Anar a la versió catalana

Página preparada para
una resolución de 1024 x 768

franco1.gif (9K)

MAYO 1970

pedro1.jpg (6KB)

LOS JESUITAS DE
LA MISIÓN OBRERA
ENTRE DOS GENERALES

General Franco
"Caudillo de España
por la gracia de Dios"
Pedro Arrupe
Prepósito General
de los jesuitas
Capítulo IX
La etapa
en el País Vasco

También hubo algo...
Un estudio de las reacciones que se produjeron en el colectivo jesuítico de Misión Obrera al saber que el P. Arrupe -en su viaje a España de mayo del 70- haría una visita a Franco
A manera de prólogo

Índice general

A manera de "Nihil Obstat"
Mi correspondencia con...
Contenido de este capítulo
* También hubo algo...

¿Hubo algo?

De la Crónica oficial

No hay ninguna referencia a Misión Obrera, ni se habla de ninguna reunión programada del P. Arrupe con jesuitas dedicados a "lo social". No se hace mención alguna a la "visita a Franco", ni siquiera en la reunión-coloquio que el P. Arrupe, en la tarde del 7 de mayo, en el colegio de Indauchu, después de concelebrar la misa con los padres encargados de los 130 escolares (los jesuitas en formación, la mayoría de ellos en edades comprendidas entre los veinte y treinta años). Estos, después de asistir a la misa, "tomaron parte con gran interés en la reunión-coloquio que siguió a continuación". Para esta reunión-coloquio, "el tema escogido es de nuevo la identidad del jesuita actual cara a un mundo en renovación"

De las Noticias de la Provincia de Loyola (Junio 1970. Número 78)

Podríamos decir lo mismo: ninguna mención a "Misión Obrera", ninguna referencia a la "visita a Franco". Quiere dejar claro que a la misa concelebrada en el colegio de Indauchu "asisten todos los estudiantes de la Facultad"

"¿Apaga y vámonos?"

Parecía que mi "estudio" no tenía campo alguno de investigación en el País Vasco: no había reacciones del colectivo jesuítico de Misión Obrera. Ni de otros secotres. Pero era algo que me costaba creer.

Recordemos que, con anterioridad a la visita, algún jesuita o un grupo de jesuitas habían planteado, a la Congregación Provincial de Loyola (abril 70), el tema de la conveniencia del viaje del P. Arrupe a España teniendo en cuenta las visitas que debería hacer.

No he logrado más documentación o más información de lo que ya expuse hace unos años.

Si quieres recordar...
El postulado del País Vasco

No es incumbencia de este "estudio" hacer una historia de la Misión Obrera de la Provincia de Loyola, que tiene en su haber, entre otras cosas, el haber sido -con David Armentia y Eugenio Arraiza- el punto inicial de los jesuitas obreros en España. Era en 1963

En este año el Sr. Obispo de Bilbao concede trabajar cinco horas al P. David Armentia. En octubre comienza a trabajar, y durante todo este curso (1963-64) el estudiante jesuita Eugenio Arraiza, en Tudela, con aprobación de Roma.

Apuntes para una historia de Misión Obrera
Elaborado por la Comisión encargada
1967

A finales de 1967 (29-30 diciembre) se celebra una reunión de Misión Obrera de la Provincia de Loyola en Guetaria (Profundización ideológica a nivel de toda la base de Misión Obrera de la Provincia de Loyola, con la presencia de peritos y simpatizantes). Asisten un total de 46 jesuitas (17 sacerdotes; 3 hermanos; 11 estudiantes de teología; 6 maestrillos; 9 estudiantes de filosofía).

En marzo de 1968 se reúnen en Lutxana (Baracaldo, Bilbao) -"dada la gravedad del asunto que teníamos que tratar"- 17 jesuitas de Misión Obrera, con otros tres de otras Provincias. Colectivamente se plantea una disyuntiva a los superiores, poniéndose condiciones concretas.

