Anar a la versió catalana

  Página preparada para 
una resolución de 1024 x 768

franco1.gif (9K)

MAYO 1970

pedro1.jpg (6KB)

LOS JESUITAS DE
LA MISIÓN OBRERA
ENTRE DOS GENERALES>

General Franco
"Caudillo de España
por la gracia de Dios"
Pedro Arrupe
Prepósito General
de los jesuitas
Capítulo VI
La etapa
de Valencia

Sección Tercera
La visita a "La Malvarrosa"
Y Arrupe los fue a ver
Un estudio de las reacciones que se produjeron en el colectivo jesuítico de Misión Obrera al saber que el P. Arrupe -en su viaje a España de mayo del 70- haría una visita a Franco
A manera de prólogo
A manera de "Nihil Obstat"
Capítulo Primero Para situar el momento histórico con la ayuda de Alvarez Bolado Capítulo Segundo Para situar el momento histórico con la ayuda de Jesús Giménez y de Manuel Alcalá
Mi correspondencia con... Capítulo Tercero Franco y la Compañía de Jesús con la ayuda del P. Gabriel Verd (Diccionario Histórico de la Compañía de Jesús) Capítulo Cuarto Franco y su Carta de hermandad con la Compañía de Jesús
Índice general Capítulo Quinto Antes del viaje: miedos, temores y advertencias)
Contenido de este capítulo
* Las cartas de protesta
* La visita a "Las Escuelas"
* La visita a La Malvarrosa
<* Los recuerdos
d'en Joan Lluís Clausell

* Carta de los jesuitas de La Malvarrosa a los jesuitas de El Picarral
La visita a "La Malvarrosa"

De la Crónica oficial

La comida de hermandad se tiene en el Colegio de San José... En el tiempo previsto para el descanso, el P. General acepta la idea de visitar a un pequeño grupo de la Misión Obrera, que en unión de algún esolar se había distanciado de la visita. En el coche del P. Provincial se dirige al barrio de La Malvarrosa, cerca del Puerto. Subió al piso y saludó cordialmente a los presentes que eran 9. Su charla fue breve. Les dijo que sentía adoptasen una actitud de ruptura de diálogo y de contestación que, a pesar de la buena voluntad, era equivocada y no podía tolerarse en la Compañía. A continuación explicó el sentido de su visita al Jefe del Estado y respondió a las preguntas que le hicieron en un ambiente tenso, pero de absoluta corrección

De las Noticias de la Provincia de Aragón (9/70 bis)

Aprovechando unos minutos que se habían reservado para que el P. General tomara un respiro entre reunión y reunión, quiso sin embargo aprovecharlos fuera de programa para visitar personalmente al citado grupo de jesuitas...

Después de saludarles, entró pronto en materia pues el tiempo apremiaba: faltaban escasos minutos para empezar otra reunión en sitio distinto. En resumen, estas fueron las ideas que les expuso el P. General.

  1. Si esto es un grupo de presión para exigir al superior que tome otra decisión de la que, bien pensadas las cosas, toma, en la Compañía esto no se acepta. La manifestación externa de una no aceptación, tampoco es sistema en la Compañía, donde tenemos nuestro diálogo y nuestra representación.
  2. Si creéis que vuestros militantes opinan de otra manera dando equivocadamente a esta decisión concreta que yo he tomado de solicitar esa audiencia, un carácter político que no tiene en absoluto, vuestra misión, pastoralmente, es la de tratar de rectificar esta interpretación errónea en vuestros militantes.
  3. Tampoco se trata, como alguno parece pensar, de que esa visita es un poder religioso, visitando a un poder temporal. Yo tengo en España una responsabilidad sobre 3.500 jesuitas y es una responsabilidad enorme. Este contra-testimonio que habéis adoptado como postura, me pone en unas circunstancias difíciles. Y eso no es noble.
  4. Pero el problema fundamental es vuestra posición en la obediencia. Supongamos que el Provincial toma una decisión ante la cual vosotros volvéis a creer que se puede repetir con él la misma actitud que habéis tomado conmigo: esto, en la Compañía, no. O un compromiso u otro.

Y ahora, bajando de tono, os confieso que quería deciros las cosas claras. El General de la Compañía puede ser un pobre hombre. Pero de hecho hoy tiene su peso en el mundo. Y he querido venir, cuando vosotros no habéis querido venir a mí. Esto no es ordinario. Lo hago porque os quiero. Y porque creo que es una orientación.

Siento que no hayáis querido dialogar en este sentido; que no estuvierais todos. Yo me quedo con esa pena personal. No ofendido. Pero con esa pena que produce el ver que estáis haciendo un esfuerzo apostólico grande, y por una falta de interpretación, o lo que sea, vamos a sentir todos esa mancha en mi viaje, que yo concibo como un encuentro entre hermanos. Y "pas plus"

Iniciado un breve diálogo, apremiados por la escasez de tiempo, todavía recogimos estas palabras del P. General:

Lo tremendo de España es que todo se politiza. Y como apóstoles, nosotros vamos a Cristo. He ido a Polonia que tiene gobierno cominista y he tenido que entrevistarme con unos y con otros. ¿Hemos de interpretar por eso que yo apruebo lo comunista en Polonia? ¡Hombre, no! Voy a resolver problemas planteados allí, por lo mismo que he tenido que tratar con el Presidente de la India, y viajar a Beirut, y entrevistarme con De Gaulle y con otros muchos presidentes de nación. Y nadie a dado a todo esto una interpretación política.

