El nacimiento de Jesús 
¿Una historia copiada?
Tenemos dos relatos del nacimiento de Jesús: el del evangelio de Lucas y el del evangelio de Mateo  Ya sabemos que no debemos buscar la manera de conciliar estas dos narraciones, ni tampoco es ahora el momento de hacer ver sus discrepancias
Recordad que los cristianos no estamos obligados a tener los mismos radicalismos políticos de la Biblia o de los autores evangélicos, de los cuales no sabemos hasta qué punto Jesús participaba
 
Ambas narraciones están construidas sobre el recuerdo de un viejo tema bíblico: el de la radical oposición entre Dios y el Faraón, entre el Proyecto de Dios (la alternativa profética) y la conciencia monárquica. 

Esta radical oposición elantiguo autor bíblico la había expresado con la historia de Moisés y el Faraón 

        No hemos hablado de las "genealogías", pero ya sabéis que los dos evangelistas nos presentan una genealogía de Jesús. Según sus respectivas visiones, la de Mateo (Mt 1, 1-17) llega hasta Abraham (el padre del pueblo hebreo) y la de Lucas (Lc 3, 23-38) hasta Adán (el padre de toda la humanidad.
Sabiendo esto, no nos ha de extrañar que en el evagelio de Lucas la figura del "Faraón" esté representada por Augusto, el César de todo el imperio, y que en el evangelio de Mateo este papel faraónico lo haga Herodes, el rey de Judea. 

El poder "faraónico" sobre el pueblo oprimido se manifiesta con decretos:

El Faraón de Egipto: Finalmente el Faraón mandó a todo su pueblo: Arrojad al Nilo a todos los niños hebreos; dejad vivir sólo a las niñas 
Exodo 1, 22
El César de Roma: Por aquellos días salió un edicto de césar Augusto ordenando que se hiciera un censo en todo el imperio 
Lluc 2, 1
El Rey de Judea: Cuando Herodes se vio burlado por los magos, se indignó mucho y ordenó que en Belén y en toda la comarca mataran a todos los niños menores de dos años... 
Mt 2, 16
El "censo" es una figura ambigua. Esta ambigüedad, muy posiblemente deseada por el evangelista, ha dado lugar a otras interpretaciones. 

Por eso recomiendo: 

Todos estos temas  
ya salieron el año pasado. 
Algunos de ellos 
tienen pequeñas mejoras 
En el evangelio de Lucas dela infancia tenemos otros indicios que reafirman que el evangelista tenía "in mente" esta oposición radical entre el "Proyecto de Dios" y el "régimen faraónico", oposición que quedaba condensada en el versículo final del cántico de Moisés: 
¡El Señor es Rey por siempre jamás!!
que siempre deja el eco de:   
...y no el Faraón!!
Ante el monumental altar erigido en los Campos de Marte (Roma) en honor de la paz de Augusto (Ara Pacis Augustae), el cántico angélico proclam que la auténtica paz es la que viene de Dios (Lc 2, 14) 
    Delante de las inscripciones proclamando a Augusto como "Salvador del mundo", el cántico angélico anuncia el nacimiento del liberador del pueblo (Lc 2, 11)
Delante de las supuestas "buenas nuevas para todo el mundo", el cántico angélico anuncia "una buena nueva que traerá a todo el pueblo una gran alegría" (Lc 2, 10)
Contra la propaganda política del imperio 
 
 
 
 
  
la alternativa profética 
proclama:
  
Os anuncio una buena noticia 
que traerá a todo el pueblo una gran alegría: 
hoy, en la ciudad de David, 
os ha nacido un salvador, 
el Mesías, el Señor. 
Esto os servirá de señal: 
encontraréis un niño envuelto en pañales 
y acostado en un pesebre. 
De pronto, se unió al ángel una legión del ejército celestal, que alababa a Dios diciendo: 
Gloria a Dios en el cielo,
y en la tierra paz a los hombres que él ama.
Lc 2, 10-14
Y todo esto se canta cuando ya el imperio, por medio de uno de sus gobernadores de provincias, ha ejecutado a quien prohibía "pagar tributos al César" (Lc 23, 2) 
¿Era una acusación sin ningún fundamento?
Pasemos ahora al evangelio de Mateo. Su narración tiene, sin duda, el trasfondo de la historia de Moisés y el Faraón. ¿Qué decía la tradición judía, tanto la bíblica como la extra-bíblica, de esta historia? 

