Anar a la versió catalana
Necessitarás l'Acrobat Reader
Si no lo tienes, doble click...
Para obtener el Acrobat Reader Página preparada para 
Internet Explorer (800 x 600)
Explorador recomendado: Mozilla Firefox Consejos de lectura Y unos consejos del siglo XIV... Si es tu primera visita...
Carta a otro... que se va

Una carta mia escrita el año 1987 y dirigida a Rafa Yuste, un jesuita de Andalucía del grupo de Misión Obrera, uno más de los que decidían irse a América Latina. Esta carta originó un cierto debate en nuestro colectivo M.O., con respuestas y contra-respuestas. Esperando poder ofrecer toda esta documentación, os dejo ahora con estos breves comentarios de unos y de otros.

En primer lugar, algunas de las cosas que yo decía:

Trabajando de noche en las Urgencias de Joan XXIII (Tarragona. 1987)Cuando -con tan buen juicio- dejasteis la Parroquia de Fuentepalmera, ¿era sólo porque la parroquia os resultó una plataforma ya inservible? ¿o porque ya vuestras mismas palabras os parecieron inadecuadas e incomunicables?

El "irse a Nicaragua", ¿no es ir a buscar un marco cultural apropiado todavía a nuestros conceptos, formulaciones y formas religiosas?

El "irse a Nicaragua", ¿no es ir a buscar una coyuntura revolucionaria, el participar de unas esperanzas mesiánicas, el poder herir y matar con nuestras propias manos a la bestia apocalíptica, el revivir historia pasada con la facilidad de poder repetir papeles bien aprendidos?

Que nadie se me enfade (tú ciertamente no lo harás) si digo que la teología de la liberación no supera los esquemas mítico-simbólicos de una sociedad de ganaderos...

Ver toda la carta (marzo-abril 1987)

Y ahora para ir haciendo apetito... (recordad que son cosas de 1987-1988)

Rafa Yuste
Rafa Yuste en la reunión anual de Misión Obrera de 1992 (Zaragoza)Gracias por tu sugestiva (y no sé cuántas cosas más) carta. Como ya sabes, estoy básicamente de acuerdo con ella, incluso en lo que tiene de interpelante. Pero voy a hacerte "acotaciones"...
Tú pareces plantear el análisis desde una situación en la que el primer mundo, o el guión Woody Allen, pueden ser considerados como consistentes aisladamente... Creo que eso sería olvidar que hoy los problemas no pueden plantearse a nivel de Europa (por decir de alguna manera), sino universalmente, y esto tanto si se está aquí como si se está allá.

La respuesta de Rafa Yuste (18 mayo 1987)
Segunda de Miquel a Rafa (26 agosto 1987)
Tercera de Miquel a Rafa (15 marzo 1989)

Isidre Ferreté
Isidre Ferreté. Excursión por los Puertos de Beceite con el grupo de los CC.TT. (1989)De hecho, éste es tu habitual género literario "socrático", de poner sistemáticamente al otro "contra las cuerdas", en falso o sin respuestas. Si esto te hece sentir fuerte, tú mismo.
Pero no hay bastante con la afirmación sistemática de que te identificas con el pensamiento de Corbí. En lugar de aplicar las consecuencias en los otros, ¿por qué no eres más valiente y coherente y sacas para tí las consecuencias de esta postura y nos las ofreces sencillamente a los otros?
Más que la razón-fe me quema la fe-justicia y el tercer mundo y cómo hacer el nuestro más solidario

Carta de Isidre Ferreté a Miquel (30 junio 1987)
Segunda carta de Isidre (16 mayo 1988)

Victor Codina
Victor Codina, en el aeropuerto del Prat, despidiendo a mi hermano Ignacio, que regresaba a Bolívia después de una estancia en Barcelona (1984)Tu carta tiene la virtud de incordiar y de hacer salir de sus casillas al lector. A veces creo que es un "Requiem por la Misión Obrera"; a veces una "Apología de la Misión Obrera". Yo comprendo tu criticismo ante estas repetidas idas a América de tanta gente de M.O., y en este sentido me parece bien que como centinela des voces de alerta profética.
Pero... América Latina constituye hoy un lugar social y teológico privilegiado. Si hay cambios sociales y políticos en el mundo moderno, no vendrán de Alemania, Austria, Francia o España, ni de USA o Canadá, sino del Tercer Mundo... Si hay cambios eclesiales importantes en la iglesia de hoy, no vendrán de Europa ni USA, sino del Tercer Mundo, de estas iglesias pobres de la periferia. Es una ley no sólo social, sino bíblica y teológica

Carta de Victor Codina a Miquel (8 septiembre 1987)

Ignacio Suñol
Ignasi Suñol. En las minas de Japo (Bolívia), a finales de 1985...y a mi me agrada tu grito profético, tu visión del mundo europeo del que no hay que escapar, al que hay que dar algo que todos tenéis tan indefinido. Planteas preguntas que suscitan apasionamientos, quizás por falta de razones para responderlas. Yo creo que tú planteas interrogantes con menos miedo que soluciones...
De todos modos, yo un secular europeo, me parece estar haciendo el idiota cuando invado algo que no es mio, pero que me cautiva y me hace trasponer un horizonte de lo cotidiano, de lo normal, de lo propio

