Anar a la versió catalana
Internet Explorer no muestra bien el texto griego.
Utilizad otros exploradores: Mozilla Firefox, GoogleChrome...
Sólo texto
Explorador recomendado: Mozilla Firefox Consejos de lectura Y unos consejos del siglo XIV... Si es tu primera visita...
LOS PAPELES DEL DESVÁN

¿Dónde comenzó la búsqueda jesuítica
de los tesoros del Templo de Salomón? (*)

¿Has leído ya
Los jesuitas en El péndulo de Foucault
de Umberto Eco?

Se refiere a la detención de los templarios. En 1307, Felipe IV el Hermoso decide arrestar a todos los templarios de Francia. Ahora bien, hay una leyenda según la cual, dos días antes de que Felipe librase las órdenes de detención (14 de septiembre de 1307), una carreta de heno, tirada por bueyes, abandona el recinto del Temple, en París, con rumbo desconocido. Se dice que se trataba de un grupo de caballeros guiados por un cierto Aumont, que se fueron a refugiar a…, con los secretos del Templo de Salomón.

El péndulo de Foucault, cap. 12

1307

No es la única "carreta de heno" que sale de los muros... No es el único "grupo de caballeros" que emprenden una huida...

Días más tarde un grupo de caballeros procedentes del norte, siguiendo la vía natural del valle del Urola, llegan a las poblaciones de Azcoitia y Azpeitia, tierras templarias (1). Harán noche y una breve estancia en la casa-torre de los Oñaz, acogidos por Inés de Loyola, II señora de la casa de Loyola y señora de Oñaz, casada con Juan Martínez de Oñaz (2).

Y fue tanto creciendo la mejoría, que de ahí a algunos días se juzgó que estaba fuera de peligro de muerte.

De la Autobiografía de san Ignacio de Loyola (3)

1521

El más joven de los Oñaz, pero ya cercano a la treintena, "hombre de corte y de palacio(4), pasa una larga convalecencia en la casa-torre, ahora bajo la dirección de su hermano mayor Martín García de Loyola y Licona, casado con Magdalena de Araoz. En Pamplona se ha roto la pierna. La versión oficial de que "la acertó a él una bombarda en una pierna, quebrándosela toda", puede dejar paso a otras versiones que se ajustan más con su carácter "especialmente arriesgado en el juego y en cosas de mujeres y en revueltas y cosas de armas(5).

Los largos ratos de cama le aburren... Los libros que le proporciona su cuñada le amodorran todavía más… Habrán de pasar días hasta que "comience a levantarse un poco por casa", aunque sea medio arrastrándose. Un día, aprovechando que hermano y cuñada han salido, se aventurará un poco más y subirá al desván… Y aquí comienza la búsqueda jesuítica de los tesoros del Templo de Salomón.

...y encuentra un estuche donde hay unos manuscritos antiquísimos, al menos eso dice. ¿Conque sólo manuscritos? No se sabe bien qué pasa, …lo oculta bajo la chaqueta, vuelve a salir, no dice nada a los otros...

Cuando llega a casa encuentra dentro un viejo pergamino.

El péndulo de Foucault, cap. 18

Totalmente cubiertos de polvo encuentra unos viejos papeles… Los años pasados en la corte del Contador Mayor de Castilla (D. Juan Velásquez de Cuellar), en Arévalo, en donde tuvo a su disposición una "rica biblioteca", le susurran que estos papeles son importantes…

¿Dónde nacen los templarios? ¿De dónde procede Hugo de Payns? De Champagne, cerca de Troyes. Y en Champagne gobierna Hugues de Champagne, que pocos años después, en 1125, se une a ellos en Jerusalén. Después regresa, y al parecer se pone en contacto con el abad de Cîteaux y le ayuda a iniciar en su monasterio la lectura y la traducción de ciertos textos hebreos. Piensen ustedes que los rabinos de la alta Borgoña son invitados a Cîteaux, al monasterio de los benedictinos blancos, ¿y de quién más?, pues de San Bernardo, y para estudiar vaya a saber qué textos que Hugo ha encontrado en Palestina. Y Hugo regala a los monjes de San Bernardo un bosque, en Bar-sur-Aube, donde surgirá Clairvaux. (cap. 17)

Pero volvamos al desván. (cap. 18)

El péndulo de Foucault

La cuñada empieza a extrañarse: parece que el convaleciente va tomando afición "al cartujano" (6), el último libro que ella le ha dejado

Por los cuales leyendo muchas veces, algún tanto se aficionaba a lo que allí hallaba escrito.

Incluso la cuñada, con cierto orgullo, había comentado a su marido: "Y ahora, después de leer los libros que le dejo, parece feliz y contento".