Tenemos que hacer notar que la actitud a tomar es y será colectiva, dado que en caso de que persistan las contradicciones entre las exigencias apostólicas de nuestra vocación al mundo de los pobres y lo que la Compañía parece únicamente permitir en esta línea y muchas veces negar positivamente, nos veremos obligados a la fuerza a tomar serias determinaciones totalmente ajenas a nuestra voluntad de seguir realizando nuestra vocación al mundo obrero dentro de la Compañía y muchos de nosotros también en el sacerdocio

Después de la reunión escriben -no como grupo de presión, sino "más bien como un grupo de desilusión"- cartas al P. Provincial y al P. General. En junio publican un dossier con estas cartas y sus respuestas y contra-respuestas para "informar lo más objetivamente posible a toda la base de la Misión Obrera sobre los hechos que han venido desarrollándose a lo largo del año y que han desembocado en la grave situación actual de la Misión Obrera en la Provincia de Loyola".

En junio de este mismo año, el "plante" en el filosofado de Loyola. Un grupo de 17 filósofos (de un total de 35) deciden no presentarse a los exámenes. La última respuesta de los superiores, encabezados por el P. José Arroyo, Delegado del P. General para las Casas de Formación de España: cuatro estudiantes son expulsados de la Compañía; nueve son mandados dos meses a casa, bajo la responsabilidad de sus padres, a la espera de una futura decisión del P. General sobre ellos; cuatro siguen en la Compañía, volviendo por dos meses al noviciado, fuera de la Provincia y cada uno a un noviciado diferente. Según el informe elaborado por los estudiantes (Información sobre los hechos ocurridos en Loyola) los cuatro expulsados son de Misión Obrera: "se les acusa de que han influido sobre los demás y de que sus planteamientos hoy no los acepta la Compañía".

Del trabajo pràctico de licenciatura de Jesús Giménez, que ya he utilizado en mi "estudio", "La Misión Obrera de la Compañía de Jesús en España (1963-1984)", podemos extraer los siguientes datos:

Cuando en mayo de 1970 el P. Arrupe visita el País Vasco sólo podría encontrar los últimos reductos "de una Misión Obrera muy numerosa y batalladora, que nació, creció y agonizó en muy poco tiempo". Es frase de Ignacio Larumbe, quien también recuerda que "la Misión Obrera estaba en cuadro, pues había habido unas salidas masivas en 1968; y sobre todo en el 69 y en el 70 seguía el goteo".

Mis investigaciones

Xabier Irigaray en febrero de 2006 en los locales de Euskokultur de Pamplona. En la conversación con Eugenio Arraiza

Asunto: Viaje Arrupe
Fecha: Tue, 02 Sep 2003 12:59:50 +0200
De: Miquel Sunyol
Para: Xabier Irigaray

Hola Xabier:

Ya te comenté brevemente en Lamiarrita que pediría tu ayuda para el Estudio de las reacciones que se dieron en el colectivo jesuítico de Misión Obrera ante el anuncio de la visita a Franco del P. Arrupe. Ya sabes que esto es en mayo de 1970.

Uno de los puntos a destacar es que no sólo fue Misión Obrera quien protestó, sino que hubo reacciones parecidas desde otros sectores de jesuitas y también a nivel personal.

El año pasado, con Berri estuve en vuestra Curia. Me fotocopiaron lo que salió publicado en las Noticias de la Provincia, pero no hay ninguna mención que interese al asunto. En el Archivo de Loyola encontré algo interesante. En la Congregación Provincial (abril 1970) se presentó un "postulado" sobre "las repercusiones que la programamción de la anunciada visita del P. Arrupe a España puede tener... que, de no ser prevenidas, pudieran ser tales que incluso desaconsejaran tal viaje o su programación concreta".

[...]

Me comentaste que no habías participado en ninguna de las reuniones con el P. Arrupe. ¿Podrías decirme si fue una reacción aislada o compartida con otros? ¿Discutida en grupo con anterioridad?

Veo por el catálogo que en 1970 ya eras un jesuita "hecho y derecho", habiendo sido ordenado en el 62. No era, pues, una reacción proveniente de los sectores juveniles de la Compañía. ¿Qué relación tenías entonces con Misión Obrera?

