Anar a la versió catalana
Página preparada para una
resolución de 1024 x 768
Las diversas eucaristías

Una catequesis eucarística

Un Darrer Sopar altamira3 (8K)

La existencia de diversas maneras de celebrar "eucaristías" en los primeros años posteriores a la muerte de Jesús, nos conduce a pensar que la "última cena" de nuestros comedores es una representación más de aquello que las pinturas rupestres de nuestras cuevas prehistóricas ya nos querían decir.

De la misma manera que no podemos hablar de "el cristianismo primitivo", tampoco no podemos hablar de "la eucaristía", sino que nos vemos obligados a hablar de "las diversas eucaristías", cosa nada extraña si somos conscientes de la pluralidad y diversidad de grupos surgidos a partir del "primitivo movimiento de Jesús".

Si queréis, podéis recordar:

Eugen Drewermann Una entrevista al teólogo alemán Eugen Drewermann, publicada en der spiegel y que yo tenía ocasión de leer en la revista valenciana el temps (2-3-92), me obligaba a repensar el tema de la eucaristía. Todas sus respuestas me resultaban "normales" desde hacía ya tiempo, pero había una que me llamó la atención:

Las respuestas "normales"
de Eugen Drewermann

¿Y la eucaristía?

Tampoco la podemos atribuir a Jesús. Siendo Jesús un judío queda totalmente excluido que durante la última cena hubiera dado pan a sus discípulos diciendo: "Esto es mi cuerpo que será entregado por vosotros", ni que hubiera tomado el cáliz diciendo: "Esto es mi sangre"

Pero estas palabras figuran casi idénticas en los tres primeros evangelios y en los escritos de san Pablo. Y todavía hoy es con estas palabras como se anuncia, en cada misa, la transubstanciación a los católicos. ¿Por qué hemos de excluir que Jesús las hubiera dicho?

Porque para un judío o para cualquiera, la idea de comer y de beber carne y sangre humana es una cosa espantosa. Jesús nunca hubiera podido tener la idea de transformar una comida de la Pascua judía, conmemoración de la salida de los hebreos de Egipto, en una comida en la cual los fieles tomarían parte sacramental en la vida de un dios que ofrece su muerte en sacrificio.

Si estas palabras me llamaron la atención, era porque ya me había ido dando cuenta de que había alguna cosa que no ataba del todo bien en los relatos que encontramos en el Nuevo Testamento sobre lo que hemos venido llamando "institución de la eucaristía".

Pero, ¿y si en este punto también tenía toda la razón Eugen Drewermann?

Como "buen cristiano", me puse a seguir el consejo de San Ignacio (es necesario saber escoger los consejos que seguimos de los otros), el que es como la obertura de sus Ejercicios:

PROSUPUESTO

Para que así el que da los exercicios espirituales como el que los rescibe, más se ayuden y se aprovechen; se ha de presuponer que todo buen cristiano ha de ser más prompto a salvar la proposición del próximo que a condenarla; y si no la puede salvar, inquira cómo la entiende...

VAYAMOS, PUES, SI QUERÉIS, A "INQUIRIR CÓMO LA ENTIENDE"...

I Los relatos de la institución en el Nuevo Testamento
II La eucaristía en La Doctrina de los Doce Apóstoles
III La eucaristía de Los panes y los peces
IV Las comidas abiertas de Jesús
V Almuerzos, comidas y cenas de Jesús
VI Comer mi carne... Beber mi sangre
VII Algunos textos de Eugen Drewermann en Dios inmediato
VIII Y otros hacían cosas parecidas: el banquete cultual de Mitra
IX Dos testimonios del siglo II: Plinio el Joven y Justino
X Dos textos y dos sermones eucarísticos
XI Una plegaria eucarística: mi canon
Gracias por la visita
Miquel Sunyol

sscu@tinet.cat
Septiembre 2007
Última actualización: febrero 2018
Para decir algo Página principal de la web

Otros temas

Las respuestas "normales" de Eugen Drewermann

¿Dónde nació Jesús, en Belén o en Nazaret?

Es prácticamente seguro que no nació en Belén. Y Nazaret era su pueblo, pero no consta que naciera allí.

La madre de Jesús, ¿era virgen?

El nacimiento virginal no es ni un hecho histórico que se pueda apoyar en textos del Nuevo Testamento, ni un hecho biológicamente comprensible.

Si este tema te interesa...
Las concepciones virginales

¿Jesús tuvo un padre biológico?

Sí. Jesús fue engendrado y nació como cualquier otro hombre.

Los prodigios que encontramos en los evangelios (expulsión de demonios, curación de leprosos, de ciegos y paralíticos, multiplicaciones de panes, conversión de agua en vino, andar sobre las aguas, resurrección de muertos...), ¿qué pasó exactamente?

De entrada, la autenticidad histórica de muchos relatos milagrosos del Nuevo Testamento resulta más que dudosa. Se trata de imágenes que quieren ilustrar simbólicamente el poder que tenía Jesús de atraer a la gente.

Los milagros que la Biblia atribuye a Jesús serían "leyenda": nada sería verdad.

Tampoco se puede decir esto. Una cosa puede ser no histórica y, sin embargo, ser verdad. Esta idea la considero muy importante.

¿Jesús sabía, antes de morir, que resucitaría al tercer día?

Jesús creía en la resurrección de la misma manera que creemos nosotros los cristianos. No sabía más que nosotros.

¿La tumba estaba vacía? ¿Jesús resucitó corporalmente al tercer día?

Las narraciones pascuales no quieren fundamentar la fe, sino sólo interpretarla. Proclaman, de manera simbólica, que la historia de Jesús no se acaba con su muerte en cruz.

Sobre la Ascensión, ¿la televisión hubiera podido emitir este fenómeno?

Mi arzobispo considera que la Ascensión es un hecho consignable en el tiempo y en el espacio. Para mí, esto es una mala interpretación de los textos bíblicos: cuarenta días es un esquema bíblico que se repite a menudo.

¿Jesús instituyó los siete sacramentos?

Jesús no instituyó, con seguridad, ningún sacramento. Esto casi todos los teólogos católicos lo saben.

Y su mandato de bautizar entre todos los pueblos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo?

Se lo atribuyeron mucho después de su muerte. El no podía dar esta orden de bautizar entre todos los pueblos porque él creía que el fin del mundo era cercano y porque limitaba su actividad a Israel.

¿Y la eucaristía?

Volver al texto