...no solamente se consolaba cuando esta en estos pensamientos, mas, aun después de dejados, quedaba contento y alegre.

La cuñada, la pobre, no sabía que entre los folios del "cartujano" o entre santo y santo de la Leyenda Aurea (7), el convaleciente había ido mezclando los papeles encontrados en el desván.

La decisión ya estaba tomada: era necesario ir a Jerusalén.

Mas todo lo que deseaba de hacer, luego como sanase, era la ida de Jerusalén... Pensaba muchas veces en su propósito, deseando ya ser sano del todo para ponerse en camino... Porque todo estaba embebido en la ida que pensaba hacer presto.

¿Cómo explicar su decisión? No podía decir lo que había encontrado en el desván, pero podía aprovecharse de la buena fe de su cuñada.

Y el tiempo que con los de casa conversaba, todo lo gastaba en cosas de Dios, con lo cual hacía provecho a sus ánimas

Y un día que su hermano no se encontraba en casa le confió a su cuñada:

Estando una noche despierto vio claramente una imagen de nuestra señora con el santo niño Jesús

Y ¿cómo y dónde esconder los papeles encontrados? "Hombre de corte y de palacio" no estaba falto de ingenio.

...le vino al pensamiento de sacar algunas cosas en breve más esenciales de la vida de Cristo y de los Santos; y así se pone a escribir un libro con mucha diligencia (el cual tuvo quasi 300 hojas todas escritas de cuarto) (8)

Entre estas 300 hojas pasarían desapercibidos los papeles del desván

A finales de febrero de 1522 comienza el viaje. La "noche de vigilia en nuestra Señora de Aranzazu" es para ocultar las razones reales de su proyectada visita a Montserrat. Los dineros siempre serán necesarios (la Compañía de Jesús ya se está gestando) y

...viniéndole a memoria de unos pocos de ducados que le debían en casa del duque, le pareció que sería biencobrarlos, para lo cual escribió una dédula al tesorero.

Y, una vez cobrados,

...despidiendo los dos criados que iban con él, se partió solo en su mula de Navarrete para Montserrat.

El camino es claro: "de Navarrete para Montserrat".

Y "la cosa que en este camino le acaeció", cuando "le alcanzó un moro, caballero en su mulo, y yendo hablando los dos, vinieron a hablar en nuestra Señora", ya lo comenté hace unos años en "San Ignacio y la pena de muerte"

Montserrat es el final de la primera etapa. ¿Salía mencionado Montserrat en aquellos papeles encontrados en el desván? ¿Se adelantó el de Loyola en cuatro siglos a la visita que Heinrich Himmler realizó al monasterio de Montserrat el 23 de octubre del año 1940? ¿Perseguían los dos el Santo Graal? (9)

...después de hecha oración y concertado con el confesor, se confesó por escrito generalmente, y duró la confesión tres días… Y este fue el primer hombre a quien descubrió su determinación

"Tres días" es quizás demasiado tiempo para hacer una confesión, incluso si esta se ha realizado "con asaz diligencia y toda por escrito", pero es un tiempo razonable para "descubrir su determinación" con todos sus detalles y discutirla; tiempo quizás demasiado breve si el confesor de los peregrinos, el francés Joan Chanon, modelo de austeridad y de todas las virtudes monásticas (10), le enseñó los archivos sobre el Graal, por los cuales unos años más tarde preguntaría Himmler.

Cuando abandona Montserrat, en el zurrón del "peregrino" (si este nombre es el más apropiado para quien va a la búsqueda de los tesoros del Templo de Salomón), además de su libro, en donde escondía los papeles del desván, y que llevaba muy guardado, el Exercitatorio de la vida spiritual (11), quizás dado por su confesor (¿a cambio de qué?), quizás deslizado en el zurrón en un momento de distracción del confesor. Por alguna razón "en amaneciendo se partió".

De poco le sirvió el madrugar.

Y yendo ya una legua de Montserrate, le alcanzó un hombre, que venía con mucha priesa en pos de él, y le preguntó si... (12)

Si confía en encontrar "los tesoros del Templo de Salomón", mejor que no sea necesario compartirlos con nadie, y así

Íbase llegando el tiempo que él tenía pensado para partirse para Jerusalén... Y aunque se le ofrecían algunas compañías, no quiso ir sino solo... Y con estos pensamientos él tenía deseos de embarcarse solo

Una vez más, las verdaderas razones se esconden bajo palabras piadosas

...que toda su cosa era tener a solo Dios por refugio...… porque él deseaba tener tres virtudes: caridad y fe y esperanza... y que esta confianza y afición y esperanza la quería tener en solo Dios.