Ya ves por donde van los tiros...

Te agradecería tanto un breve escrito (y si es largo, mejor) de tus recuerdos personales como las posibles pistas para encontrar otros implicados en el asunto, ya sigan en la actualidad en la Compañía o la hayan dejado.

No tengo ningún inconveniente, sino todo lo contrario, si, aprovechando las técnicas modernas de comunicación, reenviaras este e-mail a algunos de los que tú creyeras con más posibilidades de saber algo de este "affaire".

Muchas gracias por todo lo que puedas ayudarme.

Miquel


José Ignacio Berriatua en la reunión anual de Misión Obrera (Zaragoza 2001)

A José Ignacio Berriatua
Bilbao
6 Noviembre 2006

Apreciado José Ignacio:

De mi estudio sobre Las reacciones que se dieron en el colectivo jesuítico de Misión Obrera al saber que el P. Arrupe, en su viaje de mayo del 70, haría una visita a Franco ya he cubierto las etapas de Valencia, Barcelona y Zaragoza. Siguiendo su propio periplo ahora me tocaría su etapa en vuestras tierras.

De la Provincia de Loyola hay dos aspectos:

El primero es anterior, en unos meses, a la visita: Unos meses antes de la visita hubo Congregaciones Provinciales. En la de Loyola se propuso un postulado sobre la visita de Arrupe... Supongo que sería una cosa más o menos colectiva. ¿Quiénes podían hoy saber algo de esto? ¿Habría alguna manera de conectarlos?

El segundo aspecto serían las reacciones que hubo entre los jesuitas de la Provincia. Xabier Irigaray me dijo que él no asistió a ninguna reunión con Arrupe respondiendo a una cierta llamada colectiva... ¿Te refresca esto la memoria?

Eugenio Arraiza y Xavier Irigaray me dieron unos nombres para empezar a indagar, pero ahora no encuentro los papeles donde los escribí. ¿Podrías decirme algunos y la manera de conectar con ellos? Carta, e-mail, teléfono... Naturalmente, no descarto un viaje...

Te agradezco ya, esperándola, tu respuesta.

Miquel


Ignacio Larumbe en la reunión anual de Misión Obrera. (Miraflores de la Sierra, Madrid, 1981)

Asunto: Año 1970
Fecha: Thu, 23 Nov 2006 01:53:15 +0100
De: Miquel Sunyol
A: Ignacio Larumbe

Hola Ignacio:

En primer lugar, manifestar mi alegría por mantener -con intermitencias- el diálogo.

Desde la perspectiva de mi "estudio" (Las reacciones que se produjeron en el colectivo de Misión Obrera de España ante el anuncio de que el P. Arrupe en su viaje a España de mayo de 1970 haría una visita a Franco) me parece muy interesante lo que me dijiste por teléfono. Situación real de cómo estaba la Misión Obrera jesuítica en la Provincia de Loyola, precisamente la Provincia en donde se puede poner el inicio de Misión Obrera.

También me dijiste que fuiste a una de sus reuniones. Pero por lo que me dijo Xabier Irigaray hubo un "movimiento" de no ir, que él -rompiéndosele el alma- secundó.

A mi me gusta hacer ver que la protesta surgió de las propias filas "arrupistas": un momento de libertad ante el "liderazgo". Libertad que hizo "sufrir".

[...]

Confío en que me pongas por escrito lo que me dijiste por teléfono, y algo más... En principio tu "colaboración" saldría publicada en la web. Si hay algo que no quieras que salga publicado, me lo dices. Mira el apartado Mi correspondencia con... y así verás la gente que ya ha "colaborado" y el sentido que le quiero dar a toda esa "colaboración".

