Anar a la versió catalana
¿Quieres ver las citas bíblicas
en su texto hebreo y griego?
Si no las ves,
doble click...click2 (1K)
Internet Explorer no muestra bien el texto griego.
Utilizad otros exploradores: Mozilla Firefox, GoogleChrome...
Sólo texto
Explorador recomendado: Mozilla Firefox Consejos de lectura Y unos consejos del siglo XIV... Si es tu primera visita...
CATEQUESIS SOBRE EL ERROR DEL DIOS ENCARNADO

A MODO DE PREFACIO

Ir directamente al Índice

A lo largo de esta "catequesis" es posible que salga más de una vez la palabra "Lamiarrita". ¿Qué es Lamiarrita?

La casa de Lamiarrita en el valle del Baztan
Los lectores habituales de esta web ya saben qué es "Lamiarrita": la casona en el Valle del Baztán donde, desde hace unos cuantos años, un grupo de jesuitas, con otros sacerdotes, religiosas, laicos y laicas (casados o sin casar...), hacen "Ejercicios Espirituales": ocho días de oración, reflexión y lectura.

Cada año viene un "predicador / predicadora" distinto, quien da una charla al día por la mañana. En la eucaristía de la tarde siempre hay un tiempito para que el público se explaye diciendo lo que quiera... Después de tantos años, ya casi todos sabemos lo que cada uno va a decir antes de que empiece a hablar...

El año 2015 vino como "predicadora" Pepa Torres.

El primer día ya me vi obligado a intervenir, pues ya de salida, a bote pronto, habló del dios encarnado en un hombre, Jesús de Nazaret. Una afirmación que yo vi -sin que ella lo manifestara de ninguna manera- que tenía para ella algo de incomprensible: ¿cómo es que Dios se había encarnado en un hombre y no en una mujer?

Recordé un dicho o aforismo de los escolásticos, esos filósofos y teólogos medievales, sin saber si ya repetían frases de antiguos filósofos griegos o latinos: Ex falso sequitur quodlibet, de una afirmación, creencia o dogma falso sigue (o puede seguir) cualquier cosa.

Lo que en la prédica de esta mañana era falso ha sido la afirmación de un dios encarnado en una persona humana, ya fuera esta un hombre o una mujer.

Por mi parte no había ninguna pretensión de "épater le personnel" (dejar boquiabierto el público), sino que resumía todo un conjunto de artículos que he ido publicando en mi web (y en el blog de Lamiarrita) este último año, como continuación de un primer artículo publicado a finales de febrero de 2010.

Quise poner de manifiesto la "sabiduría" medieval...

Esos escolásticos, denostados muchas veces por todas nosotras, no habían extraído la conclusión -a nuestros ojos- fácil: Ex falso sequitur falsum (de una cosa falsa no puede salir otra cosa que otra falsedad), sino que habían dicho: "sequitur quodlibet" (puede seguir cualquier cosa), admitiendo así que de "ex falso" podía salir algo de bonum (bondad), algo de verum (verdad), algo de pulchrum (belleza).

Y yo también admitía que el resto de las cosas que Pepa Torres nos había dicho aquella mañana podía contener bonum, verum, pulchrum.

Pero no deberíamos olvidar que del error del dios encarnado habían salido también los sermones incendiarios de san Bernardo de Claraval y las Cruzadas ni olvidar que el error del dios encarnado había permitido a teólogos y juristas de Castilla la redacción de El Requerimiento, un documento que daba base legal a todo aquello que Bartolomé de Las Casas definiría como "la destrucción de las Indias".

*     *     *

Al día siguiente me mostré más conciliador.

Hoy no puedo decir nada contra el dios encarnado, ya que se ha limitado a decirnos que "Dios se había encarnado en todas nosotras" y todas nosotras hemos comprendido que Pepa utilizaba un lenguaje metafórico y simbólico.

El lenguaje metafórico nos recuerda el libro de John Hick, teólogo presbiteriano de Birmimghan, the metaphor of god incarnate. christology in a pluralistic age. (La metáfora del Dios encarnado), publicado el año 1993, una vez calmada la tempestad que el año 1977 ocasionó en la iglesia anglicana la publicación de the mith of the god incarnate (El mito del Dios encarnado).

