgo y ventura de los Tercios de Requetés, Madrid, Actas, 1995, pág. 82.

[51] Luis María de Lojendio, Operaciones militares de la guerra de España. 1936-1939, Barcelona, Montaner y Simón, 1940, pág. 60.

[52] Cfr. Joaquín Arrarás, Historia de la Cruzada Española, Vol. III, Alzamiento, Madrid, Datafilms, 1984, págs. 487-490 y Vol. VI, La Guerra, pág. 319; José María Sanjuán Gil, Los requetés riojanos en la guerra de España, Madrid, Gráfica La Torre, 1988, pág. 135; José Manuel Martínez Bande, La marcha sobre Madrid, Madrid, Ed. San Martín, 1978, págs. 70-72.

[53] José Manuel Martínez Bande, La marcha sobre Madrid, Madrid, Ed. San Martín, 1978, págs. 75.

[54] Cfr. Joaquín Arrarás, Historia de la Cruzada Española, Vol. III, Alzamiento, Madrid, Datafilms, 1984, pág. 494.

[55] Popularmente conocido como D. Ferminico, por su baja estatura.

[56] F. López Sanz, Navarra en la Cruzada. Episodios, gestos, lenguaje epistolar y anecdotario, Pamplona, Edit. Navarra, 1948, pág. 177.

[57] José Manuel Martínez Bande, La marcha sobre Madrid, Madrid, Ed. San Martín, 1978, págs. 76.

[58] Cfr. Ramón Salas Larrazabal, Historia del Ejército popular de la República, Vol. 1, Madrid, Editora Nacional, pág. 243; I. Pérez de Rada, Navarra en Guerra, Madrid, Ed. Museo Tabar, 2004, pág. 69; José María Sanjuán Gil, Los requetés riojanos en la guerra de España, Madrid, Gráfica La Torre, 1988, págs. 141-146; Luis Fabián Blázquez, Riesgo y ventura de los Tercios de Requetés, Madrid, Actas, 1995, pág. 93; F. López Sanz, Navarra en la Cruzada. Episodios, gestos, lenguaje epistolar y anecdotario, Pamplona, Edit. Navarra, 1948, passim.

[59] Manuel Aznar Zubigaray, Historia militar de la guerra de España (1936-1939), Madrid, Ediciones Idea, 1940, pág. 181. Cfr. etiam Ramón Salas Larrazabal, Historia del Ejército popular de la República, Vol. 1, Madrid, Editora Nacional, pág. 243.

[60] I. Pérez de Rada, Op. cit., pág. 69.

[61] “La Columna Rada figura el día 9 compuesta por las siguientes unidades: II Tabor de Larache, III Batallón de San Quintín, un Batallón de Montaña de 105, una Sección de Zapadores y Sevicios”. José Manuel Martínez Bande, La marcha sobre Madrid, Madrid, Ed. San Martín, 1978, pág. 215.

[62] Cfr. Joaquín Arrarás, Historia de la Cruzada Española, Vol. VI, La Guerra, Madrid, Datafilms, 1984, pág. 331; José Manuel Martínez Bande, La marcha sobre Madrid, Madrid, Ed. San Martín, 1978, pág. 221.

[63] José Manuel Martínez Bande, La marcha sobre Madrid, Madrid, Ed. San Martín, 1978, pág. 222 y 249.

[64] Cfr. José Manuel Martínez Bande, L`intervention du communisme dans la guerre d`Espagne (1936-1939), Madrid, SIE, 1967, pág. 37.

[65] José Manuel Martínez Bande, La marcha sobre Madrid, Madrid, Ed. San Martín, 1978, pág. 250.

[66] Cfr. José Caballero, Corazón de España. Historia del Monumento del Cerro de los Ángeles (1900-1976), Madrid, Fe Católica, 1977, págs. 39-44; José María Sanjuán Gil, Los requetés riojanos en la guerra de España, Madrid, Gráfica La Torre, 1988, págs. 224-225; Manuel Aznar Zubigaray, Historia militar de la guerra de España (1936-1939), Madrid, Ediciones Idea, 1940, págs. 331-332. Un exhaustivo estudio sobre la profanación y destrucción sacrílega del Monumento del Corazón de Jesús, relato día por día, lo encontramos en Emiliano Anibarro Espeso, Estampas del Cerro de los Angeles, Tabor, Calvario y Altar Mayor de España, 2ª ed., Madrid, Obra Nacional del Cerro de los Ángeles, 1986, págs. 44-65.