Debéis, como jesuitas, continuar con vuestra misión apostólica. También yo, como jesuita, tengo una misión apostólica. Y con vuestra actitud, vosotros mismos ponéis freno a lo mismo que queremos conseguir todos. De modo que no os oculto que me marcho de Valencia, contento, sí; pero con una pequeña herida que se va curando...

Agradezco una vez más a José Mª Bernal el haberme facilitado las fotocopias de la Circular 9/70 bis

Ver
Mi correspondencia con...
Jose Mª Bernal

Del estudio de Jesús Giménez Companys

La Misión Obrera
de la Compañía de Jesús en España

(1963-1984)

Trabajo práctico de Licenciatura en Teología, realizado bajo la dirección de Joaquín Losada Espinosa, S.I. (mayo1991)

Cuando el P. Arrupe llegó a Valencia, al saber que los jesuitas que no habían querido recibirlo (no todos de M.O.) se encontraban en el coetus de M.O. de la Malvarrosa, decidió presentarse en esta comunidad aunque estaba excluida de su recorrido. Allí expresó lo grave de la situación en cuanto a la obediencia debida a su persona. Los reunidos en el piso le explicaron, como en las cartas, que no se trataba de una postura en contra de su persona, sino del gesto de la visita a Franco. No hubo mayores consecuencias.

No estoy del todo de acuerdo con esta última afirmación, pero ya lo veremos en los últimos capítulos



¿Tenía razón el P. Arrupe
al considerar la actitud de estos jesuitas
como un problema de obediencia religiosa?

Mis investigaciones

Asunto: Si pudieses recordar...
Fecha: Mon, 08 Jul 2002 13:55:32 +0200
De: Miquel Sunyol
Para: jrambla@...

Hola Josep Mª:

[...]

Hasta a quí lo que ya he escrito a unos cuantos, para ver si, reuniendo trozos y trozos de memoria, podemos llegar a "recordar".

Me gustaría pedirte una cosa más, aprovechando tu condición de "maestro espiritual", de "instructor de Tercera Probación".

No le iría nada mal a mi estudio superar los estrictos límites de la historicidad. He visto que algún Provincial (el de Valencia) i el propio Arrupe juzgaron este gesto de "no asistir a las reuniones" como un problema de obediencia.

La posición de este Provincial la veremos en los próximos capítulos...

¿No te animarías a escribir un par de parrafitos y responder (estilo interviu de periódico) a esta pregunta: "Tenía razón Arrupe al considerar la actitud de estos jesuitas como un problema de obediencia religiosa?".

Te copio aquí las frases de Arrupe por si te pueden servir de orientación:

Si queréis recordar
lo que el P. Arrupe dijo...

Miquel

La respuesta de Josep Mª Rambla

Asunto: RE: Si pudieses recordar...
Fecha: Wed, 31 Jul 2002 07:23:25 +0200
De: JOSE Mª RAMBLA
Para: sscu@tinet.fut.es

Hola, Miquel!

Tengo, desde hace ya días, sobre la mesa tu e-mail. Ahora no tengo a mano ni papeles ni suficiente calma para rebobinar...

[...]

Sobre lo que me preguntas del hipotético problema de obediencia, no puedo responder con detención, pero te diría:

  1. En el sentido más estricto del voto de obediencia, no parece que se pueda decir que la actuación a que haces referencia sea contra la obediencia.
  2. Si tomamos la obediencia, no sólo ceñida al ámbito del voto, sino abriéndola al espíritu o actitudes que comporta, ya es cosa diferente. Porque una cosa es cerrarse en conciencia a participar en un acto al cual se me ha convocado, y otra hacer una actuación pública de resistencia a una decisión del Superior, cuando consta que ha tomado esta decisión de manera seria (aunque yo no la comparta). Me parece (quizás debería madurarlo más) que aquí fallaría la obediencia en el sentido de un espíritu que dimana del mismo voto...

Quizás, si pasado agosto, vinieras un día por Cornellà podríamos hablar más despacioDe momento, no soy capaz de más, con el tiempo de que dispongo. Gracias por tu confianza.

Una abrazo

Josep

Y pasado el mes de agosto fui un día a comer a Cornellà. Una cosa curiosa: en aquel momento era la única comunidad en la cual sus miembros (3) habían participado, de una o de otra manera, en esta "movida". No es necesario decir que me trataron muy bien: un pescado a la cazuela cocinado por ellos mismos. ¡Muchas gracias!

Después de comer, José M. Rambla precisaba su respuesta, añadiendo -por escrito- un tercer punto:

  1. Sin embargo, cabe la posibilidad (que supongo es lo que consideraron algunos o muchos de los que hicieron el "plante" a Arrupe) de una "actuación pública de resistencia" cuando se piensa con sólido fundamento que la acción del Superior va a repercutir de modo grave en mal de terceras personas o grupos de persona

Si no te acabas de fiar...

Ver
Mi correspondencia con...
Josep Rambla

Si quieres dar tu opinión...

Y el Opus ya estaba por el medio...... Próximo Capítulo

La etapa de Valencia
Los recuerdos de Joan Lluís Clausell

la vanguardia, 6 de mayo de 1970



Gracias por la visita
Miquel Sunyol
sscu@tinet.org 
30 mayo 2004
Última revisión:
31 marzo 2006
Para decir algo
Para saber lo que otros han dicho
Para ver los comentarios anteriores
Para ver los comentarios más antiguos
Página principal de la web

Página de "Cosas de jesuitas"




 

El diálogo interreligioso         Catequesis navideña         Teología indígena
Con el pretexto de una encuesta        Spong el obispo episcopaliano        Otros temas