La traducción castellana del libro de John Hick la debemos a la editorial ABYA-YALA (Quito, Ecuador, de la Universidad Pontificia Salesiana), y concretamente a la Colección "Tiempo Axial" que, como su nombre indica, recoge obras sólo de la frontera que da al cambio radical que estamos viviendo. La traducción ha sido realizada por el equipo de los Servicios Koinonia, patrocinados por la Agenda Latinoamericana, con José M. Vigil a la cabeza. Apareció el año 2004 con el título la metáfora del dios encarnado. cristología en una época pluralista

Comprar el libro a Abya-Yala

El lenguaje simbólico nos recuerda el libro de Roger Haight, jesuita, Jesus, symbol of God, publicado el año 1999. Fue sometido a las investigaciones del Santo Oficio (Sagrada Congregación para la defensa de la Fe) y a principios de 2009 le fue prohibido enseñar teología sistemática en cualquier universidad, católica o no. Le permiten que se dedique a la espiritualidad ignaciana.

La traducción castellana del libro es de la Editorial Trotta, jesús, símbolo de dios, aparecido el año 2007.

Mientras utilicemos un lenguaje metafórico o simbólico podemos hablar de la encarnación de Dios, pero el lenguaje que ayer se utilizó no quería ser ni metafórico ni simbólico.

*     *     *

Dos o tres días más tarde tuve que volver al asalto, haciendo un "ruego" a Pepa Torres: le pedía una pequeña enmienda. En su exposición de la mañana había dicho: "El escándalo del cristianismo es su creencia en un Dios hecho carne".

Yo me atrevería a pedirte una pequeña corrección: "El escándalo de uno de los cristianismos es su creencia en un Dios hecho carne". Es necesario recordar que existieron (y siguen existiendo) muchos y diversos cristianismos: uno de ellos, minoritario en los diversos documentos neotestamentarios, proclamaba este Dios hecho carne.

Si queremos seguir hablando "del cristianismo" nos es preciso añadir: del cristianismo que en las polémicas de los primeros siglos, a través de concilios pagados por el emperador, con estratagemas no siempre lícitas, consiguieron salir triunfantes sobre las otras tendencias y que ha sabido mantenerse como la "corriente oficial" gracias a las hogueras de la Inquisición y a las condenas del Santo Oficio.

Si no utilizamos la expresión de uno de los cristianismos, quedamos excluidos del movimiento cristianismo todos aquellos que, como Jesús de Nazaret, no somos ni encarnacionistas ni trinitarios.