[67] Relato de la traición en José Caballero, Corazón de España. Historia del Monumento del Cerro de los Ángeles (1900-1976), Madrid, Fe Católica, 1977, pág. 43.

[68] Ricardo de la Cierva, Historia actualizada de la Segunda República y la Guerra de España. 1931-1939, Madridejos, Toledo, Fénix, 2003. pág. 663; Cfr. etiam José Manuel Martínez Bande, La lucha en torno a Madrid en el invierno de 1936-1937, Madrid, Ed. San Martín, 1984, págs. 52 y 101, nota nº 170.

[69] Cfr. Estado Mayor Central del Ejército y Servicio Histórico Militar, Síntesis Histórica de la Guerra de Liberación. 1936-1939, Madrid, Talleres del Servicio Geográfico del Ejército, 1968, página 70; Manuel Aznar Zubigaray, Historia militar de la guerra de España (1936-1939), Madrid, Ediciones Idea, 1940, pág. 357; Luis María de Lojendio, Operaciones militares de la guerra de España. 1936-1939, Barcelona, Montaner y Simón, 1940, pág. 199.

[70] Ramón Salas Larrazabal, Historia del Ejército popular de la República, Vol. 1, Madrid, Editora Nacional, pág. 758.

[71] En las posiciones de Cabeza Fuerte, del Frente de Jarama, tomadas por el Tercio El Alcázar, tendrá su bautismo de fuego el Tercio de Cristo Rey, que releva al anterior, y ambos ya operan unidos, siendo fusionados en un breve período, hasta el final de la guerra, siempre a las órdenes de Rada.

[72] Pero ya “el 6 de febrero la primera Brigada del Coronel Rada ocupó la fábrica militar de La Marañosa”. Cfr. Ricardo de la Cierva, Historia actualizada de la Segunda República y la Guerra de España. 1931-1939, Madridejos, Toledo, Fénix, 2003. pág. 664; José Manuel Martínez Bande, La lucha en torno a Madrid en el invierno de 1936-1937, Madrid, Ed. San Martín, 1984, pág. 107.

[73] Manuel Aznar Zubigaray, Historia militar de la guerra de España (1936-1939), Madrid, Ediciones Idea, 1940, pág. 359.

[74] Cfr. Ricardo de la Cierva, Historia actualizada de la Segunda República y la Guerra de España. 1931-1939, Madridejos, Toledo, Fénix, 2003. pág. 666.

[75] Decreto núm. 272 emanado por el Gobierno del Estado, y publicado en el BOE, 13/05/1937, nº 205, pág 1402. Nombrando jefe de la Milicia Nacional al General de Brigada D. José Monasterio Ituarte; subjefes, a los Coroneles D. Ricardo Rada Peral y D. Darío Gazapo Valdés, y asesores políticos, a don Agustín Aznar [falangista] y D. Jesús Elizalde [tradicionalista].

[76] La División estaba compuesta de fuerzas de toda clase: legionarios, el VII Tabor de Regulares de Larache, varios Batallones de Infantería, una Bandera de Falange y los Tercios de Requetés “El Alcázar” y “Cristo Rey”.

[77] Decreto emanado del Ministerio del Ejército, y publicado en el BOE, 30/07/1941, nº 211, págs. 5721-5722. Por el mismo se promueve al empleo de General de División a los Generales de Brigada don Arturo Cebrián Sevilla, don Ricardo Rada Peral, don Pablo Martín Alonso y don Francisco García Escámez.

[78] José Manuel Martínez Bande, La batalla de Pozoblanco y el cierre de la bolsa de Mérida, Madrid, Ed. San Martín, 1981, pág. 156.

[79] En este momento a escasos kilómetros, en el mismo frente del Tremp, la División 62, mandada por el General Sagardía, está combatiendo duramente en Piedras de Aholo. Posición inicialmente guarnecida por una centuria de bravos falangistas que tras una homérica lucha en la que se llega al cuerpo a cuerpo perece en su totalidad. En Piedras de Aholo se establece por espacio de casi dos semanas uno de los más épicos, terribles y sangrientos combates que haya conocido nuestra guerra, constituyendo una auténtica epopeya militar, siendo la 15 Bandera de la Legión, 1ª, 3ª y 4ª Centuria de la 5ª Bandera de F.E.T. de las J.O.N.S. de Burgos, y 2ª y 3ª Compañía del 5º Batallón del Regimiento de Infantería América nº 23 condecoradas con la Cruz Laureada de San Fernando Colectiva. Cfr. Servicio Histórico Militar, Galería Militar Contemporánea. La Real y Militar Orden de San Fernando, Tomo I, 2ª ed., Origen y vicisitudes de la Orden. Luchas específicas frente al Comunismo, Madrid, Servicio Histórico militar, 1984, pág. 289.