Bueno, contento de este "encuentro" y agradeciéndote ya tu ayuda

Miquel


En Loyola (diciembre 2006) he tenido ocasión de hablar con Manuel Guisasola, con quien ya había cruzado unos e-mails al tocar el tema de los jesuitas en la cárcel de Zamora. No era de Misión Obrera; más bien era de los que pensaban que no era necesario "ser obrero" para hacer apostolado entre los obreros y que la figura del "jesuita obrero" era falsa porque... Pero dejemos que sea él mismo quien nos lo explique. Así me escribía después de ver una primera redacción mía:

Nos reuníamos en Oña (en los dos últimos años de la Teología allí) los del coetus social y allí se discutían esos temas de ser obrero manual, no cualificado -como especificaban algunos-, o dedicarse al mundo obrero, p. ej. en centros de Formación Profesional, o alguna otra actividad similar, porque el ser obreros era ficticio en el sentido, decíamos algunos, de que, siendo jesuitas, sentiríamos siempre el "respaldo" de la Compañía, que los superiores -aún no queriéndolo nosotros- lo llevarían a la práctica, y esto hacía que fuese completamente artificial esa vida de obrero, dado que la pertenencia a la Compañía. nos daba un respaldo que no se llevaba con la inseguridad natural en que viven, en aquellos tiempos vivían más, los obreros. Por eso no veíamos esa opción como válida para nosotros, por ficticia.

Cuando la teología fue a Bilbao, unos cuantos, en concreto los que luego fuimos detenidos, fuimos a vivir a un barrio obrero integrándonos muy bien en el entorno, y siendo bien aceptados. Tuvimos algunas actividades en ese ambiente hasta que nos detuvieron y pasó lo que pasó.

No pudo darme información alguna, ni sobre el tema del "postulado" ni sobre quiénes estarían en el origen de la consigna de no ir a las reuniones con Arrupe. Él, por su parte, sin tener conocimiento de la consigna, no fue a ninguna de las reuniones con el P. Arrupe.

Sin embargo me dio una doble pista: la del P. Valentín Bengoa, con un largo historial en cuestiones sociales y sindicales, que vive en el mismo Loyola, y la del P. Gotzón Gárate, actualmente en Deusto. El P. Bengoa me dijo que había vivido bastante alejado de los asuntos de la Compañía y que no tenía ni idea de estos "temas jesuíticos". Seguí la pista de Gotzon Gárate utilizando el correo electrónico.

Ver
Mi correspondencia con...
Manuel Guisasola


Gotzon Garate, en una foto de 2004 aparecida en Diario Vasco

Asunto: Viaje Arrupe Año 1970
Fecha: Tue, 9 Jan 2007 12:53:34 +0100
De: Miquel Sunyol
A: Gotzon Gárate

Apreciado Padre:

En primer lugar me presento: Miquel Sunyol, un jesuita de la Tarraconense [...] Desde hace unos años (voy "paso a paso") estoy haciendo un Estudio de las reacciones que se produjeron en el colectivo jesuítico de Misión Obrera al saber que el P. Arrupe en su viaje a España de mayo de 1970 haría una visita a Franco. Ya he hecho las etapas de Valencia, Barcelona y Zaragoza y ahora le toca el turno a su etapa en el País Vasco.

Tengo interés en hacer ver que los de Misión Obrera no fueron los únicos en "reaccionar". De estas reacciones ajenas a Misión Obrera ya señalé en los prolegómenos dos que me parecieron interesantes. Una venía de un grupo de jesuitas de Catalunya [...] la otra, era el postulado que se presentó en la Congregación Provincial de Loyola de aquel año 1970.

Al preguntar quién podría informarme sobre qué grupo de jesuitas podrían estar detrás de la presentación del postulado me han dado (por ejemplo, Manuel Guisasola) su nombre, no porque Ud. fuera el autor o uno de los autores, sino porque Ud. podría saber de dónde había salido, e indicarme la pista a seguir...

Ignacio Larumbe me dice:

Sobre el postulado de la Congregación Provincial no he logrado saber nada. Pienso que podría proceder de los jesuitas de EUTG (Estudios Universitarios y Técnicos de Gipuuzcoa), sucursal de Deusto en Donostia, que estaban bastante más politizados que los de otra obras de la Provincia.

No sé si Ud. pertenecía a este grupo ni si sería posible que pudiera ponerme en contacto con alguno de ellos.

[...]