La estancia de los peregrinos en Jerusalén (4 de septiembre - 23 de septiembre) era demasiado breve para los propósitos de un "buscador de tesoros". Su propósito es esperar que partan los peregrinos, quedarse en Jerusalén y, sin miradas indiscretas, hacer sus averiguaciones durante todo el tiempo que fuera necesario.

Su firme propósito era quedarse en Jerusalén, visitando siempre aquellos lugares santos.

Los franciscanos la saben más que el diablo: antes que él ya habían venido unos cuantos...

El Provincial le dice con buenas palabras cómo había sabido su buena intención de quedar en aquellos lugares santos; y que había bien pensado la cosa; y que, por la experiencia que tenía de otros, juzgaba que no convenía. Porque muchos habían tenido aquel deseo, y quién había sido preso, quién muerto; y que después la religión quedaba obligada a rescatar los presos; y por tanto él se aparejase de ir el otro día con los pregrinos

Le queden sólo unas horas: debe, pues, arriesgarse.

...sin decir ninguna cosa ni tomar guía (porque los que van sin turco corren grande peligro), se descabulló de los otros, y se fue solo al monte Olivete

Le será necesario sobornar a "las guardas" (el fin justifica los medios), un delito que ya ha prescrito.

Y no lo querían dejar entrar las guardas. Les dio un cuchillo de las escribanías que llevaba

El fracaso de esta primera búsqueda se consuma con su detención

Y así, descendiendo él del monte Olivote, topó con un cristiano de la cintura, que servía en el monasterio, el cual con un gran bastón y con muestra de grande enojo hacía señas de darle.

El viaje de regreso es momento de reflexionar. Primero, tomar conciencia de que no tiene la suficiente preparación para extraer de los papeles del desván todo lo que estos le pueden decir: necesitará estudiar. Segundo: no es una empresa para un hombre solo; deberá buscar un grupo.

...siempre vino consigo pensando qué debía hacer, y al fin se inclinaba más a estudiar algún tiempo para poder ayudar a las ánimas, y se determinaba ir a Barcelona

Sabemos ya que una frase piadosa (para poder ayudar a las ánimas) esconde las verdaderas razones que no se pueden decir.

Y ya en Barcelona comienza a crear un grupo: Calixto de Sa, Lope de Cáceres y Juan Arteaga. Más difícil era crear un grupo de compañeros que seguir unos estudios.

Estudios y compañeros tenían una única finalidad: volver a Jerusale´n a la búsqueda de los tesoros del Templo de Salomón (perdón, para ayudar a las ánimas)

Y ya por ese tiempo habían deliberado todos sobre lo que habían de hacer, esto es:, ir a Venecia y a Jerusalén y gastar sus vidas en utilidad de las almas.

¿Y qué ha pasado con estos "papeles del desván"? ¿Cómo es que, siempre llevados bien guardaos por san Ignacio, no se encuentres en el Arxivum Romanum Societatis Iesu (ARSI)? ¿Cómo es que nunca ningún investigador haya presentado un mínimo fragmento de estos papeles del desván? ¿Tan hermético es el secreto de los jesuitas?

Casi a corroborar la lucha sorda que tuvo la Compañia de Jesús con la Inquisición española, hay la quema de documentos que el P. General Muzio Vitelleschi efectuó, sin testigos, en el Archivo Romano de la Compañía de Jesús [ARSI] para el "bien de la Compañia" (Gramatowski 1992) en 1617: ¿qué contenían tales documentos? ¿Por qué quemarlos sin testigos? Las pasadas dificultades con la Inquisición española, que involucraron también el papado, eran un elemento candente que era mejor eliminar para el equilibrio actual de la Compañia. ¿Fue este el objeto de la quema? Ulteriores investigaciones se necesitan también en esta dirección. (13)

1617

Por su parte, el Diccionario Histórico de la Compañía de Jesús da constancia de esta insólita quema de documentos de un archivo durante el generalato del P. Vitelleschi, elegido durante la Congregación General VII (5 noviembre 1615 - 26 mayo 1616)

Hombre profundamente espiritual, Vitelleschi era más propenso a la blandura que a la energía y severidad. Por su propensión consciente, se explica la aceptación del postulado de la provincia de Toledo y, probablemente, el deseo de muchos otros, expresado durante la Congregación General VII), de eliminar la memoria delictorum, destruyendo los documentos poco edificantes llegados a Roma, en especial de España, respecto a las protestas y tensiones internas de los años de Aquaviva, para los que faltan en el archivo romano de la Compañía de Jesús la mayoría de las cartas enviadas a la curia generalicia en los últimos dos decenios. El 15 abril 1617 el provincial de la provincia romana asegura haber quemado, personalmente y solo, los documentos que servían para la historia.

Quizás en esta quema de documentos de 1617 o en otra parecida, para eliminar la "memoriam delictorum", los papeles del desván, documentos que servían para la historia, fueron desaparecidos.

