Albalate 
Lo estamos investigando: ¿Calendario solar?

Este descubrimiento se lo debemos a mi amigo Pedro Gasión, de Mas de las Matas.

Este lugar se encuentra a la salida de Albalate, en la carretera que lleva a la nacional de Zaragoza. Se trata de una pequeña colina con un gran agujero circular en un extremo de la misma. Tal agujero parece que es  atravesado por los rayos del sol en los equinoccios. Al mismo tiempo -al igual que en la Puerta del Sol de Oliete-, la sombra de la colina dibuja el perfil de una serpiente sobre el llano.

Todo ésto está por comprobar y será objeto de investigación en marzo próximo. Particularmente, nuestros puntos de atención son:

a) ¿pasan verticalmente los rayos del sol en los equinoccios por la abertura de la colina?

b) el agujero de la colina, ¿es natural o hecho por el hombre?

c) la sombra de la colina formando una serpiente en la planicie ¿proyecta el agujero a modo de "ojo" de la serpiente, como en Oliete?

Esperamos salir de dudas en pocas semanas.

Vista general del posible observatorio solar de Albalate

 

El posible observatorio solar, con un agujero de 1 metro de diámetro aproximadamente

 

La sombra en forma de serpiente, tal como se apreciaba en nuestra visita de noviembre de 2011 

 

El calendario de los indios hopi

"Los indios Hopi (...) poseen un calendario fundado en la observación de la linea del horizonte, en los cambios, día tras día, de la posición del sol al levantarse en el horizonte, sirivéndose también para fijar las fechas de numerosas ceremonias. "Las más pequeñas variaciones de la línea del horizonte son bien conocidas y las más importantes para la carrera del sol (probablemente una veintena o más) tienen cada una un nombre que se refiere ya a su forma, ya a concretos ceremoniales, ya a operaciones agrícolas cuyo término llega cuando el sol se levanta exactamente detrás de éste o aquel accidente o irregularidad topográfica que presente el horizonte. Para un hopi bien cultivado, término como neverktcomo o lohalin presentan una significación tan precisa como para nosotros las del 3 de mayo o 21 de junio, fechas a las que corresponden. La observación cotidiana de tales posiciones del sol constituyen la tarea del "Observador del sol" cuya función es religiosa y a quien compete advertir al pueblo la inminencia de fechas importantes, a la vez que las anuncia en el tiempo previsto, inscribiéndolas también gracias a muescas sobre un bastón" (C. Daryll Forde, Habitat, Economy and Society, Methuen, Londres, 1934) "

(El alba de la Civilización, Colin Renfrew, ed. Istmo)

 

Astronomía en los incas

Garcilaso de la Vega, 1609, dice que "alcanzaron los equinoccios y los solemnizarion muy mucho" para determinar los cuales tenían columnas de piedra (¿menhires?), riquísimamente labradas, puestas en los patios o plazas que se levantaban ante los templos del Sol. (...) Estas columnas estaban en el centro de un cerco redondo muy grande en el cual marcaban con un hilo una raya de oriente a poniente". "Por la sombra que la columna hacía sobre la raya veían que el equinoccio se acercaba". "cuando la sombra tomaba la raya de medio a medio desde la salida hasta la puesta del Sol y no había sombra al mediodía, decían que ese día era equinoccial". "Por lo cual adornaban las columnas con flores y yerbas olorosas, pues en ese día el sol se asentaba con toda su luz, de lleno y adornaban al sol con muchos goces y ostentaciones". 

(Astrología de las culturas andinas , Orlando Bravo -artículo en internet)

 

Descenso de Kukulcán en Chichén Itzá

"Al atardecer de los días 21 de marzo y 22 de septiembre, días del inicio de los equinoccios de primavera y otoño repsectivamente, se observa en la escalera norte del Castillo de Chichén Itzá, una proyección solar serpentina, consistente en siete triángulos de luz, invertidos, como resultado de la sombra que proyectan las nueve plataformas de ese edificio, al ponerse el sol.

"En Chichén Itzá el fenómeno se ve en todo su esplendor y la imagen de la serpiente de triángulos de luz y sombra desciende majestuosa por la alfarda noroeste del Castillo.

"Para empezar, las primeras sombras de los cuerpos superiores de la pirámide comienzan a dibujar los triángulos isósceles que conforman el cuerpo de la serpiente emplumada. Paulatinamente la sombra va avanzando hacia la cabeza en forma de serpiente ubicada en la parte baja de la alfarda.

"Por fin, el último de los triángulos toca la base de la alfarda. Los espectadores se ponen de pie y levantan las manos al cielo para "absorver toda la energía positiva" que se cree emana de ese fenómeno".

"Poco después comienza a disiparse la figura de Kukulcán para poner fin a un proceso que dira aproximadamente 45 minutos, desde su inicio hasta su culminación"

(Félix A. Rubio Villanueva, artículo en Internet)