*     *     *
De Deo incarnato

De uno de tantos dioses encarnado

EL ERROR DEL DIOS ENCARNADO (febrero 2010)
Confundir una "personificación" amb una "hipóstasis"
El error que posibilitó la teoría de la encarnación. Resumen de unas páginas del libro jesus, symbol of god de Roger Haight
MÁS SOBRE EL ERROR DEL DIOS ENCARNADO: JESÚS Y EL ESPÍRITU (noviembre 2014)
Rastreando los orígenes de la teoría de la encarnación con la ayuda de James D. G. Dunn
El lenguaje judío pre-cristiano sobre el "Espíritu de Dios" ¿da alguna explicación al por qué y al cómo de los orígenes de la doctrina de la encarnación? ¿Era ya el Espíritu considerado como una hipóstasis semi-independiente en tiempos de Jesús? Resumen de unas páginas de James D.G. Dunn en su libro christology in the making: a new testament inquiry into the origins of the doctrine of the incarnation (1980)
MÁS Y MÁS SOBRE EL ERROR DEL DIOS ENCARNADO: JESÚS COMO SABIDURÍA DE DIOS (febrero 2015)
Intentando descubrir los orígenes de la "fabulación" del Dios encarnado
Las especulaciones sobre la Sabiduría del judaísmo pre-cristiano fueron utilizadas por algunos grupos de seguidores de Jesús para ir expresando el "papel" de Jesús entre Dios y su creación.
JESÚS, COMO "SABIDURÍA DE DIOS" EN LAS CARTAS PAULINAS (marzo 2015)
¿Era un ser pre-existente con posibilidades de encarnarse?
Pablo, utilizando el lenguaje de la "sabiduría de Dios" que estaba muy extendido en el judaísmo pre-cristiano, afirma que la misma Sabiduría divina que actuó en la creación estaba ahora activa en Jesús, que la Sabiduría de Dios en su expresión más importante -como el plan de salvación puesto a la obra por Dios- es Cristo. Resumiendo unas páginas del libro de James D. G. Dunn
DE "MENSAJERO DE LA SABIDURÍA" A "SABIDURÍA" (marzo 2015)
Del documento Q al evangelio de Mateo
Los cambios que Mateo va introduciendo en el Documento Q
¿Y POR QUÉ HEMOS DE CREER EN UN DIOS ENCARNADO? (abril 2015)
Si ni en las cartas de Pablo, ni en el Documento Q, ni en el evangelio de Marcos, ni en los evangelios de Lucas y Mateo, no existe una creencia en un Dios encarnado
¿No es suficiente que reconozcamos que en Cristo Dios se manifestó, manifestando su poder como Creador y su amor como Salvador, de manera total y definitiva? Algo que ni el mismo Jesús de Nazaret se lo creería...
EL TRASFONDO DE LA PALABRA ENCARNADA (junio 2015)
En las escrituras hebreas y en la literatura del judaísmo helenístico pre-cristiano
¿En qué medida los primeros lectores del prólogo de Juan identificarían la Palabra con una hipóstasis divina, con un ser intermedio entre Dios y los hombres?
TRES PREGUNTAS A AURELIUS AUGUSTINUS HIPPONENSIS (mayo 2015)
El san Agustín, obispo de Hipona
¿Qué es lo que el señor obispo de Hipona ya había leído en los libros de los neoplatónicos?
"Y LA PALABRA SE HIZO CARNE. ¿CUÁL ES EL ANTES Y EL DESPUÉS DE ESTA FRASE? (octubre 2015)
El pensamiento sobre la Palabra en los escritos neotestamentarios
De Jesús como "contenido de la palabra" a Jesús como la "Palabra encarnada"
EL POEMA SOBRE LA LA PALABRA (noviembre 2015)
Nunca tan pocas palabras "enredaron" a tanta gente
¿Existe en los escritos del Nuevo Testamento una identificación de Jesús de Nazaret con la Palabra de Dios? ¿Y esta identificación implica una afirmación de la pre-existencia de este Jesús de Nazaret?
CONCLUSIONES DE UNA INVESTIGACIÓN (diciembre 2015)
sobre la doctrina de la encarnación
No hablamos de un "hecho" (si hubo o no "encarnación"), sino de cómo fue surgiendo una "doctrina".
CIERRE (I): LAS RESPUESTAS A LAS PREGUNTAS INICIALES (enero 2016)
Ahora ya podemos dar una respuesta definitva a cómo se originó la doctrina de la encarnación
Es la primera parte del ya último capítulo de esta catequesis
CIERRE (II): UNAS REFLEXIONES A MANERA DE CONCLUSIONES (febrero 2016)
Ahora ya podemos clarificar la definición de encarnación
Es la segunda parte del último capítulo de esta catequesis. Pero no es ningún final de trayecto

Hace unos años, el año 2000,
acababa mi
CATEQUESIS NAVIDEÑA
de esta manera:

Con total agradecimiento
a todos aquellos cristianos,
desde los evangelistas
Lucas y Mateo
hasta a
Walter Brueggemann,
John Shelby Spong,
Raymond E. Brown,
Eugen Drewermann,
que han sabido guardar
hasta nosotros
como "Palabra de Dios"
aquello que los antiguos egipcios
comenzaron a descubrir.


Agradecido igualmente
a todos aquellos y aquellas,
con los cuales, sin miedos,
hemos podido hablar de todo esto.