En primer lugar veamos las coincidencias entre el relato bíblico de Moisés y la narración evangélica sobre Jesús

El Faraón intenta suprimir a Moisés y, por eso, éste huye Ex 2, 15 Mt 2, 13-14 Herodes busca el niño para matarlo y, por eso, José toma al niño y a su madre y huyen
El Faraón ordena que todos los niños hebreos, al nacer, sean arrojados al río Ex 1,22 Mt 2, 16 Herodes manda matar a todos los niños menores de dos años de Belén
El Faraón murió Ex 2, 23 Mt 2, 19 El rey Herodes murió
El Señor dijo a Moisés en Madián: "Vuelve a Egipto, que ya han muerto todos los que te querían matar" Ex 4, 19 Mt 2, 19-20 El ángel del Señor le dijo a José en Egipto: "Vuélvete al país de Israel, que ya han muerto los que querían matar al niño"
Moisés tomo a su mujer y a sus hijos... y se volvió a Egipto Ex 4, 20 Mt 2, 21 José tomó el niño y a su madre y volvió al país de Israel
Para ver el trasfondo de otras narraciones no-bíblicas, recordad lo que ya está dicho en La historia de Moisés y el Faraón. 

Supongo que muchos todavía no conocéis esta "gracia" del pequeño Moisés. Nos ha conservado su memoria el historiador Flavio Josefo, para quien Moisés "fue el más grande entre todos los hebreos de todos los tiempos"

TODO LO QUE NOS HA DICHO
WALTER BRUEGGEMANN
SOBRE LA 
RADICAL OPOSICIÓN
ENTRE
LA CONCIENCIA MONÁRQUICA 
Y
LA ALTERNATIVA 
PROFÉTICA
QUEDA RESUMIDA
EN ESTA "GRACIA"
A medida que Moisés crecía, iba pareciendo por su inteligencia de más edad de la que realmente tenía; incluso jugando ya daba pruebas de que en el futuro sería capaz de hacer cosas extraordinarias. Cuando ya tenía los tres años, Dios hizo que su rostro irradiara una tal belleza que todos quedaban admirados. Atraía las miradas de todos y, a pesar de que fueran con prisas, se detenían a su paso para verlo y admirarlo. 

Termutis, la hija del faraón, viéndolo tan lleno de gracia y no teniendo ella hijos, quiso tomar la decisión de adoptarlo como hijo. Lo presentó al faraón y, después de haber alabado su belleza y las grandes cualidades espirituales que ya se intuían en él, le dijo: "Es el regalo admirable que el Nilo me ha hecho; de sus brazos lo he recibido y ahora lo quiero adoptar. Y os lo ofrezco como vuestro sucesor, ya que no tenéis ningún hijo". 

Este lo recibió con gozo y, queriendo agradar a su hija, lo abrazó estrechamente sontra su pecho y puso sobre la cabeza del niño su propia diadema. 

Moisés, como niño que se burla, la tiró por los suelos y la pisoteó. Esta acción fue vista como un muy mal augurio. El escriba sagrado que había anunciado al faraón su nacimiento quedó tan trastornado que allí mismo lo quería matar. "Mirad, Señor, -dijo dirigiendose al faraón- este niño de quien Dios nos ha dado a conocer que sólo con su muerte podíamos asegurar nuestra paz. Ved ya cómo mi predicción queda confirmada y, pequeño como es, ya desprecia vuestra grandeza y pisotea vuestra corona. Matadlo ya y así, de un solo golpe, destruiréis las esperanzas que los hebreos han puesto en él y liberaréis vuestros pueblos del miedo". 

Flavio Josefo
Las antigüedades judías
II, ix, nn. 205-23
Esta imagen sigue viva en muchos lugares de la Biblia, por ejemplo en: 

"Los reyes de las naciones las dominan como si fuesen sus amos y los que ejercen el poder se hacen llamar bienhechores. No ha de ser así entre vosotros...". 
 

Lc 22, 25
LOS SUEÑOS EN EL EVANGELIO DE LA INFANCIA DE MATEU
Recordad a José, el hijo de Jacob, "el soñador" (Gn 37, 19) y experto en interpretar los sueños (Gn 41, 15) ENCONTRAREMOS: 
  • tres apariciones angélicas en sueños
  • dos revelaciones en sueños
Estudiemos, en primer lugar, las tres apariciones angélicas en sueños. Aquí también encontraremos un esquema ya estructurado
 
 
 
 
Apariciones angélicas en sueños
1, 20-21.24-25 2, 13-15ª 2, 19-21
Proposición introductoria:
Resume lo anterior para introducir la aparición 
Consta de un genitivo absoluto con  un de pospositivo,  seguido de idou. 
Apareció: aorist en 1, 20; presente históric en 2,13 y en 2,19. (Mateo no acostumbra a utilizar este último  tiempo)
Ya había tomado esta decisión cuando se le aapareció en sueños un ángel del Señor Cuando los sabios se hubieron ido, un ángel del Señor se apareció en sueños a José Después de la muerte de Herodes, un ángel del Señor se le apareció en sueños a José, en Egipto,
La orden del ángel :
diciendo: siempre el participio legon
diciendo: 
José, hijo de David, no tengas miedo de tomar a María, tu mujer 