Ruego a Nuestro Señor, a quien -siguiendo el ejemplo de san Ignacio- cada día hago oración a las tres personas distintamente y también a la Santísima Trinidad (14), que cuando el año 2020, pasados ya los cincuenta reglamentarios, vaya al Archivum Romanum Societatis Iesu y pregunte por las cartas que llegaron desde España antes del viaje del P. Arrupe del año 70 a España (con visita incluida al Caudillo Franco), no me digan que -"para el bien de la Compañía" y "para el actual equilibrio de la Compañía"- ya han pasado por la prueba del fuego (15).

2016

Gracias por la visita
Miquel Sunyol

sscu@tinet.cat
29 marzo 2016
Para decir algo Página principal de la web

Otros temas

(*) Tercer número de la colección "Los santos según Miquel Sunyol". El primer número, aparecido el año 2003, fue Clara de Asís, ¿fue engañada por san Francisco? El segundo apareció en noviembre 2012: Santa Tecla ya no es santa.
(1) La primera vez que tuve noticia de este detalle fue gracias a una visita "guiada" (fuera de las horas de visita) por el hermano Sánchez de León a la casa-torre de Loyola. Muchos motivos arquitectónicos de simbolismo templario desaparecieron durante las obras que se hicieron con motivo de la visita de Juan Pablo II en noviembre de 1982
(2) "En el año 1394 el rey Enrique III de Castilla cedió con todos sus derechos el patronato de la iglesia parroquial de San Sebastián de Soreasu de la villa de Azpeitia, que había pertenecido a los caballeros templarios, a Beltrán Yáñez de Loyola, IV señor de la casa de Loyola y señor de Oñaz. En 1308 el santuario templario había pasado a manos del rey Fernando IV de Castilla, quien dio el patronato de la iglesia al concejo de Azpeitia". Cfr. https://es.wikipedia.org/wiki/Casa_de_Loyola
(3) Autobiografía de San Ignacio de Loyola. Traducción de José Mª March, impresa en 1920 por Rafael Casulleras, librero-editor. (A partir de ahora, en azul, lo que pertenece a esta traducción).
(4) A partir de aquí, en este color, lo que he encontrado en las notas y comentarios de El Pelegrí. Autobiografia de Sant Ignasi de Loiola de Josep Mª Rambla. Col·lecció Horitzons. Editorial Claret, 1983.
(5) Monumenta Ignatiana. Fontes Narrativi de Sancto Ignatio, I, 154.
(6) Se trataba de la Vita Christi de Ludolfo de Saxònia
(7) De Jacobo de Voràgine, escrita en el siglo XIII
(8) Entre paréntesis, nota adicional deel P. Cámara
(9) Cfr. http://www.lexpress.fr/informations/quand-les-nazis-cherchaient-le-graal_681369.html
(10) Nacido en Mirapeix, País de Foix, el año1480. Ingresó en Montserrat en 1512. Fue maestro de novicios en diversos monasterios hispánicos y, durante mucho tiempo, confesor de peregrinos en Montserrat. Muere en Montserrat el año 1568 (http://www.dadescat.info/ces.htm#21)
(11) García Jiménez de Cisneros o García de Cisneros (nacido en Cisneros en 1455 o 1456 y fallecido en Montserrat el 27 de noviembre de 1510) fue un clérigo español, reformador benedictino, abad del Monasterio de Montserrat. Su apellido puede transcribirse también Giménez y Ximénez. Es conocido como el abad Cisneros. Acometió reformas en el Monasterio de Montserrat, desde su nombramiento como prior el 3 de julio de 1493, (tras la anexión del monasterio catalán al de San Benito el Real de Valladolid, donde García había iniciado su vida monástica en 1475), y posteriormente como abad. (https://es.wikipedia.org/wiki/García_Jiménez_de_Cisneros).
(12) Los Exercicios de san Ignacio son un "latrocinio" del Exercitatorio de la vida espiritual de Cisneros
(13) Cfr http://www.ucm.es/info/especulo/numero16/guaman.html
(14) San Ignacio ya se preguntaba "que cómo hacía cuatro oraciones a la Trinidad". Sobre este tema podéis ver: "La Trinidad cristiana. ¿Misterio o ignorancia? ¿O una simple "doctrina"? (http://usuaris.tinet.cat/fqi_sp04/trinitat2_sp.htm)
(15) Son los documentos que todavía no he podido investigar para poder concluir mi "Estudio de las reacciones que se produjeron en el colectivo jesuítico de Misión Obrera al saber que el P. Arrupe -en su viaje a España del mayo del 70- haría una visita a Franco" (http://usuaris.tinet.cat/fqi_sj/arrupe/index_sp.html)