Durante los días del viaje del P. Arrupe hubo, también en esta Provincia, "la iniciativa de no acudir al encuentro con Arrupe" o "una cierta llamada colectiva a no asistir a las reuniones con el P. Arrupe". ¿Qué podría Ud. decirme sobre esto? ¿Quiénes la promovieron? Así como en Valencia y Barcelona es el grupo de Misión Obrera quien lleva la iniciativa (pero no la exclusividad), parece que en Loyola lo que quedaba de Misión Obrera no lleva la iniciativa. ¿Fueron los consiliarios de Vanguardias?

[...]

Muchas gracias. Cualquier "retazo de memoria" será bien recibido

Miquel Sunyol

Las respuestas recibidas


De Xabier Irigaray
Pamplona
Xabier, el tercero por la izquierda,  en los Ejercicios de Lamiarrita de 1991

Querido Miquel:

Esta es la nota que se ocurre enviarte por si te puede servir algo para tu trabajo

A propósito de la visita del P. Arrupe


Miquel Sunyol me ha pedido le transmitiera todo lo que yo sepa sobre la estancia del P. Arrupe a España en la que visitó a Franco. Esta visita no fue del agrado de algunos jesuitas y motivó que bastantes de éstos no acudieran a las charlas que daba en distintos lugares.


También a mi me llegó este ambiente de malestar. Yo entonces estaba de Consiliario de Vanguardias Obreras en Vitoria-Gasteiz. Y no sé si este malestar provenía del grupo de Misión Obrera o directamente de las Vanguardias Obreras o de otros grupos de Euzkadi con los que tenía cierta relación.


Lo que sí me acuerdo es que sufrí mucho, pues por un lado yo le estimaba de veras al P. Arrupe y por otra quería hacerme solidario de esta protesta. Al final no fui a su intervención en Bilbao, pero me quedé con mal sabor de boca por todo lo sucedido, pues al final no vi claro si hice bien o mal en no ir.

Ver
Mi correspondencia con...
Xabier Irigaray

De José Ignacio Berriatua
17 Diciembre 2006
Charlando con Berri, en la reunión anual de Misión Obrera (Zaragoza 2001)

Apreciado Miquel!

Siguiendo tu indicación relativa a las reacciones que provocó la visita, el año 1970, del P. Arrupe a la Provincia de Loyola, a continuación te pongo por escrito las reacciones que tuvimos los componentes del "coetus" de Lutxana-Baracaldo.

La relativa lejanía de los acontecimientos (han pasado ya 36 años) y la también relativamente mermada memoria de 2 de los 3 componentes del "coetus" (me estoy refiriendo a Mikel Larumbe y a mí mismo) hacen que el grado de certeza de los puntos que a continuación te expongo no pueda ser absoluta. De todas formas, contando con el aval de la memoria ciertamente prodigiosa de Ignacio Larumbe, creo que la veracidad de lo que escribo es bastante mayor que la de muchas "historias que nos han contado en los libros de texto y probablemente será también bastante mayor que la de las "batallitas" que actualmente pretenden contarnos los aguerridos partidarios de la revisión de la "memoria histórica".

En la huelga de La Naval
Año 1969

Así pues, con el grado de veracidad anteriormente señalado, te resumo la reacción de los del "coetus" de Misión Obrera de Lutxana-Baracaldo en los siguientes puntos:

  1. Los componentes en aquellas fechas de la Comunidad de Lutxana éramos solamente tres: los dos hermanos Larumbe anteriormente citados y el que esto suscribe, José Ignacio Berriatua. [...] De nosotros tres sólo Iñaki Larumbe asistió a la reunión con el P. Arrupe que tuvo lugar en Bilbao. [...] Lo que sí me acuerdo perfectamente es que los de Lutxana fuimos invitados a asistir a esa reunión.
  2. Mikel Larumbe, consultado por mí a este respecto en fecha muy reciente, me confirma el hecho de que no asistió a la reunión, pero no recuerda las razones de su falta de asistencia.
  3. Por lo que a mí respecta hago constar por escrito que no asistí y que el motivo de mi falta de asistencia fue el protestar por la entrevista que el P. Arrupe tenía intención de hacer y de hecho hizo a Franco.
  4. Esta decisión de no acudir a la reunión, aunque en último término fue exclusivamente de mi incumbencia, respondió también en alguna medida a un cierto ambiente que se había creado en algunos sectores de la Provincia. Ambiente que está perfectamente descrito en la referencia de Xavier Irigaray que me citas en la carta que me enviaste el 10-11-06, en la que habla de "una cierta llamada colectiva" a no asistir a las reuniones con el P. Arrupe que se programaron en la Provincia. Ambiente del que ciertamente tuvimos conocimiento en nuestra Comunidad de Lutxana.
  5. No recuerdo si esa "cierta llamada colectiva" se plasmó en algún documento escrito a nivel de Provincia o de nuestra comunidad. Más bien me inclino a pensar que no hubo ningún escrito al respecto. En cualquier caso en el supuesto muy poco probable de que en alguna nueva revisión de "papeles" apareciese algún escrito referente a este tema te lo enviaría inmediatamente.

Ver
Mi correspondencia con...
José Ignacio Berriatua

Asunto: Arrupe
Fecha: Fri, 01 Dec 2006 19:43:52 +0100
De: Ignacio Larumbe
Para: Miquel Sunyol
Charlando en la reunión anual de Misión Obrera (Miraflores de la Sierra 1981). En el centro, Ramiro Reig

Querido Miquel:

Te pongo por escrito lo que por teléfono te comuniqué de mis recuerdos de la venida de Arrupe. Lo que te puedo aportar, como ya te dije, es muy poco, pues mi memoria flaquea (a pesar de que el Berri se empeña en considerarla prodigiosa), y hace ya muchos años que pasó aquello.

Recuerdo que la expectación por la venida de Arrupe, a quien los jesuitas en su mayoría admirábamos y queríamos, se vio empañada por la noticia de que se iba a entrevistar con Franco. Aquello causó una desazón grande en muchos de nosotros.

Yo, entonces, me encontraba entre los jóvenes, con 25 años y, aunque estaba trabajando como obrero manual en una empresa de Lutxana, no estaba muy vinculado al colectivo de Misión Obrera. La Misión Obrera de la Provincia de Loyola estaba en cuadro, pues había habido unas salidas masivas en el 68. Y sobre todo en el 69 y seguía el goteo en el 70.

El piso de Lutxana, al que yo me había incorporado, era el último reducto de una Misión Obrera muy numerosa y batalladora, que nació, creció y agonizó en muy poco tiempo. Yo trabajaba en el turno de mañana, de 6 a 2, aunque durante una buena temporada estuve alternándolo con el turno de noche. (del turno de tarde estaba exento, pues acudía a la Universidad de Deusto a estudiar Ciencias Sociales, que luego no proseguí, ya que empecé a estudiar Teología como alumno oficial por las mañanas, y a las tardes daba clases en el colegio de los Paúles de Barakaldo para ganarme el sustento). Entre el trabajo matutino o nocturno y las Ciencias Sociales por la tarde, mi relación con la Compañía era mínima.

En todo caso recuerdo que hubo bastante movida y que expresamos nuestra preocupación y nuestra disconformidad a Patxi Egaña, a la sazón "Provincial de los jóvenes", de modo que hiciera llegar nuestro desacuerdo al propio Arrupe. Yo no recuerdo si se escribieron cartas, (supongo que sí, y procuraré buscar testimonios de otros que tengan mejor memoria que yo), pero sí que nos llegó la iniciativa de no acudir al encuentro con Arrupe en Bilbao en caso de que persistiera en su voluntad de entrevistarse con "Don Claudio".

Yo tuve mis dudas, pero fui a su charla, pues me pareció un poco fuerte un plante al Superior de la Orden, que además era un tío majo como era Arrupe, y para una vez que se acercaba por aquí...