[80] Joaquín Arrarás, Historia de la Cruzada Española, Vol. VII, La Guerra, Madrid, Datafilms, 1984, pág. 133.

[81] Cfr. Manuel Aznar Zubigaray, Historia militar de la guerra de España (1936-1939), Madrid, Ediciones Idea, 1940, pág. 751; Ramón Salas Larrazabal, Historia del Ejército popular de la República, Vol. II, Madrid, Editora Nacional, 1973, pág. 2012.

[82] Cfr. Rafael Casas de la Vega, El Requeté. La guerra de España, Madrid, Comunión Tradicionalista Carlista, 1988, pág. 19; Ramón Salas Larrazabal, Historia del Ejército popular de la República, Vol. II, Madrid, Editora Nacional, 1973, pág. 2013.

[83] Véase actuación en Campaña del Tercio de El Alcázar en José María Sanjuán Gil, Los requetés riojanos en la guerra de España, Madrid, Gráfica La Torre, 1988, págs. 222-228.

[84] La conquista de la cota 467 era de importancia clave para la toma de la Sierra de Cavalls y desenlace de la propia batalla del Ebro. Cfr. “Actuación del Tercio de `Cristo Rey´el día 5 de septiembre de 1938. Toma de la cota 467 de vital importancia para el asalto a Cavalls”. [En línea]. Disponible en <http://www.arbil.org/arbil116.htm> [fecha de consulta: 2 de marzo 2008].

[85] Cfr. José Manuel Martínez Bande, La batalla del Ebro, Madrid, Ed. San Martín, 1978, pág. 264.

[86] Redacción, “Audiencias del Caudillo”, en ABC 29 de noviembre de 1939, pág. 14.

[87] Redacción, “Liquidación de la Sociedad de Socorros Mutuos de Infantería”, en ABC 28 de enero de 1940, pág. 11.

[88] Decreto emanado por la Presidencia del Gobierno, publicado en BOE 22/10/1941, nº 295, pág. 8198.

[89] José Cavalcanti de Alburquerque Padierna, Cruz Laureada Individual en la legendaria acción de Taxdirt (Melilla), 20.Septiembre.1909. Siendo Teniente Coronel de Caballería, al frente del escuadrón de Cazadores Alfonso XII y bajo nutridísimo fuego enemigo cargó contra la línea de tiradores enemigos, obligando a retirarse sobre un grueso, unos 1500 hombres. Sin vacilar, cargó denodadamente sobre el núcleo referido de moros causándoles muchas bajas. Rehecho el enemigo, cargó otra vez, llegando nuevamente al choque, en combate cuerpo a cuerpo. El Cuarto Escuadrón del Regimiento de Cazadores de Caballería Alfonso XII Núm. 21 sería condecorado con la Laureada Colectiva.

[90] Decreto emanado por el Ministerio del Ejército, publicado en BOE 05/07/1942, nº 186, págs. 4861-4862.

[91] Decreto emanado por el Ministerio del Ejército y publicado en el BOE con fecha 1/10/1943, nº 274, págs. 9551-9552.

[92] DO nº 225, de 3/10/1943.

[93] “Por instrucción General Nº 2 del Estado Mayor Central, de fecha 20 de agosto de 1943 se crea la División Acorazada Nº 1 para la Reserva General tomando como base la División 13”. Ejercito Español. Ministerio de Defensa, Historia de la División. La “Brunete”, sesenta años, un solo corazón. [en línea]. Disponible en <http://www.ejercito.mde.es/organizacion/dimz/historia.htm> [fecha de consulta: 10 de marzo de 2008]. Cfr. etiam Redacción, “Actuación del Gobierno. Disposiciones del `Boletín Oficial del Estado´, en ABC 3 de octubre de 1943, Edición de la mañana, pág. 30

[94] Decreto emanado por el Ministerio de Marina, publicado en el BOE con fecha 06/01/1944, nº 6, págs. 165-166.

[95] Redacción, “En el Palacio del Pardo. Audiencias Militar y Civil de Su Excelencia el Jefe del Estado”, en ABC 5 de abril de 1945, Edición de la mañana, pág. 33.

