La Profesión de fe de Théolib
  
 
¿Quiénes son los de Théolib?
La versión original
 
 
          En Griego, "herejía" designa una elección, cualquiera que sea. 
          Es, en consecuencia, "herético" alguien que elige lo que él quiere creer.
       
    Yo jamás creeré que Cristo ha muerto por mí; 
    quiero creer que él está vivo para todos nosotros.
    Yo jamás creeré en un Dios que esté ahí para juzgarnos; 
    quiero creer en Dios que nos acepta tal como somos. 

    Yo jamás creeré que el niño que acaba de nacer 
    lleva el peso de un pecado 
    cometido milenios antes de su venida al mundo. 

    Yo quiero creer en la positividad* de la vida, 
    en el gesto inaugural del comienzo absoluto, 
    presente en todo nacimiento. 

    Yo jamás creeré que sea necesario 
    que suframos para merecer en el futuro un paraíso; 
    quiero creer en la felicidad de la vida, 
    en la fragilidad de la existencia, 
    en la posibilidad siempre otorgada de acceder a la vida eterna. 

    Yo jamás creeré en historias de doble naturaleza, 
    de trinidad o de inmaculada concepción; 
    quiero creer en la llamada de nuestro Dios, 
    en la dignidad humana, 
    en la soberana libertad de la conciencia. 

    Yo jamás  creeré que la naturaleza sea mala 
    y que el cuerpo sea despreciable; 
    quiero creer que Dios nos ha dado la oportunidad de la vida, 
    la alegría del cuerpo hecho para amar, el riesgo del encuentro, 
    la esperanza de lo que viene. 

    Yo jamás creeré en un Dios que exista sólo para los cristianos; 
    quiero creer que Dios está actuando en todas las culturas, 
    que habla al corazón del hombre, 
    sin preocuparse de las fronteras artificiales 
    en las que nosotros nos aprisionamos. 

    Yo jamás creeré que la resignación y la obediencia sean virtudes; 
    sólo puedo creer en la ternura compartida, 
    en el porvenir siempre abierto, 
    en ese Reino que hemos de construir, codo a codo con nuestro Dios. 

    Yo jamás creeré que la voluntad sea la última palabra de la fe, 
    que el saber sea el objetivo de la vida, 
    que las obras sean la medida del hombre; 
    yo espero en tu presencia, y te llamo Dios. 

    Es así como tú existes 
    y yo te expreso mi reconocimiento. 
    Amén. 

       
      Traducción de María-Cinta Calzado
 
 
  
A l'assemblée générale ordinaire de l'Association pour le Protetantisme Libéral, on a parlé de vous. La personne qui a évoqué comme particulièrement "émouvant, ce jésuite espagnol qui traduit la profession de foi de Theolib dans sa langue pour lui assurer une meilleure diffusion" [a été] Jacques Perrier, le Président de l'une des plus grandes institutions sociales en lien statutaire avec l'Eglise Réformée de France. 
Correo particular
  
 
 
¿Quiénes son los de Théolib?
La versión original
 
  Gracias por la visita
Miquel Sunyol
sscu@tinet.cat