Tampoco sé con certeza si lo dijo él en la charla respondiendo a alguien que le interpeló con el tema, o fue una respuesta que Patxi Egaña nos dio a los "jóvenes" cuando fuimos con nuestra queja, pero las razones que dio fueron más o menos las siguientes: Dijo que a pesar de las quejas y presiones que estaba recibiendo de los jesuítas para no entrevistarse con Franco, se mantenía en su decisión de hacerlo, pues le había dado muchas vueltas y había orado y discernido mucho sobre el tema, y tenían más peso las razones a favor que las razones en contra (esto no son palabras textuales ni mucho menos, sino la idea). Sí fue algo más textual la frase de que "lo mismo que se había reunido con Breznev y con .........(otro dirigente comunista que no sé si era Fidel o Mao, pero sí eran dos los dirigentes políticos de signo contrario a Franco.) veía conveniente entrevistarse con él". En esto manifestó bastante firmeza y no dio demasiado pie a la discusión.

Hablando el otro día con Ignacio Cacho,a quien abordé durante breves minutos después de una charla que dio en Bilbao la semana pasada, me dijo que Arrupe añadió que "le diría a Franco lo que le debía de decir". Y lo que le debía de decir fue que en España no había libertades políticas, que en las comisarías y cárceles se torturaba etc., lo cual hizo que la entrevista se tornara extremadamente breve y fría. Esto, cuando se lo oí ,también me sonaba, pero no puedo precisar por qué fuente. En los Ejercicios de Lamiarrita 1987

En fin, ya ves que es muy poco lo que te puedo aportar y muy impreciso. Han pasado 36 años y todo aquello me queda un poco lejos, aunque lo recuerdo con cariño.

Un fuerte abrazo y recuerdos a los viejos conocidos: Isidre, Pep, Ramiro, Jesús Lanao, Xammar... de quienes tengo un estupendo recuerdo. Ah! y perdona la tardanza.

Ignacio.

P.S.

Sobre el postulado de la Congregación Provincial no he logrado saber nada. Pienso que podría proceder de los jesuitas de los EUTG (Estudios Universitarios y Técnicos de Gipuzkoa), sucursal de Deusto en Donostia, que estaban bastante más politizados que los de otras obras de la Provincia. Si consigo algo más de información ya te la enviaré.


Ver
Mi correspondencia con...
Igacio Larumbe


Asunto: Re: Viaje Arrupe año 1970
Fecha: Tue, 09 Jan 2007 18:08:23 +0100
De: Gotzon Gárate
Para: Miquel Sunyol
Gotzon Garate en una foto de 2005

Estimado Miquel:

En primer lugar un cordial saludo y le deseo un 2007 lleno de fe y bondad.

Me parece muy interesante el trabajo que Vd. está haciendo. Por desgracia, no puedo decirle nada sobre las preguntas que me hace. Yo llegué a Deusto el año 69 y al principio anduve un poco desconcertado en esta universidad. Yo pertenecía a Castilla Oriental y no conocía a casi ninguno de los jesuítas de Bizkaia.

Llegaron a mis oídos rumores sobre lo que Vd. me indica, pero no sé gran cosa. Probablemente habrá gente que lo sepa. Vd. sabe que de los sacerdotes obreros de aquella época, salieron todos o casi todos.

Uno de ellos es Antton Arsuaga, que vive aquí en Bilbao y sigue siendo una persona excelente. Está en contacto con nosotros. No sé si tiene correro electrónico pero tengo sus teléfonos.

Le deseo lo mejor en sus investigaciones.

Gotzon Garate S.I.

Ver
Mi correspondencia con...
Gotzon Gárate





Aquellos días también era noticia... Próximo Capítulo

Por el hilo...
...se saca el ovillo
(En preparación)

sindical (39K)
la vanguardia española, 2 de mayo de 1970







Gracias por la visita
Miquel Sunyol
sscu@tinet.cat
28 enero 2007
Para decir algo
Para saber lo que otros han dicho
Para ver los comentarios anteriores
Para ver los comentarios más antiguos
Página principal de la web

Pàgina de"Cosas de jesuitas"


 

El diálogo interreligioso         Catequesis navideña         Teología indígena
Con el pretexto de una encuesta        Spong el obispo episcopaliano        Otros temas





Volverás a la lista de los nombres