[96] Tras Ricardo Rada y Peral asumen la Jefatura de la División Acoraza Brunete, denominada División Mecanizada “Brunete” nº 1 desde la reorganización del Ejército del Plan Norte, en febrero de 1996, sucesivamente los siguientes Generales: Maximino Bartomeu González-Longoria (Medalla Militar Individual), 1945; Miguel Rodrigo Martínez (Cruz Laureada Individual de San Fernando, obtenida en la ocupación de Dar-Gassi, 12.Septiembre.1925, y dos Medallas Militares Individuales), 1950; Alfredo Galera Paniagua (Medalla Militar Individual), 1952; Alfredo Erquicia Aranda, 1955; Mariano Gómez Zamalloa y Quirce (Cruz Laureada Individual de San Fernando, obtenida en la heroica defensa del Pingarrón –Frente de Madrid- y Medalla Militar Individual), 1959; Ángel Ramírez de Cartagena Marcaída (Medalla Militar Individual), 1961; Alfonso Pérez-Viñeta y Lucio (Medalla Militar Colectiva), 1965; Tomás García Rebull (Dos Medallas Militares Individuales), 1968; Julio Coloma Gallegos (Medalla Militar Individual), 1970; Ignacio Crespo del Castillo, 1971; Emilio Monje Rodríguez, 1972; Federico Gómez de Salazar Nieto (Medalla Militar Individual), 1973; Jaime Milans del Bosch Ussía (Medalla Militar Individual), 1974, luego procesado por el 23-F-1981; Antonio Pascual Galmes, 1978; Luis Torres Rojas, 1979, luego procesado por el 23-F-1981 (fue a tomar el mando de la Brunete y Juste Fernández se lo negó); José Juste Fernández, 1980, quien se negó a incorporar la Brunete al 23-F-1981; Francisco Carbonell Cadenas de Llano, 1981; Víctor Lago Román, 1981; Prudencio Pedrosa Sobral, 1982; Juan Bautista Sánchez Bilbao, 1984; Juan Castellanos Gómez, 1985; Ramón Porgueres Hernández, 1986; José Rodrigo Rodrigo, 1987; Fernando Martínez Valín, 1988; Máximo de Miguel Page, 1991; Agustín Muñoz-Grandes Galilea, 1993; Juan García Martínez, 1994; José Ramón Lago Vázquez, 1996; José Mena Aguado, 2000; Emilio Pérez Alamán, 2001.

[97] ABC 21 de junio de 1945, pág. 18.

[98] Redacción, “Audiencias de S.E. el Jefe del Estado”, en ABC, 5 de junio de 1946, pág. 10.

[99] Redacción, “Necrológicas. Doña Natalia Obispo, viuda de Rada”, en ABC, 12 de junio de 1946, Edición de la mañana, pág. 24.

[100] Redacción, “El Consejo de Ministros acordó nombrar Capitán General de Andalucía al Teniente General Rada”, en ABC 1º de noviembre de 1946, Edición de la mañana, pág. 15.

[101] Corresponsal Sevilla, “Los temporales y las inundaciones producen grandes daños. Grave situación en Sevilla. Tres mil familias afectadas. A primera hora de la madrugada estaban totalmente anegadas varias barriadas sevillanas”, en ABC 4 de marzo de 1947, Edición de la mañana, pág. 16.

[102] Por el mismo Decreto, publicado con fecha 02/05/1952, nº 123, pág. 2018, emanado por el Ministerio del Ejército se dispone cese como Director del Museo del Ejército el Teniente General Honorífico don Luis Bermúdez de Castro y Tomás.

[103] ABC 6 de noviembre de 1952, Edición de la mañana, pág. 21.

[104] Decreto emanado del Ministerio del Ejército y publicado con fecha 21/02/1955, nº 52, pág. 1114.

[105] Redacción, “Ayer falleció el Madrid el Teniente General Rada”, en ABC 8 de junio de 1956, pág. 47.

[106] Redacción, “Ayer falleció el Madrid el Teniente General Rada”, en ABC 8 de junio de 1956, pág. 47.

[107] Redacción, “Necrológica. Tercer aniversario del Teniente General Rada”, en ABC 7 de junio de 1959, Edición de la mañana, pág. 69.

[108] Redacción, “Necrológicas. Quinto aniversario del Teniente General Rada”, en ABC 8 de junio de 1961, Edición de la mañana, pág. 62.

[109] Redacción, “Necrológica. Sexto aniversario de la muerte del General Rada”, en ABC 8 de junio de 1962, Edición de la mañana, pág. 63.

Para ponerse en contacto con el Webmaster, pulsa sobre el tintero.

Volver a "La Legion"

Volver a la Pagina Principal