Carta de Ignacio Suñol a Miquel (20 septiembre 1987)

José Ignacio Berriatua
José Ignacio Berriatua, foto robada a Herria 2000 ElizaLo único que te quiero decir es que tu carta me gustó un huevo.
V. Codina te decía: "Tu carta tiene la virtud de incordiar y de hacer salir de sus casillas al lector". Pues bien, yo no debo ser de tales lectores, pues tu carta, lejos de incordiarme, me refociló y alegró en lo más íntimo de mi alma.
Creo que tanto Mariano Corbí como tú tenéis mucha razón. Lo que pasa es que, como la realidad es contradictoria, también tiene razón Victor Codina.
Te doy sinceramente las gracias por haber escrito esta carta, en la que me he reconocido plenamente

Carta de José Ignacio Berriatua a Miquel (27 diciembre 1987)

Isidoro Galán
Isidoro Galán, a la reunió de Missió Obrera 1991 (Alcobendas)Me parece que estamos en la misma página o muy cerca. Tu carta me impactó... Tu pregunta en sustancia nos llevaría a esta radical: La vivencia de una fe no religiosa, sin referencia al Evangelio, ¿no nos llevaría fuera de la vida societaria de la Compañía de Jesús y de la Iglesia Romana?... Yo creo que adentrarse por los terrenos que tú señalas es pura obscuridad sin acompañamiento.
La pregunta que me voy haciendo es qué cuestiones pueden tener hoy relevancia o significación en Jesús de Nazaret, que es la columna vertebral de la Cristología de Juan Luis Segundo. Creo que es el más crítico de los teólogos de la liberación que yo he leído. Estoy contigo que esta teología requiritur, pero non sufficit

Carta de Isidoro Galán a Miquel (27 enero 1988)
Carta de Miquel a Isidoro

Ramiro Pampols
Ramiro Pampols, en la Sierra de Gredos (1988)Vuestro planteamiento (carta dirigida también a Isidoro Galán) me resulta tan racionalista como el mío y por esto, a la vez que lo entiendo, no me motiva... Necesitaría otros términos, otra sensibilidad teológica, una forma muy concreta de partir de la realidad de nuestros compañeros de trabajo, que me hiciera ver que mi nueva manera de entender y expresar la fe les dice algo a su propia sensibilidad, da un mayor sentido a su militancia, explicita de alguna manera su peculiar vivencia interior, sus dudas (no tanto las mías), sus preguntas apenas articuladas, sus inquietudes "religiosas" agresivas o reprimidas

Carta de Ramir Pàmpols a Miquel y a Isidoro (4 junio 1988)

Joan Segarra
Joan Segarra, a la porta de la fusteria de Letur (desembre 1990)Tu carta me parece interesante porque es una llamada de atención de la que sólo recibirás críticas por parte de los que se "van", pero quién sabe si dentro de un tiempo se acordarán de tus palabras. Es curioso que sólo la carta de Isidoro hace referencia al punto más importante, para mi, de tu carta: la fe por la vía no-religiosa o lo que viene a ser lo mismo "el miedo a descender donde los fundamentoss se tambalean". Yo no sé si un colectivo como el vuestro es el lugar adecuado para encontrar un grupo de gente dispuesta a "descender hasta donde los fundamentos se tambalean" (sigo con las palabras de Carles Comas).

Carta de Joan Segarra a Miquel (julio 1988)

Mariano G. Mangada
Mariano Mangada, a la reunió de Missió Obrera de desembre 1991 (Alcobendas)Además del Diario me gustaría escribir algo sobre las cartas cruzadas entre Isidoro y Miquel sobre la problemática de Misión Obrera. Y no tanto sobre la fuga a América Latina (ante la situación democrática española muerma y retro), sino sobre la ausencia de una teología específicamente obrera, elaborada por los jesuitas de Misión Obrera a partir de su experiencia militante... Esta teología crítica obrera y revolucionaria (que, a lo mejor, no se llama siquiera teología) no se va a parecer a la teología de la liberación. En esto estoy con Miquel. Para bien o para mal nosotros no somos América Latina y estamos más adelante.

Carta de Mariano G. Mangada a Miquel(9 agosto 1988)
Carta de Miquel a Mariano (22 noviembre 1988)

Pep Ricart
Pep Ricart a Lamiarrita (agost 1988)Después de leerla nuevamente y de refrescar la memoria me viene el mismo sentimiento: "no me interesa de una manera vital". Me resulta curiosa intelectualmente, enriquecedora teológicamente, pero nada más. Perdóname. Es así. El debate fe-cultura, la puesta en cuestión de la fe que nos hace el mundo occidental, que se cree el primero incluso en cultura, no afecta mi convicción íntima de creyente, más bien me resbala. No puedo hacer otra cosa. ¿Y sabes por qué? Pues porque es un cuestionamiento hipócrita.

Carta de Pep Ricart a Miquel (20 noviembre 1988)
Carta de Miquel a Pep (3 diciembre 1988)

A petición de Isidre Ferreté, Ferran Manresa intervino en el debate con un escrito de 15 páginas que el propio Isidre condensó

Haz un doble click...
Gracias por la visita
Miquel Sunyol

sscu@tinet.cat
29 agosto 2004
Última actualización: septiembre 2008
Para decir algo Página principal de la web

Otros temas