Tendrá un hijo y le pondrás por nombre Jesús

diciendo: 
Levántate, toma el niño y su madre y huye a Egipto, y quédate allí hasta que yo te lo diga
diciendo: 
Levántate, toma el niño y su madre y vuelve al país de Israel
 El motivo de la orden:
Siempre introducido por un gar pospositivo
porque el fruto que ella ha concebido viene del Espíritu Santo  

porque el salvará a su pueblo de sus pecados

porque Herodes buscará al niño para matarlo porque ya han muerto los que querían matar al niño
 Cumplimiento  de la orden:
Se despertó, se levantó: siempre egetheis con un de pospositivo 
Va prendre, prengué: tradueix paralambanein
Cunado José se despertó, hizo lo que el ángel del Señor le había ordenado y tomó a su mujer a casa 

No había tenido relaciones conyugales con ella cuando ella tuvo el hijo. Y José le puso por nombre Jesús

José se levantó, tomó de noche el niño y su madre, se fue hacia Egipto y se quedó allí hasta la muerte de Herodes José se levantó, tomó el niño y su madre y volvió al país de Israel
Y dos avisos en sueños:  
  • a los magos (Mt 2, 2, 12)
  • a José (Mt 2, 22)
 
 
Fuera de contexto: 

¿Ya sabéis cómo este santo patriarca José, el niño mimado no sólo por su padre Jacob, dejó sin un duro, sin tierras y convertidos en esclavos del faraón a todos los habitantes de Canaan y de egipto, gracias a una sabia política alimentaria? 
Esto sí: a todos, menos a los sacerdotes! 
 

Leed Génesis, cap 47, 13-26
Este esquema de aparición angélica en sueños ya existía, no es obra del autor del evangelio o último redactor. La triple aparición angélica a José era el esqueleto de una narración pre-evangélica de la infancia de Jesús, narración que seguía los modelos de los relatos bíblicos de José, el patriarca que condujo el pueblo hebreo a Egipto, y de Moisés, quien hizo salir el pueblo de Dios de Egipto. 

Nuestro evangelista, a quien por razones de pura comoddad vamos a seguir llamando "Mateo", tuvo la "santa libertad" de modificarlo según sus intereses teológicos. Esta "santa libertad" (desde hace bastante tiempo perdida entre los católicos) de modificar un texto ya comunitario es muy palpable en el relato de Mateo sobre el nacimiento de Jesús (Mt 1, 18-25):  

  • introduce dentro del esquema una "cita profética" (los versículos 22 i 23)
  • combina este esquema de aparición angélica en sueños con un anuncio de nacimiento (también preexistente). La prueba de esta combinación de dos relatos es la duplicidad que encontramos: dos órdenes, dos motivos, dos cumplimientos.
      • Como ya hemos visto, el evangelio de Lucas también conocía esta tradición de anuncio de nacimiento
Si queréis saber lo que ya estaba hecho antes de que Mateo metiera sus manos...  
 
 
Las "citas proféticas", la gran obra de Mateo 
En preparació
 
 
El tema mítico de la "madre virgen" o de "concebido por obra de 'Espíritu Santo" procede únicamente de esta tradición de anuncio de nacimiento, tradición desconocida por todas las otras fuentes evangélicas y neo-testamentarias. 

Con este frágil fundamento, es lógico que todo el discurso católico sobre la sexualidad humana se vaya desquebrajando por todas partes

 
 

 
 

Página 
principal
Las dudas de un hombre justo
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 

La orden del ángel :
diciendo: 
José, hijo de David, no tengas miedo de tomar a María, tu mujer 

Tendrá un hijo y le pondrás por nombre Jesús

diciendo: 
Levántate, toma el niño y su madre y huye a Egipto, y quédate allí hasta que yo te lo diga
diciendo: 
Levántate, toma el niño y su madre y vuelve al país de Israel
 
 
 


 
 
 

El motivo de la orden:
porque el fruto que ella ha concebido viene del Espíritu Santo  

porque el salvará a su pueblo de sus pecados

porque Herodes buscará al niño para matarlo porque ya han muerto los que querían matar al niño
 
 
 


 
 
 
 

 Cumplimiento  de la orden:
Cunado José se despertó, hizo lo que el ángel del Señor le había ordenado y tomó a su mujer a casa 

No había tenido relaciones conyugales con ella cuando ella tuvo el hijo. Y José le puso por nombre Jesús

José se levantó, tomó de noche el niño y su madre, se fue hacia Egipto y se quedó allí hasta la muerte de Herodes José se levantó, tomó el niño y su madre y volvió al país de Israel