Anar a la versió catalana
Página preparada para una
resolución de 1024 x 768
La respuesta de Pope Godoy
La respuesta de José Godoy, el Pope,
a Mantener las distancias entre los Evangelios y Jesús
de Miquel Sunyol

¡¡MIQUEL!!

Hemos estado unos días en el pueblo de Elisa y, a la vuelta, me encuentro con tu correo. Te lo agradezco muchísimo, mucho más de lo que yo soy capaz de expresar en estas líneas.

Me has sacado muy favorecido en las fotos y las conservaré como un documento gráfico más de Lamiarrita 2006.

Tus comentarios son jugosos y propios de una persona que lleva mucho tiempo hincando el diente al mensaje de Jesús, desentrañando todos los posibles matices y variantes que subyacen en cada evangelista. Por eso, resulta estimulante todo cuanto dices.

Hay dos temas distintos, según veo yo. Y te los comento por separado. Dices en uno de tus párrafos:

Más tarde (no recuerdo ahora si fue el mismo día o en la prédica del día siguiente) nos hablaste de Jesús en la sinagoga de Nazaret, tal como lo vemos en Lc 4, 16-22. Tu tono de voz era de quien había estado allí presente y que, después de tantos años, seguía teniendo grabado en la memoria cómo Jesús, al ir leyendo el texto de Isaías, interrumpió su lectura y se negó a anunciar “el día de la justicia de Yahvé”, o, en traducción de Alonso Schökel/Mateos, “el día del desquite de nuestro Dios”.

Pues, mira, ¿qué quieres que te diga? Si Lucas se permite el lujo de crear una escena que es la síntesis anticipatoria de cómo ve el evangelista la vida y la predicación de Jesús, la trayectoria que va a seguir Jesús... el que nosotros pretendamos RECREARLA, me parece bastante legítimo y hasta deseable. Y si yo conseguí crear la sensación de quien había estado allí presente y que, después de tantos años,... ciertamente que responde a una vivencia personal de un texto que me resulta especialmente entrañable.

El otro tema que planteas es mucho más amplio y complejo.

Pero sí que podemos preguntarnos y preguntar fraternalmente al hermano, aunque sea al final de una comida “¿Cómo resumo yo / cómo resumes tú el programa de Jesús?

Efectivamente, asumimos con mucha modestia y con elemental realismo que ese resumen tantas veces intentado va a ser SIEMPRE provisional y fragmentario, que inevitablemente cargamos las tintas sobre preferencias personales o grupales y que se nos escapan multitud de detalles y de elementos sustantivos.

Yo asumo desde luego esa provisionalidad. Por eso, me resulta interesante y enriquecedor cuanto dices. Añades matices y elementos que procuraré ampliar y profundizar. Te confieso que en este último año, obligado por el compromiso de Lamiarrita, he necesitado revisar muchos planteamientos y muchos puntos de vista que tenía asumidos con una cierta inercia o rutina.

Pero te añado un dato más. Y asumo que nos encontramos ante percepciones subjetivas que otras personas pueden resolver de otro modo. Cuando yo pensaba en Lamiarrita, no trataba primariamente de aportar cosas nuevas o novedosas, sino favorecer un clima de reflexión personal, con suficientes elementos para que esa reflexión pudiera caminar por los caminos que quisiera cada cual.

Desde esta perspectiva, preferí eliminar aspectos o elementos que pudieran dispersar más que ayudar. Yo no pretendía dar una conferencia sobre determinado tema sino unos “puntos”, como decíamos antes. Por eso, me pareció conveniente romper, como de hecho me ocurrió, varios esquemas más documentados, por decirlo así, o más teológicos. Ya sé que todo esto es muy discutible.

Yo quería tener presente esa pluralidad de personas que allí iba a haber, de forma que el material que yo estaba elaborando pudiera ser válido para el mayor número de gente. ¡Claro que a ti no te puedo yo decir nada nuevo! Quizá la única novedad era la forma de decirlo, como tú expresas. Es decir, ese elemento personal, ese tamiz por el que cada cual trasvasa, asimila y falsea de algún modo el mensaje cristiano.

Bueno, Miquel, te agradezco esta ocasión de comunicarnos y de intercambiar puntos de vista. A mí me han enriquecido y abriré camino por las rutas que me has indicado.

Un abrazo cariñoso

Pope Godoy


¡Ah! Ya habrás visto mis charlas en el blogg (¡yo de esto no entiendo NADA!!!). Podrás ver aspectos de los que hablamos muy de pasada sobre la Pasión y otros temas.
¿Seguimos la comunicación? Por mi parte, ENCANTADÍSIMO

El diálogo continuó en
¿Se puede hablar del Reino de Dios
sin hablar de los romanos?

Gracias por la visita
Miquel Sunyol

sscu@tinet.cat
12 septiembre 2006
Para decir algo Página principal de la web

Otros temas

El diálogo interreligioso          Catequesis navideña         Catequesis eucarística         Cosas de jesuitas
Con el pretexto de una encuesta         Spong el obispo episcopaliano         Teología Indígena